15 de febrero de 2017

La vivienda conyugal: últimas sentencias del Tribunal Supremo

Autor: Juan José Reyes Gallur, abogado
Especialista en Derecho de familia



East wind over Weekhaven, Edward Hopper
La vivienda familiar, su uso y qué ocurre en la liquidación de gananciales es el caballo de batalla de los abogados que nos dedicamos al derecho de familia. Confiando sean de utilidad para todos ellos, comparto estas tres últimas resoluciones del Tribunal Supremo, que para mi entender son muy relevantes:
  • Uso de la vivienda y tercero que “cohabita” en ella.  STS 19 enero de 2017. ( Id Cendoj: 28079110012017100022) .
Esta sentencia parte de la necesidad de aplicar la doctrina de la proporcionalidad en materia de alimentos, y por consiguiente reduce la pensión alimenticia al considerarse que la vivienda es una parte de los alimentos establecidos, por lo que, si el domicilio atribuido a los hijos es usado por terceros, se perjudica al alimentista al dar cobijo a un tercero que la usa y disfruta.
“Es doctrina reiterada de esta Sala (sentencias 27 de enero , 28 de marzo y 16 de diciembre de 2014 ; 14 de julio y 21 de octubre de 2015 que el juicio de proporcionalidad del artículo 146 CC «corresponde a los tribunales que resuelven las instancias y no debe entrar en él el Tribunal Supremo a no ser que se haya vulnerado claramente el mismo o no se haya razonado lógicamente con arreglo a la regla del art. 146», de modo que la fijación de la entidad económica de la pensión y la integración de los gastos que se incluyen en la misma, «entra de lleno en el espacio de los pronunciamientos discrecionales, facultativos o de equidad, que constituye materia reservada al Tribunal de instancia, y por consiguiente, no puede ser objeto del recurso de casación». Y no lo es en este caso porque este juicio de proporcionalidad en cuanto al caudal o medios del alimentante y necesidades del alimentista se ha aplicado correctamente en función de los datos que se tuvieron en cuenta en el momento de fijarse los alimentos, como son la contribución de ambos cónyuges a los gastos de la vivienda y coste de una empleada de hogar lo que, a juicio de la audiencia, son gastos de los que se beneficia la nueva familia en perjuicio del alimentante, y que motiva que la obligación de pago deba reducirse en razón a la entrada en escena de un tercero que necesariamente debe contribuir a estos gastos, estando como está integrada la vivienda en el concepto de alimentos, y esta argumentación no es irracional ni menos aún absurda para sustituirla en casación.”

  • La STS 23 de enero de 2017 (Id Cendoj: 28079110012017100042), reitera los criterios del uso de la vivienda y custodia compartida y la posibilidad de mantener el uso temporal a favor de uno de los progenitores.
“…..«Esta Sala, al acordar la custodia compartida, está estableciendo que la menor ya no residirá habitualmente en el domicilio de la madre, sino que con periodicidad semanal habitará en el domicilio de cada uno de los progenitores, no existiendo ya una residencia familiar, sino dos, por lo que ya no se podrá hacer adscripción de la vivienda familiar, indefinida, a la menor y al padre o madre que con el conviva, pues ya la residencia no es única, por lo que de acuerdo con el art. 96.2 C. Civil , aplicado analógicamente, a la vista de la paridad económica de los progenitores, se determina que la madre podrá mantenerse en la vivienda que fue familiar durante un año, con el fin de facilitar a ella y a la menor (interés más necesitado de protección), la transición a una nueva residencia ( STS 9 de septiembre de 2015; Rc. 545 de 2014 ), transcurrido el cual la vivienda quedará supeditada al proceso de liquidación de la sociedad de gananciales.» ( STS de 17 de noviembre de 2015 y 11 de febrero de 2016 , entre otras).».”

  • Liquidación de gananciales y domicilio familiar único bien a dividir. STS 27 de enero de 2017, Id Cendoj: 28079110012017100046. Esta recentísima sentencia confirma que si las partes se oponen a que la vivienda sea adjudicada a uno y compensando al otro el exceso al ser indivisible no queda más remedio que subastar, haya o no uso de la vivienda atribuido a uno de ellos. Así que cuidado con la negativa a la adjudicación de la vivienda.
El contador partidor adjudicó la vivienda a uno de ellos obligando a compensar al otro económicamente, aplicando el 1062 ,1 del Código civil, si bien ambas partes se manifestaron con rotundidad en el acta que no deseaban la adjudicación de la vivienda, con compensación en metálico a la otra parte, por no tener disponibilidad económica para ello.

A la vista de ello la sala decide que:
“4.- Por todo ello procede estimar el recurso en el sentido de que se proceda a vender la vivienda familiar identificada y sus anejos inseparables, en pública subasta con admisión de licitadores extraños, y reparto del producto de la venta al 50% para con tal activo decidir sobre la partición de todos los bienes, pudiéndose entonces hacer compensaciones en metálico si la igualdad de los lotes lo exigiese.”

Como vemos el Tribunal Supremo sigue muy activo en esta materia y nos obliga a consultarlo casi a diario.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

- La comunidad postganancial
-  Liquidación de gananciales: práctica ediaria e incertidumbres jurídicas
-  I Congreso Multidisciplinar en Derecho de familia

Imagen: wiki commons Por Edward Hopper © Heirs of Josephine N. Hopper, licensed by the Whitney Museum of American Art. (Whitney Museum) [Public domain], undefined

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!