29 de octubre de 2013

La comunidad postganancial

Autor: Juan José Reyes Gallur, abogado
Sección de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Málaga
La práctica diaria nos enseña que  una sociedad de gananciales puede estar disuelta y no  liquidarse hasta pasados varios años.
Unas veces será por interés o desidia de las partes y otras porque seguimos sin acostumbrarnos los letrados a instar medidas de administración de la sociedad de gananciales al inicio de los procesos matrimoniales y mucho menos estamos acostumbrados a iniciar la fase de inventario.
El proyecto de reforma del código civil intenta  evitar que los periodos entre la disolución y la liquidación de la sociedad de gananciales sean largos y penosos, por ello obligará a que las partes insten la liquidación de la sociedad de gananciales desde el inicio del proceso matrimonial, ya sea consensual o contencioso. Crítica que me reservo para otros foros.
Lo importante es que siempre, por mucho que queramos precipitar los acontecimientos, existirá un momento en el que se disuelva la sociedad de gananciales y otro posterior más o menos largo, en el que liquidaremos los bienes y derechos.
La doctrina del Tribunal Supremo (SSTS de 19 junio 1998 y 10 junio 2010) entiende que la naturaleza de las relaciones existentes entre los titulares durante este periodo que transcurre tras la disolución legal de la sociedad de gananciales  es  la de una comunidad que equivale al régimen de la comunidad hereditaria (STS de 11 mayo 2000), y pasa a ser una comunidad ordinaria.
Por ello y de conformidad con lo dispuesto en los artículos 1.397 y 1.398 del Código Civil, los créditos y deudas generados con posterioridad al momento de la disolución de la sociedad ganancial, no constituyen, jurídicamente hablando, activo ni pasivo, ni pueden ser objeto propio de un proceso de formación de inventario de la sociedad conyugal, al ser posteriores a la disolución.           
Pensemos en pagos de la hipoteca, del IBI y de la comunidad de propietarios de la vivienda ganancial o  de los rendimientos del negocio ganancial.  ¿Hemos de acudir a un declarativo o al proceso de liquidación de gananciales? La respuesta no es ni sencilla ni unánime.
La Audiencia Provincial de Alicante en sentencia de 21 de febrero de 2012, establece, con acertado criterio y sentido común que :
            “los miembros de dicha comunidad podrán optar por uno u otro procedimiento (liquidación sociedad de gananciales o declarativo), para reclamar esos gastos o beneficios clara y directamente derivados de los bienes que integraron la sociedad ganancial y abonados o percibidos una vez producida la disolución de la sociedad ganancial, y esta novedad la encontramos justificada valorando que el costoso procedimiento de liquidación de gananciales no siempre es factible por razones económicas, y más con la situación económica actualmente concurrente, subsistiendo una situación de indivisión que puede generar situaciones abusivas por parte de comuneros que ni contribuyen a los gastos, ni, en su caso, comparten beneficios.”
Por su parte la Audiencia Provincial de Madrid en su sentencia de 30 de julio de 2009 avanzaba un criterio similar, al establecer que:
            “mientras perviva la expresada comunidad postganancial y hasta que, mediante las oportunas operaciones de liquidación-división, se materialice una parte individualizada y concreta de bienes para cada uno de los comuneros … Y de esta comunidad postganancial, desde el día en que se formó, en consecuencia, hay que traer al activo la totalidad de los beneficios que genera en dicha comunidad el negocio en cuestión”.
Hay contadores partidores y audiencias que obligan a acudir a procesos declarativos adicionales y paralelos al que tramitan de liquidación de gananciales, provocando mayor coste y litigiosidad a las partes.
Por ello desde aquí apelo a que, con argumentos jurídicos y apoyándonos en las sentencias citadas, apliquemos la ley con un poco de sentido común y ahorremos costes tanto a las partes como a los juzgados.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:


Imagen inicial tomada de vi.sualize.us

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!