23 de diciembre de 2014

Nuestro especial de Navidad: los 10 posts más leídos de la temporada.

10 entradas mas leidas icamalaga 2014
Llega el final del año y se multiplican las listas a nuestro alrededor.En el blog  también tenemos nuestra propia lista: las 10 entradas más leídas de estos seis últimos meses.
Una vez más, tenemos que agradecer a Juan José Reyes Gallur, coordinador de la Sección de Derecho de Familia del Colegio su generosidad y participación en el blog.Parece que vosotros disfrutáis también de sus entradas, que aparecen en el top 3 de las más vistas
También os han interesado entradas relacionadas con los aspectos más prácticos del ejercicio de la abogacía
En octubre celebramos el 10º Congreso Jurídico de la Abogacía en Málaga y os convocábamos a todos en esta entrada que también se ha colado en el top 10
La sección dedicada al Inglés jurídico es una de las más veteranas y exitosas del blog. Esta vez nos encontramos con dos entradas entre las más leídas, ambas escritas por Lola Gamboa
Y ya sabéis que nos encanta hablar de gestión de despachos, marketing, creatividad e innovación aplicados a la abogacía. Terminamos esta selección con tres entradas  que os han gustado mucho y cuya autora es también Lola Gamboa.
No queremos despedirnos sin recordaros que este blog es un espacio abierto a la participación, y esperamos seguir sumando colaboradores y  entradas de vuestro interés a la vuelta de estas pequeñas vacaciones.

¡Feliz Navidad y feliz inspiración para el Año Nuevo!

Imagen inicial: http://littlemissredhead.wordpress.com/

19 de diciembre de 2014

El email bajo control


La Navidad está ya aquí, a la vuelta de la esquina. Todos aflojamos el ritmo de trabajo, especialmente cuando comienzan las cenas o comidas de Navidad, las vacaciones de los niños, las compras de regalos... Y el despacho ¿quién lo atiende? El trabajo no se reduce, seguimos recibiendo correos que contestar, los plazos siguen corriendo y hay asuntos que estudiar. Hoy en el blog os vamos a proponer una sencilla práctica para gestionar al menos el email durante este periodo tan intenso.

Vamos a volver a apoyarnos en el blog The four hour week, en el que su autor, Tim Ferris, nos propone emplear los "autorrespondedores" para gestionar nuestro correo. Realmente desconocemos si en español tenemos una expresión para designar estos autoresponders, que son, ni más ni menos, los avisos automáticos que establecemos normalmente en periodos vacacionales para avisar a quienes nos escriben de que "Estamos fuera de la oficina". Informamos así a todo aquel que nos manda un email de que tales días no estaremos en el despacho y que no deben por tanto esperar una respuesta inmediata, sino que gestionaremos su correo a la vuelta de vacaciones.

Nadie ignora que el correo es una gran fuente de interrupciones hoy en día. Móvil, whatsapp, Facebook y email hacen a veces difícil sacar adelante el trabajo pendiente. Tenemos el impulso constante de comporobar nuestros iphones, blackberries u otros dispositivos para comprobar si tenemos nuevo correo. Ferris sugiere que, no sólo en vacaciones, sino de manera regular, el primer paso para controlar este impulso es activar un autorrespondedor. Ya en nuestro anterior post "5 hábitos improductivos a erradicar" proponíamos establecer ciertos momentos del día en los que dediquemos tiempo a leer el correo en lugar de estar permanentemente comprobando la bandeja de entrada.  Por ejemplo: a las 11:00 y a las 17:00. Y entre esas horas, permitimos que el correo se acumule, ¡sin más!
Aquí es fundamental, señala Ferris, "educar" a los demás en el sentido de enseñarles a respetar esos intervalos y, más difícil, disciplinarse uno mismo y obligarse a no comprobar el correo fuera de esas horas.

Para evitarnos el estrés o la preocupación que esta nueva disciplina os pueda ocasionar porque sentimos que debemos responder inmediatamente cada correo que nos llega, podemos activar un contestador o autorrespondedor. Esta es aproximadamente la propuesta de Ferris en su libro The four hour week (la hemos adaptado un poco al traducirla al español):

¡Gracias por contactarme/ por contactar con  XXX Abogados,
Debido a XXX, actualmente compruebo mi correo electrónico dos veces al día: a las 12:00 y a las 17:00.
Si se trata de un asunto urgente (por favor asegúrese de que efectivamente lo es) y no puede esperar a las 12:00 o las 17:00 horas, contácteme por favor en el teléfono XXX.
Gracias por su comprensión. Este sistema me ayuda a prestarle un mejor servicio.
Cordialmente,
XXX

Puede sonaros muy americano, pero no por ello (o precisamente por ello) deja de ser tremendamente práctico.  Cada uno puede crear su propia versión de esta misma propuesta. Estaremos encantados de conocer otras opciones.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
- Reflexiones de una letrada penalista
- La venia

16 de diciembre de 2014

Plugins imprescindibles para la web del despacho


En nuestro post Introducción a Wordpress os presentamos este magnífico gestor de contenidos para crear vuestra web o blog. Para quienes no se aventuren a crearla, pues ciertamente no es tarea sencilla para el lego en estas lides, también abordamos el tema de ¿Qué esperar cuando contrato la creación de mi web?. Recordemos que una de las ventajas de crear una web con Wordpress es que una vez creada, es autogestionable. Puedo contratar su creación y posteriormente encargarme de la actualización de contenidos, que es algo que se aprende fácilmente una vez todo está listo.

Otra de las ventajas de Wordpress es que es extensible por medio de los plugins o complementos que me servirán para personalizar y para añadir funcionalidades a mi web. Hoy nos vamos a centrar en los plugins y como quiera que la lista de complementos (gratuitos y de pago) es interminable, vamos a recomendaros 4 que no deben faltar en vuestra web (todos ellos gratuitos):
  • Contact Form 7. En la web es interesante insertar un formulario de contacto. Se trata de ofrecerle al potencial cliente de nuestro despacho, todos los medios posibles para que contacte con nosotros: dirección física, email, teléfono y formulario de contacto. Este último permite que el cliente se ponga en contacto con el despacho sin salir de la web, sin tener que abrir su correo e insertar una dirección de email. ¡Hay que ponérselo fácil! Este plugin te permite diseñar fácilmente el formulario de contacto, con los campos que entiendas relevantes e insertarlo en la página que desees dentro de tu web. Y, muy importante, te permite cumplir con la LOPD al poder insertar un campo en el que el usuari no puede remitir el formulario sin no confirma que ha leído las correspondientes advertencias legales.
  • Cookie law info. La LSSI obliga desde 2012 a que las webs que empleen cookies para conocer el comportamiento de los internautas en su web (por ejemplo si emplea Google Analytics) informen a los usuarios de tal extremo para obtener el consentimiento informado. Este plugin permite insertar un sistema para recabar dicho consentimiento. Más sobre este tema en el artículo de LetsLaw.
  • All-in-One SEO Pack. Otro de los motivos por los que Wordpress se ha hecho tan popular es por las posibilidades que ofrece a nivel de posicionamiento en buscadores. Este plugin concreto (aunque hay otros muchos) permite mejorar el SEO de tu blog. En otras palabras, hace tu blog más amigable para los buscadores y éste se posicionara mejor en los resultados de búsqueda. No quiere esto decir que tu web se vaya a posicionar mágicamente entre los diez primeros resultados de una búsqueda en Google, pero ciertamente ayuda.
  • Jetpack. Podría definirse como "el plugin para todo", porque es en realidad un conjunto de más de 20 plugins que te ofrecen todo tipo de funcionalidades: estadísticas, difusión automática de las entradas del blof en redes sociales, botones sociales para compartir contenido, formularios de contacto, corrección ortográfica, etc. Esencial.
En próximos posts os hablaremos de otros plugins igualmente imprescindibles y útiles. ¡Podéis empezar por estos cuatro!
Si te gustó esta entrada, quizás te interesará leer:
- Aula de nuevas tecnologías: SEO para abogados (I)
- La importancia de tener dominio propio

12 de diciembre de 2014

La justicia en directo: la telerrealidad y el Derecho

El potencial dramático de un juicio es innegable. En el blog nos hemos ocupado en varias ocasiones de la relación entre el derecho y la ficción cinematográfica o televisiva, pero hoy nos acercaremos al género de la telerrealidad en su vertiente jurídica. En España la referencia suele ser el programa Veredicto, que gozó de  gran popularidad en los años 90 (Telecinco) recuperado años más tarde en una nueva versión por  Antena 3 (Veredicto final) aunque también hay otros ejemplos: Tribunal Popular en TVE , y más recientemente, de nuevo en Telecinco De buena ley  (que se ha estado emitiendo hasta este verano). Sin embargo, ninguno de ellos  logró la repercusión  que este tipo de  programas ha conseguido en Estados Unidos o en sus versiones para Sudamérica. 

Para esta entrada nos hemos basado principalmente en un estupendo artículo de Philipp Z.  Kimball publicado en The Journal of American Arbitration *.En él, el autor  analiza la sobreexplotación del arbitraje partiendo del programa Judge Judy, que lleva 18 años batiendo récords de audiencia en la televisión estadounidense. Su protagonista absoluta es Judy Sheindlin, una jueza de familia  retirada que se ha convertido en una súper estrella mediática y en una de las presentadoras de televisión mejor pagadas del país.El programa consiguió incluso  (tras su decimoquinta nominación) un Emmy en la categoría de mejor programa legal en 2013. Judge Judy pertenece a la categoría  de los  “syndi-courts shows”. Se trata de programas que se adquieren en el llamado “syndication market”. El término “syndication” hace referencia a la práctica de vender los derechos de emisión a  cadenas de televisión locales o de televisión por cable. En esta entrada utilizaremos el término en inglés. 

Este tipo de programas se ha convertido en un auténtico fenómeno televisivo en Estados Unidos. Sin embargo, parten  de una premisa errónea: las “syndi-courts” no son verdaderos tribunales, y los “jueces” son, en realidad, árbitrosLa publicidad y la cabecera de Judge Judy  insisten en que se trata de casos reales, con personas reales. 




Las partes deben firmar contratos de arbitraje antes de grabar el programa. Se trata de contratos de adhesión que conceden a los “jueces” un amplio grado de discrecionalidad en cuanto al procedimiento a seguir para resolver la disputa.


Otra de las peculiaridades del formato es que la productora del programa paga al “demandado”  que pierda. Si por el contrario, el “juez”  falla a favor del “demandado”, a cada parte se le abona una cantidad en concepto de aparición televisiva. En algunos de estos programas  se paga siempre por ese concepto, con independencia del resultado del “juicio”. Este sistema puede afectar, en opinión de Kimball, a la imparcialidad de los “jueces” que se vería condicionada por el mayor o menor coste económico que su decisión pueda suponer para el programa. 


Los “sindy-courts shows” se sirven de todos los recursos de la televisión para recrear el ambiente y el aura de un verdadero tribunal en el plató, intentando transmitir la solemnidad de un juicio real. Sin embargo, hay un elemento que es esencialmente diferente: el comportamiento del juez. Mientras que los jueces reales deben ejercer su función respetando las exigencias constitucionales y de la legislación de cada Estado, los “jueces” de los “sindy-courts shows”  se rigen básicamente por los índices de audiencia. Por eso Judge Judy es sin duda, la más dura y polémica de todos los jueces en televisión, como podéis comprobar en este  vídeo.


El  efecto que estos programas  pueden tener en la percepción del sistema legal por parte del público cobra una especial relevancia, si tenemos en cuenta que muchos de sus espectadores son potenciales miembros de un jurado. Este aspecto preocupa especialmente a Kimball, quien concluye su artículo proponiendo que estos programas sean objeto de alguna regulación legal.

 Para él, dicha legislación debería contemplar:
  • la obligación de incluir una advertencia (al inicio y al final de la emisión y durante el tiempo suficiente para ser legible-sugiere unos 5 segundos) aclarando que el programa no refleja un procedimiento judicial real
  • como mínimo, incluir una advertencia precisando que se trata de un arbitraje y no de un juicio
  • aclarar que los “jueces/árbitros” no se someten a las mismas normas que los jueces reales en el ejercicio de su función.
Mientras se produce o no esa regulación, lo que sí ha llegado es la respuesta británica a Judge Judy: Judge Rinder que, de momento, parece contar con una acogida positiva por parte del público. 

¿Tendremos una Judge Judy en nuestra televisión? 


* Journal of American Arbitration (JAA) - Vol. 4, No. 1 


Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

- Hallazgos televisivos: El guardián ¿una buena serie jurídica?
- Mi primo Vinny: la formación de los abogado

9 de diciembre de 2014

5 hábitos improductivos a erradicar


Seguramente tu lista de cosas pendientes parece que nunca se hace más pequeña. Cuando logras tachar algo de tu to-do list, surgen enseguida un par de cosas o tres que se añaden en su lugar. ¿Cuándo lograré tacharlo todo y dejar la lista en blanco? Seguramente nunca, ni siquiera en vacaciones. ¡Es la vida! Significa, ni más ni menos, que estás vivo.

Hoy te proponemos hacer una lista diferente: una not-to-do list, la de las cosas que no hay que hacer. Todos hacemos cosas que no son necesarias, que nos roban tiempo y que no nos ayudan a ser más productivos y vivir más tranquilos. Elaborar este tipo de lista y cumplirla, puede ayudarnos a ser más eficientes que las propias listas de tareas pendientes. Como afirma Tim Ferriss en su blog The four-hour work week (en el que nos hemos apoyado para el post de hoy), es precisamente lo que no haces lo que determina lo que puedes hacer.

Veamos pues una relación de cinco hábitos a eliminar, que vamos a formular, tal y como hace Tim Ferriss en modo negativo:
  1. No contestar llamadas de números desconocidos. Ferriss plantea la opción de tener contestador y así evitar sorpresas. Este tipo de llamadas supondrán una interrupción y a veces el estar en una mala posición para negociar. Si quien llama ha de dejar un mesaje en el contestador, podrás atender su llamada cuando dispongas de tiempo y además sabiendo ya de qué se trata. Como abogados, este consejo puede ser particularmente interesante.
  2. No escribir correos ni a primera ni a última hora del día. Si nos ponemos con los correos nada más empezar nuestra jornada, es posible que desbarate nuestros planes para el día. Y si lo hacemos a última hora de la jornada, es más que probable que salgamos del despacho llevándonos preocupaciones para casa. El email puede esperar a las 10 o las 11 de la mañana, cuando ya hayamos realizado al menos una de nuestras tareas pendientes importantes del día.
  3. No chequear el correo constantemente. Con los smartphones y las blackberries, nos encontramos leyendo (y contestando) correo en cada momento del día, ¡incluso andando por la calle! Si lo crees posible, quita el correo del móvil y simplemente asigna dos o tres momentos del día en que vas a chequear tu correo desde tu ordenador. ¡Es factible! No hay nada que no pueda esperar unas horas. Puedes activar un contestador automático en el email en el que se acuse recibo del correo que te llega y contestar en los momentos que hayas asignado para esto. 
  4. No llevar el móvil contigo en todo momento cada día de la semana. ¡Esto sí que es difícil! ¿O no? Ferriss propone tener al menos un día de la semana "libre de móvil". Puede ser el sábado o el domingo. O, si vas a cenar con la familia o los amigos, ¿qué tal dejar el móvil en casa? Si esto nos parece difícil de soportar  (a estos niveles hemos llegado, especialmente desde la llegada de whatsapp  a nuestras vidas), quizás dejarlo en silencio en el bolso o en el bolsillo pueda ser un primer paso. 
  5. No trabajar más para evitar el agobio y el estrés diarios. Aquí insiste en la importancia de priorizar; si no lo hacemos, todo nos parecerá importante o urgente. Como dice Ferriss, a veces es cuestión de dejar que se produzcan pequeñas consecuencias no deseadas: devolver una llamada o contestar un email tardíamente y tener que disculparse, perder un cliente poco razonable... y ver que no pasa nada. La respuesta al estrés no debe ser trabajar más, sino organizarse de forma eficaz priorizando las tareas pendientes.
Estos consejos pueden parecer pequeñas obviedades, pero nos resulta francamente difícil deshacernos de estos hábitos tan extendidos y que contemplamos como normales. ¿Dispuesto a provocar el cambio?

Si te gustó este post, quizás te interese leer:
-¿Abogacía slow?
-Abogado, ¿profesiión de alto riesgo?


5 de diciembre de 2014

España y el espejismo de la justicia universal

Autor: Rubén García Béjar
Licenciado en Derecho y Máster en Derecho Penal y Política criminal.


justicia universal


La justicia universal está de actualidad. Sin embargo, no por los motivos que todos desearíamos: la justicia universal no es noticia por la investigación o enjuiciamiento de algún responsable de un crimen internacional sino por una nueva reforma del poder legislativo que limita aún más a esta institución.

Pero antes de abordar el análisis de estas reformas es necesario hacer una breve mención sobre qué es la justicia o jurisdicción universal. El principio de jurisdicción universal rige la vigencia espacial de la ley penal, permitiendo conocer a los tribunales de hechos cometidos fuera de sus fronteras debido a la gravedad o la naturaleza de delitos objeto de este principio y cuya represión es objetivo de la comunidad internacional.
Los delitos objeto de la justicia universal son aquellos considerados especialmente graves por la comunidad internacional (genocidio, lesa humanidad, tortura, desaparición forzosa, etc.). Y el fundamento de esta institución se encuentra en que estos delitos especialmente graves atacan intereses o valores de la comunidad internacional, la cual tiene interés en su persecución y castigo. Por tanto, para su ejercicio la justicia universal en su concepción pura no está sujeta a requisitos, será suficiente con que se trate de alguno de estos delitos sin la exigencia de ninguna otra condición como nacionalidad de autor o víctima.

Antes de las reformas España se había convertido en un referente mundial en el ejercicio de la jurisdicción universal y en la lucha contra la impunidad. El número de causas abiertas en función de este principio fue muy importante y de gran repercusión política y mediática, destacando entre todos ellos, el asunto Pinochet. Pero esta situación es un espejismo. Tras la reforma de 2009, que ya introducía una serie de requisitos que restringen el ejercicio de este principio, se aprueba la reforma de 2014 especialmente restrictiva. Es indiferente el partido político que se encuentre en el poder, ambos han demostrado una clara voluntad de restringir la justicia universal, respondiendo también a una corriente dentro de los países de nuestro entorno.

La reforma de 2014 se realizó sin el necesario debate social, ya que se introdujo mediante una proposición de ley del Grupo Popular en el congreso (no es habitual que el partido en el gobierno realice este tipo de proposiciones), evitando de esta forma el debate parlamentario, así como las diferentes fases del control del proyecto. Con todo, la reforma entraría en vigor en apenas dos meses desde su propuesta.

Y al igual que en 2009, esta nueva reforma obedeció a presiones políticas y diplomáticas, en particular, las ejercidas por el gobierno chino debido a los asuntos que afectan a los mismos en nuestros tribunales.

Profundizando en el análisis de las reformas, si bien por una parte la reforma amplía el catálogo de delitos de los que se conocerá en virtud del principio de justicia universal, este conocimiento queda condicionado al cumplimiento de una serie de requisitos especialmente limitativos. Estos entre otros son
  • que el procedimiento se dirija contra un español o un extranjero que resida en España 
  • o que la víctima sea española, 

Estos requisitos son contrarios al fundamento de la justicia que, como hemos señalado, debe entenderse sin estas limitaciones pues se fundamenta en un interés de la comunidad internacional en perseguir y castigar estos hechos. Además esta ampliación del catálogo de delitos desvirtúa el contenido de esta institución separándose de ese núcleo duro de delitos que la comunidad internacional calificó como especialmente graves, incluso llega a ser más limitativa en dichos delitos.

Es decir, la reforma exige una serie de requisitos más restrictivos cuando se trata de delitos de genocidio, lesa humanidad o contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado, en estos casos solo se podrá ejercer la jurisdicción universal cuando el procedimiento se dirija contra un español o contra un ciudadano extranjero que resida habitualmente en España, o contra un extranjero que se encontrara en España y cuya extradición hubiera sido denegada por las autoridades españolas. Supuestos de hecho que muy difícilmente se darán en la práctica.

La reforma también incluye como requisito la previa interposición de querella por el agraviado o ministerio fiscal, dejando fuera de la justicia universal a la acción popular. En muchas ocasiones respecto a los crímenes internacionales eran asociaciones, ONG o colectivos de víctimas las que presentaban las querellas, con la supresión de esta posibilidad será mucho más reducido en el futuro el número de asuntos que conocerán nuestros tribunales en virtud de la justicia universal.

El gran esfuerzo por parte del poder judicial para mantener abiertos los asuntos que conocen nuestros tribunales en virtud de la justicia universal es otro de los aspectos a destacar. Los jueces están reconduciendo los asuntos hacia aquellos ámbitos donde la reforma es menos restrictiva, haciendo en algunas ocasiones obras de ingeniería jurídica.

En muchas ocasiones los jueces acuden a tratados o convenios firmados por España, en los cuales se recoge la obligación por parte de nuestro estado de perseguir alguno de estos delitos especialmente graves. Así para continuar con algunas de las causas, nuestros tribunales han aplicado tratados tales como el III Convenio de Ginebra relativo al trato debido a los prisioneros de guerra, la IV Convención de Ginebra relativa a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra o la Convención sobre la tortura.
Como aspecto positivo, nuestros tribunales han mantenido abiertos la mayoría de los asuntos que conocían en virtud del principio de justicia universal como por ejemplo, los casos de Guatemala, el Salvador, José Couso, Carmelo Soria, Guantánamo o Flotilla Libertad.

Y como consecuencia negativa de la reforma el fin de las causas del Tíbet y Falun Gong que afectan al gobierno chino y que motivaron la reforma. En este asunto nuestros tribunales no han podido continuar conociendo debido a la falta de los requisitos exigidos por la ley y a la escasa conexión del caso con nuestro país. Por desgracia estos asuntos son un claro ejemplo de cómo para el poder legislativo han primado antes las cuestiones diplomáticas, políticas o comerciales que el esclarecimiento de los hechos, reparación de las víctimas y la realización de la justicia.

En cuanto a las perspectivas de futuro no son del todo halagüeñas, el legislador deja claro con sus reformas su voluntad por limitar la justicia universal, además esta circunstancia es idéntica en los países de nuestro entorno. Las críticas por parte de la doctrina y la opinión pública no han sido suficientes para parar este afán reformista y solo el esfuerzo de una parte de nuestro sistema judicial hace posible que algunas causas de justicia universal aún sigan abiertas. A la vista del fracaso de las reformas desde el objetivo planteado por el legislador, las preguntas que podemos plantear para el futuro serian
  • ¿Habrá una nueva reforma aún más restrictiva?
  •  ¿Cederá el gobierno ante nuevas presiones diplomáticas y políticas cuando otro asunto afecte a alguno de los países con los que España tiene intereses comerciales?
  • ¿Es posible un cambio o un giro en la voluntad del legislador para volver a la situación anterior a las reformas?
Solo el tiempo podrá resolver estas cuestiones pero a la vista de los últimos acontecimientos no parecen que las soluciones a estas preguntas sean del todo positivas.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

2 de diciembre de 2014

Competencias transversales del abogado


Cuando estamos buscando trabajo, es fundamental realizar un análisis de nuestras propias competencias. ¿Cuáles son nuestras debilidades y cuáles nuestras fortalezas? Revisar nuestros empleos pasados y las funciones que cumplimos nos puede ayudar a identificarlos. Puede parecer una obviedad, pero somos muchos los que desconocemos cuáles son nuestros puntos fuertes, en qué somos realmente buenos. Si nos estamos planteando extender la búsqueda de empleo a firmas de abogados o empresas internacionales, ser conscientes de cuáles son nuestras competencias transversales será fundamental. De hecho, los currículums en inglés pueden ser cronológicos (como lo son normalmente en español) o bien basados en competencias o destrezas.  Las transferable skills facilitarán una información de gran valor a nuestros potenciales contratantes. Es el caso, por ejemplo de Clifford Chance, en cuya web tienen publicadas la lista de competencias que servirá como checklist para la evaluación de los candidatos. Es la misma lista de competencias que emplean para la evaluación periódica de sus pasantes, abogados y socios.

Para ayudaros a identificar vuestras destrezas transversales, traemos hoy al blog una breve checklist de competencias con el fin de que podáis hacer una autoevaluación que posteriormente os sirva, ya sea para un proceso de búsqueda de empleo o para identificar aquellos puntos que es preciso trabajar y mejorar de cara al futuro. Es tan solo una muestra, tenéis una lista más extensa (en inglés) en este enlace. Os resultará de gran utilidad también si precisáis redactar vuestro CV o perfil de LinkedIn en inglés.

Competencias transversales fundamentales:
  • Cumplir con los plazos
  • Capacidad para delegar
  • Capacidad de planificación
  • Enfocarse a resultados
  • Capacidad de supervisión de otros
  • Aceptar responsabilidades
  • Dar instrucciones
  • Deseo de aprender y mejorar
  • Buena gestión del tiempo
  • Resolución de problemas
  • Gestión financiera y de presupuestos
  • Habilidades organizativas
  • Trabajar en equipo
  • Trabajar de manera independiente
  • Trato con el público
  • Comunicación verbal
  • Comunicación por escrito
  • Manejo de ordenadores y programas
Competencias relacionadas con el lenguaje y las ideas:
  • Articulación
  • Innovación
  • Lógica
  • Comunicación verbal
  • Hablar en público
  • Recordar información
  • Precisión
  • Investigación
  • Generar nuevas ideas
  • Escribir con claridad
  • Entender con perspectiva
Competencias relacionadas con las personas:
  • Paciencia
  • Capacidad de persuasión
  • Capacidad de confrontación
  • Sensibilidad
  • Diplomacia
  • Tolerancia
  • Capacidad de escucha
  • Capacidad de enseñar a otros
  • Adaptabilidad
  • Habilidades de negociación
  • Anticipación de necesidades
  • Empatía
Competencias relacionadas con el liderazgo:
  • Capacidad de motivar a otras personas
  • Tomar decisiones
  • Planificar
  • Delegar
  • Explicar cosas a otros
  • Compartir liderazgo
  • Pensar en los demás
  • Crear cohesión de equipo
  • Dirigir proyectos
  • Asumir riesgos
  • Mediar en los conflictos
¿Cómo podemos usar esta información sobre uno mismo en un currículum?  En primer lugar, conocerse bien es fundamental para poder venderse en un proceso de selección de personal. Ser consciente también de las propias debilidades y, como suele decirse, convertirlas en fortalezas. Pero si, además, optamos por elaborar un CV basado en competencias, será preciso haber hecho este análisis y ser capaz de ilustrar cada destreza con ejemplos concretos. Podéis encontrar múltiples ejemplos de skills-based CV buscando en Google; como ejemplo y para terminar este post, os presentamos este.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
-Mejorar las destrezas del abogado: attendance notes
-Buenas prácticas en la gestión del despacho:¿qué dice tu sala de reuniones de ti?