3 de octubre de 2014

De abogado a solicitor inglés




Hoy os vamos a hablar de un examen que permite a un abogado español adquirir también la condición de solicitor (uno de los tipos de abogados que hay en Inglaterra y Gales, así como en otras jurisdicciones del Common law).  Tener la doble condición abogado/solicitor, supone una interesante combinación profesional que previsiblemente incremente la empleabilidad y las oportunidades laborales de un abogado, especialmente si se quiere tener una proyección internacional. Tener la visión y el conocimiento profundo de dos ordenamientos tan diferentes y la capacidad de ejercer en jurisdicciones tan distintas, conforma sin duda un perfil muy atractivo para las grandes firmas internacionales.
El examen se denomina Qualified Lawyers Transfer Scheme. Dicho examen acredita que se tienen el conocimiento y las habilidades que se requieren para ser solicitor. Para poder optar al examen es preciso ser abogado cualificado (ver aquí qué se entiende por tal). No se necesita haber estudiado ni trabajado en Inglaterra o Gales, aunque ello pueda constituir una ventaja. Sí será preciso acreditar un nivel C2 de inglés, aportando certificados reconocidos internacionalmente.  El proficiency de Cambridge y el IELTS son por ejemplo certificados admitidos.
Para poder optar es preciso obtener el certificado de idioneidad o Certificate of elegibility. Este tiene una validez de un año. La autoridad reguladora de los solicitors (the Solicitors Regulation Authority) establece un proceso de dos pasos para superar la prueba:

  1. Una prueba objetiva de tipo test  (Multiple choice test)
  2. La otra prueba se denomina Objective Structured Clinical Examination. Es preciso haber aprobado el tipo test para poder pasar a esta fase.

La evaluación en ambas pruebas se hace conforme a un documento denominado Day-one outcomes, en el cual se relacionan los conocimientos y habilidades que se presupone que un solicitor debe tener el primer día de su ejercicio profesional. Los candidatos disponen de tres oportunidades para aprobar cada una de las partes durante el año de validez del Certificate of elegibility.
En la prueba de tipo test se valoran específicamente los conocimientos:  desde el conocimiento del ordenamiento jurídico inglés, sus fuentes, la estructura de sus tribunales o la importancia del precedente judicial, pasando por las distintas ramas del Derecho o las instituciones de la Unión Europea.
En la segunda fase se evalúan las habilidades y destrezas que debe tener un solicitor, tales como resolución de problemas específicos (por ejemplo como llevar a cabo una partición hereditaria) o conocimientos del mercado de servicios jurídicos.
Sólo hay un centro examinador habilitado, la empresa KaplanQLTS. Esta empresa no da formación, por lo que para prepararse es preciso contactar con centros preparadores o bien prepararlo por cuenta propia. El documento Day-one Outcomes es el que debemos usar como referencia para saber cómo preparar el examen, a qué objetivos debemos apuntar.
Estos son algunos de los centros preparadores :

En la Universidad de Málaga ofrecen igualmente un programa de cuatro años en Derecho Inglés cuyo fin último es preparar a los alumnos para aprobar el QLTS. Existen dos cursos diferentes, uno para profesionales y otro para alumnos universitarios.

¿Qué opinas? ¿Nos lo marcamos como objetivo?

Si te gustó este post, quizás te interese leer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!