23 de noviembre de 2016

Basado en hechos reales: O.J. Made in America

I'm not black, I'm O.J.
No soy negro, soy O.J.


En los últimos años, el proceso de O.J. Simpson ha vuelto a la actualidad gracias al documental O.J.: Made in America  (2016) y a la serie de ficción The people vs O.J. Simpson: American Crime Story (2016), que recibió un total de 9 Emmys de los 22 a los que aspiraba en la última edición de estos premios televisivos. En Estados Unidos, O.J. Simpson era todo un símbolo, el héroe deportivo que consiguió seguir triunfando fuera de los campos de fútbol americano. Para nosotros era poco conocido hasta que la famosa persecución en coche a cámara lenta retransmitida en directo por televisión llegó a nuestras pantallas. 

En la entrada de hoy queremos recomendaros  el documental de cinco capítulos que puede verse en estos momentos en algunos de los canales de pago de TV, como Movistar +.  La serie, dirigida por Ezra Edelman, comienza con O.J. Simpson en la actualidad, encarcelado en una prisión de Nevada. A partir de ahí cuenta la historia de su infancia y juventud hasta llegar a sus éxitos, primero deportivos y luego en la publicidad y en los negocios. Se nos presenta la imagen de un triunfador , imagen que cambia radicalmente con el asesinato de su mujer, Nicole Brown, y el  amigo de esta, Ronald Goldman, el 3 de octubre de 1995.

¿Por qué es interesante el documental para un jurista? ¿Cuáles son sus virtudes?


O.J. Simpson, en su etapa como jugador universitario
En primer lugar, la historia del héroe caído es suficientemente atractiva sin el elemento jurídico. Si a un protagonista de irresistible carisma le añadimos abogados estrella, policías corruptos y un juicio mediático, ya tenemos el cóctel perfecto.

Centrándonos en los aspectos sociales y jurídicos, destacaremos:

1- El conflicto racial

El documental nos sitúa en el contexto del conflicto racial siempre latente en el país, que en ese momento se encontraba en un punto álgido, tras el caso Rodney King. Los agentes de la policía de Los Ángeles acusados de haber dado una brutal paliza a Rodney King (el vídeo de la agresión dio la vuelta al mundo) fueron absueltos, lo que provocó una ola de disturbios en la ciudad en 1992, pocos años antes de que se produjesen los hechos que dieron origen al caso de O.J.

El capítulo inicial refleja a través de sucesivos casos desde los años 40 la brutalidad policial contra la comunidad negra, así como la lucha de los movimientos en defensa de la igualdad y la denuncia de estos abusos policiales. Es  fundamental conocer este entorno para entender la importancia de algunas de las decisiones que se tomarían durante el proceso de O.J., y al propio Simpson, que siempre se resistió a que asociaran su imagen con la de estos movimientos. 

2- La retransimisión por televisión

Fue la primera vez que se retransmitían las sesiones de un juicio en directo. Como señala la fiscal del caso, Marcia Clark, tenían la esperanza de que estas retransmisiones lograsen educar a los ciudadanos, acercarles al procedimiento judicial. Sin embargo, esta finalidad didáctica no solo no se consiguió, sino que aumentó la división social y afectó a la vida privada de la fiscal o del juez del caso, que sufrieron un auténtico acoso mediático.

3- El trabajo de los equipos de defensa y acusación

La serie ofrece la posibilidad de estudiar el trabajo de los equipos de acusación y defensa en toda su complejidad. En el caso de la defensa, vemos cómo se forma un equipo muy ambicioso, (que llegó a conocerse como el Dream Team) capitaneado por Richard Shapiro,  al que se van añadiendo fichajes estrella como Johnny Cochran (abogado que ya había llevado la defensa del conocido humorista Lenny Bruce y que se especializó en la defensa de las víctimas de brutalidad policial y de la comunidad negra). La teatralidad de sus actuaciones en sala le convirtieron en la auténtica estrella del proceso. Otros miembros destacados del equipo eran Alan Dershowitz (que participó en la defensa de Claus von Bülow) y Robert Kardashian, amigo personal de O.J. Simpson y uno de los nombres más conocidos hoy en día por ser el padre de las mediáticas hermanas Kardashian.

Si bien la fiscalía tenía una posición de partida muy sólida, basada  en las acusaciones de maltrato y violencia de género contra Simpson, vió como la defensa le iba ganando terreno, sobre todo desde que apostara por jugar la "carta racial". Para contrarrestar estas iniciativas de la defensa, la acusación incorporó al fiscal Cristopher Darden, principalmente por ser negro. Darden se convertiría en el miembro más criticado del equipo y se le responsabilizaría de algunos de los errores más graves que cometió la acusación durante el proceso. Resulta difícil observar esos errores y no estremecerse ante la posibilidad de haberlos cometido nosotros mismos.

4- El jurado

Otro de los aspectos determinantes fue la elección del lugar de celebración del juicio, que se desarrolló en el centro de Los Ángeles en lugar de en Santa Mónica, lugar de residencia del acusado y donde ocurrió el crimen. Este hecho fue fundamental en la composición del jurado, en la que llama la atención la amplia presencia de mujeres de raza negra. Otro de los aciertos del documental es contar con algunos testimonios de las personas que participaron como jurados.  El juicio duró 133 días, y el jurado estuvo aislado 265 días. Finalmente, O.J. Simpson fue absuelto. El veredicto ocasionó una profunda división en Los Ángeles y en todo el país. 

El documental continúa relatando la vida de O.J. tras ser absuelto y concluye con su rocambolesca detención en Las Vegas en 2007, que dio lugar a un nuevo proceso muy distinto al anterior. En este último proceso no hubo Dream Team para Simpson, sino una severísima condena de 33 años por 12 delitos que nada tenían que ver con los asesinatos de su mujer y Ronald Goldman. El final nos devuelve la imagen inicial de O.J. Simpson que ya habíamos olvidado: en la cárcel de Nevada donde sigue cumpliendo condena. 

Siguiendo con la moda de las series sobre procesos judiciales, Netflix acaba de estrenar un documental sobre otro proceso muy sonado: el caso de Amanda Knox, del que hablaremos en otra ocasión.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

- Presuntos culpables: El misterio von Bülow
- Doce personas con piedad
- Series de abogados: The good wife

Imágenes: IMDB 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!