17 de septiembre de 2013

La tributación del abogado autónomo

Autora: Raquel Attard, abogada 
Attard abogados. Especialista en Derecho Fiscal

Desde que empiezan el ejercicio de su profesión, los abogados tienen que cumplir una serie de obligaciones con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social.
El alta como abogado autónomo requiere cumplimentar el modelo 036 en Hacienda, e indicar el epígrafe de la actividad que van a desarrollar, el 731. Dentro del mismo mes en que se den de alta como profesionales en Hacienda, van a tener que comunicar a la Seguridad Social su alta como autónomos. Si son menores de 30 años, pueden acogerse a la bonificación que se introdujo con el Real Decreto-ley 4/2013, de 22 de febrero, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo y pagar 52,03 euros los primeros 6 meses.
Ya estamos ejerciendo y atados a Hacienda durante toda nuestra vida profesional. Los primeros 20 días de cada trimestre, en abril, julio, y octubre, y los primeros 30 días del mes de enero, tendremos que autoliquidar los impuestos que nos corresponden como profesionales, que son:

-El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)
       Modelo 130, sobre pagos fraccionados. Trimestral.
       Modelo 100, para la declaración anual de la renta.
       Modelo 111, para las retenciones e ingresos a cuenta. Trimestral.
       Modelo 190, como resumen anual de las retenciones.
       Modelo 115, sobre retenciones por el alquiler.
       Modelo 180, resumen anual de las retenciones por el alquiler.
- El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)
       Modelo 303, trimestral.
       Modelo 390, para el resumen anual del IVA.
       Modelo 347, que se utiliza por operaciones con terceras personas.

La actividad profesional de la abogacía tributa por estimación directa simplificada. Mediante esta forma de tributación se ingresa como pago fraccionado, a través del Modelo 130, el 20% de los beneficios que obtenga trimestralmente. Lo normal al principio es tener más gastos que ingresos. En ese caso, si hay pérdidas, no habrá que ingresar ninguna cantidad a cuenta del IRPF. Luego, en los meses de abril a julio, ajustaremos cuentas en la declaración de la renta con el Modelo 100.

En el tráfico diario, el abogado necesita adquirir material, alquilar una oficina, pagar servicios de marketing, publicidad o página web. En todos estos casos los gastos son deducibles, pero además se soporta IVA.
Cuando presta servicios, el abogado factura al cliente sus honorarios, añadiendo el IVA según el tipo general, que es el 21%. Lo que hace aquí es repercutir el IVA a sus clientes.

Trimestralmente, con el Modelo 303, se restará al IVA repercutido el soportado, y la diferencia, si es positiva, se ingresará en la Agencia Tributaria. Si es negativa, no nos devuelven nada, sino que esa cantidad se quedará a compensar para el siguiente trimestre.

Eso sí, no todos los gastos que conlleven IVA soportado son deducibles. Tendrán que ser gastos directamente relacionados con nuestra actividad, y debemos conservar la factura que justifica que ese gasto se ha producido.
A final de año, hay que presentar el modelo resumen en el que se incluyan los datos de las autoliquidaciones anteriores del IVA, a través del Modelo 390.

Si realizamos operaciones con terceros que superen los 3.005,06 €, también debemos presentar el Modelo 347 en febrero, que se trata de un resumen de las transacciones con proveedores y clientes que hayan superado esa cantidad.

A los abogados también nos practican retención si contratamos servicios de otros profesionales. Por ejemplo, si contratamos a un asesor fiscal y éste nos hace una factura con retención, tendremos que declararla según el Modelo 111, trimestralmente, y con el Modelo 190 al final del ejercicio.
Utilizaremos el Modelo 115 para la retención por el alquiler de la oficina, y con el Modelo 180 haremos el resumen anual.

Y con todo eso terminamos un ejercicio y ¡ya podemos empezar el siguiente! Se acerca el tercer trimestre, así que es buena hora para ir recopilando todas las facturas y poder presentarlas en octubre.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:

Imagen inicial tomada de http://media.yunait.com

14 comentarios:

  1. ¡Muy interesante compañera! Estoy pensando en darme de alta y no me daba cuenta de la cantidad de obligaciones que tenemos los abogados autónomos. ¿Es la primera vez que escribes en este blog? Te invito a que escribas más, desde mi humilde opinión, es un placer leerte y los temas tributarios muchas veces se nos escapan a los generalistas o especialistas en otras áreas. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Si es la primera vez, agradezco mucho la acogida que ha tenido el artículo y sus palabras. Creo que es importante que una persona que quiera darse de alta como abogado autónomo sepa a lo que se enfrenta en materia de impuestos y la verdad es que se podrían dar muchos más ejemplos dependiendo de las operaciones y transacciones que haga el abogado con sus clientes o proveedores. He dado una visión global del asunto y he citado los impuestos más comunes y obligatorios que tiene que liquidar el abogado trimestralmente, además de los resúmenes anuales, si proceden. Si que volveré a colaborar, me ha gustado mucho el resultado.

    Gracias de nuevo,
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Bunas tardes: Acabo de leer el artículo , que, además de interesante, facilita mucho la comprensión del funcionamiento fiscal de un abogado. La sensación es la que tiene todo autónomo, es decir, nos pasamos el día trabajando para pagar impuestos.. pero es lo que hay y ´, así, debemos asumirlo.
    No obstante, me ha quedado una sola duda. En mi caso, he realizado varios cursos de preparación y reciclaje , antes de incorporarme al colectivo. Me gustaría saber si hay forma de deducirlos, en que porcentaje y el procedimiento para hacerlo correctamente. Agradecida de antemano. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel Attard Porras26 de noviembre de 2014, 18:17

      Si se hicieron los cursos antes de ser autónomo no hay manera de deducirlos salvolos que se hacen en el trimestre correspondiente al alta.

      Eliminar
  4. Buenas tardes. Sí puede deducir los gastos de asistencia a cursos, conferencias, congresos... siempre y cuando estén relacionados con la actividad y debidamente justificados con la factura correspondiente.

    ResponderEliminar
  5. Añadir a este interesante artículo que la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización en su articulo 29.1 efectúa una ampliación del límite inicial de la edad: "... los trabajadores por cuenta propia que tengan 30 o más años de edad y que causen alta inicial o que no hubieran estado en situación de alta en los cinco años inmediatamente anteriores, a contar desde la fecha de efectos del alta," en el Régimen Especial de Autónomos... por tanto, también podrán aplicarse dichas reducciones.
    Real Decreto Ley 4/2013 de 22 de febrero de medidas al apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches, tengo una duda y no consigo dar con la respuesta porque hay de todo en la web. Un abogado tiene que retener en la factura a las personas físicas? solo a las empresas? si es posible me gustaría saber donde lo refleja. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel Attard Porras26 de noviembre de 2014, 18:18

      El abogado retiene a otros profesionales. Se refleja en el Reglamento de IRPF.

      Eliminar
  7. Buenas tardes, perdona pero soy nuevo ejerciente y tengo que hacer mis primeras declaraciones. cuando nosotros emitimos una factura a un cliente (persona física) lleva iva pero no IRPF, no? el IRPF solo tendría que retenerlo si contrato a un profesional o me lo retienen a mi si me contrata una empresa únicamente, verdad?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel Attard Porras26 de noviembre de 2014, 18:19

      Efectivamente, persona física IVA, profesional retención e iva pero se comparten.

      Eliminar
  8. Gracias por la información, me acabo de colegiar y estaba muy perdido en el tema. Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Buenas tardes, estoy un poco perdido, acabo de colegiarme y aun no controlo el tema de impuestos, si yo le emito una factura a una empresa ¿debo aplicar la deducción de IRPF?

    Gracias, me has resuelto el 80% de las dudas que tenia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel Attard Porras13 de octubre de 2015, 17:40

      Buenas! Si te refieres a la retención sí, también se aplica a las empresas. De nada, gracias por la opinión positiva.

      Eliminar
  10. Pues para ser la primera vez me parece que lo has hecho perfectamente. Lo has expuesto de una forma tan clara y sencilla que para que los que no entendemos de tributos y además odiamos el tema, nos llegue hasta parecer interesante. Enhorabuena y espero poder seguirte a menudo. Me ha gustado mucho

    ResponderEliminar

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!