27 de febrero de 2015

Laboratorio de sentencias: el caso del Juez Serrano

Francisco Serrano, durante su intervención
Laboratorio de sentencias es una actividad formativa del Colegio de Abogados de Málaga que aborda el estudio de sentencias de interés. El formato: exposición inicial y posterior debate, busca fomentar el debate en torno a estos casos de especial relevancia. Hasta la fecha se han realizado tres ediciones:
  • el caso Wanninkhof, con el abogado Pedro Apalategui
  • el caso de Marta del Castillo, con las abogadas Inmaculada Torres Moreno, abogada de la familia de Marta del Castillo y  Paloma Nuria Pérez Sendino, abogada de Miguel Carcaño 
  • el caso del juez Serrano, con el propio juez como ponente. 
Esta última edición tuvo lugar el pasado jueves, 26 de febrero. Francisco Serrano, abogado y Magistrado -Juez de Familia en Sevilla, analizó la sentencia del Tribunal Supremo que le condenó a diez años de inhabilitación, denunciando su caso como "el más grave ejemplo de represalias judiciales en nuestro país". 
En el origen del caso, una medida cautelar dictada por el juez en la que modificaba el régimen de visitas de un menor para que este pudiera participar en las procesiones de Semana Santa en Sevilla. El Diario Sur publicó una crónica sobre la actividad, y en nuestro canal de Youtube podéis ver la ponencia completa.



 Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer 

24 de febrero de 2015

Libertad de expresión y Ley de Seguridad Ciudadana

Autora: Inmaculada González Mena, abogada

La Ley de Seguridad Ciudadana fue la protagonista de la mesa redonda organizada por la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Málaga con la colaboración de Amnistía Internacional Málaga  el pasado 5 de febrero. El análisis se centró en cómo afecta la Ley a la libertad de expresión. El debate, moderado por Charo Alises (presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio) contó con las intervenciones de Inmaculada González, abogada; Endika Zulueta, abogado y miembro de la Asociación Libre de Abogados; Rubén García Béjar, licenciado en Derecho y miembro de Amnistía Internacional y Olmo Nieto, fotoperiodista.  

Podéis ver parte de sus intervenciones en nuestro canal de Youtube




La letrada de Icamalaga , Inmaculada González, abordó los aspectos de la Ley de Seguridad Ciudadana relacionados con los menores:
  • qué menores son responsables administrativamente y cuáles son las infracciones más frecuentes que pueden ser realizadas por los mismos, 
  • cuáles son las  sanciones económicas, que en las infracciones muy graves podían oscilar entre los 30.001€ a los 600.000 €. 
Asimismo, analizó la responsabilidad civil solidaria de los padres, haciendo hincapié en la posible incidencia de estas responsabilidades administrativas y civiles en el futuro de los jóvenes cuando accedieran a su primer empleo, en el supuesto de embargo de salarios, lo cual les estigmatizaría  laboral y socialmente.

También se llamó la atención sobre el valor probatorio de las actas policiales y la infracción que suponía la grabación de los policías, por lo que la principal prueba de la defensa  en las  denuncias policiales se convertían en pruebas ilícitas y en una infracción administrativa  en sí misma.

Se hizo especial referencia al deber de colaboración de las fuerzas de seguridad privada y de los funcionarios y empleados públicos en la persecución de estas infracciones administrativas y por último, se analizó  los distintos procedimientos administrativos existentes, uno ordinario y otro abreviado y los diferentes recursos contenciosos administrativos que cabía contra cada uno de ellos. 

A continuación, tomó la palabra Endika Zulueta, abogado y miembro de la Asociación Libre de Abogados, que hizo un análisis de política criminal respecto a la verdadera intención  de la ley de acallar la protesta social y reprimir las conductas que suponen el legítimo ejercicio de la libertad de expresión.

Rubén García Béjar, de Amnistía Internacional, citó, entre otros documentos el informe  "España: el derecho a protestar, amenazado" al que se puede acceder desde la web de la organización. 

Por último, el fotoperiodista Olmo Nieto denunció  la situación de  peligro y dificultad que viven los periodistas freelance en el desarrollo de su profesión, aportando testimonios videográficos.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

20 de febrero de 2015

Buscar el talento


Los próximos días 12 y 13 de marzo, tendrá lugar la I Feria Jurídica en la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga, coordinada por el abogado inglés John Brebner y organizada por los propios estudiantes. ¿La misión? Conectar el mundo profesional y el universitario. Se invita a los despachos a conocer a los abogados del mañana y a captar el talento del futuro ya desde la etapa universitaria. Es la idea de formar una cantera, propia de los equipos de fútbol.


El pragmatismo y la visión comercial son característicos de las firmas de abogados inglesas. En Inglaterra, es algo normal que, mientras se cursa la carrera, los alumnos hagan prácticas de corta duración en los despachos. Son los llamados vacation placements, que pueden durar de 2 a 4 semanas, típicamente en los periodos vacacionales. Estos cortos periodos de internship son, además remunerados, pudiendo ser dicha remuneración, por ejemplo, 300 libras semanales en Londres. El beneficio para el estudiante de Derecho es obvio: tomar contacto con el mundo profesional y poder decidir hacia dónde dirigir su futuro académico laboral. Pero, ¿cuál es el beneficio para los despachos? Previsiblemente alguien que viene a pasar un periodo tan corto de prácticas dará más trabajo del que va a quitar. Las grandes firmas de solicitors tienen una visión de futuro: quizás estos estudiantes muestren aptitudes especiales que sugieran que están ante un buen fichaje para el futuro. La pasantía es un periodo regulado de dos años que se articula a través de un training contract. Con frecuencia estos training contracts se ofrecen a candidatos que ya mostraron su valía durante dichos vacation placements.

En nuestro sistema y dentro de la profesión, la actitud es significativamente diferente. Son los recién licenciados o graduados los que han de convencer. Lograr periodos tan cortos de prácticas no es normal, salvo que se trate, por ejemplo, de un despacho familiar. Mostrar tu valía es, con frecuencia, realmente difícil.

Pero quizás sería interesante aprender del mundo anglosajón y realizar un cambio de planteamiento: ¿por qué debería un buen estudiante querer trabajar con un determinado despacho? ¿Qué se le ofrece? Cada año,  de las múltiples facultades de Derecho del país, salen un elevadísimo número de graduados que hace que la competencia sea muy elevada y que quizás se la explicación de que la actitud de los despachos sea la de ¿qué debes ofrecernos?, ¿por qué debemos contratarte a ti?, en lugar de la de ¿qué podemos ofrecerte para que decidas trabajar con nosotros? Solicitudes de trabajo y envíos de CVs que no reciben respuesta, siquiera un acuse de recibo. Y por otro lado, la rotación de abogados en los grandes despachos es bastante elevada. ¿Es un planteamiento pragmático? ¿No sería más interesante conservar el talento?

En la I Feria Jurídica se les plantea a los despachos precisamente esto: conocer a sus futuros primeros espadas, detectar el talento y captarlo, no perderlo. Para los alumnos, el objetivo buscado es que conozcan de primera mano las oportunidades existentes y en base a ellas, orienten su trayectoria académica: qué optativas escoger, qué cursos de máster o de experto realizar. El hecho de que. por una vez, sean los despachos los que se aproximen a los alumnos, servirá sin duda de aliciente a nuestros futuros compañeros. ¡Esperamos que esta feria sea sólo el comienzo!

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
- De abogado a solicitor inglés
- Buenas prácticas en la gestión de despachos: el cliente extranjero


17 de febrero de 2015

Herramientas de gestión: Trello para abogados


Hace poco os hablamos del método GTD (Getting things done) para mejorar vuestra organización, vuestra productividad y por tanto vuestra vida, buscando liberarnos del estrés por medio de una disciplinada distribución de las tareas pendientes. Para lograr implementar este sistema, os comentamos la existencia de prácticas herramientas online y además, gratuitas, como por ejemplo Evernote o Trello. Hoy nos vamos a centrar en esta última, una estupenda aplicación que nos permitirá organizar nuestras tareas y si fuera preciso, hacerlo colaborativamente, ya que Trello es una herramienta para la gestión de proyectos tanto individuales como grupales.

No siendo un software específico para abogados, su utilidad para nosotros es muy elevada y, además, recordemos, es gratuito. Si tratamos cada caso que tengamos (contencioso o no) o cada cliente como un proyecto independiente, con su lista de cosas por hacer, Trello nos ayudará a de forma muy simple y visual, a saber siempre dónde estamos y qué nos queda por hacer. Aprender a manejarlo y conocer bien todas sus funcionalidades no nos llevará más de un par de horas, pero el tiempo que nos va a ahorrar y la posibilidad de usarlo colaborativamente con otros compañeros cuando somos varios los involucrados en un caso, hace que merezca la pena dedicarle ese ratito.

Trello se organiza en tableros o boards en inglés. Cada tablero puede ser un caso o un cliente, por ejemplo. Para crear un tablero nuevo, solo tienes que hacer clic en "New board" y ponerle un nombre a ese tablero, por ejemplo: testamentaría familia García Navarro. Lo siguiente es que cada tablero se organiza en listas. Por defecto aparecen siempre tres listas en cada nuevo tablero: to do, doing y done (por hacer, haciéndolo, hecho). Puedes renombrar o eliminar estas listas y crear las que desees, dándole el nombre que precises; tengamos por caso en nuestro ejemplo: documentación, herederos, cuaderno particional, bienes, tareas pendientes, etc... lo que tú decidas. El tercer paso es completar tus listas con tareas, las cuales toman la forma de tarjetas (cards). Por ejemplo, en la lista "documentación", puedes crear las siguientes: obtener certificado de últimas voluntades, testamento, etc.

Las tarjetas se muestran en las listas de forma compacta, pero en ellas se esconde un mundo de posibilidades. Cuando haces clic en ellas para desplegarlas, podrás acceder a las siguientes funcionalidades:
  • Añadir miembros
  • Añadir una checklist
  • Fijar un plazo
  • Añadir un archivo
Dispone además de una ventana de comentarios en la que puedes hacer anotaciones a modo de chat (si es un proyecto compartido) o como anotación para ti. 

Las tarjetas se pueden mover de una lista a otra simplemente arrastrándolas con el ratón. Podremos así fácilmente moverlas de "pendiente" a "terminada", por ejemplo.

Como hemos señalado, puedes crear tableros compartidos, ya sea con otros compañeros o profesionales o incluso, por qué no, con el cliente, si quieres que este esté informado del progreso de su caso y pueda acceder a la documentación compartida. Solo tienes que invitarlos por email y tendrán acceso exclusivamente a lo que tú determines.

Otra idea muy útil es crear un tablero para mensajes pendientes y compartirlo con tu compañero/a de despacho o con tu secreatario/a, de tal manera que anoten en éste los mensajes o recados que te lleguen cuando no estés en el despacho. Por último, algo muy interesante: Trello dispone de su app móvil, por lo que podrás acceder a él desde tu dispositivo móvil, en cualquier lugar y momento que lo precises.

En Youtube disponéis de múltiples tutoriales sobre Trello y son una manera más o menos rápida de aprender a manejarlo. Si os decidís a probarlo, tendréis que encontrar  la mejor manera de organizar vuestros tableros, listas y tareas, teniendo en cuenta la naturaleza de vuestro trabajo y vuestros proyectos.  ¡Esperamos vuestras impresiones!

Si te gustó este post quizá te interese leer:

13 de febrero de 2015

Entrevistando a... Juan Ignacio Acuñas, abogado y mediador


Hoy volvemos a una de nuestras secciones favoritas, la de entrevistas a compañeros y profesionales para conocer su día a día y su realidad profesionales. En esta ocasión hemos querido conocer más de cerca la labor del mediador, dada la relevancia y proyección que día a día va ganando la mediación como disciplina y especialidad. Juan Ignacio Acuñas es un compañero abogado, Máster en Mediación por la UMA, Actuación en Mediaciones familiares intrajudiciales y extrajudiciales, civiles  y vecinales, Tutor de prácticas del Master de Mediación de la UMA y del Experto en Mediación Familiar Psicólogos de Andalucía Oriental. Es además Responsable de redes sociales en Solucion@, Responsable de difusión en la Sección de Mediación del ICA Málaga y participa en la organización de distintos eventos por la difusión de la Mediación.

Juan, ¿qué es para ti la mediación?

Es una pregunta complicada. La mediación es una forma de resolver problemas en la que se tiene muy en cuenta la parte emocional y afectiva sin dejar de resolver el fondo. La sociedad da respuesta a ciertos problemas, pero la parte emocional no siempre queda satisfecha. Y hay casos en los que el problema no se puede judicializar porque no tiene transcendencia jurídica. Con la mediación sí se cubren todos estos aspectos.

¿Cuándo te inicias en la mediación?

Cuando estaba en la Escuela de Práctica Jurídica tenía un tutor, el juez, D. Juan Guerra Mora, que era muy conciliador. Él tenía en cuenta la parte emocional de lo que pedían los justiciables. Insistía mucho a la gente para que llegaran a un acuerdo, que en su opinión, sería una mejor solución que la que él les pudiera  dar. Él conciliaba.

¿Qué diferencia hay entre mediación y conciliación?

La conciliación también es una solución extrajudicial. El conciliador es una persona que tiene cierta autoridad y que propone a las partes una solución, o varias para elegir una. El mediador en cambio no propone nada; la solución surge de las necesidades que tienen cada una de las partes, quienes buscan una solución común y son ellos los que van aproximando soluciones, el acuerdo sale de ellos.

 ¿Se puede aprender a ser mediador?

Claro, para eso están los cursos de formación en mediación. Hay un mínimo de 100 horas que pide la ley nacional, 300 horas la andaluza; pero esto son mínimos para la inscripción. La mediación es una especialidad, no es una profesión según la UE, que establece que por ciertos criterios no puede admitirse que se cree una nueva profesión. Pero la mediación sí es una actividad profesional y requiere una formación específica, ya sea a través de un curso de experto o de máster, que son mucho más completos que los cursos de 100 horas que te sirven para inscribirte, pero para poco más.

Para ser mediador, ¿hace falta estar inscrito?

Puedes hacer labor de mediación sin estar inscrito en ningún sitio. Pero estando inscrito puedes acceder a que los centros o instituciones de mediación te deriven casos, y por otra parte, es una forma de reforzar la legitimación para el ejercicio.

 ¿Cuál es la función del Centro de Mediación (CMICAMALAGA)?

Su función es aglutinar en un registro a todos los mediadores que se quieran inscribir, que pueden ser abogados o no, ya que es un centro interdisciplinar. Esto se oferta a los organismos públicos, entidades privadas,… para conveniar que las personas pertenecientes o relacionadas con ellas acudan a mediación cuando tengan un problema. Estos organismos derivan a CMICALAMAGA los conflictos y se les darán unas sesiones informativas a las personas que vengan con problemas para explicarles cómo se resolverían con una mediación. En caso de estar conformes CMICAMALAGA le pondría en contacto con un mediador que es quien va a llevar el caso. Es un puente de unión  entre las personas que tienen el problema y la mediación.

¿Por qué la mediación es un punto conflictivo en nuestro colectivo de abogados?

El problema que surge algunas veces es que hay compañeros que piensan que es una competencia; y no lo es, es una forma distinta de resolver un conflicto. El abogado es un mediador, en el sentido coloquial de la palabra porque media entre las partes. Pero la mediación en el sentido profesional que estamos hablando,  es un recurso a disposición de los abogados, que algunas veces podrán utilizar en beneficio de sus clientes.  Cuando un abogado envía a un cliente a mediación, puede obtener una solución plena de los intereses de su cliente en un corto periodo de tiempo.  

 ¿Qué es Solucion@?

Solucion@ es una asociación de mediación que surgió en Málaga en 2002 y que está compuesta por expertos en Mediación provenientes de muy diversas áreas: Derecho, Psicología, Medicina, Economía, Psicopedagogía, Trabajo Social, Graduado Social y Relaciones Laborales (yo entré en 2005). En 2008, solicitamos que los Juzgados de Familia de Málaga nos derivasen casos para llevar a cabo las mediaciones intrajudiciales, algo que se inició en enero de 2009 y que va estupendamente. Lleva a cabo una labor divulgativa de la mediación extraordinaria, organizando eventos, trayendo a Málaga a referentes en el panorama nacional e internacional de la mediación. También presta el servicio de mediación penal intrajudicial en Málaga y el servicio municipal de mediación en el Ayuntamiento de Antequera, entre otras labores.

¿Qué te ha aportado ser mediador?

La visión de la solución de los conflictos cambia al 100%, porque no se trata solamente de darle solución, es darle la solución que satisfaga a las personas, eso es lo fundamental. Es un ganar-ganar. Y tratar a las personas como seres con unos sentimientos y emociones, no como una parte más del conflicto. A través de la mediación, a la persona se le escucha y se siente valorada, no es un número más.

¿Cuál crees que es el futuro de la mediación?

El futuro de la mediación yo creo que es el presente, es que está ya aquí. Ha llegado y lo ha hecho para quedarse. Los medios ya nos buscan y le dan repercusión y desde las autoridades se le está dando valor. La mediación está interesando mucho. Su coste, tanto emocional como económico, es inferior a las otras opciones tradicionales. Ese ganar-ganar es mucho mejor porque la relación de las personas que tuvieron el conflicto se mantiene y se salva.

¡Gracias Juan por tu aportación!

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
- Entrevistando a Mariló Davó: el abogado artesano

10 de febrero de 2015

¿Quieres diseñar la imagen del 11º Congreso Jurídico de la Abogacía?

Cartel del 10º Congreso, obra de Rafael Albaladejo
La undécima edición del Congreso Jurídico de la Abogacía en Málaga se pone en marcha y comenzamos buscando la que será la imagen de este #CJAM15

Continuando con la iniciativa del pasado año, el Colegio convoca un concurso para elegir la imagen que representará al Congreso, que tendrá lugar en esta ocasión en Marbella.

¿Qué tienes que hacer para participar?
  • Podrá tomar parte en el concurso cualquier persona mayor de edad.
  • El plazo de admisión finaliza el 7 de marzo.
  • Solo podrás presentar una obra, original e inédita, que cumpla los requisitos señalados expresamente en las bases.
  • Es importante que tengas en cuenta que el cartel debe incluir obligatoriamente los siguientes textos:
11º CONGRESO JURÍDICO DE LA ABOGACÍA
ICAMALAGA 
15 Y 16 DE OCTUBRE DE 2015. 
PALACIO DE CONGRESOS, FERIAS y EXPOSICIONES DE MARBELLA

  • Las obras deberán presentarse sin firmar, siendo identificadas éstas con un lema de libre elección.
  • Las obras serán entregadas personalmente o remitidas, debidamente embaladas, a la dirección: Colegio de Abogados de Málaga. Departamento de Formación y Cultura. Paseo de la Farola, 13. 29016 Málaga. Además, se leerá claro y resaltado en el exterior del embalaje la frase “Concurso Cartel Anunciador 11º Congreso Jurídico de la Abogacía Icamalaga” .
¿Quién formará el jurado?
El jurado estará presidido por nuestro decano, Javier Lara, y compuesto por la Junta de Gobierno. La obra ganadora recibirá un premio de 1.000€. Podéis acceder al texto completo de las bases y descargar el anexo con la solicitud en nuestra web 

¡Esperamos vuestras propuestas!

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
- Como hacer networking para lograr resultados
- Cita en Málaga: 10º Congreso Jurídico de la Abogacía

6 de febrero de 2015

Abogados malagueños y redes sociales


En la entrada de hoy vamos a extractar algunos datos referidos a Málaga del interesante estudio llevado a cabo por Antonio Castillo Esparcia en su libro "Abogados y redes sociales" de la editorial Tirant lo Blanch, colección Abogacía Práctica. Para una información más detallada, recomendamos la lectura de la obra. Este estudio nos confirma con datos las tendencias observadas por el equipo de redes sociales tanto en la interacción con las redes del Colegio como en el alumnado de los cursos de Abogacía 2.0 que impartimos cada año.

Llama la atención que sean Málaga y  Barcelona los lugares donde los abogados más emplean las redes sociales con la doble finalidad personal y profesional. De hecho, según el estudio, sólo un 4% de los abogados malagueños no usan las redes sociales y del restante 96%, la tendencia dominante es el uso de las redes por cuestiones personales (27%) más que para usos profesionales (18%). La comunicación con la familia y amigos, pero también con los compañeros parece ser una de las finalidades fundamentales de uso de las redes sociales. Sin embargo el marketing personal de momento sólo representa un 28% en las motivaciones de uso. El autor apunta como posible causa la falta de conocimientos sobre branding personal en el mundo digital.

En cuanto a las redes más populares, destaca el uso de Facebook frente a las demás. Le siguen en popularidad LinkedIn, Twitter y Google+. La mayoría usa Whatsapp como herramienta comunicativa adicional y sin embargo son muy pocos los que usan otras herramientas como podcasts o RSS.  Las cuestiones de falta de privacidad, de protección de datos, falta de interés o conocimientos o falta de tiempo, se apuntan por el autor como posibles causas que expliquen estos resultados. En nuestra experiencia, el temor a la exposición y a ser visibles sin poder controlar lo que los demás usuarios puedan comentar y una tecnofobia bastante extendida que realmente tiene su origen en la falta de conocimientos, son las principales justificaciones de la actual presencia de los abogados malagueños en internet.

Aunque hay algunos avezados que se iniciaron en el uso de las redes en los 90, la obra desvela que la mayoría empieza a emplearlas a partir de 2008 y se destaca el número de abogados malagueños que han empezado a usarlas muy recientemente, a partir de 2012.

En cuanto a los días de uso, la mayoría (64%) emplea las redes sociales todos los días de la semana, siendo bastante activos pues destaca la realización de comentarios, la participación en grupos, el dar like a páginas y contenidos o el retuitear. El uso de hashtags en Twitter es sin embargo muy limitado, sólo el 1% de los encuestados los emplean en los tuits. La interacción en cualquier caso es fundamentalmente social. Y sólo un 25% hace un uso pasivo de las redes. La generación de contenidos propios es en nuestra opinión, una de las grandes carencias actuales y uno de los terrenos donde los abogados precisan una mayor formación.

La potencialidad de las redes sociales en el marketing jurídico es un tema recurrente en nuestro blog. La oportunidad de conectar con clientes, compañeros y colaboradores está ahí, si bien requiere disciplina, formación y tiempo. Los datos del estudio citado demuestran que existe aún una ventaja competitiva pues aunque progresivamente cada vez más compañeros emplean las redes profesionalmente, aún hay camino por andar.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
-Razones a favor de Twitter

3 de febrero de 2015

Cómo se aplica la sentencia del TJUE sobre el derecho al olvido

Autora: Raquel Attard, abogada
Especialista en Derecho Fiscal



Las Autoridades europeas de protección de datos (Grupo de Trabajo 29) han establecido unos criterios para aplicar en los países de la Unión Europea la sentencia sobre derecho al olvido dictada por el TJUE el 13 de mayo de 2014. Se trata de que las personas que quieran eliminar sus datos de los motores de búsqueda puedan solicitarlo y vean atendida su petición por el buscador.


Los motores de búsqueda tratan los datos de personales gestionados por las webs que indexan, además de los que ellos mismos recopilan cuando los usuarios acceden a las cuentas que tengan abiertas, como por ejemplo en Google, Bing o Yahoo! Estos buscadores deben tener la misma responsabilidad que quien recopila datos, como, por ejemplo, que los ciudadanos puedan acceder a sus derechos de cancelación u oposición. En cuanto al acceso y rectificación, estos derechos solo podrán ejercitarse solicitándolo a la página web, ahí no pueden entrar los motores de búsqueda.


Quien vea que sus datos aparecen en el motor de búsqueda puede solicitar a éste que elimine los resultados de las consultas que tengan su nombre, pero esto no quiere decir que se eliminan por completo. Los datos siguen apareciendo en la web original, por lo que quien quiera ejercitar su derecho a cancelar sus datos personales para que no aparezcan ni en el buscador ni en la web, tendrá que hacerlo directamente en el sitio. En caso contrario, puede que sus datos aparezcan si se busca otra palabra clave o frase que coincida con algún otro criterio de búsqueda que se encuentre en el sitio donde están sus datos.


La sentencia podrá aplicarse a todas las páginas webs, incluidos los dominios nacionales o territoriales (como el .es en España) y los comunitarios (el .com). No obstante, aunque el derecho a la privacidad suele prevalecer sobre otros, habrá que ver caso por caso. Esto es así porque hay personas u hechos que son de interés público y ahí es donde el derecho a la intimidad colisiona con el derecho a la información, siendo muy delgada la línea que los separa.


A las páginas webs, en principio, no se les informará sobre la desindexación de su contenido del motor de búsqueda, puesto que tal obligación no se ha establecido por el Tribunal. El buscador se pondrá en contacto con los editores únicamente cuando el mismo ejercicio del derecho al olvido lo requiera. Esto dependerá de los criterios esgrimidos en la sentencia, pero también de los criterios de exclusión que emitan los motores de búsqueda. En todo caso, el ciudadano que no vea reconocido su derecho o al que se le niegue injustificadamente la cancelación, podrá ponerlo en conocimiento de la autoridad competente en la materia para que sean evaluados, pues se han confeccionado unos criterios comunes al respecto para los ciudadanos de todos los países de la Unión Europea.


De hecho, Google informa en la web  https://www.google.com/transparencyreport/removals/europeprivacy/ que hasta el día de hoy ha recibido 201.076 solicitudes para la retirada de datos personales, aunque no todas se han llevado a cabo En España, 18.452 personas han solicitado el derecho al olvido desde el formulario que Google ha puesto a disposición de los usuarios y, sin embargo, sólo el 34% de las urls estudiadas han sido retiradas. En septiembre, el buscador recibió una sentencia francesa en la que le conminaban a aplicar el derecho al olvido a todas las extensiones de webs que pudieran contener la información que el afectado quiere suprimir, y no solo a la de un país concreto, como es el .fr en Francia o el .es en España porque, en definitiva, Google puede ser consultado desde cualquier parte del mundo y, según los criterios de búsqueda, puede devolver la información indexada aunque no sea del país concreto.


Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

La privacidad por diseño o cómo crear un entorno digital socialmente responsable con los usuarios
Cookies: regulación jurídica y privacidad

Foto inicial: pexels.com