14 de octubre de 2014

El logo del despacho de abogados


Aún hoy, son muchos los despachos que no tienen logo, esa imagen que identifica tu firma y que la hace fácilmente reconocible. Cuando pensamos en el logo normalmente imaginamos un símbolo gráfico que aparece junto al nombre de tu despacho (arriba, debajo o en un lado). Sin embargo un logo puede ser simplemente el nombre del despacho en una tipografía y colores determinados. Cuanto más simple, mejor, lo cual no significa que diseñar un logotipo sea simple. Y por ello es importante contar con la ayuda de profesionales del diseño gráfico. No debemos poner esta importante tarea en manos de amateurs del diseño. Después de todo, como decía Oscar Wilde: "no hay una segunda oportunidad para una primera impresión".

Un buen logo debe:
  • reflejar tu negocio de forma precisa
  • funcionar en distintos formatos
  • diferenciarte de los demás
  • ser atractivo para tus clientes
Cuando contratamos los servicios de un diseñador gráfico para que diseñe la imagen corporativa, lo normal será que tengamos que contestar a las preguntas de un cuestionario para el briefing. Cuanta más información proporcionemos sobre nuestro despacho (los valores, otros logos que nos gustan,  quién es nuestra competencia, qué nos diferencia de ella, etc) mayores probabilidades de que la agencia sea capaz de diseñar una imagen acorde con nuestra firma.

Los logos de los despachos de abogados se caracterizan por seguir una linea más conservadora, previsiblemente con la intención de transmitir seriedad y profesionalidad. Sin embargo también es posible decantarse por opciones algo más arriesgadas o innovadoras que transmitan igualmente elegancia, frescura y buen hacer profesional y a su vez no pasen desapercibidas.

En general los logos de los bufetes de abogados suelen seguir la tendencia de emplear las iniciales del despacho, que a su vez suele ser el apellido del socio o socios fundadores. Otros despachos se decantan por usar iconos relacionados con el mundo de la justicia: la balanza, el mazo, etc. De cara a diseñar la propia imagen gráfica será importante ver previamente logos de otras firmas para seleccionar o descartar lo que nos gusta y lo que no.

A la hora de elegir al diseñador gráfico, nos solemos encontrar en territorio desconocido si no tenemos referencias de ninguno en concreto. ¿Será profesional? ¿Cuánto suelen cobrar por este trabajo? ¿Qué incluye el presupuesto? En Málaga tenemos buenos profesionales del diseño como La madre de los Beatles o Youart, por poner un par de ejemplos . No debemos olvidar, que al igual que nosotros los abogados, los diseñadores gráficos son profesionales en su terreno y su trabajo tiene un coste. Otra opción es decantarse por una fórmula diferente y normalmente más económica, que es usar plataformas como 99designs en las que tu logo sale a concurso y recibes propuestas de distintos diseñadores que compiten por adjudicarse el encargo. Este sistema presenta la ventaja de que no te limita a un sólo diseñador o agencia, tendrás un mayor abanico de opciones y además si no te gusta ninguna de las propuestas, no pagas. En este post del blog Ciudadano 2.0 podrás leer más detenidamente cómo funciona este sistema.

Al parecer los logotipos se remontan históricamente a la Edad Media, cuando los artesanos los usaban para diferenciar sus productos de los de los demás.¡No es nada nuevo! Detrás del logo hay mucho más que el nombre de una empresa (o despacho en nuestro caso) y son esenciales para transmitir la idea de profesionalidad y para identificar tu marca. Incluso, si ya contáis con uno, quizás sea momento de plantearse un rediseño del mismo, ya que los logos, como todo, evolucionan y se pasan de moda.

Si te gustó esta entrada, tal vez te gustaría leer:
- La tarjeta como herramienta de venta
- La estrategia de asistir a congresos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!