29 de diciembre de 2015

Vuestros 5 artículos favoritos de 2015


Terminamos el año en el blog, y nos gustaría despedirnos con una selección de las cinco entradas más leídas durante este 2015. En el blog hemos seguido apostando por la colaboración, hemos tenido la suerte de contar con una elevadísima participación  y queremos dar las gracias a todos los que habéis contribuido con vuestros artículos. Estas han sido las cinco entradas que más os han gustado:
  • Pensión mínima de alimentos: unificación de doctrina. En la entrada más leída del año, Juan José Reyes Gallur, coordinador de la Sección de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Málaga, analizaba el impacto de la jurisprudencia del Tribunal Supremo  en los casos en los que  el progenitor que ha de pagar la pensión alimenticia carece de recursos económicos
  • La respuesta penal al acoso escolar. Isabel Fernández Olmo, Fiscal Delegada de Menores en Málaga, abordaba el drama del bullying o acoso escolar, deteniéndose a analizar su calificación jurídica y las novedades introducidas por la Reforma del Código Penal en materia de ciberacoso.
  • Contrato de reserva en la compraventa de inmueblesFederico Nicolás Carrizo estudiaba este contrato, que  a pesar de ser muy utilizado en la práctica, no encuentra una ubicación en la clasificación de los contratos ni regulación en nuestro Código Civil.
Terminamos con dos entradas más de Juan José Reyes Gallur:
  • La Ley de jurisdicción voluntaria y su influencia en el proceso de separación y divorcio de mutuo acuerdo. Este año se ha caracterizado por la cantidad de reformas legislativas producidas. Entre ellas, la Ley 1/2015 de Jurisdicción Voluntaria ha supuesto grandes modificaciones en distintas normas. Concretamente, en el ámbito del Derecho de Familia ha supuesto la inclusión en su Libro III de  los expedientes de jurisdicción voluntaria en materia de familia y dentro de ellos establece la posibilidad de hacerlo ante el Secretario judicial o ante el notario cuando existan hijos menores emancipados o éstos sean mayores de edad.
Este año además, hemos hablado de redes sociales, marketing y gestión de despachos y de cine, series, literatura o moda,  intentando siempre conectar estos temas con el mundo del Derecho. Esperamos seguir ampliando contenidos y puntos de vista en 2016.

¡Feliz Navidad y próspera lectura!

(Volvemos el miércoles 13 de enero)

Imagen inicial: pexels.

23 de diciembre de 2015

Comercio electrónico y resolución de disputas

Autor: Salvador Madrid Fernández, abogado
Miembro de Ad Cordis (1) 


Los tiempos cambian que son una barbaridad. Barbaridad sería que los tiempos no cambiasen. El mundo de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) se hace omnipresente en nuestras vidas cotidianas, y hay que subirse a ese carro tecnológico, o permanecer postrados en recuerdos románticos de viejas tradiciones; sin perjuicio todo ello de que ambas formas de tradiciones y modernidades se ensamblen y convivan en armonía.

El comercio electrónico o e-commerce se puede entender como la compra y venta de productos, servicios o información de cualquier tipo, a través de internet. Cualquier tipo de actividad comercial que se realiza a través de Internet.

La importancia e implantación en la economía nacional viene reflejada en las cifras estadísticas. El e-commerce creció un 24,8% en 2014, se habla de un volumen de negocio en transacciones nacionales hacia terceros países en más de 1880 millones de euros, y en paulatino aumento, y todo ello por las indudables y perceptibles ventajas que supone el comercio electrónico para las empresas y consumidores.

Toda esta creciente práctica necesita de un marco mínimo tecnológico y un soporte legal que ampare y garantice todas las operaciones transaccionales.

Debemos tener presentes las normativas nacionales y  la europea sobre toda la práctica del comercio electrónico y los medios alternativos a la vía judicial de resolución de conflictos motivados por transacciones por métodos electrónicos.

 En este sentido, cabe  reseñar la conocida Directiva del comercio electrónico, Directiva 2000/31/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 8 de junio de 2000, relativa a determinados aspectos jurídicos de los servicios de la sociedad de la información, en particular el comercio electrónico en el mercado interior.

La transposición al ordenamiento  español se llevó a cabo mediante la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información.

También quisiera referirme a la importante Directiva 2013/11/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, relativa a la resolución alternativa de litigios en materia de consumo y por la que se modifica el Reglamento (CE) nº 2006/2004 y la Directiva 2009/22/CE (Directiva sobre resolución alternativa de litigios en materia de consumo). 

El objetivo de la misma es contribuir a la protección del consumidor, al buen funcionamiento del mercado interior, pudiendo presentar reclamaciones contra comerciantes, con la intervención de entidades que ofrezcan procedimientos de resolución alternativa de litigios  a los que se les exigen independencia, imparcialidad, transparencia, efectividad, rapidez y justicia.  

Como se dice en su exposición de Motivos, en su apartado III “La finalidad que se persigue con el establecimiento de requisitos de calidad armonizados es asegurar el acceso de consumidores y empresarios a entidades de resolución alternativa de alta calidad, en la Unión Europea, independientemente del lugar de residencia.”

Todo ello mediante un procedimiento que se tramita por medio de internet, es decir en modo on line, donde la entidad alternativa de resolución del litigo de consumo propone o impone a las partes, comerciante y consumidor, una solución , reuniendo a las partes en ese medio para facilitar una solución justa.

Destaco también  la Ley 3/2014, de 27 de marzo, por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre.  , que incluye importantes cambios referentes al comercio online., y por la que se incorpora  en el derecho  español lo establecido en la Directiva 2011/83/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, sobre los Derechos de los Consumidores, de 25 de octubre de 2011, y algunas referencias de la Directiva europea 2013/11, ( de la citada Ley, su Título III Contratos celebrados a distancia y contratos celebrados fuera del establecimiento mercantil).

Las disposiciones de la Ley 3/2014 tienen aplicación  a los contratos con consumidores y usuarios celebrados  a partir del 13 de junio de 2014.

Igualmente  es preciso señalar el actual anteproyecto de Ley de resolución Alternativa de Conflictos de Consumo, que pretende  incorporar al Derecho español la mencionada  Directiva 2013/11UE del Parlamento y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, que como hemos señalado garantiza a los consumidores el acceso a los sistemas de resolución alternativa de conflictos de consumo, cuyo plazo de transposición finalizaba  el 9 de julio de 2015.

Para terminar, hay que tener presente que la actual Ley 5/12 de mediación en asuntos civiles y mercantiles excluye de manera concreta de su regulación las materias de consumo. El Anteproyecto que acabamos de mencionar  lo que regula, no es el procedimiento de mediación o arbitraje de consumo, sino  que las controversias de consumo, entre empresarios y consumidores puedan ser resueltas por entidades que ofrezcan un procedimiento de resolución  de conflictos de consumo, de alta calidad,  con la característica de que es un procedimiento voluntario y confidencial, y por ello la vía judicial queda abierta si así se decide. 

Se ponen al servicio del consumidor por medios electrónicos unas entidades de resolución de conflictos, alternativos a la vía judicial, que ofrecerán con rapidez, una solución a la controversia surgida de una transacción entre el comerciante y el consumidor, con imparcialidad, neutralidad, economía, eficacia y de modo justo.

(1) Ad Cordis : Es  el acrónimo de alternativas de cooperación online para la resolución de disputas.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
- Entrevistando a... Juan Ignacio Acuñas, abogado y mediador
- Víctimas sin mediación

Foto inicial: pexels.com

16 de diciembre de 2015

La modificación de medidas tras la reforma del Código Civil. Jurisdicción voluntaria y Derecho de Familia (III)

Autor: Juan José Reyes Gallur, abogado
Coordinador de la Sección de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Málaga

The Law student, Norman Rockwell (1927)
Las reformas llevadas a cabo de los artículo 90 y 100 del código civil por la Ley de Jurisdicción Voluntaria 15/2015 de 2 de julio, y la del artículo 775 de la Ley de Enjuiciamiento civil efectuada por la Ley 42/2015, de 5 de octubre, conllevan una transformación radical de estos procesos.

Los artículos 90 y 100 del Código civil no son más que una transcripción literal del Anteproyecto de ley sobre el ejercicio de la corresponsabilidad parental en caso de nulidad, separación y divorcio.

En ellos se suprime el adjetivo “sustancial” suavizando la modificación a supuestos donde así lo aconsejen las nuevas necesidades de los hijos o la fortuna del otro cónyuge.

Hasta ahora la jurisprudencia requería como requisito sine qua non que la alteración tuviera enjundia suficiente, fuera permanente en el tiempo, toda esta jurisprudencia se destruye desde el momento en el que el Código civil suaviza en los términos indicados las modificaciones de medidas.

Ello va a conllevar no solo una avalancha de procesos judiciales, sino lo más peligroso, genera una arbitrariedad judicial, dado que cada juez, cada fiscal, puede interpretar a su antojo si las necesidades actuales “aconsejan” un cambio de las medidas acordadas.

Será la Audiencia provincial la que tendrá que establecer de algún modo las limitaciones o los parámetros. Pero la controversia está servida.

Otros expedientes de la Ley de Jurisdicción Voluntaria 15/2015, de 2 de Julio relacionados con el Derecho de Familia.

  • Autorización o aprobación judicial del reconocimiento de la filiación no matrimonial de menores o de personas con capacidad modificada judicialmente
  • Habilitación para comparecer en juicio y del nombramiento de defensor
  • Adopción
  • TUTELA, LA CURATELA Y LA GUARDA DE HECHO
  • Acogimiento de menores
  • CONCESIÓN JUDICIAL DE LA EMANCIPACIÓN Y DEL BENEFICIO DE LA MAYORÍA DE EDAD
  • Derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen del menor o persona con capacidad modificada judicialmente
  • Autorización o aprobación judicial para la realización de actos de disposición, gravamen u otros que se refieran a los bienes y derechos de menores y personas con capacidad modificada judicialmente.
  • Y muchos más
Por tanto compañeros, a estudiar que seguro que vendrán más reformas.

Para saber más: Mañana, 17 de diciembre, la Sección de Derecho de Familia organiza una jornada formativa sobre este tema.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer


9 de diciembre de 2015

La Ley de Jurisdicción Voluntaria y la reforma de la LEC en materia de familia ( II)

Autor: Juan José Reyes Gallur, abogado
Coordinador de la Sección de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Málaga


DISCREPANCIAS EN LAS DECISIONES DE PATRIA POTESTAD.
La Ley 15/2015 de 2 de julio regula los nuevos expedientes judiciales, y entre ellos viene a terminar con las interpretaciones que hasta ahora existían sobre dónde o por medio de qué procedimiento había que regular tanto los conflictos sobre decisiones de patria potestad como las medidas urgentes en interés del menor al amparo del 158 del código civil.

Este proceso, que no precisa de letrado ni de procurador se limita a oír a los padres y al menor y a dictar la oportuna resolución judicial por parte del juez.

EXPEDIENTE EN LOS CASOS DE DESACUERDO CONYUGAL Y EN LA ADMINISTRACIÓN DE BIENES GANANCIALES. LEY DE LA JURISDICCIÓN VOLUNTARIA.

La novedad de la ley de jurisdicción Voluntaria es el establecimiento de un expediente judicial en materia de administración de bienes para los casos de desacuerdo conyugal en la administración de bienes gananciales o de actos de disposición entre otros aspectos.

De la lectura de los artículos 1.377 y 1.389, ambos del Código civil, desaparece la necesidad de previa información sumaria y dicho expediente, y regulándose el expediente en el Capítulo III del Título III (art. 90).

Este expediente resolverá los contenciosos entre los cónyuges que tengan por objeto:
  • a) Fijar el domicilio conyugal o disponer sobre la vivienda habitual y objetos de uso ordinario, si hubiere desacuerdo entre los cónyuges.
  • b) Fijar la contribución a las cargas del matrimonio, cuando uno de los cónyuges incumpliere tal deber.
  • c) Realizar un acto de administración respecto de bienes comunes por ser necesario el consentimiento de ambos cónyuges, o para la realización de un acto de disposición a título oneroso sobre los mismos, por hallarse el otro cónyuge impedido para prestarlo o se negare injustificadamente a ello.
  • d) Conferir la administración de los bienes comunes, cuando uno de los cónyuges se hallare impedido para prestar el consentimiento o hubiere abandonado la familia o existiere separación de hecho.
  • e) Realizar actos de disposición sobre inmuebles, establecimientos mercantiles, objetos preciosos o valores mobiliarios, salvo el derecho de suscripción preferente, si el cónyuge tuviera la administración y, en su caso, la disposición de los bienes comunes por ministerio de la ley o por resolución judicial
En los expedientes sobre atribución de la administración y disposición de los bienes comunes a uno sólo de los cónyuges, el Juez podrá acordar asimismo cautelas y limitaciones, de oficio o a instancia del Ministerio Fiscal cuando haya de intervenir en el expediente.

En los expedientes a que se refieren los dos apartados anteriores será competente el Juzgado de Primera Instancia del que sea o hubiera sido el último domicilio o residencia de los cónyuges.

No será preceptiva la intervención de abogado ni de procurador para promover y actuar en estos expedientes, salvo que la intervención judicial fuera para la realización de un acto de carácter patrimonial con un valor superior a 6.000 euros, en cuyo caso será necesario.

El Juez oirá en la comparecencia al solicitante, al cónyuge no solicitante, en su caso, y a los demás interesados, sin perjuicio de la práctica de las demás diligencias de prueba que estime pertinentes.

En estos expedientes se dará audiencia al Ministerio Fiscal cuando estén comprometidos los intereses de los menores o personas con capacidad modificada judicialmente.

NOVEDADES EN EL PROCESO DE GANANCIALES: ART. 809 LEC.
La ley de Enjuiciamiento civil no establece un principio de preclusión de prueba en el juicio verbal al que acudimos tras el inventario, y todos sabemos que además la ley de enjuiciamiento tampoco exigía a ninguno de los cónyuges razonar o justificar la negativa a la inclusión de partidas, provocando, en términos jurídicos, una verdadera incertidumbre a aclarar en el juicio verbal.

Pues bien, esto cambia tras la ley 42/2015, de 5 de octubre de modificación de la Ley de Enjuiciamiento civil, dado que da una nueva redacción al artículo 809 de la Ley de Enjuiciamiento civil, al establecer que:” si se suscitare controversia sobre la inclusión o exclusión de algún concepto en el inventario o sobre el importe de cualquiera de las partidas, el secretario judicial hará constar en el acta las pretensiones de cada una de las partes sobre los referidos bienes y su fundamentación jurídica, y citará a los interesados a una vista, continuando la tramitación con arreglo a lo previsto para el juicio verbal”, es decir, exige a ambas partes que argumenten, al menos sucintamente cara a la posterior vista, cuáles son las razones jurídicas en que se fundamentan para incluir o excluir las partidas. Con ello sin duda se permite una mayor seguridad jurídica en la vista.

Para saber más: El próximo 17 de diciembre, la Sección de Familia organiza una jornada formativa sobre este tema.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

Imagen inicial: http://www.cinematheque.fr/

2 de diciembre de 2015

Bienestar psicológico de los hijos ante la ruptura de pareja

Autora: Alicia Hombrados Elbal,
Psicóloga y CEO de TUTETI Contigo





El porcentaje de divorcios y separaciones en España es cada vez mayor. Durante el año 2014 se produjeron un total de 105.893 sentencias de nulidades, separaciones y divorcios. El número de divorcios se incrementó un 5,6%, el de separaciones un 2,7% y el de nulidades un un 2,7%. Detrás de estas cifras están miles de historias, hijos e hijas, en su mayoría menores, que sufren las repercusiones directas de las rupturas de pareja.

El divorcio o separación trae una serie de cambios económicos, sociales, personales y familiares, que no afectan solo a los adultos que deciden libremente romper su relación, sino también a sus hijos. Los niños se ven obligados a modificar todas sus rutinas diarias. Pasan de vivir en un hogar compartido con sus dos progenitores, a vivir de forma habitual solamente con uno de ellos y disfrutar de la presencia del otro de forma mucho más esporádica.

Es importante entender que el efecto potencialmente negativo que una ruptura de pareja tiene sobre los hijos no reside solamente en la separación o en el divorcio propiamente dichos, sino en la exposición del menor a ese proceso insidioso y prolongado de conflicto matrimonial que generalmente precede a la ruptura de pareja. De hecho, diversos autores subrayan que el conflicto entre los padres tiene efectos más perjudiciales que el propio divorcio o separación.

Algunas reacciones emocionales
  • Entre los efectos emocionales más frecuentes están:
  • Tristeza, abatimiento. 
  • Ansiedad y miedo a nuevas pérdidas. 
  • Culpa. 
  • Hiperresponsabilidad. 
  • Alteraciones del sueño. 
  • Ira y agresividad. 
  • Aislamiento social. 
  • Problemas escolares. 
  • Problemas de alimentación. 
Generalmente estos efectos negativos son transitorios. Diversas investigaciones muestran como los niños recuperan su funcionamiento habitual dentro del primer año después de que se produzca la ruptura. Aunque la gravedad y duración del impacto negativo depende del nivel de maduración de los hijos, los factores ambientales que amortiguan el proceso y la propia capacidad de adaptación del menor; los factores más importantes que determinan como afecta el divorcio o separación en los hijos es cómo los padres gestionan emocionalmente su ruptura, si mantienen o no una buena cooperación como padres y de qué forma ayudan (o dificultan) a sus hijos en el proceso de separación, tanto en el momento de comunicar su decisión como en todo el reajuste familiar posterior.

Algunas medidas preventivas para reducir los efectos negativos de la ruptura en los hijos

  • Para prevenir las consecuencias negativas del divorcio en los hijos es importante:
  • Explicarles qué cambiará en sus vidas y ofrecerles seguridad y afecto para afrontar la nueva situación.
  • Proporcionar al niño una imagen positiva de ambos padres.
  • Dar apoyo conjunto.
  • No utilizar a los hijos como instrumentos en la ruptura.
  • Apoyar un régimen de visitas amplio y flexible
  • Dar permiso psicológico explícito para que el menor disfrute del otro progenitor ( en caso de que no hay custodia compartida).
  • Respetar y fomentar la autoridad de ambos padres
El bienestar psicológico de los hijos ante la ruptura de pareja depende fundamentalmente de la colaboración entre ambos padres y de la creación de un ambiente seguro que ayude al reajuste familiar completo.

Recuerda que si mamá y papá son felices, los hijos serán felices.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer
- Aproximación al plan de parentalidad
- ¿Es válido el pacto de renuncia a percibir una pensión tras la ruptura de la vida matrimonial?

Imagen inicial: pexels.com

25 de noviembre de 2015

25-N Contra la violencia de género: el trabajo de los abogados de oficio

Autora: Ana María Molina Caro, abogada
Coordinadora de la Subcomisión del Turno de Oficio de Violencia de Género



La figura del abogado especialista en Violencia de Género aparece en el marco de la L.O. 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Las mujeres víctimas de este tipo de violencia comienzan a tener una cobertura integral, a expensas de la nueva Legislación, lo que incluye el Derecho la Asistencia Jurídica Gratuita a las mismas. A partir de este momento se requiere de la formación de profesionales del derecho que, guiados por una especial sensibilidad, pasen a asistir a las mujeres desde que son citadas en los nuevos Juzgados de Violencia sobre la Mujer, mujeres en una situación, muchas veces de desamparo y siempre vulnerables. En este momento comienza una cruzada, la de toda la sociedad, contra la violencia machista, haciéndose patentes conductas que antes eran del todo invisibles.

En estos diez años de vigencia de la citada Ley Integral, hemos visto cómo los obstáculos y deficiencias que nos encontrábamos al principio, se han ido salvando. Cómo la doctrina y jurisprudencia han ido llenando de sentido y carga probatoria las declaraciones de las mujeres víctimas de violencia, cómo con sus criterios y sentencias se ha dado forma y valor a un proceso penal que al perseguir conductas producidas en un ámbito doméstico quedaban, en muchos casos, impunes. No hemos de olvidar la gran labor de las Unidades de Valoración Integral de Género, que nos han facilitado un arma tan necesaria para poder ejercer una acusación efectiva como es el informe que allí se elabora.

Pero, pese a los innegables avances que hemos experimentado en la materia, lo cierto es que aún queda camino por recorrer. Y es que en no pocas ocasiones los abogados de oficio en el servicio de guardia de violencia detectamos como las víctimas desconfían de un procedimiento judicial excesivamente lento y complejo para ellas. Llegando incluso a no querer continuar ejerciendo acusación alguna por el desgaste que ello les supone.

Y es que estamos ante una víctima especialmente vulnerable, que llega al abogado buscando un salvavidas, ya que la mayoría se encuentran desorientadas tanto a nivel jurídico, como, y esto es lo más complicado, a nivel personal. De hecho la labor del abogado de este servicio no resulta meramente jurídica sino que va mucho más allá, resultando ser un verdadero apoyo para la víctima.

En esa delicada situación, a la mujer se le llega a hacer incomprensible un procedimiento judicial en el que se practican numerosas actuaciones, declaraciones, reconocimientos médicos, comparecencias, y todo ello para finalmente llegar al señalamiento del acto de la vista oral muchos meses más tarde. Y, en muchas ocasiones, habiendo visto denegada su solicitud de orden de protección.

Se trata por tanto de lograr que la víctima no se sienta desamparada, y de que tenga la plena convicción de que su denuncia sirve para salir del círculo de violencia en el que se encuentra. Objetivo que los abogados del servicio de violencia tenemos siempre en mente y que ponemos en práctica en cada servicio de guardia.


Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

18 de noviembre de 2015

Las reformas legislativas del verano: La Ley de Jurisdicción Voluntaria y la reforma de la LEC en materia de familia ( I)

Autor: Juan José Reyes Gallur, abogado.
Coordinador de la Sección de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Málaga

Sherlock  y Watson, a la caza de las próximas reformas legislativas
Como viene siendo habitual en nuestros legisladores, se aprovechan las nuevas leyes para introducir la reforma de otras tantas normas del ordenamiento jurídico, reformas de calado que han de ser asimiladas por los operadores jurídicos realizando muchas veces una labor detectivesca al tener que acudir a cada una de las normas y las disposiciones adicionales de las mismas.
En un intervalo de escasos cuatro meses, se han publicado tres leyes que inciden de forma directa en el derecho de familia:
  • la Ley 15/2015 de 2 de julio y que regula la  Jurisdicción voluntaria, y que además modifica el código civil.
  • la ley 8/2015 de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia,
  • y la ley 42/2015, de 5 de octubre de modificación de la Ley de Enjuiciamiento civil.
La primera de ellas, la Ley de la Jurisdicción Voluntaria, y que llevamos quince años esperando, tras su anuncio en la Ley 1/2000 de 7 de enero, de Enjuiciamiento civil, además de regular los expedientes de jurisdicción voluntaria conlleva una reforma profunda del Código civil e instaura en materia de bienes gananciales un expediente judicial para resolver las discrepancias en los actos de disposición y administración de bienes gananciales.

I.- DIVORCIO Y SEPARACIÓN DE MUTUO ACUERDO CON HIJOS MAYORES O MENORES EMANCIPADOS

La reforma de los artículo 82 a 89 del CC llevada a cabo por la Ley de Jurisdicción Voluntaria  conlleva las siguientes novedades:
1.- Introducción del divorcio y separación notarial.
Obliga a los letrados a comparecer en la escritura notarial.
2.- La competencia judicial se asume por el Secretario ( Letrado de la Administración de Justicia), salvo que sea dañoso o perjudicial para los cónyuges o para los hijos que en tal caso resolverá el Juez.
3.- En ambos casos a los hijos mayores o emancipados para prestar “su consentimiento” respecto de aquellas medidas que le afecte.
4.- Al introducir la expresión “ intervenir en el otorgamiento de modo personal” parece que impide la posibilidad de un poder especial.”

II.- REFORMA DE LA LEC POR LA LEY 42/2015 DE 5 DE OCTUBRE.
Al margen de cuestiones procesales que afectan a la práctica diaria, como son el modificar la aportación de dictámenes o citaciones de testigos y peritos de tres a cinco días de antelación a la vista, la necesidad de recurrir en reposición la inadmisión de pruebas en el acto de la vista, o la mayor claridad sobre el trámite de conclusiones,  entendemos que la mayor novedad es la introducción del procedimiento de restitución o retorno de menores en los supuestos de sustracción internacional.
Del mismo modo, la Ley orgánica 8/2015, de 22 de Julio de modificaciones del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, al modificar el artículo 9 de la ley 17/1991 de protección jurídica del menor, crea una nueva perspectiva a la hora de proceder a la audiencia de los hijos menores en los procesos de familia.

1.- Exploración de los hijos.
Nuevos términos y formas:
Madurez: que se presume existe cuando tiene 12 años cumplidos.
Recibir información: cuando le afecte a su esfera personal
Consecuencias de su opinión
Tener un representante.
Lenguaje comprensible: en formato comprensible y con profesionales

2.- Especial referencia a las medidas relativas a la restitución o retorno de menores en los supuestos de sustracción internacional

Se establece un proceso especial y con sustantividad propia, que moderniza este procedimiento, en el que se introducen mejoras sustanciales, incluyendo las medidas cautelares y las comunicaciones directas entre autoridades judiciales.
La competencia se centraliza ante al Juzgado de Primera Instancia con competencias en Derecho de Familia de la capital de la provincia ( y de Ceuta o Melilla)  en cuya circunscripción se halle el menor que ha sido objeto de un traslado o retención ilícitos y, si no hubiera, al que por turno de reparto corresponda.
Con ello se favorece la especialización para resolver los problemas que surgen en relación con estos casos y, en consecuencia, la calidad y la eficacia de la respuesta judicial.
Además introduce un proceso para obtener la Declaración de ilicitud de un traslado o retención internacional, (art. 778.quáter LEC)


Continuaremos analizando estas reformas en próximas entradas.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

11 de noviembre de 2015

El Puerto Seguro se llenó de escollos

Autora: María Isabel Carmona, abogada 
Especialista en Derecho Mercantil, Internacional y de las Nuevas Tecnologías
Miembro de la Sección de Nuevas Tecnologías del Colegio de Abogados de Málaga 

The Harbor of Dieppe - by J. M. W. Turner 

El sistema de transferencia internacional de datos entre Europa y EEUU ha sufrido un gran impacto con motivo de la sentencia dictada el pasado 6 de octubre por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el caso Schrems, ya que dicha sentencia ha declarado inválido el marco de los principios de Puerto Seguro (Safe Harbor) reconocido al amparo de la Decisión 2000/250/CE. Pese a lo que en principio pudiera parecer, este pronunciamiento nos toca de cerca ya que va a afectar seriamente a una serie de prácticas propias de la actividad diaria tanto de empresas como de particulares como por ejemplo:
  • Las transferencias de datos necesarias para la realización de procesos internos, tales como la gestión centralizada de procedimientos de RRHH, nóminas o de gestión comercial entre empresas de un mismo grupo.
  • El almacenamiento de datos en servidores situados en EEUU. 
  • El alojamiento de datos en sistemas de computación en la nube en empresas que dispongan de servidores situados en EEUU (p.ej. Dropbox, Google, Linkedin etc).
La concepción del derecho a la privacidad del ordenamiento jurídico norteamericano es bastante diferente al europeo y se asienta sobre el marcado carácter autorregulador del comercio en dicho país y en una normativa de protección de datos fragmentada y heterogénea que no presenta un nivel de protección adecuado desde el punto de vista de los estándares europeos. Por este motivo se creó el marco del Puerto Seguro para facilitar la recepción por parte de empresas situadas en EEUU de datos enviados por responsables de tratamiento europeos.

De esta forma se garantizaba a los operadores que se adhirieran a los principios que conforman este sistema y que adoptaran las medidas necesarias para llevarlas a la práctica, una "presunción de adecuación" al nivel de protección exigido por la Directiva Europea de Protección de Datos 95/46/CE. Se permitía así la libre transferencia de datos a dichos operadores. Así lo dispuso la Comisión Europea por medio de la Decisión 2000/520/CE de 26 de julio de 2000. Sin embargo este sistema, que venía siendo cuestionado por diversos sectores doctrinales, finalmente se ha visto anulado por la sentencia que comentamos.

Dicha sentencia tiene su origen en la reclamación que el ciudadano austríaco Maximilian Schrems presentó ante la Autoridad de Protección de Datos Irlandesa por considerar que la trasferencia de datos personales que Facebook Ireland efectuaba a Facebook Inc en EEUU no garantizaba una protección suficiente de aquellos conservados en su territorio frente a las actividades de vigilancia practicadas por las autoridades públicas estadounidenses (que habían sido puestas de manifiesto con el caso Snowden). En este entorno, el Tribunal entró a analizar si el sistema del Puerto Seguro garantiza un nivel de protección de los Derechos y Libertades Fundamentales sustancialmente equivalente al establecido por la Unión Europea en la Directiva 95/46/CE.

El problema radica en que los principios del Puerto Seguro son aplicables únicamente a las entidades que voluntariamente se adhieren al sistema pero no a las autoridades públicas, ya que se trata de un código de normas de autorregulación de carácter privado. Por este motivo las entidades adheridas no estarán obligadas a aplicar estos principios si el ordenamiento estadounidense así se lo exige en aplicación de una normativa que persiga fines legítimos como puede ser la seguridad nacional (p.ej. en aplicación de la Patriot Act). De esta forma puede producirse un acceso generalizado a los datos personales transferidos a estas entidades que suponga una vulneración al derecho fundamental al respeto de la vida privada y a la tutela judicial efectiva. Y ello porque no existe una protección jurídica eficaz contra dichas injerencias ya que no existen reglas claras y precisas que regulen el alcance y aplicación de las mismas ni garantías jurídicas ni procesales que protejan los datos personales de un acceso ilícito o abusivo.

A la vista de este análisis, la sentencia concluyó que el cumplimiento con los principios del puerto seguro no garantiza que se esté ofreciendo el adecuado nivel de protección que requiere la normativa europea y al invalidar la Decisión 2000/520/CE las transferencias de datos realizadas a su amparo en principio no cumplen la normativa europea en la materia.

En consecuencia, esta resolución provoca una serie de problemas a los operadores que participan en el importante flujo de datos que existe entre Europa y EEUU y que afecta tanto a las empresas como a los particulares o incluso a las autoridades públicas ya que:
  • Al invalidarse el marco común del Puerto Seguro, cada una de las autoridades nacionales de protección de datos puede entrar a considerar si bajo su punto de vista en cada caso se está ofreciendo un adecuado nivel de protección o no, lo que obligaría a solicitar autorización para cada transferencia en cada país origen de los datos (con la posibilidad de que se obtengan resultados distintos en cada uno de ellos).
  • Existe la posibilidad de que se impongan sanciones a los operadores europeos que estén realizando transferencias al amparo de este marco si se considera que no se ofrece el adecuado nivel de protección.
Hasta que no se cree un nuevo sistema que ampare las transferencias entre la UE y EEUU combinando las exigencias de protección del derecho fundamental a la privacidad con la aplicación de los mecanismos de seguridad de los estados habrá que acudir al resto de los mecanismos previstos en la Directiva esto es, el uso de las cláusulas modelos o las reglas corporativas vinculantes (BCR), si bien no constituyen una solución adecuada a las necesidades actuales del tránsito de datos trasatlántico.

Así las cosas es preciso que se negocie y ponga en marcha a la mayor brevedad un nuevo marco regulador de las transferencias de datos que impida el naufragio de nuestro derecho fundamental a la privacidad según el lugar donde se sitúen nuestros datos al tiempo que se les garantiza una navegación feliz y segura.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
Imagen inicial: "Joseph Mallord William Turner - The Harbor of Dieppe - Google Art Project" by J. M. W. Turner -  Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons

4 de noviembre de 2015

Abogados y redes sociales, ¿un amor imposible?

Autora: Esperanza Olea,  Social Media Manager
Fundadora de  Súper Tú

4 consejos acerca de cómo y por qué un abogado debe  trabajar sus redes sociales

Será por el carácter aparentemente informal de las redes sociales o por el sentimiento eminentemente conservador del mundo de la abogacía; sea como sea, los abogados y las redes sociales tienen una relación a lo Romeo y Julieta, se atraen pero les resulta imposible estar juntos. La realidad es que aquellos negocios con un nivel de complejidad alta, como pueden ser las consultas sobre temas jurídicos, son complicadas de integrar en el mundo social, aunque no imposibles.

Aquí voy a darte 4 consejos acerca de cómo trabajar en social media para ti abogado, o para ti bufete:

1_ No minusvalores tu marca personal, es un activo fundamental como profesional:

El mundo lleva cambiando mucho tiempo y puede que no te hayas dado cuenta. Tú, como profesional, tienes 2 dimensiones: la física y la digital. Puede que ahora no sientas que debas cuidar tu marca personal porque los clientes te llegan por el boca a boca o gracias a la reputación del despacho en el que trabajas, pero créeme, eso puede cambiar en cualquier momento.

La marca personal es aquello que llevas contigo trabajes donde trabajes, es el reflejo de tu dimensión profesional, es aquello que leen de ti cuando ponen tu nombre en Google.

Si hablamos de menores de 35 años puede que escuchen tu nombre, que alguien les entregue tu tarjeta y te recomienden, ese será el primer punto a tu favor para conseguir un nuevo cliente. ¿Sabes cuál será el segundo? Lo que esa persona encuentre de ti en Internet. Yo (30 años), entre 2 opciones de contratar un servicio, siempre elegiré aquella que tenga lo que se llama una “huella digital”, un rastro en Internet que me indique que eres el profesional que estoy buscando.

957c5c9bfcec769bb2750b2b58171e7c.jpg


2_ No contrates a un Community Manager:

Te voy a ser sincera: yo soy CM, vivo de esto y tengo una empresa de esto. Cuando un bufete de abogados me solicita presupuesto le digo: “No para tu campo”. Las redes sociales de un abogado debe llevarlas el abogado, es imposible que un CM con un background de comunicación sea capaz de entender, dimensionar y gestionar eficazmente una estrategia digital en un campo que desconoce debido a su complejidad. No es lo mismo que una panadería contrate un CM a que lo haga un bufete de abogados. Entiéndeme: la gestión de las redes sociales debe tener la orientación y la guía de un experto en social media, sí, pero la ejecución debe llevarla el propio abogado. Contrata a un experto para que te dé un curso de redes sociales, que te enseñe cómo se hacen y que te diseñe una estrategia; pero se tú el que la ejecute para que cuando tu público empiece a lanzarte preguntas seas capaz de contestarlas gracias a tus conocimientos como abogado


a3dcfae02471b5c5ee073dde137d59f7.jpg


3_ Gestiona tu tiempo: 



Dicen que los comportamientos nuevos tardan 20 días en convertirse en hábitos, así que vamos a intentar que tu gestión de social media se convierta en hábito y, para ello, asigna 30 minutos de tu tiempo diario a las redes sociales. Llegará un momento en el que te enganches, porque es interesante para ti y para tu negocio, para tu marca personal y para todo lo que estás construyendo por el camino; y, aunque te resulte imposible, lo acabarás haciendo de manera eficaz mientras esperas el ascensor o entre juicio y juicio.
generacion-valor-traves-gestion-tiempo_1_1572279.png

4_ Sigue blogs especializados en marketing online para abogados:

El mejor que he conocido es el de Lidia Zommer, Mirada 360º.Marketing para abogados,  a la que he tenido la suerte de ver en alguna de sus charlas y a la que te recomiendo fervientemente seguir. 

Es fundamental que estés informado acerca de todo lo que conlleva marketing+abogacía. Twitter es la herramienta perfecta para esto, muchos amigos me dicen “estoy probando Twitter pero no me parece muy interesante” y yo suelo contestar que “eso es porque no sigues a la gente adecuada”. No minusvalores el poder de las redes sociales como herramienta para aprender cosas que desconocías por completo. 

Utiliza el buscador de Twitter como lo haces con Google, pon palabras clave que sean interesantes para ti y encuentra los últimos artículos que se han escrito a lo largo y ancho del mundo acerca de tu tema preferido. Sigue a gente interesante, hazles preguntas, habla con todos: conversa, conversa y conversa.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
- La clave del éxito en la abogacía y el método GROW
- Abogados malagueños y redes sociales


28 de octubre de 2015

Lexnet y la adaptación de la Justicia a las nuevas tecnologías

Autora: Belén Tomás Acosta, abogada
Pere Lluis Huguet y José Luis Galeote, durante el #CJAM15

¿Qué compañero no ha oído hablar de la nueva plataforma LEXNET Abogados durante los últimos meses y no se ha puesto a temblar? Probablemente muy pocos, porque como toda novedad lleva aparejada inseguridad y un panorama que no controlamos, y sin duda esto crea una tensión que muchos consideraran innecesaria. Sobre todo aquellos profesionales que controlaban prácticamente la profesión y pensaban que ya no se tendrían que adaptar a nada nuevo. Para que nadie se duerma en los laureles está el legislador con nuevos cambios, que aunque tediosos pueden resultar muy beneficiosos. En el pasado Congreso Jurídico de la Abogacía en Marbella (#CJAM15) tuvimos un Taller sobre Lexnet impartido por Pere Lluis Huguet, vicepresidente del Consejo General de la Abogacía  y Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Reus.  

Tal como ha sido presentada por RedAbogacía, LEXNET Abogados es una plataforma de intercambio de instrumentos jurídicos entre juzgados y operadores jurídicos, es decir, abogados y procuradores. Supone el mayor avance tecnológico de la justicia en las últimas décadas y su objetivo principal es evitar desplazamientos, ahorrar tiempo y quizás, a la larga, papel. Este proyecto de instaurar una justicia electrónica en España comenzó con el Real Decreto 84/2007, y encuentra su normativa reguladora en la Ley 18/2011 sobre el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en la Administración de Justicia.

Mediante este servicio los abogados pueden recoger y gestionar de forma telemática las notificaciones, así como remitir escritos o demandas a los órganos judiciales en los procedimientos en los que no sea preceptivo el procurador.

¿Qué necesitas para utilizar LEXNET?
  • Tu Carné Colegial con tu firma electrónica ACA en vigor.
  • Tu clave o PIN de ACA.
  • Lector de tarjetas.
  • Ordenador con JAVA instalado.
  • Conexión a Internet.
  • Haberte dado de alta en los órganos judiciales con los que trabajes para que sepan que tu vía de comunicación preferente es Lexnet.
La implantación de este sistema está siendo progresiva por lo que hay comunidades como La Rioja que están sirviendo como experiencia piloto para corregir posibles irregularidades. Además los profesionales pueden formar parte de experiencias similares, siempre teniendo en cuenta que tras el periodo de prueba, sus comunicaciones comenzarán a hacerse mediante este sistema sin que haya marcha atrás.

Entre las ventajas del sistema como hemos dicho está el poder recoger notificaciones y presentar escritos, pero también la posibilidad de recibir por email y SMS alertas de la llegada de nuevas notificaciones, descargar justificantes de envío con plena autenticidad legal, presentar escritos de subsanación y descargar justificantes de interrupción del servicio en caso de que sea necesaria su aportación.

Pero ¿cómo funcionarán a partir de ahora las notificaciones? Fácil, una vez recibida la notificación tienes 3 días para aceptarla, en caso de no aceptarla durante esos tres días se te presumirá notificado y el plazo comenzará al siguiente día hábil. Por ejemplo, en el caso de un recurso de reforma penal, tras los tres días en el buzón y los dos siguientes habrá concluido el plazo. En cuanto al día de gracias parecía que, efectivamente, si se aceptaba la notificación por la tarde se habría perdido el día de gracia y solo se mantendría para aquellos casos en los que hubiese posibilidad de presentarlo en papel como establece el artículo 135,1 de la LEC. Pero finalmente, se ha mantenido el día de gracia también en la presentación telemática tras las enmiendas del Senado al artículo 135.5 LEC, aprobadas por el Congreso como Ley 42/2015, de 5 de octubre

Además aunque se ha dicho que es un servicio online disponible 24 horas al días, 365 días al año esto tampoco será exactamente así ya que tras arduas conversaciones con el anterior Ministro de Justicia Gallardón se llegó al acuerdo de cerrar el sistema en agosto (menos para Juzgados que permanecen abiertos durante este mes, como los de instrucción). Y tampoco tendrá 24 horas ya que como establece el artículo 130.3 de la LEC “se entiende por horas hábiles las que median desde las ocho de la mañana a las ocho de la tarde, salvo que la ley, para una actuación concreta, disponga otra cosa”. No se puede confundir el horario de funcionamiento del sistema que efectivamente es 24x365, con el horario procesalmente hábil para las actuaciones procesales. Por lo que, cuando se presente fuera del horario procesa hábil se entenderá efectuado el primer día y hora hábil siguiente.

Por último, falta por dar solución al hecho de que el sistema no admita escritos de más de 6MG así como a la posibilidad de acceder al sistema con DNI que muchos reclaman por estar previsto en la citada ley, pero poco a poco se prevé que se solucionen.

Desde el Colegio te recomendamos que no lo dejes para el último momento ya que debido a su obligatoria implantación el 1 de enero de 2016 llegarán numerosas peticiones los días anteriores y puede que no seamos capaces de prestar el servicio con la eficacia que nos gustaría. Y animaos a empezar a trabajar con este sistema, sin el que seguro en unos meses no podréis vivir.

Más información: 
  • Prueba piloto implantación de Lexnet en los juzgados de Málaga 
  • Reto Lexnet (microsite del Consejo General de la Abogacía) 

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

20 de octubre de 2015

De congresos


El Congreso Jurídico de la Abogacía Malagueña  se confirma, un año más, como uno de los eventos fundamentales de la abogacía española. Con casi 1450 asistentes, el intenso programa asegura dos días de formación, actualidad jurisprudencial, tendencias y análisis. No es fácil dejar el despacho dos jornadas casi completas, pero sin duda el esfuerzo merece la pena y cada año es mayor el número de compañeros que asiste, tanto de Málaga como de fuera de la provincia.

Decidir asistir a congresos en general y al #CJAM en especial puede estar fundamentado en varios motivos relevantes. Y cuando hablamos de asistir, no solo nos referimos a hacerlo como asistente, sino también, ¿por qué no?, como ponente. En el caso de nuestro congreso, son las distintas secciones del Colegio las que cada año, seleccionan cuidadosamente y proponen a los distintos ponentes, pero no son pocos los congresos que abren su call for papers, una llamada a presentar ponencias o comunicaciones para pasar al otro lado de la sala de conferencias y no ver los toros desde la barrera. Otra manera de asistir es la virtual. Las distintas ponencias del #CJAM15 han sido tuiteadas en directo con dicho hashtag. Seguir esa etiqueta permite a quienes no puedan asistir en persona, conocer el contenido de muchas de las presentaciones y, muy importante, interactuar con los asistentes al congreso.

En definitiva, cuando asistimos, en la modalidad que sea, a un congreso, lo que buscamos fundamentalmente es:

  1. Formarnos. Qué duda cabe de que esta es una de las primeras justificaciones: estar al día de novedades legislativas y jurisprudenciales, conocer otras áreas del Derecho, profundizar en determinados aspectos. En la presente edición, por ejemplo, han sido varias las ponencias dedicadas por la sección de Responsabilidad Civil, al nuevo baremo legal valorativo de lesiones en accidentes de tráfico.
  2. Inspirarnos. Los congresos son una oportunidad perfecta para tomar ideas, pararse a pensar, plantearse objetivos. En este sentido, intervenciones como la de Jordi Estalella, organizada por la sección de Gestión de Despachos, sirven precisamente para llamar nuestra atención sobre cómo innovar en un despacho de abogados. Porque la estrategia no es parcela exclusiva de las grandes firmas. En este link, podéis acceder a una selección de los mejores tuits de las ponencias organizadas por dicha sección. 
  3. Conectarnos. El networking es otro de los valores de asistir a eventos como nuestro congreso. Reencontrarse con conocidos, retomar contactos e intercambiar tarjetas, desvirtualizar a compañeros tuiteros, entablar nuevas conexiones; algo que solo puedes hacer de forma tan concentrada y eficaz saliendo de tu despacho y asistiendo a dichos eventos. Haz que sea parte de tu estrategia anual. Recordemos que una vez establecidos los contactos, es importante hacer los deberes post-congreso y volver a contactar con las personas con las que intercambiamos tarjetas.
  4. Disfrutar. Todos los congresos tienen una parte social y lúdica innegable, hay tiempo para todo y así debe ser. Profesión y diversión no son compartimentos estancos y separados. Enamorarse de la profesión y disfrutar con los compañeros, aquellos que mejor comprenden tu día a día, es algo que también requiere tiempo. Nuestro congreso ofrece varias ocasiones en las que disfrutar en compañía de los asistentes fuera de la formalidad del propio evento.
En definitiva, cada año anota aquellas citas que consideres relevantes para la profesión y para tu estrategia. ¡Y no faltes!

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
-Networking: la importancia del después
-Las redes sociales como herramienta de networking 


14 de octubre de 2015

La traducción de actas de reuniones


Autor: Antonio F. Castillo González
Traductor 


El DRAE define el acta, en su primera acepción, como «relación escrita de lo sucedido, tratado o acordado en una junta». En muchas organizaciones internacionales —por ejemplo, en el Parlamento Europeo—, se reproducen en las actas los discursos, preguntas y respuestas de los participantes de forma literal («actas literales de las sesiones», verbatim report of proceedings). La descripción de las acciones es brevísima, y desprovista de narración. Sin embargo, los textos pueden ser muy largos, dado que las intervenciones suelen ser extensas. Estas son actas exhaustivas, y se respaldan con las notas de los tipógrafos o con grabaciones de sonido

Las actas exhaustivas (comprehensive minutes) se traducen como cualquier otro texto, sin mayor dificultad, excepto la que pueda derivarse del vocabulario y estructuras lingüísticas utilizadas.

Sin embargo, en la inmensa mayoría de las organizaciones (juntas generales de accionistas, consejos de administración, fundaciones, comunidades de propietarios, colegios profesionales, etc.) la economía quiere que las actas sean un resumen de las sesiones (summary of proceedings). Y estas serán las actas que nos encontraremos para traducir en más del noventa por ciento de los casos y, por lo tanto, a las que nos referiremos aquí.

En las palabras de Jennie Hawthorne, minutes need to be accurate, brief and clear (How to Take Minutes of Meetings, p.16). En general, todos los autores insisten en la necesidad de ser breve y, consecuentemente, de resumir las intervenciones expresando su sentido. Sólo los enunciados de los puntos del orden del día y las resoluciones adoptadas se reproducen literalmente. Así pues, generalmente, la traducción de un acta es la traducción de un resumen.

La redacción de actas de reuniones sigue patrones distintos en español y en inglés y, por tanto, habrá que tenerlos en cuenta en la traducción.

En español, la costumbre quiere que las actas se redacten en presente de indicativo, siguiendo un estilo tradicional y ajustándose el redactor o secretario a una serie de frases hechas, ampliamente conocidas.

En español se sigue utilizando —para desgracia del traductor— el período largo castellano y el hipérbaton. Es decir, se comienza por los complementos de lugar y tiempo, seguidos del verbo y del sujeto, al que siguen frecuentemente frases coordinadas o subordinadas:

En el hotel Alay de Benalmádena (Málaga), siendo las dieciocho horas del día veintisiete de octubre de 2015, se reúnen las personas que a continuación se relacionan [...]
Naturalmente, el orden es distinto en inglés, que comienza con sujeto, verbo y los complementos de lugar y tiempo con frecuencia las frases largas del español aparecen descompuestas en otras más cortas. Por otra parte, la costumbre anglosajona requiere una fórmula ligeramente diferente: en lugar de decir que se reúnen las personas (o los miembros), se dice que la reunión se celebra, y se dice en tiempo pasado.
The meeting was held in Benalmádena, Malaga, on 27th October 2015 at 6:00 p.m. [...]
Las frases que cierran el acta son también, en ambos idiomas, frases formularias
Y no habiendo más asuntos que tratar, se levanta la sesión a las veinte horas y treinta minutos.
There being no further business the meeting closed [USA: was adjourned] at 8:30 p.m.
También existen frases formularias que suelen formar parte del orden del día, o que se utilizan para tomar la palabra (to take the floor) ceder la palabra (to give the floor) y en distintas ocasiones de la reunión. Por ejemplo, «se da el acta anterior por leída», (sin leerla realmente), se diría: the minutes of the previous meeting were taken as read.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
- Claves a la hora de trabajar con intérpretes judiciales
- Abogados, traductores e intérpretes

7 de octubre de 2015

Doce personas con piedad

Doce hombres sin piedad

Autor: Fernando Jiménez
Promotor de la lectura
Centro Andaluz de las Letras (CAL)

Pensar sobre literatura y justicia es casi equivalente a pensar en literatura a secas. Rebusco en mi cabeza -mejor que en mis estanterías- algunos de mis libros favoritos, que seguro que coinciden con algunos de los vuestros, y de repente me viene la imagen de Meursault matando al árabe en la playa de 'El extranjero' de Camus, o al protagonista de 'El proceso' de Kafka recorriendo pasillos de burocracia procesal, o a Atticus Finch defiendo a un negro sureño injustamente acusado en 'Matar a un ruiseñor' de Harper Lee. Al recrear en la mente algunas de estas lecturas curiosamente casi siempre aparecen como fotogramas: las adaptaciones al cine de muchas de estas historias han contagiado como un virus al mundo de la imagen en movimiento y por tanto no puedo dejar de ver a Gregory Peck o a Anthony Perkins encarnando a los personajes de papel de una manera sin duda definitiva.

Sin saber muy bien por qué -así funciona la asociación de ideas y el contagio en nuestros anaqueles mentales-, después de Gregory Peck en blanco y negro casi siempre aparece en mis pensamientos Henry Fonda, probablemente favorecido por la infinita gama de grises de 'Doce hombres sin piedad'. Aunque inicialmente, como es lógico, esta historia fue una pieza escrita para la televisión, en realidad no se trata de una obra literaria en sentido estricto, al menos no para ser publicada tal cual en forma de libro. Y cuando intento saber el motivo de tan extraña aparición, cuál no es mi sorpresa al reparar de repente en que la visita imaginaria de Fonda no es gratuita: al visualizar a doce señores encerrados en una habitación y sentados alrededor de una mesa en animada discusión en realidad estaba viendo un club de lectura.

¿Y qué tienen que ver un jurado y un club de lectura? Pues aparentemente nada excepto, probablemente, el leve aire civilizadamente anglosajón de ambas instituciones. O quizás todo por esa misma razón. Un club de lectura es un grupo de personas que se reúne periódicamente para hablar de un mismo libro que han leído previamente y se me antojó que el objetivo del encuentro de jurados o clubes era en el fondo el mismo: una docena de personas se dan cita para juzgar a otra o para juzgar un libro, qué más da. La cuestión es decidir algo en común, confrontar ideas y opiniones para llegar con más equidad a alguna conclusión que no sea precipitada e individualmente tomada por el estado de ánimo, los prejuicios o la mera desidia.

En 'Doce hombres sin piedad' la mera presencia de un hombre justo, o mejor aún, escéptico, pero sin duda inteligente, es capaz de arrastrar la opinión de los demás compañeros hasta el punto de modificarla totalmente, y la experiencia de un libro que leído en soledad aburre e incluso irrita también se torna en interés y excitación en cuanto el lector contrasta su opinión formada con la del vecino, hasta el punto de que no es raro que los miembros de estos clubes se vuelvan a llevar el libro para disfrutar de una segunda lectura con más pruebas de convicción, como si fuera un auténtico recurso de apelación al intelecto por parte del mejor abogado de puede tener un texto, es decir, el lector generoso y comprensivo.

Sólo en una cosa los dos términos de la comparación no encajan en absoluto: cuando el título de la película de Lumet habla de 'Doce hombres sin piedad' ('Twelve angry men') se está refiriendo literalmente a "hombres" porque seguramente en la época no se permitía a las mujeres ejercer este derecho en el estado norteamericano en el que se desarrolla la acción. Sin embargo, en los cientos de clubes de lectura que existen en España, y probablemente en el mundo, la cantidad de mujeres excede el 80 o el 90% de los componentes, de la misma manera que son más de la mitad de los lectores en general.

Y al llegar a este punto quizás mi metáfora quedaría invalidada sino fuera por el profundo sentido de justicia y civilización que emana de estos grupos de doce, quince o veinte señores y señoras juzgando un libro, condenándolo para inmediatamente indultarlo, o, mejor aún, absolviéndolo por toda la eternidad. Porque se puede tratar de 'Cristo se detuvo en Éboli' de Carlo Levi, de 'Stoner' de John Williams, o de 'Mi planta de naranja lima' de Vasconcelos, por lo que en realidad no hay acusación, delito ni culpa sino el puro gozo de leer prolongado en el no menor placer de alargar el recuerdo del texto con doce hombres (y sobre todo mujeres), eso sí, con mucha piedad.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
- Lectura recomendada: Las aventuras del barrister Horace Rumpole
 -Hallazgos televisivos: El guardián ¿una buena serie jurídica?

30 de septiembre de 2015

Matrimonios forzados en el nuevo Código Penal

Autora: Isabel Fernández-Olmo
Fiscal delegada de Menores en Málaga



Por fin nuestro Código Penal, en su última reforma L.O. 1/2015 de 30 marzo, tipifica el nuevo delito de “Matrimonio forzado”, como una figura delictiva independiente: art. 172 bis, aunque encuadrada como una modalidad de coacción, en el Cap. III del Título VI “Delitos contra la libertad”. No debe confundirse este concepto con el de Matrimonio concertado (en el que interviene un tercero, que son los que organizan el matrimonio, pero la decisión última corresponde a la pareja) ni con el de Matrimonio de conveniencia (cuya finalidad no es contraer matrimonio, sino lograr otros beneficios: obtención de nacionalidad, residencia,...). Por su parte el matrimonio por el rito gitano, existente en España desde hace más de 500 años, no entra de lleno en esta categoría, ya que los “cónyuges” conforme a nuestro ordenamiento siguen teniendo la condición legal de “solteros”, al no producirse efectos civiles.

Hay que señalar que este nuevo delito aunque no nos era totalmente ajeno, sí que afecta en gran medida a nuestra población extranjera.

Ha sido la presión de los textos internacionales (especialmente las Declaraciones y Tratados de Naciones Unidas, especialmente la “Convención de 10 de diciembre de 1962, de la ONU, sobre el consentimiento para el matrimonio, edad mínima para contraer matrimonio y registro de los mismos”, hecho en Nueva York.), la que han permitido el establecimiento de una regulación de esta modalidad delictiva, que afecta especialmente al colectivo femenino, sobre todo menores de edad, con los graves problemas que ello les acarrea: embarazos tempranos, absentismo escolar, aislamiento social...Se dan más matrimonios forzados en los que uno de los cónyuges es menor de edad, que entre mayores de edad.

No es un delito alarmante, en cuanto a estadística se refiere, aunque establecer un cálculo aproximado resulta imposible al tratarse de un tema tabú y secreto. Esta conducta delictiva puede ser estudiada desde distintas perspectivas: violencia de género, trata de personas, protección de menores, agresiones sexuales...

Nuestro Código Civil dice que no pueden contraer matrimonio los menores de edad no emancipados en el art. 46, 1, y conforme al mismo se entiende que solo podrán casarse los menores a partir de los 16 años siempre y cuando se hayan emancipado previa y legalmente, art. 314, 2, 316 y 317. Ya no existe la dispensa de edad judicial (a partir de los 14 años) del art. 48. La nueva reforma penal 1/2015, por su parte, eleva la edad del consentimiento sexual igualmente a los 16 años.

Podemos definir el matrimonio forzado “como el matrimonio celebrado sin el consentimiento de las personas afectadas, o al menos sin el consentimiento libre y pleno de uno de los contrayentes”

En la actualidad, el matrimonio forzado se contempla en una doble modalidad:

Matrimonio forzado: Que lo contempla como un comportamiento coactivo, y por tanto lo tipifica como un supuesto de coacciones, art. 172 bis.
  • Sujeto activo y pasivo de este delito, dada su redacción, puede ser tanto el hombre como la mujer, sin embargo en la gran mayoría de las ocasiones el sujeto pasivo es una mujer. 
  • Es necesario que concurra como requisitos: La existencia de intimidación grave y violencia. Y castiga con la misma penalidad a quien utilice estos medios coactivos para forzar a otro a abandonar el territorio nacional o a no regresar al mismo, con esta misma finalidad de obligarle a contraer matrimonio. 
  • Incluye una agravación, cuando la víctima sea un menor de edad.
Explotación de personas: Al considerarse como una conducta que puede dar lugar a explotación, tanto sexual, como de trabajo forzado, exclavitud,... En nuestro Código Penal tras la mencionada reforma se recoge dentro de la definición de trata de seres humanos el matrimonio forzado, art. 177, 1 bis e)

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer
- La respuesta penal al acoso penal escolar
- Violencia de género en entornos digitales

Imagen inicial: Amnistía Internacional

23 de septiembre de 2015

Entrevistando a... Mara Monreal, Secretaria de la Confederación Española de Abogados Jóvenes


Mara Monreal es una joven sorprendente. Con tan solo 28 años y 5 años de ejercicio, es una abogada totalmente comprometida con su profesión. Desde el Grupo de Abogados Jóvenes de Málaga como su Presidenta primero y ahora desde la CEAJ como su Secretaria, cree firmemente en la necesidad de implicarse y luchar por la abogacía, por la formación de los más jóvenes y en definitiva, por un futuro más prometedor. Hemos querido conocerla más a fondo y que nos cuente en primera persona su experiencia al frente de ambas organizaciones.

Mara, háblanos de tu trayectoria como abogada.
Empecé a ejercer en el despacho de mi padre y un compañero, Amable, ambos mis padrinos. Mi padre no se dedica al penal, yo en cambio soy exclusivamente penalista. Llevo algunas cosas civiles y contencioso-administrativas, pero lo mínimo. La verdad es que he tenido mucha suerte porque gracias a  mi padre y a Amable, he aprendido muchísimo. En el Máster de Abogacía tuve además la fortuna de conocer a Picornell, que también me ha apoyado siempre y me ha enseñado casi todo lo que sé de Derecho Penal. Así fui creciendo en el Derecho Penal, que era lo que más me gustaba y estoy muy feliz de poder ejercer en la rama que yo quería.  Actualmente colaboro con algunos despachos en Fuengirola, que me mandan sus asuntos penales. Y afortunadamente, gracias al apoyo de los compañeros, sobre todo el de mi padre, puedo dedicar tiempo a la política colegial.

¿Cómo empieza tu trayectoria en política colegial?
Desde niña me encanta la política. De hecho, antes de empezar la carrera dudaba entre Ciencias Políticas y Derecho. Pensé que estudiar Derecho me abría las mismas puertas y así me decanté por esta opción. Me afilié a un partido en cuanto cumplí los 18 años, si bien lo dejé porque no me gustó la experiencia. Cuando empecé a estudiar el Máster, empecé a introducirme en el Colegio. A los compañeros del Máster y a mí no nos gustaba cómo se estaba llevando el GAJ y nos planteamos presentarnos a las elecciones, cosa que hicimos y terminamos ganándolas. Me gusta mucho porque es una política muy centrada en la profesión. Cuando te dedicas a una política colegial, tienes muy claro lo que necesitas, las cosas por las que luchar están más claras. Todos en el grupo empezamos con los mismos intereses y con la misma energía y conseguimos darle un aire renovado al GAJ de Málaga del que nos sentimos muy orgullosos.

¿Qué te ha aportado estar en el GAJ?
Muchísimo. El Grupo de Abogados Jóvenes me ha dado grandes amigos y me ha llenado como persona. Nuestra profesión es en definitiva muy solitaria y estar en el GAJ me ha servido para aprender a trabajar en equipo. Además me ha aportado muchos contactos profesionales. No concibo haber empezado en la profesión sin el Grupo de Abogado Jóvenes. No es una retribución económica pero sí personal.

¿Qué dificultades has encontrado?
Cuando eres tan joven es más difícil hacerte oír, hacerte respetar. Todavía muchos me dicen "tienes cara de niña", algo que puede ser a veces una traba pero otras es una ventaja. Por otro lado, la dificultad de compaginar ejercicio y política. El tiempo es siempre un handicap y si tienes pareja, mucho más. Puedes estar en el despacho con unos escritos que vencen ya y a la vez estar bajo presión porque al día siguiente tienes que estar viajando a una reunión en Madrid. Además a mí aún me cuesta desconectar y los problemas de los demás los tengo presente 24 horas al día. Todo esto sumado a mi actividad en el GA,J donde aún intento ayudar todo lo posible a Alejandro, así como en la CEAJ, donde como Secretaria recibo por ejemplo todos los correos, no es sencillo.

¿Qué nivel de dedicación requieren tus compromisos actuales con la abogacía joven?
En el GAJ nos reunimos una vez al mes. Y en la CEAJ tenemos reuniones esporádicas y además cada dos semanas intentamos hacer una videoconferencia por Skype, porque cada uno es de una ciudad diferente. Trimestralmente tenemos las reuniones de todas las agrupaciones y luego están las reuniones de Comisiones del CGAE cada uno o dos meses.
En la CEAJ al ser representantes de todos los abogados jóvenes se nos trata como Colegio de Abogados. Por ello formamos también parte de las Comisiones del CGAE, trabajamos conjuntamente. Así, además de ser su Secretaria, estoy también en la Comisión de Formación y en la Comisión de Relaciones Internacionales del CGAE.

¿Cómo pasaste del GAJ de Málaga a la CEAJ?
Con el GAJ conseguimos posicionar a Málaga dentro de las agrupaciones más activas, aunque esté mal que yo lo diga. Todo el mundo empezó a reconocer el trabajo de Málaga y fuimos haciéndonos nuestro hueco poco a poco. Además, nos llevamos bien con todas las demás agrupaciones y estas buenas relaciones y la confianza en Málaga, provocaron que Cristina (la actual Presidenta, que es de Zaragoza y es una persona con una capacidad de trabajo sorprendente) me llamara para ser su Secretaria y dije que sí. Lo siguiente que venga, ya se irá viendo.

¿Qué han implicado las redes sociales para ti?
A mí me gusta la política y reivindicar cuando entiendo que hay que hacerlo y qué mejor manera de hacerlo que a través de las redes sociales. Si quiero hacer constar mi opinión respecto a la nueva ley de violencia de género, puedo hacerlo o bien en mi círculo de amigos (que ya está cansado de escucharme) o bien puedo mandar un tuit que es posible que nadie lea pero también es posible que por el contrario tenga una repercusión por medio de retuits. Para mí son una herramienta para reivindicar y para crear un poco de conciencia. Las redes además te permiten usar otro lenguaje, más cercano a las personas legas en Derecho.  Yo personamente no le dedico mucho tiempo a Twitter, solo tengo 392 seguidores y sigo a doscientos y pico. En realidad debo reconocerte que siempre he sido anti-tecnología, nunca me han gustado los ordenadores, pero al final te acostumbras y es una manera rápida y eficaz de comunicar.

¿Te afecta tu posición a la hora de expresarte públicamente en las redes sociales?
Yo intento ser yo siempre. En definitiva, no estoy escribiendo desde ninguna cuenta institucional. Diferente es si escribo desde la cuenta del GAJ; ahí sí tengo cuidado por ser lo más imparcial posible políticamente, intento ser lo más objetiva y neutral posible. Pero desde mi Twitter, yo hago lo que estimo pertinente: igual comparto algo sobre una ley, que retuiteo algo de la CEAJ, que le mando un tuit a mi pareja. Yo creo que algo que me han enseñado mis padres muy bien es que tengo que ser yo, que debo intentar ser feliz y luchar por lo que yo crea. Siempre va a haber opiniones.

¿Qué otros grupos de abogados jóvenes os han servido de guía al grupo de Málaga?
Siempre hemos intentado mejorar, y lo seguimos intentando a día de hoy. Hemos tenido la suerte de que nos hayan invitado a reuniones de otros grupos, como el de Alcalá de Henares o, por ejemplo, de la Federación Catalana de Abogados Jóvenes (JAC); ello te permite ver cómo trabajan y coger ideas que luego podamos aplicar en Málaga. En definitiva es echarle imaginación y también es cuestión de lógica: ¿qué necesita un abogado joven? Necesita formación, necesita visitar la prisión, etc. Las reuniones que tenemos cada tres meses sirven precisamente para compartir ideas. Hay muchas agrupaciones que están luchando ahora por conseguir la reducción de cuotas para sus agrupados porque, a diferencia de Málaga, la cuota colegial no varía según los años de ejercicio. Ahora mismo estoy precisamente elaborando un informe de la Secretaría de CEAJ sobre cuál es la situación a este respecto en los distintos Colegios de España. Y esto es gracias a reunirnos todos periódicamente.

¿Qué echas en falta en Málaga?
Lo que veo que falta sobre todo y lo que más pena me da, es la falta de movilización y reivindicación de los compañeros, que realmente no existe apenas. Por ejemplo, organizamos una manifestación para luchar por nuestros derechos o una lectura de un manifiesto y aparecemos diez. Empezaremos a lograr más cosas cuando nos movilicemos y pidamos más cosas. Si no pides, no te van a dar. Por ejemplo, hay partidos judiciales en los que hace falta una sala donde un abogado pueda reunirse con el defendido, porque si no estamos en los pasillos con todo el mundo. También falta más cercanía entre institución y muchísimos abogados que no se acercan al Colegio y no aprovechan lo que éste les ofrece. A los abogados jóvenes que están empezando, les hacen falta despachos por ejemplo. Pero ya te digo, hace falta movilización para hacer presión.

Volviendo al ejercicio, ¿qué es lo que más te gusta a ti de ser abogada?
Yo soy abogada penalista y me gusta llevar la defensa de la gente. Muchas veces me hacen la típica pregunta de cómo soy capaz de defender a alguien que está acusado de homicidio o de violación. En el fondo quiero pensar que todo el mundo tiene una parte buena, que todo el mundo merece una defensa y, particularmente, quiero pensar que existe realmente la reinserción.  Si a la gente se le trata como persona y se le da la oportunidad, tengo confianza en que se pueda reinsertar en la sociedad. Ojo, no estoy justificando que se cometa ningún tipo de delito. No lo justifico, ni lo comparto. Pero en el fondo son personas y muchas veces son víctimas de las circunstancias de su vida. No todo el mundo es tan fuerte para salir adelante en circunstancias adversas. Hay circunstancias que realmente superan la ficción en la vida real.

¿Te gustan los juzgados?
Sí, mucho. Me siento mucho más cómoda en Sala que redactando un escrito, estar hablando con el funcionario, tratar con los clientes, etc. Por eso lo que me gusta es el penal, porque implica tratar con las personas.

¿Cuáles son, en tu opinión, las características de un buen abogado?
Desde mi punto de vista hay varios tipos de abogados buenos: el abogado que es un máquina buscando jurisprudencia y manejando las leyes para redactar un escrito imbatible y luego está el abogado al que se le da bien tratar con las personas, atar cabos, que es rápido de mente y con gran habilidad de oratoria. Son perfiles complementarios y deberían trabajar juntos. Hay algunos abogados que lo tienen todo, pero veo difícil que un abogado cuente con esos dos grupos de cualidades a la vez.

Por último, ¿estás en el turno de oficio?
Sí, y lo estaré siempre. En definitiva, es la manera más directa que tenemos de aportar algo a la sociedad como personas que tenemos una determinada formación.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
- Entrevistando a Isabel Fernández Olmo, Fiscal de Menores  
- Entrevistando a Agustín Salinas,  Secretario Judicial de lo Social