29 de noviembre de 2013

¿Cómo hacer que el inglés deje de ser mi asignatura pendiente?

Los españoles en general consideramos el inglés como la asignatura pendiente. "Llevo toda la vida estudiando inglés, y nada". En realidad no llevamos toda la vida estudiando inglés, llevamos toda la vida yendo a clase. No podemos esperar que por el hecho de asistir a un curso, el proceso va a producirse solo. Si no vivimos en un país angloparlante, es preciso el estudio y potenciar la práctica, o la cosa no funcionará. Una buena estrategia para forzarnos a estudiar es prepararse para un examen reconocido internacionalmente, como los exámenes de Cambridge.  Tener como objetivo pasar uno de estos exámenes realmente funciona para conseguir una progresión en nuestro nivel.

Actualmente en el Colegio estamos preparando a dos grupos para sendos exámenes de diferente nivel. Un grupo prepara el KEY Exam, correspondiente al nivel básico A2. Otro grupo de nivel más avanzado está optando al International Legal English Certificate, el ILEC, que se corresponde con los niveles B2-C1 del Marco Común de Europeo de Referencia para las Lenguas. El citado marco ha hecho posible homogeneizar los estudios de lenguas en los distintos países de la UE, de tal manera que todos entendamos qué nivel tiene alguien que acredite tener un B1 por ejemplo. Y no olvidemos que  hoy en día un estudiante universitario no puede concluir su grado si no acredita tener mínimo un nivel B1 en una segunda lengua.

En el caso del inglés son varios los exámenes internacionales reconocidos. Para, por ejemplo, presentarse a uno de los de Cambridge (KEY, PET, First Certificate, Advanced o Proficiency) es importante conocer tu punto de partida con el fin de saber a qué examen puedes optar. Lo normal es que no lo tengamos claro: ¿parto de un A2, un B1 o un B2...? En este enlace de Cambridge tienes una pequeña prueba de tan sólo 25 preguntas que te ayudará a hacerte una idea. Si ya conoces tu nivel porque has realizado algún examen con anterioridad, puedes plantearte subir el siguiente peldaño y prepararte para el nivel superior.

Si tu punto de partida es un B1-B2, como abogado puedes además plantearte prepararte para el mencionado ILEC. El ILEC es el examen de inglés jurídico de Cambridge. Estudiar para este examen te permitirá cumplir un doble objetivo:

  • acreditar un nivel que puede ser el B2, el C1 o incluso el C1 with merit (ya próximo a C2, al Proficiency)
  • y además aprender inglés jurídico. 
Indudablemente es un título que será apreciado en despachos internacionales si pretendes trabajar fuera de España o con clientes extranjeros.Si quieres conocer las fechas de exámenes en Málaga, puedes visitar la web de la Fundación General de la UMA y buscar los exámenes de Cambridge para conocer las convocatorias.

Se acerca el 31 de diciembre y empezaremos a pensar en los propósitos para el 2014, ¿qué tal ponerte esta meta para por fin sentarte a estudiar inglés?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!