16 de marzo de 2016

La traducción de las actas de reuniones (II)

Autor: Antonio F. Castillo González
Traductor

El registro de las actas es una subespecie del lenguaje jurídico y administrativo. Se trata de modos de escritura muy tradicionales, lo que permite que la terminología publicada en 1976 (Herbert) siga aún plenamente vigente.

Al ser el acta «una relación escrita», es frecuente que abunde el texto narrativo, sobre todo el discurso indirecto, con multitud de verbos introductorios, como —en español— «decir», «exponer», «manifestar», «comentar», «contestar», etc. expresados generalmente en presente de indicativo (Orellana, 1987, 124). Estos verbos tienen, naturalmente, sus equivalentes en inglés: to say, to report, to state, to note, to reply, etc., que introducen oraciones en estilo indirecto (indirect speech). Conviene disponer de amplias listas de estos verbos para irlos alternando y no caer en la repetición y la monotonía.

Hay un par de párrafos de mi libro La traducción de actas de juntas de propietarios (español-inglés) que no me resisto a reproducir, porque se refieren a la dificultad más importante, sin duda alguna, con que se encuentra el traductor de actas. Recordemos primero que las actas en español se escriben en presente de indicativo. Pues bien,
En inglés se utiliza siempre el simple past, y lo que sería una ventaja al redactar se torna en desventaja al traducir, ya que hay que ir cambiando los tiempos verbales en la mayoría de los casos. La complejidad estriba en que los verbos de las oraciones subordinadas, que en español pueden estar en diversos tiempos («dice/dijo que hizo, hacía, había hecho, haría, había de hacer, debía hacer»; «propone que se haga; propuso que se hiciera, que se haría»), deben cambiarse por el correspondiente tiempo en inglés, para lo cual no hay una regla fija, ya que el tiempo que se haya de usar dependerá de la vigencia de la aseveración expresada por el texto original, así como de la intención con que se hace. Así, «dice que es peligroso» puede traducirse por he/she said that it was dangerous, si se alude a una situación superada, o por he/she said that it is dangerous si se desea destacar la existencia actual del peligro.
Este cambio de tiempos verbales obliga a una revisión final cuidadosa de la traducción, a fin de comprobar que se ha mantenido la coherencia. Si se lleva a cabo una revisión rutinaria, sea o no por un hablante nativo, éste será uno de los aspectos a los que el revisor deberá estar atento.Incluso el traductor experimentado puede cometer errores. 

En la traducción directa, los tiempos pasados del inglés se pasan al presente en español: He proposed that a recess be taken for thirty minutes daría lugar a «Propone que se haga un receso de treinta minutos», pero She reported that the case had been shelved se convertirá en «Manifiesta que el caso ha sido archivado».

Para familiarizarse con el lenguaje de las actas, conviene leer actas en ambos idiomas y observar las diferencias de estilo. También son de interés los libros relacionados en la bibliografía.

También resulta muy útil conocer las parliamentary rules (Robert's Rules of Order) —muy presentes en internet y en la mente de todo anglosajón culto— que determinan casi universalmente cómo funciona una junta en los países anglosajones y evita la necesidad de que cada cámara tenga que tener su reglamento. Por ejemplo, la necesidad de que cualquier propuesta que no esté en el orden del día ha de ser secundada (y se tomará nota de la persona que la secunda) para que pueda ser tratada, o que una cuestión de orden (a point of order) siempre tiene prioridad.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

Imagen inicial: pexels

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!