4 de noviembre de 2014

Mejorar las destrezas del abogado: attendance notes


Los abogados anglosajones aprenden lo que denominan lawyering skills, algo que forma parte de su proceso de formación incluso en las escuelas de práctica jurídica. Sin embargo, hablar de destrezas del abogado nos suena  extraño a nosotros los españoles y, aunque sabemos que hay factores a mejorar en nuestro desempeño profesional, poco tiempo invertimos en formarnos y pulir ciertas destrezas que nos serían francamente útiles. Desde la sección de Gestión de Despachos y desde el Grupo de Abogados Jóvenes con frecuencia se organizan talleres prácticos que tratan de abordar temas muy concretos como el interrogatorio de testigos o las habilidades expositivas en juicio. Esta mejora profesional pasa por hacer un auto-análisis de aquellos aspectos en los que creemos que precisamos focalizar y mejorar.

Volviendo a nuestros homólogos ingleses, sorprende el pragmatismo reinante en el desempeño diario de los solicitors. Parten de un enfoque de equipo, menos individualista que el nuestro, que entre otras cosas se refleja en la manera precisa, protocolizada y ordenada en que organizan sus expendientes (briefs). La idea es que cualquiera pueda ponerse al día en un caso del despacho si el compañero estuviera enfermo y otro tuviera que hacerse cargo de sus expendientes.

Así, por ejemplo, una práctica interesante es cómo todo queda registrado por medio de las denominadas attendance notes. Tras cada llamada telefónica, cada reunión o cualquier otra forma de trabajo realizada para un cliente, el solicitor redacta su correspondiente attendance note. En ella da cuenta de lo acontecido para su correspondiente constancia y registro. Si bien esto consecuentemente incrementa el volumen de papel que generamos para cada caso, estas anotaciones permiten por ejemplo justificar el tiempo invertido en un determinado asunto.  Confiar cada conversación a la memoria puede jugarnos malas pasadas, algo que también evitamos con este tipo de organización. Además, hacen posible que cualquier compañero pueda saber inmediatamente en qué consiste un determinado asunto y en qué fase se encuentra.Y por último, está el valor probatorio de las notas.

Deteniéndonos en estos dos últimos puntos, es interesante señalar que en una firma de solicitors inglesa no se concibe  que un abogado no esté disponible para el cliente durante el periodo vacacional. Es impensable que un cliente pueda recibir la respuesta de: "lo sentimos, pero Don/Doña XXX no se encuentra en el despacho, de hecho no volverá hasta el 30 de agosto. ¿Quiere dejarle un mensaje?". El solicitor viene a ser un depositario de los problemas del cliente y si no está disponible por la causa que sea, siempre habrá alguien en la firma que asumirá la responsabilidad sobre su caso en ausencia del compañero en cuestión. Hay un claro enfoque de equipo.

En cuanto al valor probatorio de las attendance notes, aquí podemos ver otra gran diferencia con nuestro sistema. Gozan de una presunción de veracidad, algo que se explica por hecho de que los abogados en Inglaterra se conciben como oficiales del juzgado en tanto en cuanto se entiende que son guardianes del Derecho. El abogado inglés se debe al sistema y no a su cliente. Es también por ello que no hay jueces profesionales en la forma en que aquí existe la carrera judicial. Un juez no necesita tener conocimientos de Derecho en un sistema en el que los abogados no presentan sus casos sólo de forma en que favorezca a su cliente. De ahí la presunción de veracidad de las attendance notes.

¿Podríamos copiar algunas de estas prácticas de nuestros compañeros del Common law? Como dirían ellos: indeed! Incorporar estrategias de gestión que nos aportan un sin fin de ventajas está en nuestra mano, es sólo cuestión de hacerse el propósito y ponerse manos a la obra.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
- De abogado a solicitor inglés
- Buenas prácticas en la gestión de despachos: el cliente extranjero

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!