27 de septiembre de 2013

La responsabilidad civil en la Ley de Propiedad Horizontal

Mª Eugenia Lara, po nente, junto a los compañeros de la Sección de Responsabilidad Civil
La Sección de Responsabilidad Civil de nuestro Colegio retomaba las actividades de formación la semana pasada. En esta ocasión se trató de la tertulia: La responsabilidad civil en la Ley de Propiedad Horizontal. La ponente fue María Eugenia Lara, compañera de este colegio, que ya realizó una ponencia sobre este tema en el  8º  Congreso Jurídico de la Abogacía Malagueña, en octubre  de 2012.
En esta ocasión, María Eugenia  comenzó señalando  dos inercias que debían vencer los abogados en este campo:
  • acudir directamente al perito, incluso en aspectos que van más allá de lo que debería ser su función. En ocasiones llegan incluso a determinar la responsabilidad en función de quien ostente la propiedad del bien, lo que en su opinión supone un grave error.
  • recurrir a la ley general cuando la ley especial (en este caso, la Ley de Propiedad Horizontal, reformada recientemente por la Ley 8/2013 de 26 de junio) ya contempla unos artículos que se refieren específicamente a la responsabilidad civil entre los comuneros y a la responsabilidad civil de la comunidad.
La intervención de María Eugenia Lara tuvo un enfoque muy práctico y dinámico, estructurándose en varios bloques al término de los cuales se establecía un turno para el debate. Asimismo, citó numerosa jurisprudencia de interés, como podéis comprobar en el vídeo de la ponencia,  también disponible en nuestro canal de Youtube.



Se trataron aspectos como:
  • la titularidad de un elemento: común o privativo
  • el régimen de uso
  • la  determinación de la responsabilidad y quién responde de los daños
  • análisis de la figura del presidente como representante en juicios de la comunidad
  • referencia al seguro múltiple y la aplicación de la Ley de Contrato de Seguro
  • análisis de la figura del arrendatario
Esperamos que os resulte de interés esta entrada, especialmente para aquellos que no pudisteis estar presentes en directo, y que disfrutéis de la rigurosa exposición de nuestra compañera María Eugenia Lara.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

24 de septiembre de 2013

Marketing interno: el empleado también es un cliente


En este blog hemos tratado cuestiones muy diversas dentro del marketing jurídico, siempre dirigidas al cliente externo, al cliente de toda la vida. Un enfoque interesante es tratar al propio empleado (abogados, personal administrativo, etc) también como clientes. Es lo que se denomina marketing interno y que consiste en aplicar las metodologías de marketing a las relaciones con las personas dentro de una organización, en nuestro caso, de nuestro despacho. Podemos así definir el marketing interno como el conjunto de técnicas que nos permitirá vender la idea de despacho (con sus objetivos, estrategias, valores, etc) a un mercado compuesto por nuestros empleados (los clientes internos), con el objetivo básico de incrementar su motivación y consecuentemente, su rendimiento y productividad.  

Los abogados y demás personal que trabajen para nosotros son, por lo tanto, nuestros clientes internos y son clientes bien exigentes ya que conocen perfectamente el funcionamiento de nuestro despacho. Un trabajador descontento que hable mal de nuestro despacho es la peor publicidad que podemos tener. Un trabajador contento, motivado, bien valorado, se convertirá en nuestro mejor prescriptor.

De hecho, como factor clave, se habla de establecer un "contrato emocional" con las personas que trabajan para nosotros. De la misma manera que intentamos conectar emocionalmente con el cliente externo con el fin de fidelizarlo, establecer tales vínculos dentro de nuestro despacho hará que nuestros empleados se identifiquen con nuestros valores y objetivos y luche por ellos. Dentro de esta relación, es fundamental escuchar. En el marketing externo  escuchar al cliente, averiguar lo que necesita es vital . Al igual que hay un cliente externo que busca satisfacer sus objetivos al contratar nuestros servicios, nuestro cliente interno desea estar satisfecho en su relación laboral con la empresa. En el marketing interno debemos por tanto escuchar  y tener en cuenta que no hay cliente satisfecho sin empleado satisfecho.

Este contrato emocional está basado en una relación de confianza y honestidad mutuas. Cuando gestionamos personas, estos son principios esenciales. Realmente nuestra organización no es nada si no contamos con personas que trabajen con nosotros. Y es fundamental que quieran trabajar con nosotros, que no estén buscando marcharse a otro despacho a la primera de cambio. Unas buenas condiciones económicas y un equilibrio entre vida profesional y personal son dos piezas clave en la consolidación de la relación. El poder no está solo en manos de quien contrata, porque sin buenos trabajadores nada es posible. Ellos son, en gran medida, quienes determinan nuestra fortaleza en el mercado.

En esta nueva estrategia de marketing interno, estas son algunas líneas de actuación a tener en cuenta:
  • La comunicación interna: debe de ser fluida, constante y organizada. ¿Qué tal una reunión semanal de equipo? Compartir la evolución de los casos de cada miembro del despacho, fijar metas semanales, abordar problemas, etc.
  • La formación: otro aspecto de suma importancia. Invertir en formar y mejorar la capacitación de nuestros abogados y demás personal es un gasto asumible, desgravable y será una inversión muy valorada por quien la reciba. Una opción es, por ejemplo, contratar a un profesor de inglés para impartir clases en el despacho.
  • Dar valor al trabajo de tus empleados y potenciar la actitud proactiva . Por ejemplo, acostumbrarles a que cuando planteen un problema propongan también una solución.
En resumen, se trata de mejorar la experiencia del cliente interno, lo cual repercutirá muy positivamente en el funcionamiento de tu despacho. ¿Te animas a poner estos principios de marketing interno en práctica?

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
- El trabajo por metas
- Buenas prácticas en la gestión de tu despacho: el cliente extranjero
- Conoce mejor a tus clientes

Imagen inicial tomada de http://office.microsoft.com

20 de septiembre de 2013

Homenaje a García de Enterría. El hombre que no quiso ser ministro

Autor: Gonzalo García Weil, abogado.
Coordinador de la Sección de Derecho Administrativo del Colegio de Abogados de Málaga
D. Eduardo García de Enterría
La Sección de Derecho Administrativo del Colegio de Abogados de Málaga quiere rendir un homenaje a D. Eduardo García de Enterría y Martínez-Carandefallecido el pasado día 16 de septiembre del corriente año.
Intelectual en el sentido absoluto del término (Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, académico de la Real Academia de la Lengua Española, catedrático, etc), queremos resaltar  su condición de jurista y, sobre todo, de eminente experto en derecho administrativo, con una prolija actividad de escritor de manuales en los que se han cultivado generaciones y generaciones de abogados y demás operadores jurídicos.
En dos ocasiones rechazó ser Ministro.
Cuando no existían ni internet ni los modernos motores de búsqueda, era imprescindible tener como libro de cabecera el "Código de la leyes Administrativas", compilación de toda la legislación básica en tan vasta materia.
Nuestro sincero homenaje.
Algunos compañeros de la sección quieren sumarse a este homenaje. El el primero de ellos es Enrique Sánchez (Director General de la Asesoría Jurídica del Excmo. Ayuntamiento de Marbella).
Mi relación con Eduardo García de Enterría se inició en el año 1988 cuando terminada la carrera inicié la preparación de las oposiciones a Técnico de Administración General de la Comunidad Autónoma de Extremadura. Los apuntes de la llamada Escuela Administrativa eran copia de su famoso Curso de Derecho Administrativo.
Si estudiar oposiciones tiene bastantes cosas negativas: horas encerrado en un cuarto sin conocer cuál será el resultado de tanto esfuerzo, por el contrario tuvo lo positivo de disfrutar de la prosa y de los conocimientos de Enterría. Nunca pude imaginar que pudiera ser tan bonito el derecho, conocer la regulación francesa, norteamericana, el origen de la interdicción de la arbitrariedad, los actos reglados, etc. El derecho constitucional fue todo un descubrimiento gracias a él. Para el ejercicio práctico mi madre me regaló el Código de la Leyes Administrativas que todavía conservo. Lo acribillé a papelitos con el nombre de las leyes que plastifiqué y pegué como señalizadores. Gracias al maravilloso libro pasé la prueba. Ya el libro me ha acompañado durante toda la vida. Cada cierto número de años me compraba una nueva edición o los anexos de actualización.

Poco a poco me compré los Cursos de Derecho Administrativo actualizados, sus dictámenes sobre la usucapión, su libro sobre la responsabilidad patrimonial del estado legislador, me suscribí a la RAP  (Revista de Administraciones Públicas) y a la REDA, (Revista Española de Derecho Administrativo).
Nunca podré olvidar la lectura en el diario ABC del famoso artículo sobre la Plaza de la Memoria Vinculante.
La agradable sorpresa que tuve en unas vacaciones en Galicia cuando me encontré la salita anterior a mi dormitorio en una Casa de Campo forrada con todas las revistas REDA (la casa era del Interventor del Parlamento de Galicia). Tuve lectura para todas las vacaciones. Debo reconocer que le robé la revista índice (ha prescrito el delito).
En definitiva un gran jurista que nos ha hecho amar nuestra profesión. La realidad que vivimos por desgracia nos descorazona ante la falta de amor a la cosa pública que muchas veces se ve.
También reproducimos el mensaje de la compañera María José Medialdea Chamorro:
Es una idea magnifica de la sección el brindar homenaje a este ilustre jurista. Me quedo con las palabras de Santiago Muñoz Machado, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense y miembro de la Real Academia Española, que en su artículo del diario El País de días pasados escribía:  "Tenemos sus discípulos y amigos la responsabilidad imponente de su herencia. Añado a la que me corresponde como jurista y universitario, la que deja en la Real Academia Española, donde su huella será perdurable, como en todas las instituciones a las que perteneció."
Terminamos recordando otros artículos publicados esta semana en memoria de D. Eduardo García de Enterría, concretamente:
- In memoriam. Eduardo García de Enterría, por Rodrigo Tena en ¿Hay Derecho?
- El derecho administrativo llora el fallecimiento de García de Enterría, por Sevach, (José Ramón Chaves) en el blog Contencioso

17 de septiembre de 2013

La tributación del abogado autónomo

Autora: Raquel Attard, abogada 
Attard abogados. Especialista en Derecho Fiscal

Desde que empiezan el ejercicio de su profesión, los abogados tienen que cumplir una serie de obligaciones con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social.
El alta como abogado autónomo requiere cumplimentar el modelo 036 en Hacienda, e indicar el epígrafe de la actividad que van a desarrollar, el 731. Dentro del mismo mes en que se den de alta como profesionales en Hacienda, van a tener que comunicar a la Seguridad Social su alta como autónomos. Si son menores de 30 años, pueden acogerse a la bonificación que se introdujo con el Real Decreto-ley 4/2013, de 22 de febrero, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo y pagar 52,03 euros los primeros 6 meses.
Ya estamos ejerciendo y atados a Hacienda durante toda nuestra vida profesional. Los primeros 20 días de cada trimestre, en abril, julio, y octubre, y los primeros 30 días del mes de enero, tendremos que autoliquidar los impuestos que nos corresponden como profesionales, que son:

-El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)
       Modelo 130, sobre pagos fraccionados. Trimestral.
       Modelo 100, para la declaración anual de la renta.
       Modelo 111, para las retenciones e ingresos a cuenta. Trimestral.
       Modelo 190, como resumen anual de las retenciones.
       Modelo 115, sobre retenciones por el alquiler.
       Modelo 180, resumen anual de las retenciones por el alquiler.
- El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)
       Modelo 303, trimestral.
       Modelo 390, para el resumen anual del IVA.
       Modelo 347, que se utiliza por operaciones con terceras personas.

La actividad profesional de la abogacía tributa por estimación directa simplificada. Mediante esta forma de tributación se ingresa como pago fraccionado, a través del Modelo 130, el 20% de los beneficios que obtenga trimestralmente. Lo normal al principio es tener más gastos que ingresos. En ese caso, si hay pérdidas, no habrá que ingresar ninguna cantidad a cuenta del IRPF. Luego, en los meses de abril a julio, ajustaremos cuentas en la declaración de la renta con el Modelo 100.

En el tráfico diario, el abogado necesita adquirir material, alquilar una oficina, pagar servicios de marketing, publicidad o página web. En todos estos casos los gastos son deducibles, pero además se soporta IVA.
Cuando presta servicios, el abogado factura al cliente sus honorarios, añadiendo el IVA según el tipo general, que es el 21%. Lo que hace aquí es repercutir el IVA a sus clientes.

Trimestralmente, con el Modelo 303, se restará al IVA repercutido el soportado, y la diferencia, si es positiva, se ingresará en la Agencia Tributaria. Si es negativa, no nos devuelven nada, sino que esa cantidad se quedará a compensar para el siguiente trimestre.

Eso sí, no todos los gastos que conlleven IVA soportado son deducibles. Tendrán que ser gastos directamente relacionados con nuestra actividad, y debemos conservar la factura que justifica que ese gasto se ha producido.
A final de año, hay que presentar el modelo resumen en el que se incluyan los datos de las autoliquidaciones anteriores del IVA, a través del Modelo 390.

Si realizamos operaciones con terceros que superen los 3.005,06 €, también debemos presentar el Modelo 347 en febrero, que se trata de un resumen de las transacciones con proveedores y clientes que hayan superado esa cantidad.

A los abogados también nos practican retención si contratamos servicios de otros profesionales. Por ejemplo, si contratamos a un asesor fiscal y éste nos hace una factura con retención, tendremos que declararla según el Modelo 111, trimestralmente, y con el Modelo 190 al final del ejercicio.
Utilizaremos el Modelo 115 para la retención por el alquiler de la oficina, y con el Modelo 180 haremos el resumen anual.

Y con todo eso terminamos un ejercicio y ¡ya podemos empezar el siguiente! Se acerca el tercer trimestre, así que es buena hora para ir recopilando todas las facturas y poder presentarlas en octubre.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:

Imagen inicial tomada de http://media.yunait.com

13 de septiembre de 2013

Dropbox: ¿una buena opción para tu despacho?

Esta misma mañana charlaba con un compañero abogado sobre la tecnofobia generalizada y reinante en nuestro colectivo profesional. Es algo que el equipo de redes sociales hemos podido comprobar como profesoras del curso Abogacía 2.0 que impartimos online para el Colegio. El compañero en cuestión reconocía no estar muy al día en herramientas digitales. Sin  embargo, había empezado a usar Dropbox y reconocía las ventajas. Hemos comprobado entre nuestros alumnos que Dropbox se ha convertido en una de las herramientas más conocidas y usadas por los abogados. Y desde luego es una de las herramientas de almacenamiento en la nube más populares  en todo el mundo.

Las ventajas son evidentes:
  • Puedes acceder a los documentos que tengas allí almacenados desde cualquier ordenador. Ya no hacen falta pendrives, siempre puedes tener los documentos fácilmente accesibles.
  • Puedes compartir carpetas y documentos con otras personas. Si necesitas enviar constantemente documentos a un compañero, Dropbox os permite  tener una carpeta común donde compartir documentos, carpeta que se sincroniza de forma automática cada vez que hay un cambio.
  • Puedes acceder a los documentos desde tu smartphone

No obstante,  también hay limitaciones. La primera y más evidente es la del espacio que puedes usar para almacenar.  La versión gratuita de Dropbox tenía un límite inicial de 2 Gb, aunque para competir con Google Drive dicho límite fue ampliado  a 5 Gb . Una ventaja  de Google Drive frente a Dropbox es que el primero permite que varios usuarios editen el documento o presentación de forma simultánea.  Dropbox carece de esta funcionalidad, y si dos personas intentan trabajar sobre el mismo documento nos encontraremos con las incómodas  "copia conflictivas".

En una entrada del  blog  "The lawyerist" titulado "Is dropbox right for your practice?", Randall Ryder  parte de una primera afirmación: que Dropbox sea la herramienta de almacenamiento en la nube más popular no quiere decir que sea adecuada para tu despacho. Ryder establece una serie de cuestiones a tener en cuenta.
La primera: que Dropbox no sustituye a las debidas copias de seguridad en un disco duro externo. Está claro que si borras un documento de tu carpeta de Dropbox en el ordenador, desaparecerá de la nube y de los ordenadores con los que compartías el documento. Si accedes a Dropbox desde internet (en la nube), lo que elimines, muevas o modifiques, se sincronizará correspondientemente en tu equipo. Es algo bidireccional. En el caso de las copias de seguridad en disco duro externo, no hay tal comunicación bidireccional. No se sincronizan las carpetas. Simplemente creas un duplicado de tu información.

A continuación, Ryder desmitifica las ventajas de usar Dropbox para aquellos abogados que ejercen en despachos unipersonales ya que   entiende que no necesitan compartir archivos, abogados que usan un único equipo y que no acceden a sus documentos a través de tablets o smartphones.

Finalmente se centra en las cuestiones de seguridad, que sí nos parecen más lógicas y que a todos nos preocupan. Dada la popularidad de herramientas como esta o como Whatsapp, en general seguimos el razonamiento de "todos lo usan y no pasa nada" para, entre otras cosas, no leernos las condiciones legales. Pero lo cierto es que deberíamos prestar atención a varios elementos. Los archivos son encriptados, según puede leerse en las condiciones que aparecen en la web de Dropbox:

La seguridad de tu información es importante para nosotros. Cuando introduces información importante (como el número de tu tarjeta de crédito) en nuestros formularios, ciframos la transmisión de la información mediante la tecnología Secure Socket Layer (SSL).
Seguimos los estándares generalmente aceptados para proteger la información que nos envías, tanto durante la transmisión como después de recibirla. Sin embargo, ningún método de transmisión ni almacenamiento electrónico es seguro al 100%. Por lo tanto, no podemos garantizar una seguridad absoluta. Si tienes alguna pregunta acerca de la seguridad en nuestro sitio web, puedes consultar nuestra página de descripción general de seguridad o ponerte en contacto con nosotros en security@dropbox.com.
Otra posibilidad para mejorar la seguridad es el sistema de verificación en dos pasos, que podemos instalar de forma sencilla siguiendo estas instrucciones.
En cuanto a la privacidad de tus datos, esta es la información relevante:
Los empleados de Dropbox no pueden ver el contenido de los archivos que almacenas en tu cuenta de Dropbox. Solo pueden ver los metadatos de los archivos (por ejemplo, nombres y ubicaciones de archivos). Como la mayoría de los servicios en línea, tenemos un pequeño número de empleados que deben tener la capacidad de acceder a los datos de los usuarios por los motivos establecidos en nuestra política de privacidad (por ejemplo, por imperativo legal). Pero esto no es la norma general, sino una rara excepción. Tenemos una política estricta y controles de acceso técnicos que prohíben el acceso por parte de los empleados excepto en estas raras circunstancias. Además, empleamos una serie de medidas de seguridad físicas y electrónicas para proteger la información de los usuarios contra accesos no autorizados.
¿Hay  riesgos? Como dice la propia empresa, nada es 100% seguro. ¿Podrán los empleados de Dropbox acceder a mis archivos? También parece un caso absolutamente extraño y excepcional. Dependiento de cuál sea tu caso habrás de valorar si Dropbox es realmente útil para ti. ¿Compartes archivos con otros? ¿Usas distintos ordenadores? ¿Quieres poder acceder a tus archivos desde otros dispositivos móviles?
En este sentido, recordamos también el informe del Consejo General de la Abogacía y la Agencia de Protección de Datos sobre uso del cloud computing.
Para terminar, citaremos algunas alternativas a Dropbox:

  • Google Drive, ya mencionada. 
  • Wuala, ofrece cifrado automático y para algunos usuarios es una opción más fiable en lo que a respeto de la LOPD se refiere
  • Skydrive
  • iCloud
  • Sugar SYNC
  • En una categoría más amplia, no nos olvidamos de  aplicaciones como Evernote.
Son sólo algunos ejemplos, ¿nos ayudas a completar la lista?

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
-Aula de tecnología para abogados: introducción a wordpress

Imagen inicial: www.dropbox.com

10 de septiembre de 2013

El concepto de responsabilidad hipotecaria


El pasado viernes  estuvimos presentes en la jornada organizada por el Grupo de Abogados Jóvenes de nuestro Colegio sobre cuestiones prácticas del proceso de oposición a las ejecuciones hipotecarias, en la ponencia a cargo de Doña Isabel María Alvaz, magistrada-juez del juzgado de Primera Instancia nº 8 de Málaga. La ponente hizo  hincapié fundamentalmente en los cambios procesales que ha implicado la aprobación de la  Ley 1/2013 de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social y analizó los distintos supuestos de cláusulas abusivas. En Twitter os contamos lo más destacado de la ponencia con la etiqueta  #hipotecariomlg. No obstante, para ampliar  información os recomendamos que descarguéis la presentación en power point que estará disponible próximamente en la web del GAJ. 

En la entrada de hoy hemos querido insistir en el concepto de responsabilidad hipotecaria y en los cambios que respecto a ésta implica la nueva ley antes citada. Cuando un deudor hipotecario no puede afrontar los pagos de su hipoteca, ha de saber a qué se enfrenta cuando se inicia el despacho de la ejecución. El error común es pensar que sólo debe la cuantía del préstamo hipotecario restante de abonar. La realidad es que deberá afrontar lo que se denomina responsabilidad hipotecaria, que se compone de otros conceptos económicos y que es indudablemente más amplia que  la cuantía del préstamo. Esta responsabilidad hipotecaria viene determinada en la escritura de constitución de la hipoteca y está anotada convenientemente en el Registro de la Propiedad. La nueva ley ha introducido modificaciones poniendo límites que benefician al deudor hipotecario sobre todo cuando se trata de su vivienda habitual.

¿Cuáles son entonces los conceptos económicos que se integran dentro de esa responsabilidad hipotecaria que habrá de afontar el ejecutado?

Antes de desgranar dicha responsabilidad, un dato fundamental es conocer el valor de subasta del bien hipotecado, que también viene determinado en la escritura de préstamo hipotecario. Lo normal es  que el tipo de la subasta coincida con el valor de la peritación que se hiciera de cara a conceder el préstamo. La ley ahora establece que en cualquier caso no podrá ser inferior al 75% del valor de la tasación.

Una vez localizado ese dato en la escritura, debemos buscar la cláusula referida a la responsabilidad hipotecaria y en ella encontraremos los siguientes conceptos que adeudará el prestatario:

  1. La cantidad prestada y pendiente de pago
  2. Los intereseses remuneratorios pactados con el banco
  3. Los intereses de demora. En este sentido, la le 1/2013 ha introducido una modificación importante, al establecer que estos intereses no podrán ser superiores a 3 puntos por encima del tipo vigente.
  4. Gastos y costas judiciales. También en este apartado la ley ha introducido un cambio de relevancia, al limitar estos gastos y costas en caso de que se trate de la vivienda habitual del ejecutado. En tal caso, no podrán superar un 5% del principal del préstamo.
  5. Gastos extrajudiciales relativos a la efectividad de la garantía y conservación de la finca hipotecada, tales como las contrubuciones y tributos que graven la finca, los gastos de comunidad y los seguros.
La suma de todos estos conceptos nos revelará la suma total por la que debe responder el bien y a la que el prestatario debe hacer frente si no se cubrirera por completo con la subasta de la vivienda.  A ello habrá que sumarle igualmente el impuesto de plusvalía.

El concepto de vivienda habitual juega un rol fundamental,  ya que determinará por qué valor se ha de adjudicar el banco la vivienda en caso de que no concurra ningún postor. Así, podemos leer cómo queda redactado el artículo 671 de la LEC:

Artículo 671. Subasta sin ningún postor.
"Si en el acto de la subasta no hubiere ningún postor, podrá el acreedor, en el plazo de veinte días, pedir la adjudicación del bien. Si no se tratare de la vivienda habitual del deudor, el acreedor podrá pedir la adjudicación por el 50 por cien del valor por el que el bien hubiera salido a subasta o por la cantidad que se le deba por todos los conceptos. Si se tratare de la vivienda habitual del deudor, la adjudicación se hará por importe igual al 70 por cien del valor por el que el bien hubiese salido a subasta o si la cantidad que se le deba por todos los conceptos es inferior a ese porcentaje, por el 60 por cien. Se aplicará en todo caso la regla de imputación de pagos contenida en el artículo 654.3.
Cuando el acreedor, en el plazo de veinte días, no hiciere uso de esa facultad, el Secretario judicial procederá al alzamiento del embargo, a instancia del ejecutado."
En la nueva ley además se establece que lo que no se cubra con la adjudicación, se podrá pagar en 5 años, teniendo el ejecutado que pagar sólo el 65%, o bien en 10 años pagando el 80%.

Es en la propia escritura de préstamo hipotecario donde ha de figurar que la finca es la vivienda habitual del prestario. Cerramos la entrada con este enlace a la web de Notarios y Registradores con la sugerencias conjuntas de un notario y un registrador antes las dudas suscitadas por la aplicación inmediata de la nueva ley. 

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
-Hipotecas: la "famosa"  Sentencia del TJUE de 14 de marzo
-Cláusulas abusivas en ejecuciones hipotecarias

6 de septiembre de 2013

El outsourcing como posibilidad

Leemos regularmente el blog norteamericano Small firm innovation (en inglés) para estar al día de tendencias y como fuente de inspiración para escribir entradas de interés para nuestro blog. En dicha web, cada mes hay un tema especial y muchos artículos en torno a dicho tema. Este mes el tema elegido para el sitio es el outsourcing o externalización de servicios en los despachos de abogados. En varios posts podemos ver las opiniones de distintos abogados americanos sobre las ventajas de externalizar. Vamos a aprovechar dichas contribuciones para extraer aquellos aspectos  aplicables a los abogados españoles.

En el post titulado: For law firms and lawyers, outsourcing is "in" (La externalización de servicios para despachos y abogados está de moda), el experto en gestión de despachos Edward Poll establece la premisa de la necesidad de externalizar servicios para tener éxito profesional. Literalmente afirma, al comienzo de su artículo:
"El abogado que cree que las cosas sólo están bien hechas si es él quien las hace, en breve estará haciendo muchas cosas mal- con un despacho colapsado y abocado o bien a una mala gestión de sus clientes o a la quiebra. Un despacho de éxito se beneficiará de externalizar aquel trabajo que no requiere las habilidades particulares ni la dedicación exclusiva del abogado".

A continuación, en la entrada se analizan distintas líneas posibles de trabajo que son fácilmente externalizables:
  • Un asistente virtual: la opción contratar servicios virtuales de secretariado. Alguien que coja las llamadas, etc, mejorando la imagen que proyecta el despacho, sobre todo si es unipersonal y somos nosotros quienes lo hacemos todo. La tecnología hoy nos permite acceder a este tipo de servicios sin tener que contratar a un/a secretario/a a tiempo completo. 
  • Los propios servicios jurídicos. Contratar esporádicamente a otros compañeros para cubrir aquello que no podemos abarcar (por falta de tiempo, de especialización, por ser en otra ciudad...). Recientemente en el grupo de LinkedIn de la asociación de abogados expertos en nuevas tecnologías ENATIC, un miembro nos hablaba de su proyecto Entreabogados, un portal que ofrece precisamente esta fórmula de colaboración. Sin haber entrado a profundizar en esta propuesta, no deja de ser una posible fórmula adaptada a nuevos tiempos y que ejemplifica lo que este autor nos sugiere en su post.
  • Los servicios de nuevas tecnologías: cloud computing, gestión de redes sociales... son ejemplos de trabajos fácilmente externalizables si queremos apostar por estar al día y no nos sentimos capaces de hacerlo nosotros mismos. Contratar los servicios de un experto para gestionar por ejemplo tu reputación online y dedicar tu tiempo a hacer lo que realmente sabes, a formarte o a hacer networking. 
Profundizando en las ventajas del outsourcing, en otro artículo titulado: "In business and everyday life: to outsource or to insource" (que viene a ser ¿lo hago yo o lo contrato?), el abogado y director de un despacho virtual (una tendencia que observamos al alza en EE.UU. y por tanto un fenómeno a tener en cuenta) Brian M. Mekdsy afirma:

"Los abogados que trabajan solos están acostumbrados a ponerse muchos sombreros distintos según el caso; son gajes del oficio. No sólo tenemos que ser expertos en nuestra rama, sino que tenemos que saber de marketing, de presupuestos, de bases de datos de jurisprudencia y legislación, de gestión de despachos (...). Es fácil perderse en los detalles de una tarea no productiva per se, como por ejemplo averiguar por qué tu impresora no se comunica con tu portátil repentinamente. Hay un momento en que ese tipo de tareas no suponen un uso eficiente de tu tiempo".

Sobre la evolución de la abogacía virtual, recomendamos el análisis de Eva Bruch en Lawyerpress Emprende, publicado esta misma semana . Eva tratará este tema en el 9º Congreso Jurídico de la Abogacía Malagueña
 
Lógicamente el coste de esta externalización determinará nuestras decisiones, si bien es cierto que muchas veces tendremos que valorar qué nos sale más caro y qué es más eficiente: la inversión de nuestro tiempo o de nuestro dinero.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
- Tres errores críticos en el marketing  de una firma jurídica
- CRM para la gestión de tus clientes
- De Twitter al cielo: lectura recomendada

Imagen inicial tomada de: http://www.channelbiz.es

3 de septiembre de 2013

Vuelta al "cole"


Septiembre, mes de vuelta a las rutinas, tan necesarias e inevitables, pero época de hacerlo con ánimos y energías renovadas. Esta primera semana es siempre un momento algo  caótico, da cierta aprensión abrir el correo y afrontar la posible avalancha, organizarse de nuevo y adaptarse a horarios y señalamientos. Pero sobre todo es la ocasión para plantearse objetivos fundamentales y pequeñas metas para ir cumpliendo. Si antes de las vacaciones escribimos sobre el trabajo por metas y las actividades de alto rendimiento, hoy elaboramos aquí una breve lista de sugerencias y posibles metas a modo de checklist, pues realmente creemos que la meta es la herramienta de motivación más poderosa que existe. ¿O no te gusta tachar cosas de tu lista? ¡Qué gran placer!

Nuestras propuestas para el nuevo año escolar son las siguientes:

  • Acude al 9º Congreso Jurídico de la Abogacía Malagueña (#CJAM13). Este año volvemos a insistir en la oportunidad para la formación y sobre todo para entablar contactos y hacer networking que el Congreso supone.
  • Crea la web profesional de tu despacho. Tarea pendiente que deberías tachar ya de una vez por todas en tu lista. No esperes otro año para ganar visibilidad y estar presente en internet. Este año propondremos cursos de creación de webs para abogados en nuestro Colegio.
  • Haz networking digital. LinkedIn y Twitter son dos potentes herramientas para entablar contactos con otros compañeros y profesionales que pueden resultar en oportunidades de negocio futuras.
  • Amplia tu red de clientes y retoma el contacto con los que ya lo son. Esta debería ser una actividad de alto rendimiento fundamental a bloquear en tu agenda. 
  • Implanta la legislación de protección de datos. Los riesgos de no hacerlo son realmente relevantes, es el momento de verlo como una inversión y no como un gasto.
  • Actualízate. Un epígrafe muy amplio que puede abarcar muchas áreas en las que precisamos actualizarnos, pero lo importante es establecer metas concretas y cumplirlas. ¿Opciones? Ponerse al día en mediación, aprender un idioma... .
  • Internacionaliza el despacho. Empezando por tener una web traducida profesionalmente a otras lenguas, es importante plantearse salir a otros mercados. ¿Qué tal el ruso?
  • Colabora en algún medio. ¿Sabías que por ejemplo este blog está abierto a colaboraciones? Colaborar con publicaciones en otros portales te ayudará a ese posicionamiento como experto en tu sector que tan rentable puede resultar.
  • Redecora tu despacho. Un cambio seguro que resultará refrescante y esto puede ser muy necesario. Cambiar la disposición de los muebles o colgar nuevos cuadros. Haz de tu lugar de trabajo un espacio que te inspire cada día. Ayudará además a mejorar la imagen que proyectas a tus clientes.
  • Ponle pasión. Esperamos que no pienses que es un concepto manido. Cree en tu profesión, en la importante labor social que desempeñas como abogado y disfruta con el ejercicio.
¿Cuántas de estas metas puedes ya tachar por haberlas cumplido?¿Cuáles piensas que no son para ti? ¿Y por qué crees tal cosas? Es crucial sopesar las posibles metas y objetivos antes de decidir cuáles vas a abordar para empezar. 

En una línea mucho más pragmática y del día a día del ejercicio, te invitamos a leer el post "Diez retos del abogado diligente tras regresar de vacaciones" en el blog de Sevach. Y como el optimismo, aunque algunos piensen que es algo naïf y que no está de moda, jugará un papel fundamental en tu estrategia para el año y en cómo lo afrontes, cerramos con una invitación a leer la entrada "Sé optimista, mejora tu productividad" de Paula Fernández-Ochoa en LawyerPress. 

¡Bienvenidos a septiembre!

Si te gustó esta entrada quizás te interese leer: