18 de octubre de 2013

Crónica de la primera jornada del 9º Congreso Jurídico de la Abogacía Malagueña



Ayer celebramos la primera jornada de nuestro Congreso Jurídico de la Abogacía Malagueña, el noveno ya, y podemos decir que está siendo, de nuevo, un éxito tanto por la acogida (más de 1100 asistentes), como por la selección y calidad de las ponencias y por el intercambio profesional que está teniendo lugar. 

Una primera jornada intensa, en cuya inauguración Félix Romero, compañero abogado y Primer Teniente de Alcalde de Marbella afirmaba que es vital que la abogacía tenga un estatuto de independencia plenamente garantizado, una formación y un Colegio que defienda sus intereses. No hay justicia sin  abogacía, que es la que defiende los intereses del justiciable. Es esencial que haya una cualificación técnica en el estamento que  se dedica a asesorar, por ejemplo, a inversores extranjeros.

Nuestro Decano, Francisco Javier Lara, insistía en el papel que debe jugar la abogacía ante la complicada situación actual, con una sucesión de modificaciones legislativas  que afectan no sólo  a la profesión sino al conjunto de los  ciudadanos. "Jugamos un papel fundamental en la sociedad. Sin abogados no hay justicia y sin justicia no hay estado de derecho". Destacaba cómo más de 1.100 abogados cierran estos dos días sus despachos para formarse y mejorar la calidad de su servicio a los demás. Formación y confraternización entre compañeros, dos valores esenciales destacados por nuestro decano y que inspiran este Congreso anual.

Por su parte, Carlos Carnicer, Presidente del CGAE, calificaba este encuentro como el congreso  jurídico más importante que hay en España y señalaba la formación es una obsesión de la abogacía moderna. La abogacía española ha demostrado siempre su pasión por los Derechos humanos y dentro de estos por los derivados de la extranjería. Carnicer  pidió un minuto de silencio por los fallecidos en Lampedusa. Tras el minuto, recordó la importancia de estar unidos y de demostrarlo en las peticiones que se formulen. Se mostró convencido de que conseguiremos mantener la colegiación, que es la base de la profesión y de la independencia del abogado. Ésta, entre otras cosas, confiere a las juntas de gobierno la posibilidad de ordenar el ejercicio de la profesión. Cerró su intervención pidiendo a los compañeros que no olviden  la guerra militante contra las tasas judiciales, ya que: "Vale la pena seguir peleando por el derecho a la defensa". 

Tras el acto inaugural,  llegaba el dificíl momento de elegir entre un programa de ponencias sumamente atractivo.Una agenda apretada y siete salas del Congreso con ponencias paralelas y temas de total actualidad para la profesión. Desde aquí, un agradecimiento especial a los compañeros de las secciones por la organización y a los trabajadores del Colegio por su labor. 

Podéis acceder a los tuits con el hashtag #CJAM13 en Twitter. Muy pronto os contaremos más sobre estas dos apasionantes jornadas.
Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!