31 de octubre de 2014

La Fiscalía de Delitos de odio en Málaga

Autora: Rosario Alises Castillo, abogada
Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Málaga


El delito de odio es aquel en el que se atenta contra una persona o grupo de personas o las propiedades de éstas por su pertenencia a un determinado colectivo social, según su origen racial o étnico, sexo, religión, opinión, edad, discapacidad, orientación sexual o identidad de género.

El bien jurídico que se protege al castigar este tipo de delitos es la dignidad de la persona, que está amparada, además,  por  la Constitución Española.

El delito de odio tiene su reflejo en los siguientes artículos del Código Penal:
  • 24.4.- Agravante genérica de discriminación.
  • 173.1- Delito contra la integridad moral.
  • 174.- Delito de tortura.
  • 314.- Discriminación en  el ámbito laboral.
  • 510.- Incitación al odio
  • 511.- Discriminación en servicios públicos.
  • 512.-Denegación discriminatoria de servicio.
  • 515.- Asociación ilícita para promover el odio.
  • 522.- Atentar contra la libertad religiosa de las personas.
  • 525.-.Hacer escarnio de los dogmas de una confesión religiosa y de las personas que la profesan
  • 607.2- Justificación del genocidio
Los delitos de odio atacan a las personas por ser lo que son, lo que no pueden evitar ser. En Málaga contamos con una Fiscalía de Delitos de Odio y Discriminación con competencia en  toda la provincia cuya titular es la Fiscal Dª María Teresa Verdugo Moreno. Esta Fiscalía  depende de la Fiscalía de Sala para la Igualdad . María Teresa Verdugo Moreno, en su intervención en el 10º Congreso jurídico de la Abogacía en Málaga, insistió en la importancia de dar a conocer el servicio que prestan desde la Fiscalía de delitos de Odio. La ponente imparte formación a policías y guardas civiles. Es importante que los motivos de odio consten en los atestados.

Las amenazas a colectivos: inmigrantes, por motivos de raza o religiosos, ataques a homosexuales son tipos agravados. Un delito que merece atención particular es el del art. 173.1 CP ataques a la dignidad y a la integridad moral. La jurisprudencia del Tribunal Supremo estableció los criterios que ayudan a interpretar este tipo de ataque a la integridad moral.

En los delitos de odio las víctimas son también los colectivos a los que pertenecen y sus familias. Un problema añadido es el del llamado perfil racial, algo que comenzó a observarse en EEUU, con las detenciones mayoritarias a personas de color. En España, la Circular  X /2012 de la Dirección General de la Policía pretendía precisamente evitar este tipo de situaciones. Destacamos este fragmento:

"Las identificaciones de personas que infundan sospechas se realizarán de forma proporcionada, respetuosa, cortés y del modo que menos incidencia genere en la esfera del individuo, de tal manera que se evitarán aquellas que se consideren innecesarias, arbitrarias, abusivas y que supongan una extralimitación de las facultades que otorga al efecto el ordenamiento jurídico a las fuerzas y cuerpos de seguridad".
 
La ponente explicó que con la especialización de la Fiscalía de Odio ahora este tipo de delincuencia estará monitorizada por una misma persona, desde la denuncia a la sentencia, lográndose así una mayor eficacia. Además con la creación de esta Fiscalía se homologan nuestras leyes a la legislación europea, ya que en países como Francia y Alemania existen legislaciones muy avanzadas para perseguir este tipo de delitos. Según la Fiscal, las minorías susceptibles de ser víctimas de delitos de odio, han interiorizado y etiquetado como normales conductas sufridas que para nada lo son. Ahora, es importante que estos colectivos conozca que existe una Fiscalía dispuesta a perseguir y   a intentar castigar este tipo de conductas y que sepa que las vulneraciones de sus derechos fundamentales están amparadas en otras instancias, y en el derecho penal y que cuando se vean afectados por este tipo de conductas sepan que hay una Fiscalía para  apoyarles.
Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:

28 de octubre de 2014

Mutualidad de la abogacía versus Seguridad Social

Autora: Raquel Attard, abogada
Especialista en Derecho Fiscal

mutualidad de la abogacia vs seguridad social

Muchos abogados autónomos que ahora empiezan a ejercer por cuenta propia estarán pensando a qué régimen es mejor acogerse, a la mutualidad de nuestra profesión o al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

También pueden estar planteándose esta cuestión los abogados afiliados al RETA o los que ahora se encuentran acogidos a la mutua como régimen alternativo a autónomos. En este post quiero contaros cuál de las dos opciones es mejor, las diferencias que tienen y los límites que se les presentan a los abogados una vez que se den de alta en la Seguridad Social.

Por una parte nos encontramos con que el Régimen de Autónomos en la Seguridad Social, a priori, tiene una ventaja clara: estamos cotizando. Los abogados afiliados a la Mutua también realizan aportaciones cada mes, por regla general, que les cubre contingencias como la incapacidad temporal, invalidez permanente, embarazo, maternidad, paternidad o la asistencia sanitaria. Además, puede incluirse la cobertura por fallecimiento que dé lugar a situaciones de viudedad u orfandad.

Tanto la Seguridad Social como las Mutuas tienen bonificaciones en las cuotas mensuales. Por ejemplo, la tarifa plana para autónomos de la Seguridad Social, en la que se pagan los 6 primeros meses 52,03 euros, los 6 siguientes 131,30 euros y los 18 meses siguientes 183,55 euros. Por su parte, las Mutuas también suelen establecer reducciones. En este sentido, la Mutualidad de la Abogacía bonifica en un 50% las cuotas de los 3 primeros años.
En cuanto a la tributación de las aportaciones en el IRPF por rendimientos de actividades económicas, las que vengan como consecuencia del pago del RETA serán gasto deducible de la actividad profesional del autónomo, mientras que las aportaciones a la mutualidad pueden ser gasto deducible o, si la aportación supera los 6.400 euros pero no llega a los 10.000 euros, pueden ser reducidos de la base imponible como aportación a planes de previsión social.

Hay que tener en cuenta, a la hora de decidirse por uno u otro régimen, que la mutua sólo actúa como alternativa al RETA para aquellos que ejercer la abogacía. No sirve para otras actividades, aunque estén relacionadas con la abogacía.

Pero la diferencia más importante entre el RETA y la Mutualidad de la abogacía es la contenida en la Disposición Adicional Decimoquinta de la Ley 30/1995, de 8 de noviembre, de ordenación y supervisión de los seguros privados, que establece que los profesionales ejercientes con colegiación obligatoria deben afiliarse al RETA, salvo que hayan optado por incorporarse a la Mutualidad de Previsión Social que establezca el respectivo colegio.

No obstante: si el interesado, teniendo derecho, no optara por incorporarse a la Mutualidad correspondiente, no podrá ejercitar dicha opción con posterioridad.

Esto significa que si el abogado opta por incorporarse a la Seguridad Social no podrá cambiar este régimen por el de la Mutua en ningún momento, teniendo que seguir en el RETA mientras esté en el epígrafe “abogados”.


En cambio, si el abogado decide inscribirse primero en la Mutua, puede ir al RETA cuando quiera, aunque empezando desde cero, pues la Seguridad Social no tiene en cuenta como “cotizados” los años que el abogado haya estado en la Mutualidad correspondiente. Por tanto, el inconveniente de esta opción es que, si queremos que nos reconozcan los años trabajados tendremos que solicitarlo y pagar la diferencia.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

24 de octubre de 2014

La regulación de los fondos de inversión en el fútbol

Miguel García Caba, en #CJAM14
Los fondos de inversión en el fútbol son, sin duda, uno de los temas estrella en el campo del Derecho Deportivo. En el 10º Congreso Jurídico de la Abogacía en Málaga, que se celebró la semana pasada, tuvimos la oportunidad de abordar este tema con un especialista que conoce el asunto de primera mano: Miguel García Caba, Doctor en Derecho del Deporte y asesor jurídico de la Liga de Fútbol Profesional española. Miguel García Caba dedicó su intervención (que cerraba las ponencias de la Sección de Derecho Deportivo en el CJAM14) a la regulación de los fondos de inversión, y en ese aspecto nos centraremos nosotros también. Por tanto, para saber un poco más sobre el origen de esta figura, y sobre conceptos como derechos deportivos y derechos federativos, os recomendamos estas lecturas
Miguel García Caba comenzó señalando que un fondo de inversión es un acuerdo entre un club y una tercera persona (física o jurídica), por lo que supone una participación conjunta. Ambas partes comparten riesgos y beneficios.
En cuanto a su regulación, mientras que la UEFA los prohibió de forma expresa en el año 2012 , la FIFA siempre se había mostrado favorable a su regulación. Sin embargo, recientemente parece haber cambiado su postura. Por otro lado, en Sudamérica los fondos son una realidad desde hace cuarenta años. El sistema de fondos en el fúbtol sudamericano es la base económica y de supervivencia de los clubes. Por tanto, prohibirlos afectaría a su modus vivendi.

Pero ¿cuál es el contenido habitual de un fondo de inversión? Entre otros elementos, podemos citar:
  • obligaciones del club si recibe una oferta por el jugador 
  • derechos del club a rechazar la oferta 
  • libertad para establecer las condiciones laborales del jugador 
  • derecho del inversor a recibir una compensación si se modifican sustancialmente las condiciones 
  • existencia de un retorno mínimo garantizado
El sistema de fondos de inversión tiene, lógicamente, sus ventajas y sus inconvenientes. Entre las primeras, el ponente señaló que es una nueva fuente de ingresos que permite, por ejemplo, que algunos clubes pequeños puedan seguir  manteniendo el nivel de competitividad. En el lado negativo, están la falta de transparencia y el acceso al mercado de propietarios desconocidos.

¿Cómo se regulan los fondos de inversión en el Derecho Comparado?
  • En la Premier League, en la FA (Football Association Challenge Cup- equivalente a nuestra Copa del Rey-) y en Escocia están expresamente prohibidos. Un caso paradigmático fue el llamado "caso Tévez" (por el delantero argentino Carlos Tévez) que supuso la modificación de la regulación en la Premier League. Sobre este asunto, os recomendamos el artículo que escribieron Javier Torres Cifuentes y Carol Couse en la web especializada en Derecho Deportivo Iusport 
  • En Francia, Polonia y Alemania también se prohíben los fondos de inversión, basándose en la idea de evitar la influencia decisiva de un tercero en el club. 
  • Como ya se ha mencionado, en Sudamérica los fondos son plenamente aceptados. En ese punto, Miguel García Caba llamó la atención sobre el caso de Argentina, país en el que recientemente se ha aprobado un nuevo sistema que apuesta por la transparencia y la información. Se crea un registro con todas las operaciones realizadas por fondos de inversión.
¿Y en España?

En España no existe prohibición legal. La situación actual se refleja en las posturas enfrentadas de la Federación Española de Fútbol (partidaria de la prohibición) y de la Liga (partidaria de su regulación).
Desde la Liga se está preparando un borrador de regulación que contempla la creación de dos registros: uno de entidades y otro de operaciones. La finalidad es crear un sistema seguro, flexible y transparente. No limitarse a prohibir por prohibir. Habrá que esperar para ver qué rumbo toma la regulación de los fondos de inversión en nuestro país.

Para saber más, en este enlace podéis acceder a varias de las entradas que Luis Cazorla ha publicado sobre el tema.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

- Formación y tendencias: Crónica del 10º Congreso Jurídico de la Abogacía en Málaga
- Notas sobre el CJAM13: El abogado especialista

21 de octubre de 2014

Formación y tendencias: Crónica del 10º Congreso de la Abogacía en Málaga



Momentos de la clausura del 10º Congreso Jurídico de la Abogacía en Málaga

La necesidad de formación continua y actualizada en las distintas especialidades del Derecho es una constante para la abogacía. En el 10º Congreso Jurídico de la Abogacía, celebrado en Málaga los días 16 y 17 de octubre, se ha puesto de manifiesto además que los abogados deben sumar nuevas competencias para conseguir destacar en un mercado cambiante y fragmentado. Desde Secciones tan diferentes como la de Gestión de Despachos o la de Mediación se apuntaba en esta dirección. Competencias en la gestión de personas, del conocimiento, incorporación de la tecnología al servicio de un mejor desempeño profesional y de gestión de los recursos del despacho, sin olvidar el componente emocional.

Con más de 1200 inscritos, el Congreso aglutinó ponencias de muy diversa índole y de completa actualidad, manifestación del trabajo que durante el año realizan las diversas secciones con el fin de ofrecer un programa atractivo y enriquecedor a los asistentes. De nuevo en esta edición es preciso agradecer  la labor realizada por los compañeros de todas las secciones y comisiones del Colegio.

Quienes no pudieron asistir tuvieron la oportunidad de seguir el congreso a través de Twitter con la etiqueta  #CJAM14, que ha acumulado casi 2.000 tuits durante estos dos días. A lo largo de  ambas jornadas, tanto el equipo de redes sociales como los  asistentes, proyectaron el evento al exterior compartiendo ideas y retransmitiendo las distintas ponencias minuto a minuto.

En el acto de  inauguración, en la que nuestro decano, Javier Lara quiso destacar la presencia de José Pascual Pozo Gómez,  en el que era su primer acto como presidente del Consejo Andaluz del Colegio de Abogados como muestra de la relevancia y aval que las instituciones conceden a este Congreso.

Como novedad, este año hemos tenido una mesa de trabajo dedicada al "Futuro de la Abogacía" en la que los decanos de los Colegios de Cartagena, Álava, Jaén y Sabadell analizaron junto a nuestro decano, Javier Lara cómo afectan y están afectando las reformas legislativas en el sector jurídico no solo a los profesionales del Derecho, sino al conjunto de los ciudadanos. Nos gustaría resaltar  el análisis llevado a cabo por  José Muelas, decano del Colegio de Abogados de Cartagena  de los costes que para profesionales y ciudadanos tendría la implantación de la nueva Planta judicial y la referencia a las Hojas de encargo profesional por parte de Juan Antonio García Cazorla,  decano del Colegio de Abogados de Sabadell, animó a usar las Hojas de encargo profesional. "No hay que temer firmarlas" afirmó. Por el contrario, aportan transparencia y confianza a la relación  compartió en primicia las versiones en español de las Hojas de encargo profesional que han preparado desde el Consejo de Colegios de Abogados de Cataluña.

 Aquí tenéis las dos categorías de Hojas de encargo profesional:
Formación y networking, claves del Congreso
El congreso es una oportunidad también para escuchar la voz de los jueces y magistrados participantes y conocer de su mano, por ejemplo, la más reciente jurisprudencia del Tribunal Supremo en materia de familia con Rosa Mª de Castro Martín (TS);  la evolución y los mecanismos de la Justicia Penal Internacional gracias a Sylvia Steiner (Corte Penal Internacional); el problema práctico de las costas en la jurisdicción contencioso-administrativa, con José Ramon Chaves García (TSJ de Galicia) o los problemas de la politización de la Justicia con Jesús Manuel Villegas Fernández (Juzgado de Instrucción nº 3 de Guadalajara y Plataforma Cívica por la Independencia Judicial). Esta última ponencia fue la aportación del Grupo de Abogados Jóvenes, que por segundo año consecutivo cuenta con su propio espacio dentro del programa del Congreso.

La Sección de Bancario, a pesar de su reciente creación, es una de las más seguidas en el Congreso. Este año no fue una excepción, y las ponencias sobre cláusulas abusivas, impugnación de IRPH o participaciones preferentes tuvieron una gran acogida por parte de los asistentes.

En la segunda jornada del  contamos con la presencia del secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, quien desveló las claves de la reforma fiscal como impulso de la recuperación económica en 2015. Ferre fue uno de los encargados de cerrar el Congreso en el acto de clausura en el que de nuevo se reunieron destacadas autoridades provinciales y autónomicas. Nuestro decano recalcó la importancia para los ciudadanos de contar con una abogacía formada, a través de iniciativas como el Congreso. Por último, nuestro Coro interpretó dos canciones, poniendo el broche de oro a dos intensas jornadas.

No queremos despedirnos sin agradecer a todos los ponentes, compañeros y participantes que han contribuido con sus tuits, mensajes y generosidad a hacer del Congreso una  cita ineludible (tanto online como offline)  que se consolida como el evento de referencia en su categoría en toda España.  Ya tenemos las fechas para el próximo año: 15 y 16 de octubre de 2015.

¿Preparados para #CJAM15?

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
- Notas sobre el #CJAM13: el abogado especialista
- Crónica de la primera jornada del 9º Congreso Jurídico de la Abogacía

14 de octubre de 2014

El logo del despacho de abogados


Aún hoy, son muchos los despachos que no tienen logo, esa imagen que identifica tu firma y que la hace fácilmente reconocible. Cuando pensamos en el logo normalmente imaginamos un símbolo gráfico que aparece junto al nombre de tu despacho (arriba, debajo o en un lado). Sin embargo un logo puede ser simplemente el nombre del despacho en una tipografía y colores determinados. Cuanto más simple, mejor, lo cual no significa que diseñar un logotipo sea simple. Y por ello es importante contar con la ayuda de profesionales del diseño gráfico. No debemos poner esta importante tarea en manos de amateurs del diseño. Después de todo, como decía Oscar Wilde: "no hay una segunda oportunidad para una primera impresión".

Un buen logo debe:
  • reflejar tu negocio de forma precisa
  • funcionar en distintos formatos
  • diferenciarte de los demás
  • ser atractivo para tus clientes
Cuando contratamos los servicios de un diseñador gráfico para que diseñe la imagen corporativa, lo normal será que tengamos que contestar a las preguntas de un cuestionario para el briefing. Cuanta más información proporcionemos sobre nuestro despacho (los valores, otros logos que nos gustan,  quién es nuestra competencia, qué nos diferencia de ella, etc) mayores probabilidades de que la agencia sea capaz de diseñar una imagen acorde con nuestra firma.

Los logos de los despachos de abogados se caracterizan por seguir una linea más conservadora, previsiblemente con la intención de transmitir seriedad y profesionalidad. Sin embargo también es posible decantarse por opciones algo más arriesgadas o innovadoras que transmitan igualmente elegancia, frescura y buen hacer profesional y a su vez no pasen desapercibidas.

En general los logos de los bufetes de abogados suelen seguir la tendencia de emplear las iniciales del despacho, que a su vez suele ser el apellido del socio o socios fundadores. Otros despachos se decantan por usar iconos relacionados con el mundo de la justicia: la balanza, el mazo, etc. De cara a diseñar la propia imagen gráfica será importante ver previamente logos de otras firmas para seleccionar o descartar lo que nos gusta y lo que no.

A la hora de elegir al diseñador gráfico, nos solemos encontrar en territorio desconocido si no tenemos referencias de ninguno en concreto. ¿Será profesional? ¿Cuánto suelen cobrar por este trabajo? ¿Qué incluye el presupuesto? En Málaga tenemos buenos profesionales del diseño como La madre de los Beatles o Youart, por poner un par de ejemplos . No debemos olvidar, que al igual que nosotros los abogados, los diseñadores gráficos son profesionales en su terreno y su trabajo tiene un coste. Otra opción es decantarse por una fórmula diferente y normalmente más económica, que es usar plataformas como 99designs en las que tu logo sale a concurso y recibes propuestas de distintos diseñadores que compiten por adjudicarse el encargo. Este sistema presenta la ventaja de que no te limita a un sólo diseñador o agencia, tendrás un mayor abanico de opciones y además si no te gusta ninguna de las propuestas, no pagas. En este post del blog Ciudadano 2.0 podrás leer más detenidamente cómo funciona este sistema.

Al parecer los logotipos se remontan históricamente a la Edad Media, cuando los artesanos los usaban para diferenciar sus productos de los de los demás.¡No es nada nuevo! Detrás del logo hay mucho más que el nombre de una empresa (o despacho en nuestro caso) y son esenciales para transmitir la idea de profesionalidad y para identificar tu marca. Incluso, si ya contáis con uno, quizás sea momento de plantearse un rediseño del mismo, ya que los logos, como todo, evolucionan y se pasan de moda.

Si te gustó esta entrada, tal vez te gustaría leer:
- La tarjeta como herramienta de venta
- La estrategia de asistir a congresos


10 de octubre de 2014

Recomendación lectora: libros para aprender inglés jurídico

Como cada año, en noviembre darán comienzo nuestros cursos de idiomas en el Colegio de Abogados de Málaga. Para todos nuestros alumnos a lo largo de los catorce años de formación específica en inglés jurídico y para todos aquellos que por cuestiones varias como la falta de tiempo no podéis asistir a dichos cursos, hoy os vamos a recomendar tres de los mejores libros que hay en el mercado para aprender inglés jurídico.
 
Nivel: Intermedio alto-Avanzado. Un manual esencial y completo que incluye 45 unidades que cubren un amplio espectro de temas, desde procesal a contratos, pasando por la profesión de abogado o el lenguaje preciso para escribir emails a los clientes o para explicar cuestiones legales a los mismos. El foco fundamental está puesto en el vocabulario especializado de cada rama del Derecho abordaday no trabaja destrezas como el listening o el writing. Está organizado, como toda la colección "In Use" de Cambridge University Press, de forma muy cómoda, de tal forma que cada unidad es independiente y va acompañada de ejercicios prácticos que nos ayudarán a trabajar y a memorizar el lenguaje específico. Podéis acceder a una muestra en este enlace. Es perfecto para estudiar solo y además es un complemento idóneo para la preparación del ILEC.
Nivel: Intermedio. Es un tipo de manual muy diferente al anterior, pensado tanto para el uso en clase como para estudiar solo. Cada una de sus 10 unidades aborda una rama distinta del Derecho y en ellas sí se presentan actividades orientadas a mejorar las distintas destrezas. Las unidades se dividen así en dos partes: The study of law y Law in practice y en ellas el alumno se encontrará con textos reales y con una amplia gama de ejercicios. Viene acompañado del CD de audio. En este enlace encontraréis igualmente unas páginas de muestra.

Nivel: Cubre desde pre-intermedio a intermedio alto. Sin duda uno de nuestros libros favoritos y además bastante menos accesible y conocido. Es apreciable que una de las coautoras es abogada (solicitor) y es un libro que aporta ejercicios muy interesantes. Al igual que los anteriores, sus 10 unidades se centran en las distintas ramas del Derecho, olvidando, como también hacen los otros dos, ciertas áreas del Derecho, como por ejemplo Familia que realmente serían muy útiles y en nuestra experiencia, son las que más demandan los alumnos. Es un libro diseñado para preparar otro examen de inglés jurídico, el TOLES, pero es posible aprovechar todas sus enseñanzas aunque no estemos pensando en presentarnos a examen. En él se trabajan las distintas destrezas y viene acompañado del CD de audio. Podéis descargaros las 37 páginas de la primera unidad en este enlace del British Council.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer: 
-Los idiomas, una ventaja competitiva
-ILEC, el certificado de inglés jurídico 

7 de octubre de 2014

Calladitos estamos mejor


Autor: Juan José Reyes Gallur, abogado
Coordinador de la Sección de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Málaga.

Imagen de la película El caso Farewell (Christian Carion, 2009)

En los asuntos matrimoniales siempre decimos que las partes han de hablar entre ellas para llegar a un acuerdo, que lo mejor es el diálogo, que son temas personales y subjetivos que atañen a las partes y que ellas deben buscar el acuerdo, esa más o menos es la base de la mediación, que el acuerdo lo alcancen ellos.

Pero claro, la diferencia entre estar en mediación y hablar entre ellos es que al final te provocan y sueltas la lengua más de lo debido, y uno es más listo que el otro, y claro, pone a funcionar la grabadora o el smartphone y  lo aporta como prueba a un juicio, y entonces la hemos liado.

Como sabemos las grabaciones son prueba en juicio, salvo que se demuestre que hayan sido manipuladas, art. 299,2 y 382, ambos de la LEC.

Por su parte la sentencia del Tribunal Constitucional 114/84, entre otras, señala que quien graba una conversación con otro no incurre, por este solo hecho, en conducta contraria al 18.3 de la Constitución. Y tal doctrina aparece recogida en la jurisprudencia del Tribunal Supremo, al precisar que el secreto de las comunicaciones recogido como derecho fundamental de la persona en el art. 18. 3 de la Constitución Española, no alcanza a aquél con quien se conversa y a quien libremente el interlocutor ha decidido manifestarle lo que ha considerado oportuno, sino que se refiere al tercero que, ajeno a la conversación, la intercepta de cualquier modo, que es lo que ahora constituye la conducta delictiva del art. 479 bis del Código Penal y, en definitiva, cuando una persona emite voluntariamente una opinión o secretos a su contertulio, sabe de antemano que se despoja de sus intimidades y se las trasmite más o menos confiadamente a los que le escuchan, los cuales podrán usar su contenido sin incurrir en reproche jurídico (sentencias de 11 mayo 1994 y 30 mayo 1995) y reiterar que si la grabación de conversación telefónica sostenidas por otros, no autorizada judicialmente, implica vulneración del derecho del secreto de las comunicaciones protegido en él número 3 del art. 18, la grabación de una conversación telefónica sostenida con otro por el que la recoge magnetofónicamente, no integra lesión del mencionado derecho fundamental (sentencias de 27 noviembre 1997 y 18 octubre 1998).  Criterio que mantiene, como no puede ser de otro modo nuestra Audiencia Provincial, sección 4ª en sentencia de fecha 8 de marzo de 2010.

Pues bien, admitido por tanto que una grabación entre esposos es válida y no vulnera el secreto de las comunicaciones, y que puede ser aportado a juicio, no me queda otra recomendación como abogado a mis clientes que decirles que no hablen más de lo que deben, y a ser posible en un habitáculo con inhibidores, pues puede ocurrirles que dicha conversación acuda a un juzgado civil o penal como prueba. (En  materia penal quizás estemos más acostumbrados a aportarlas y no en los temas civiles).

Y así ha ocurrido en muchos casos, pero es curioso el reciente caso de la Audiencia Provincial de Pontevedra que en la sentencia dictada con fecha 28 de abril de 2014, reconoce la validez de la conversación aportada a juicio, donde uno de los cónyuges, en este caso la esposa, le reconoce al otro un exceso de adjudicación en los gananciales pactado de forma verbal por nueve millones de las antiguas pesetas. La sala estima la demanda del esposo y condena a la esposa al pago de la cantidad más los intereses desde 2010, como consecuencia del pacto verbal existente entre las partes y reconocido en dichas grabaciones.

Por todo ello, los letrados debemos recordar a los clientes que sus comunicaciones con la otra parte no son secretas, pueden presentarse en juicio, y que un interlocutor hábil con una grabadora en la mano que sepa dirigir bien la conversación, le puede hacer cantar la Traviata, así que mejor calladitos.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

Imagen inicial tomada de http://www.despuesde1984.com/

3 de octubre de 2014

De abogado a solicitor inglés




Hoy os vamos a hablar de un examen que permite a un abogado español adquirir también la condición de solicitor (uno de los tipos de abogados que hay en Inglaterra y Gales, así como en otras jurisdicciones del Common law).  Tener la doble condición abogado/solicitor, supone una interesante combinación profesional que previsiblemente incremente la empleabilidad y las oportunidades laborales de un abogado, especialmente si se quiere tener una proyección internacional. Tener la visión y el conocimiento profundo de dos ordenamientos tan diferentes y la capacidad de ejercer en jurisdicciones tan distintas, conforma sin duda un perfil muy atractivo para las grandes firmas internacionales.
El examen se denomina Qualified Lawyers Transfer Scheme. Dicho examen acredita que se tienen el conocimiento y las habilidades que se requieren para ser solicitor. Para poder optar al examen es preciso ser abogado cualificado (ver aquí qué se entiende por tal). No se necesita haber estudiado ni trabajado en Inglaterra o Gales, aunque ello pueda constituir una ventaja. Sí será preciso acreditar un nivel C2 de inglés, aportando certificados reconocidos internacionalmente.  El proficiency de Cambridge y el IELTS son por ejemplo certificados admitidos.
Para poder optar es preciso obtener el certificado de idioneidad o Certificate of elegibility. Este tiene una validez de un año. La autoridad reguladora de los solicitors (the Solicitors Regulation Authority) establece un proceso de dos pasos para superar la prueba:

  1. Una prueba objetiva de tipo test  (Multiple choice test)
  2. La otra prueba se denomina Objective Structured Clinical Examination. Es preciso haber aprobado el tipo test para poder pasar a esta fase.

La evaluación en ambas pruebas se hace conforme a un documento denominado Day-one outcomes, en el cual se relacionan los conocimientos y habilidades que se presupone que un solicitor debe tener el primer día de su ejercicio profesional. Los candidatos disponen de tres oportunidades para aprobar cada una de las partes durante el año de validez del Certificate of elegibility.
En la prueba de tipo test se valoran específicamente los conocimientos:  desde el conocimiento del ordenamiento jurídico inglés, sus fuentes, la estructura de sus tribunales o la importancia del precedente judicial, pasando por las distintas ramas del Derecho o las instituciones de la Unión Europea.
En la segunda fase se evalúan las habilidades y destrezas que debe tener un solicitor, tales como resolución de problemas específicos (por ejemplo como llevar a cabo una partición hereditaria) o conocimientos del mercado de servicios jurídicos.
Sólo hay un centro examinador habilitado, la empresa KaplanQLTS. Esta empresa no da formación, por lo que para prepararse es preciso contactar con centros preparadores o bien prepararlo por cuenta propia. El documento Day-one Outcomes es el que debemos usar como referencia para saber cómo preparar el examen, a qué objetivos debemos apuntar.
Estos son algunos de los centros preparadores :

En la Universidad de Málaga ofrecen igualmente un programa de cuatro años en Derecho Inglés cuyo fin último es preparar a los alumnos para aprobar el QLTS. Existen dos cursos diferentes, uno para profesionales y otro para alumnos universitarios.

¿Qué opinas? ¿Nos lo marcamos como objetivo?

Si te gustó este post, quizás te interese leer: