29 de julio de 2014

15 artículos para el verano

¡Volvemos en septiembre!
Después de un intenso curso, llega el momento de tomarnos un pequeño descanso bloguero. Queremos dar las  gracias a todos los colaboradores que nos siguen ayudando a dar vida al blog y a vosotros por leernos. ¡Hemos cumplido 2 años y más de 200 entradas juntos!  Esta vez os hemos preparado una selección de las 15 entradas que más os han gustado en el período comprendido entre enero y julio de 2014. Creemos que son un buen reflejo de la variedad de temas tratados en el blog. Aprovechamos para invitaros al 10º Congreso Jurídico de la Abogacía en Málaga, que tendrá lugar los días 16 y 17 de octubre. En septiembre volveremos con energías renovadas.
Mientras tanto...¡feliz lectura!

  1. Entrevistando a: Isabel Fernández Olmo, Fiscal de menores
  2. La reforma que se nos avecina (I)
  3. La reforma que se nos avecina (II) por Juan José Reyes Gallur, abogado y coordinador de la Sección de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Málaga.
  4. Concurso: buscamos la imagen del 10º Congreso Jurídico de la Abogacía en Málaga
  5. ILEC, el certificado jurídico de Cambridge
  6. Clausura del VI Máster en Abogacía: el futuro empieza por ahora, por Belén Villena Moraga, abogada y Directora de la Escuela de Práctica Jurídica Antonio Naya del Colegio de Abogados de Málaga
  7. 5 elementos imprescindibles para la web de tu despacho
  8. Defensa de los consumidores ante cláusulas abusivas, por Mª Teresa Martín de la Hinojosa, abogada y coordinadora de la Sección de Derecho de Consumo del Colegio de Abogados de Málaga.
  9. El abogado en el cine: la pérdida de la inocencia, por Luis Sánchez Parody
  10. Con clave administrativa: la nueva Ley de evaluación ambiental
  11. Inmigración: el lado de la crisis que no vemos, por Manuel Cervantes Morales, abogado y secretario de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Málaga
  12. La reforma de las otras costas
  13. Aula de inglés jurídico (XII): At the police station
  14. Facebook: cómo promocionar nuestra página profesional
  15. Emancipación y dependencia de los padres: alimentos y ninis, por Juan José Reyes Gallur, abogado y coordinador de la Sección de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Málaga

25 de julio de 2014

Fijación de criterios por el TS respecto de las visitas: gastos y esfuerzos personales en los traslados.

Autor: Juan José Reyes Gallur, abogado
Coordinador de la Sección de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Málaga




Con fecha 26 de mayo de 2014 el Tribunal Supremo ha unificado doctrina con respecto a los esfuerzos económicos y personales que ambos cónyuges y no solo uno de ellos ha de soportar cuando, por circunstancias personales o laborales, uno de ellos se traslada a otra localidad cercana o no del lugar de residencia del menor/es  hijo/s.
Hasta ahora, como recoge la sentencia citada y cuya lectura recomendamos, había una diversidad de criterios jurisprudenciales, por lo que el Tribunal Supremo, una vez más,  unifica criterios jurisprudenciales en el derecho de familia, partiendo de los siguientes principios generales y de ineludible observancia:
  1. El interés del menor, art. 39 Constitución y art. 92 Código Civil debe prevalecer y protegerse a la hora de la fijación de las visitas y comunicaciones con ambos progenitores.
  2. El reparto equitativo de cargas, art. 90 c) y art. 91 del Código Civil, de forma que ambos progenitores sufraguen los costes de traslado y hagan los esfuerzos personales necesarios atendiendo a su capacidad económica, circunstancias personales o familiares, disponibilidad, flexibilidad del horario laboral, etc..
 Y la citada sentencia nos dice:
         “En base a ello la Sala declara que para la determinación de quién es el obligado a trasladar y retornar al menor del domicilio de cada uno de los progenitores se habrá de estar, al deseable acuerdo de las partes, en tanto no viole el interés del menor y en su defecto:
         1. Cada padre/madre recogerá al menor del domicilio del progenitor custodio, para ejercer el derecho de visita y el custodio lo retornará a su domicilio. Este será el sistema normal o habitual.
         2. Subsidiariamente, cuando a la vista de las circunstancias del caso, el sistema habitual no se corresponda con los principios expresados de interés del menor y distribución equitativa de las cargas, las partes o el juez podrán atribuir la obligación de recogida y retorno a uno de los progenitores con la correspondiente compensación económica, en su caso y debiendo motivarse en la resolución judicial.
         Estas dos soluciones se establecen sin perjuicio de situaciones extraordinarias que supongan un desplazamiento a larga distancia, que exigirá ponderar las circunstancias concurrentes y que deberá conllevar una singularización de las medidas adoptables.”

Como vemos el Tribunal Supremo aplica el  sentido común y distribuye esfuerzos, (tampoco era tan difícil), confiemos que ese sentido común, el menos común de los sentidos, se traslade a los juzgados de instancia ya las audiencias en estas y otras materias.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

- La reforma que se nos avecina (I)
- La reforma que se nos avecina (II)
- Emancipación y dependencia de los padres: alimentos y ninis

22 de julio de 2014

La ciudad resiliente. Una forma inteligente de entender la ciudad.

Autor: Rubén Fernández Vela, 
Consultor legal de tecnología y entornos digitales.

Fuente: Rocketfeller Foundation

El vocablo “Resiliencia” tiene su origen en el término latino “Resilio”, que significa volver atrás, volver en un salto, rebotar. En el idioma castellano fue la física quien adoptó el término resiliencia para referirse a la capacidad que tienen los cuerpos para volver a su forma original después de haber sufrido deformaciones producto de fuerzas que actuaban sobre él. En su vertiente tecnológica equivale a la capacidad de un sistema de soportar y recuperarse ante cualquier perturbación. Desde el ámbito de la física este vocablo ha sido posteriormente acogido por otros campos del conocimiento aumentando su polivalencia conceptual.  De este modo:
  • Desde el punto de vista de la psicología, es la capacidad que tienen las personas de poder sobreponerse a periodos emocionales negativos o a contextos situacionales problemáticos.
  • Desde el ámbito de las Ciencias Sociales, es entendida como la capacidad que tienen los grupos sociales para poder sobreponerse a aquellos resultados o situaciones adversas, de forma que reconstruyen sus vínculos internos con la finalidad de prevalecer como colectivo y mejorar sus respuestas adaptativas.
  • La ecología la contempla como la capacidad de las comunidades y ecosistemas de absorber las perturbaciones sin alterar, gravemente, la estructura y funcionalidad de las mismas, pudiendo regresar a su estado original una vez que el riesgo haya cesado.
También hay un significado para la resiliencia desde el punto de vista del emprendimiento, entendiéndose como la capacidad que tiene el emprendedor para hacer frente a situaciones que obstaculicen la generación y desarrollo de su negocio, creando sinergias con socios o colaboradores.
Finalmente, en las ciencias jurídicas, la resiliencia es entendida como la capacidad que tienen las personas, dentro del contexto de los Derechos Humanos, de recuperar su estado original de libertad, igualdad, inocencia, etc., después de haber sido sometidas a las acciones de fuerza del Estado.
Todas las acepciones del concepto tienen algo en común: se refieren a la capacidad que tienen los objetos o los sujetos de adaptarse a los cambios del entorno, amortiguándolos, sin que cause impactos negativos en el sistema y así mismo, en algunos casos, poder obtener o movilizar recursos para generar unas mejores respuestas.

La rueda de la resiliencia

Para poder trasladar la aplicación del concepto “resiliencia” al de ciudad, debemos entenderla no desde la visión clásica que define a ésta como “un conjunto de edificios y calles, regidos por un ayuntamiento, cuya población densa y numerosa se dedica, por lo común, a actividades no agrícolas”, sino la que desde una visión más moderna la contempla “como un conjunto de nodos interconectados entre sí que, generando información enriquecida e interpretable, configuran una estructura mayor o superestructura”. Así, desde esta perspectiva y como ejemplo, los barrios forjados a lo largo de la historia (que no las configuraciones administrativas artificiales que son los distritos) serían las células que, autónomas generadoras de información, componen otro organismo mayor, en nuestra metáfora, la ciudad.

Aunque en el concepto de resiliencia de una ciudad suele haber una relación íntima de cómo ésta reacciona ante desastres naturales [i]podemos diferenciar dos formas de aplicación del concepto, una en sentido estricto y otra en sentido amplio:
  • La primera, se centra en reducir el concepto de “ciudad resiliente” a aquella que está preparada para afrontar los riesgos naturales que pueden acecharle mediante el diseño preventivo de estrategias sostenibles.
  • El segundo concepto, amplio y acorde con la realidad actual, es el que entiende una “ciudad resiliente” como aquella que no solo está preparada para afrontar posibles riesgos naturales, sino que, en general, cada órgano de la misma, cada barrio, es capaz, dentro de un sistema mayor, la ciudad, de absorber y resolver sus diferentes retos generando información enriquecida para el conjunto. En definitiva, se trata de una adaptación al cambio constante que vivimos.
Para su efectivo desarrollo se debe llevar a cabo la tarea de descongestión de las infraestructuras que propone el concepto de “ciudad inteligente”, organizando estructuras menores interconectadas que implican la creación de fórmulas participativas las cuales, finalmente, harán que los datos enriquecidos transmitidos tengan mayor validez dando lugar a un efectivo empoderamiento de la ciudadanía en la participación, decisión y planificación sobre la ciudad, co-creando con la Administración Local. Éstas deberán entender y tomar conciencia de quién mejor que aquél ciudadano que vive, ha vivido y vivirá en un barrio, sabe lo que éste necesita. Este conocimiento debe ser entendido como bidireccional, esto es, ciudadano - administración y viceversa. Todo esto deberá ser realizado mediante el uso de tecnologías aplicadas al entorno urbano para crear un verdadero y efectivo tejido digital interpretable y, como he mencionado, enriquecido, capaz de responder a demandas y situaciones que, de otro modo, serían imposibles de solucionar debidamente, ni siquiera mediante las fórmulas que presenta la “ciudad inteligente”.
Fuente: Rocketfeller Foundation
La resiliencia en la ciudad debe incluir cuatro planos:
  • Plano gubernamental, político, institucional: el cual debe fomentar la coordinación entre los distintos núcleos de la ciudad, reivindicando el protagonismo del barrio frente al artificio del distrito. Además siempre debe tratarse de un modelo de gobierno abierto.
  • Plano social: se trata de un empoderamiento de los ciudadanos mediante la participación, datos abiertos, etc.; en definitiva poniendo en práctica una democracia basada en el conocimiento que, a su vez, para hacerla efectiva, se sirve del Internet del conocimiento.
  • Plano económico: principalmente se trata de la reutilización de los datos enriquecidos para generar posibles beneficios y dotación a pequeños comercios de barrios y a las asociaciones.
  • Plano medioambiental: es en este plano sobre el que todos los estudios de la resiliencia de la ciudad hacen hincapié, por ello he decidido centrarme en los tres primeros los cuales, hasta ahora, han quedado relegados del foco de la atención.
De la interacción de estos planos (teniendo en cuenta la participación, los datos enriquecidos que provienen de cada unidad y de su interpretación ulterior) se podrá generar un mayor compromiso local, garantizando una respuesta clara, precisa y directa a cada uno de los núcleos de la comunidad. Las ventajas de aplicar el concepto amplio de resiliencia a la ciudad son muchas, de forma simplificada pueden reducirse a dos grandes grupos.

Ventajas a nivel de liderazgo político:
  • Se alcanza una mayor confainza y legitimidad en las autoridades locales eliminando la desafección actual.
  • Se produce una necesaria descentralización de las competencias, lo que implica una optimización en la realización de las tareas que le competencias
Beneficios  para los ciudadanos:
  • Aumenta la participación ciudadana de calidad.
  • Generación de un sentimiento real de pertenencia.
  •  El ciudadano se erige como conocedor de todo lo público.
Por supuesto que la gestión, implantación y desarrollo de los parámetros o planos de resiliencia en una ciudad no es baladí, supone un altísimo grado de implicación del Gobierno local, las autoridades y departamentos municipales, los sectores académicos, ciudadanos, sectores empresariales, asociaciones y ONGs, etcétera, en definitiva todos los actores sociales que componen y cohabitan en una ciudad.
Será recomendable que una entidad externa elabore un plan de acción que defina, gestione, audite y revise los roles de todos los actores hasta la madurez de su implantación. Igualmente, la creación de un verdadero marco de normas de soft law y hard law al respecto a nivel local de y sobre temas como el gobierno abierto, la transparencia, los datos abiertos, la reutilización de los datos, etc. Y, por último, el uso intensivo de los espacios digitales.
Para ello, entiendo necesario una importante educación ciudadana desde una temprana edad, una transmisión de conocimiento tanto por medio de las tecnologías de la información como de persona a persona, la creación de aplicaciones, el uso de nuevas herramientas de clasificación o de otras ya existentes como, por citar dos ejemplos, Streetmix, para el diseño de las calles, y Wikimapía, como repositorio de múltiple información.

Opino que la "ciudad inteligente", en realidad, no es más que un experimento de algunas grandes multinacionales. Últimamente diferentes adjetivos han calificado la configuración de la ciudad, así, según el lugar, momento o intereses se ha hablado de una ciudad sostenible, habitable, sana, segura, bio climática, verde, de los ciudadanos y, ahora, "Inteligente".

Entiendo que una empresa, con capacidad suficiente, que vea un nuevo nicho de mercado y negocio debe explotarlo pero lo que no es aceptable es que, en el proceso de consecución de ese legítimo acto mercantil, puedan verse afectados valores tan importantes como son la transparencia, la participación y la coproducción conjunta entre ciudadanía y la entidad local, al no integrar a sus principales activos, los ciudadanos, en todo este proceso.

Quisiera concluir expresando, que una ciudad es mucho más que un nicho de negocio empresarial siendo todo el colectivo de sus integrantes los que  deberían construirla y no un conjunto de empresas con objetivos y valores dispares.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:



[i]  Ver Cómo desarrollar ciudades más resilientes: Un Manual para líderes de los gobiernos locales; publicado por las Naciones Unidas

18 de julio de 2014

Clausura del VI Máster en Abogacía: el futuro empieza ahora

   Autora: Belén Villena Moraga, abogada
   Directora de la Escuela de Práctica Jurídica Antonio Naya
   Colegio de Abogados de Málaga

Acto de clausura, celebrado el pasado 14 de julio
Cerramos una etapa con la clausura de este curso iniciada en el año 2008, dando lugar al nuevo Máster en Abogacía que se impartirá a partir de octubre de 2014. Recién aprobada la Ley de Acceso a la Abogacía, el Colegio y la Universidad de Málaga fueron pioneros en poner en marcha el Máster de acceso a la profesión de abogado, sistema que se ha aplicado por el 99,9% de los Colegios de Abogados de España, con la sola excepción del Colegio de Abogados de Avilés. Todavía recuerdo cuando Javier Lara nuestro Decano, siendo entonces Diputado  de la Junta de Gobierno, me llamó para proponerme que me hiciera cargo de la coordinación  del aula de Marbella de la Escuela de Práctica Jurídica. Claro, iba a ser menos trabajo que el que desempeñaba en el turno de oficio en aquel momento, y como suele pasar  en estas ocasiones, no fue así. Pero la experiencia ha valido la pena, por el enriquecimiento constante que me produce trabajar con lo más joven de la abogacía.

El Máster en Abogacía que ahora clausuramos nos aporta los siguientes datos:
ha sido un máster impartido durante dos años, de 120 créditos: 3.000 horas, de las cuales 960 han sido de enseñanza a través de los profesores y tutores del Máster. Realmente han sido más, pues a cada hora de clase de simulación judicial, le han precedido un par de ellas para su preparación.

Como actividades a destacar en el curso, fuera de las clases teóricas y los Laboratorios judiciales de civil, penal, contencioso-administrativo y laboral, citaremos:

  • 1º. Seis meses de prácticas tutorizadas en un despacho de abogados. Algunos alumnos se incorporan a los despachos en prácticas, y continúan en ellos formándose, suponiendo esta actividad su primer escaparate para su valoración como juristas.
  • 2º. Visitas a la prisión, al CIE, al Instituto de Medicina Legal, Comisaría de Policía Nacional, Notarías y Registro.
  • 3º. Prácticas en la Escuela Judicial de Barcelona, enfrentándonos a los Colegios de Bilbao, Barcelona, Cantabria y Córdoba. Nuestros alumnos destacaron por su preparación y oratoria, ganando las simulaciones.
  • 4º. Participación en el rodaje del vídeo promocional del Consejo General de la Abogacía Española, para todas las Escuelas de Práctica Jurídica de España. Por primera vez un Colegio intervenía con alumnos del Máster en Abogacía, frente a letrados veteranos del resto de Colegios de Abogados de España, con los que nada desmerecieron.
  • Elaboración y presentación del Trabajo fin de Máster. Han sido 26 en total los trabajos expuestos en esta convocatoria de Julio, con una puntuación media de 8.  Destacamos la nueva clase de metodología, que se ha tenido en cuenta para el  nuevo máster.
  • 47 alumnos se presentaron a la prueba CAP, superándola todos satisfactoriamente.
Han sido dos años de continuas actividades formativas, en las que se han creado auténticos vínculos de compañerismo y amistad, que seguro perdurarán en el tiempo. No sólo habéis aprendido derecho, sino que os habéis formado como abogados. Vuestra progresión ha sido espectacular, y me remito a los resultados de la prueba CAP, Simulaciones Judiciales, y Trabajos Fin de Máster. De los mejores de la historia del Máster.
 
Alumnos de las Aulas de Málaga y Marbella de la EPJ Antonio Naya
Vosotros los que empezáis, nos transmitís una energía inigualable, y una actitud cuasi “osada” (que no imprudente), a la hora de afrontar los asuntos. Esa dosis justa que con el tiempo se va perdiendo porque “te contienes”. Juventud no significa desconocimiento en nuestra profesión, y pocas cosas son tan complejas como enfrentarse a un pleito con un abogado novel que sea un estudioso, y que se haya preparado el asunto desde que se levanta hasta que se acuesta, durante un mes, días y días. En la preparación y el estudio está la única regla, que sumadas a la honestidad y la humildad en vuestro comportamiento, os asegurarán el éxito profesional y personal. Gracias a todos por vuestro esfuerzo, alumnos, profesores y tutores de Laboratorios.

Queridos alumnos: sois el futuro de la profesión, y esperamos mucho de vosotros. Estáis preparados para asumir la tarea de ser abogados. Confiad en vosotros. Sois mejores de lo que creéis.  Estaréis en las asesorías jurídicas de empresas, bancos, organismos, en despachos propios o ajenos, o como Alcaldesa de una Ayuntamiento…En resumen, por vuestras manos pasarán asuntos que afectarán  a toda la sociedad. Pensad siempre en los intereses que tenéis entre manos, por intrascendentes que inicialmente parezcan. Y tened en cuenta que de vuestro trabajo y consejo como abogados, dependerá una sociedad más justa. Guiaros por la honestidad en vuestro comportamiento, y el estudio; y contribuid con vuestro trabajo a una sociedad mejor. “La justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno lo suyo”, como decía Justiniano. Y vosotros tenéis mucho que ver y decir en esa justicia. Como decía Eduardo Couture, Tu deber es luchar por el Derecho, pero el día que encuentres en conflicto el Derecho con la Justicia, lucha por la Justicia”.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

15 de julio de 2014

Mi despacho ya tiene web... y ahora, ¿qué?


Por fin ya tenéis web en el despacho. Habéis elegido las fotos perfectas, redactado los textos de cada sección, escogido el mejor diseño y en definitiva, os habéis asegurado de que sea atractiva e informativa para potenciales clientes del bufete.  Compruebas regularmente las visitas a tu web desde Google Analytics, pero ¡nadie os visita! Para cualquier web nueva, atraer tráfico lleva su tiempo y su trabajo. Desgraciadamente no basta con tener ya la web y esperar a que las cosas ocurran. Aunque en el terreno del SEO nadie puede garantizar nada, si adoptas una actitud proactiva en atraer tráfico, es más que probable que obtengas resultados más rápidamente.

Veamos cuatro pistas básicas a la hora de lograr atraer tráfico a tu sitio web:
  • Pista 1: Cuéntaselo a Google

Cuando creas tu nueva web, lo principal es que Google y el resto de buscadores la indexen rápidamente y que la gente pueda encontrarla fácilmente. Mientras Google no indexe tu web, la única forma de encontrarla será escribiendo directamente su nombre o url en la barra de direcciones del navegador. Puedes esperar a que Google te encuentre y te indexe, pero esto puede tardar tiempo y existen fórmulas para comunicarle a Google que estás en internet. Una fórmula clásica es enviarle tu url directamente a Google (Submit URL) y a otros buscadores.

  • Pista 2: Usa las redes sociales

Compartir enlaces a tu web desde redes sociales es una manera estupenda de lograr tráfico para tu sitio. Asegúrate de que en todos tus perfiles sociales figura tu url. Y no te olvides de Google +, enlazar tu web desde esta red social tiene beneficios especiales, ya que es propiedad de Google y está siendo clave en toda estrategia de posicionamiento en internet. 

  • Pista 3: Crea buen contenido

Una vez tu web está indexada por Google empezarás a tener más visitas, pero sin duda la mejor manera de atraer tráfico es crear contenido periódicamente (y compartirlo en redes sociales, claro). Las webs que crean contenido periódicamente son más frecuentadas y rastreadas por los robots de Google,  y por ello sus contenidos se indexan con mayor rapidez. Si en el despacho tenéis una web estática, valorad añadir un blog y crear contenido regularmente. Crear buen contenido es la manera de lograr que la gente vuelva a tu web. Si no tienes tiempo para mantener una rutina de publicaciones en un blog aún puedes compartir contenido de interés que haga que el que llegue a tu web se quede. Por ejemplo, puedes hacer una recopilación de recursos online y offline que recomiendes a tus clientes.

  • Pista 4: Aprende de tus visitas

Asegúrate de dar de alta tu web en Google Analytics y usa esta fabulosa herramienta para analizar cómo la gente se comporta cuando llega a tu web, qué contenido visitan más, donde hacen clic con mayor frecuencia, etc. Esta valiosa información te ayudará a saber qué es lo que más buscan cuando llegan a tu sitio web, cuál es el contenido que les interesa. Si por ejemplo, un artículo del blog está atrayendo mucho tráfico, insiste en esa temática en el siguiente post. 

Y recuerda, el SEO lleva tiempo y no hay fórmulas mágicas pero de poco te sirve tener web si la gente, los potenciales clientes, no te encuentran cuando te buscan.

11 de julio de 2014

5 mitos sobre las redes sociales y los despachos de abogados


La relevancia y repercusión de las redes sociales como herramienta de marketing en el mundo es indiscutible. Desde el blog y desde el curso Abogacía 2.0 insistimos en las ventajas de hacer una buena gestión de la presencia del despacho en redes sociales. Observamos no obstante, bastantes errores de apreciación respecto a lo que implica el social media y hoy vamos a intentar desmentir algunos mitos e ideas mal concebidas al respecto. 

1. El social media es barato o gratuito
Cierto es que estar en redes sociales es, en principio, gratuito: tener una página profesional en Facebook o un perfil en Twitter no cuesta dinero. Pero la gestión de la presencia en dichos canales no puede ser un servicio por el que pretendamos pagar poco y que esté bien hecho. Si optamos por ser nosotros mismos quienes gestionemos los canales, no nos costará dinero, pero sí tiempo. Y ya sabemos: tiempo=dinero. Y si en cambio decidimos invertir nuestro propio tiempo en lo que sabemos hacer mejor (ser abogados) y externalizar el servicio, no pensemos que estamos contratando a alguien "sólo para que escriba alguna cosa en Facebook". Los community managers cuestan dinero porque han de decicarle a tus redes el tiempo necesario, planificar estrategias de marketing, hacer crecer la comunidad de seguidores de tu marca, medir resultados e interactuar con la comunidad. Y además, si contratamos a un profesional, será preferible que tenga una especialización en el sector legal o tendrá dificultades para manejar nuestra jerga especializada y generar o compartir así buen contenido.

2. El social media es sólo para los grandes despachos
Garrigues está presente en Twitter, en Facebook, en LinkedIn y tiene un blog. Gómez-Acebo y Pombo está también en las mismas redes sociales. Y así podemos continuar dando ejemplos de grandes firmas que han incorporado el marketing digital a sus estrategias de marketing tradicional. Porque estos despachos hacen marketing, efectivamente. ¿Y por qué no puede hacerlo un despacho pequeño o mediano? Hemos dicho que el social media no es barato, pero es asequible si lo comparamos con otros medios tradicionales. Las redes sociales han supuesto precisamente la democratización del marketing y todos podemos beneficiarnos de su uso.

3. Las redes sociales no son adecuadas para negocios serios como un despacho de abogados
El marketing digital es cosa bien seria.  Desechemos la idea de que Facebook o Twitter son redes para compartir fotos y chistes con los amigos. Tus redes sociales las manejas tú y serán lo formales o informales que tú desees que sean de conformidad con el tono de comunicación que escojas para tu despacho. Lo positivo de las redes sociales es que te permiten llegar a potenciales clientes quizás reflejando una cara más humana del abogado.

4. Un abogado no puede conseguir clientes a través de las redes sociales
Incluso si tu clientela objetiva no estuviera en redes sociales, habría otros argumentos a favor de cultivar la presencia en estos canales. Pero es que tus clientes sí están en las redes sociales, como probablemente tú también lo estás a nivel personal. También puedes usar Twitter para hacer crecer tu red de networking profesional y atraer a posibles colaboradores que también sean fuente de negocio en el futuro.  Si compartes buen contenido en redes y gestionas bien tu presencia, contribuirás a que la gente recuerde tu marca. El recuerdo de marca es precisamente eso: lograr que tu marca venga a la mente de los consumidores cuando se menciona la clase de producto o servicio a la que pertenece.

5. Estar en redes sociales es peligroso
Este es el mito que más nos gusta desmentir. Los alumnos de Abogacía 2.0 se congratulan de buscarse en Google y no encontrar nada sobre ellos. ¿Cómo te encontrarán entonces? Tener presencia en redes sociales no es necesariamente más peligroso que no tenerla, porque la gente sí que está en las redes y hablará de ti, estés ahí para defenderte o no. Puedes intentar huir del social media, pero no podrás esconderte. Además, según los estudios, la mayoría de los comentarios que la gente escribe en internet son positivos, recomendaciones principalmente. Y, por último, estar en redes sociales puede ser la única manera de controlar una crítica negativa, saber que se ha producido y rebatirla. 

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
-Cómo publicar un e-book
- 5 maneras de lograr que compartan tu contenido en redes sociales

8 de julio de 2014

Prevención del blanqueo de capitales: formación práctica

Autora: Carolina Palma Mochón, abogada


Carolina Palma, Silvia Solís y Rocío Pérez
El pasado 27 de junio se celebró en el salón principal del Colegio de Abogados de Málaga, y en turno de mañana (de 10 a 14 horas) una Jornada en Materia de Prevención del Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo por parte de la Sección homónima del ICA Málaga. Dicha Jornada tuvo una gran acogida por parte de los compañeros, siendo numerosos los asistentes. Fue impartida por miembros de la propia Sección y estuvo a cargo de Silvia Solís Rodríguez-Sedano,  Coordinadora de la Sección; Carolina Palma Mochón, Secretaria y Rocío Pérez Pérez, miembro de la Sección. 
La Jornada transcurrió en dos partes. En la primera, meramente TEÓRICA, se abordaron brevemente los distintos aspectos que en materia de blanqueo de capitales deben ser tenidos en cuenta por los abogados, a fin de que los compañeros participantes adquiriesen unas líneas básicas de conocimiento sobre la materia que les permitieran comprender la misma y poder aplicarla en el ejercicio diario de la profesión. Se abordaron temas como:
  • la posición de los abogados frente a la prevención del blanqueo de capitales, 
  • las obligaciones de diligencia debida (identificación del cliente, identificación del titular real, residencia fiscal,  propósito de la relación de negocio o aplicación de medidas de diligencia a clientes existentes), 
  • la importancia del enfoque de riesgo, 
  • las obligaciones de información, y de conservación de documentos
  • así como la necesidad de una formación anual, dinámica y variada en la materia por parte de los abogados.

La segunda, eminentemente PRÁCTICA, se presentó como una propuesta novedosa, conveniente y acertada de acercar a los compañeros a la normativa en materia de prevención de blanqueo a través de una puesta en escena de diferentes situaciones que pueden plantearse al abogado en el ejercicio de su profesión, para que sepa cómo actuar, qué es lo que hay que prevenir, cuándo y cómo. 
Dicha puesta en escena fue pensada y concebida debido a que han sido muchos los compañeros que han transmitido a la Sección la gran dificultad que les suponía llevar a la práctica las obligaciones que se les impone por la normativa en materia de prevención de blanqueo, por lo que se consideró acertado por parte de la Sección intentar dar respuesta a dicha necesidad y limitar la parte teórica a una hora de exposición, de modo que la Jornada se convierta en una especie de taller práctico en el que se expusieron casos prácticos que ayudasen a los compañeros a comprender la materia.
En dicho sentido, se crearon nueve casos prácticos de menor a mayor complejidad y se analizaron detenidamente los mismos para ser puestos en escena por miembros de la Sección, los cuales, tras ser debidamente expuestos por ésta, fueron debatidos por los asistentes in situ, generando una participación completa de los asistentes que permitió un nivel de comprensión y conocimiento mayor del esperado.
Finalmente, se puso a disposición de los asistentes a dicha Jornada un diploma acreditativo de asistencia, válido para acreditar la necesaria y obligatoria formación que en blanqueo de capitales tienen que cumplir de manera continua y dinámica los abogados que desempeñen las actividades que los incluyen como sujetos obligados a cumplir dicha normativa.
Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
- Buenas prácticas en la gestión de despachos: el cliente extranjero

4 de julio de 2014

Aula de inglés jurídico: expresiones útiles

Royal Courts of Justice, London

En las clases de inglés jurídico en el Colegio aprendemos frecuentemente vocabulario a través de las denominadas collocations: las colocaciones son expresiones hechas que nos permiten expresarnos en inglés con fluidez y de forma natural. Son precisamente eso: una combinación natural de palabras. Los nativos probablemente te entenderán si dices: make a crime, pero dado que no es una combinación natural en inglés, sonará extraño y en ocasiones podrá dar lugar a confusiones. Lo natural es decir: commit a crime. Aprender inglés por medio de las collocations ayudará a ampliar tu gama de vocabulario de forma espectacular. Y por ello, hoy vamos a centrarnos en ellas y a aprender algunas de las más habituales en inglés jurídico.

Collocations with law
¿Qué palabras podemos combinar con law? Por ejemplo, los siguientes verbos en los que the law es el objeto directo:
  • obey or observe the law: obedecer la ley
  • abide by the law: atenerse a la ley
  • comply with the law: cumplir la ley
  • respect the law: respetar la ley
  • follow the law: cumplir la ley
  • pass a law: aprobar una ley
  • enact a law: promulgar una ley
  • enforce the law: hacer cumplir la ley
  • apply the law: aplicar la ley
  • act within the law: actuar en el marco de la ley
  • infringe the law: infringir la ley
  • break the law: quebrantar la ley
 También tenemos múltiples colocaciones en que law es el sujeto de la oración:
  • the law forbids or prohibits: la ley prohíbe
  • the law permits or allows: permite
  • the law provides for or stipulates: establece o estipula
  • the law governs: regula
  • the law requires: exige, requiere
  • the law sets out/down: establece
Collocations within the context of legal proceedings
Cuando nos referimos a un caso judicial, son miles las colocaciones interesantes que tenemos a nuestra disposición para hablar un buen inglés. Por ejemplo, tenemos: to carry out an investigation, como podemos ver en la oración: The police are carrying out an investigation into a murder. Otra colocación interesante es appear in court, para decir comparecer en juicio: prosecution witnesses will appear in court today. Los testigos declaran o testifican: give evidence. Es fundamental iguamente manejar expresiones como interponer una demanda: to issue a claim form; o bien contestar a la misma: to defend a claim. El juez conoce del caso: the judge hears a case. Y dicta sentencia: enters judgment. En caso de condena penal, puede imponer una pena privativa de libertad: impose a custodial sentence. Cumplir condena es to serve sentence. Si se recurre una sentencia (appeal against a decision), el órgano de segunda instancia (appels court) puede revocar o confirmar la sentencia de instancia (reverse or uphold the decision).

Como véis es una manera divertida de aprender vocabulario y de brillar cuando nos comunicamos con nuestros clientes angloparlantes, logrando, sin duda, to make a good impression

Si te gustó este post, quizás te interese leer:

1 de julio de 2014

Qué esperar cuando contrato la creación de mi web

Fuente: Shutterstock
Ayer lunes concluyó el I Taller de blogs para marketing de despachos en el Colegio, en el cual los asistentes aprendieron cómo crear una web o un blog con Wordpress y también las pautas fundamentales para escribir buenos contenidos que atraigan a lectores y, por tanto, tráfico a tu web.  En el taller mostramos todo el proceso de instalación de Wordpress en el servidor (hosting), así como la creación de la estructura de la web y de páginas, entradas del blog, instalación de plugins, etc. Igualmente dimos unas pautas fundamentales para el SEO o posicionamiento de tu sitio en buscadores como Google. El taller estuvo así orientado a quienes han optado por crear ellos mismos su web y ser ellos también los autores de los contenidos de su blog o sitio web.

Pero esto no es posible para todo el mundo y evidentemente la opción más habitual para aquellos despachos que por fin se deciden a tener presencia en internet para hacerse visibles, es contratar este servicio a profesionales del mismo. En este caso es importante hacer una pequeña prospección, consultar varios presupuestos y decantarse por el que más nos convenza.

Las empresas dedicadas a diseño y creación de webs son múltiples y por tanto las tarifas también pueden ser de lo más variadas. Como ocurre con la abogacía, es un sector en el que rige la libre competencia, si bien no existen unas normas orientadoras, como en nuestro caso, respecto a los honorarios mínimos. Hay empresas que crearán tu web pero no se involucrarán en la creación de contenidos, hay agencias que crearán la web con gestores de contenidos como Wordpress o Joomla y habrá otras que tienen programadores creando la web desde cero.

Hoy nos vamos a centrar en Wordpress para saber qué es lo que estamos contratando cuando la empresa trabaja con esta tecnología. Wordpress es un gestor de contenidos que está triunfando por variados motivos que analizamos aquí:
  1. Es gratuito. Para instalarlo en el hosting, lo descargamos previamente de forma gratuita desde la web de Wordpress.org. Lo que no es gratuito es contratar a alguien para que lo haga por ti pero lo cierto es que una web con Wordpress va a ser siempre más barata que una web programada desde cero gracias a que la tecnología es en sí gratuita y no hay que invertir en programación.
  2. Permite crear una web o blog de apariencia absolutamente profesional sin saber de programación. 
  3. Tienes el control absoluto sobre tu sitio, al tenerlo instalado en tu propio servidor. Si por ejemplo tienes tu blog con Blogger y de pronto Google (propietario de Blogger) decide cerrar el servicio (algo que por ejemplo hizo con Google Reader), te quedas sin tu blog. Esto no puede pasarte si tienes Wordpress hospedado en tu propio servidor.
  4. Hay una gran variedad de diseños disponibles, tanto gratuitos como de pago. Los diseños en Wordpress se denominan temas y cada tema es un mundo. Por ejemplo hay temas que son responsive, es decir, adaptados a dispositivos móviles, pero muchos otros no lo son.
  5. Es personalizable. Dentro de las opciones de cada tema y también gracias a complementos (denominados plugins), vamos a poder personalizar el tema escogido para la web o blog. Podemos insertar un slider de fotos, decidir la ubicación del menú o menús, cambiar colores, tipografías, incluir enlaces a redes sociales, insertar formularios, incluir un blo o no, etc. 
  6. Es extensible, gracias a los plugins ya mencionados. Hay una cantidad impresionante de complementos con funciones muy diferentes: para posicionamiento, para estadísticas de visitas, para evitar spam, etc . En el blog de Ciudadano 2.0 podemos encontrar una relación muy completa de plugins clasificados por funciones.
  7. Es una gran herramienta para posicionamiento en buscadores. Frente a otras opciones para creación de webs, Wordpress es la que mejor y más rápido posiciona. Evidentemente una web hecha con Wordpress no se posiciona en Google por arte de magia, pero precisa muchos menos recursos y éstos se explotan mucho mejor que las demás opciones para conseguir idénticos resultados.
  8. Es autogestionable. Una vez que te entregan la web creada con Wordpress y con unas pautas previas, puedes gestionarla tú mismo, actualizarla y publicar tú solo en tu blog sin depender de alguien para su mantenimiento. Autogestionarla también tiene sus dificultades, pues hay que hacer actualizaciones constantes a nuevas versiones de Wordpress, de temas o de los plugins, pero es posible, algo que no es viable en una web programada con código.
Una vez analizadas las ventajas de Wordpress y pasando a hablar de tarifas, insistimos: éstas son variables por cuestiones de libre competencia y, por otro lado, mucho va a depender de lo que el presupuesto incluya, tipo:
  • Fotografías profesionales realizadas por fotógrafo (de los miembros del despacho y de las instalaciones del mismo)
  • Fotografías compradas en repositorios como Shutterstock o Fotolia
  • Traducción a otras lenguas
  • Mantenimiento anual
  • Diseño de elementos gráficos (logo, pictogramas, etc)
  • Contenidos SEO-friendly (redactados penando en SEO)
  • Posicionamiento en buscadores
  • Analítica web
Todo esto tiene su coste, como lo tienen nuestros servicios profesionales. Y las ventajas de estar en internet y, en su caso, de lograr estar bien posicionados, son indiscutibles.
Si te gustó esta entrada, quizás te interesará leer:
- Aula de nuevas tecnologías para abogados: Introducción a wordpress
- Aula de nuevas tecnologías: SEO para abogados (I)