13 de julio de 2017

Turno de oficio: un trabajo en equipo

El Departamento del Turno de Oficio con Francisco Javier Lara Peláez, decano de Icamalaga
Hoy, 12 de julio, celebramos el Día de la Justicia Gratuita y del Turno de Oficio. Este año, el Colegio de Abogados de Málaga ha querido otorgar un reconocimiento al personal del Departamento del Turno de Oficio. Las premiadas han sido María José Santiago, Inés María Rando, Malena Sondermejer y Vanesa Álvarez. Nuestro decano, Francisco Javier Lara Peláez, ha destacado su ejemplar trabajo en pos del buen funcionamiento del servicio, mencionando especialmente la labor desempeñada en los últimos meses con la atención prestada a las personas migrantes que llegan de forma masiva a nuestras costas.

En esta entrada compartimos algunas impresiones sobre su experiencia en el Turno de Oficio.

¿En qué consiste vuestra labor? ¿Cuál es la principal motivación para  desempeñar vuestro trabajo en el Turno de Oficio cada día?


Las premiadas, con diputadas de la Junta de Gobierno y trabajadores del Colegio
Nuestra labor es la organización del servicio principalmente en Málaga capital, pero atendemos toda la provincia. Somos muchos los empleados que trabajamos en el Turno de Oficio, y todos merecen este reconocimiento, pero además otros compañeros de otros departamentos  que son nuestro soporte, sin ellos no podríamos realizar muchas labores.
Se trata de un servicio muy complicado que requiere de tareas muy heterogéneas, por lo que nuestro principal objetivo es que todo encaje y se pueda ofrecer un buen servicio a los ciudadanos por parte de los letrados adscritos al turno.

Ahora que recibís este premio, quizá sea el momento para echar la vista atrás. ¿Hay alguna anécdota que recordéis con especial cariño?

A diario tenemos muchas anécdotas, sobre todo en fechas como las actuales en las que la luna está llena (estamos convencidas de ello).


Entre las anécdotas más divertidas destaca la de la señora que pidió letrado de  oficio porque cuando le entregaron los huesos de su marido, detectó que no eran los suyos porque su marido tenía una prótesis en el fémur. O la señora que denunciaba que los extraterrestes le habían puesto un chip en la cabeza. O cuando piden letrado para “desapartarme porque mi marido es disolvente” (quiero separarme porque mi marido es insolvente). O la señora que vino a pedir letrado porque “estaba muerta” .La realidad era que en el Registro Civil figuraba así porque su hermana había tramitado su declaración de fallecimiento para poder heredar una casa, y nuestro compañero le contestó que la veía “muy viva”.

Por último, nos gustaría destacar que se trata de un servicio que ha evolucionado muy bien a lo largo de estos años, pero hace falta una mayor implicación de la administración para que nuestro trabajo y el de los letrados sea más fácil, y disfrute del beneficio un mayor número de usuarios que lo necesitan.

Muchas gracias a María José, Inés, Malena y Vanesa por su amabilidad y enhorabuena por este merecido reconocimiento.


Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
- 25-N Conta la violencia de género: el trabajo de los abogados de oficio
- Turno de Oficio: un merecido premio al trabajo bien hecho

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!