19 de julio de 2013

La Patente Única Europea

Autor: Rubén Fernández Vela
Consultor legal de tecnología y entornos digitales

Para poder entender la nueva regulación del derecho de Propiedad Industrial en  la Unión Europea, debemos conocer la nueva Patente Única Europea que entrará en  vigor, de manera formal para todos los estados adheridos al documento que la regula, en enero de 2014. Si bien es cierto que no todos los estados miembros de la Unión han  suscrito el documento, encontrándose entre los ausentes Italia y España. Así, coexistirán como normativas reguladoras del citado derecho, la Patente Europa, la Patente Única Europea y las patentes de cada uno de los Estados miembros.
Con su entrada en vigor le son adjudicados nuevos roles a la Oficina de Patentes Europea, que llevará a cabo la recolección, administración y remisión de los efectos positivos o negativos de la resolución del mismo. Todo esto incluye su carácter legal, información, licencias, revocación, aprobación, remisión para completar posibles aspectos que sean necesarios incluir o subsanar y la admisión de la traducción. Los idiomas oficiales de la Patente Única Europea son el inglés, alemán y francés; nada impide que después sea traducido a idiomas de origen.
Para un estudio más efectivo de su regulación debemos atender a la “Regulación (EU) No. 1257/2013 del Parlamento y del Consejo de 17 de diciembre de 2012, sobre la creación de la patente unitaria (Patente Única)”. El documento expone que de lo que se trata es adaptar a la normativa comunitaria, la normativa interna de los distintos  Estados en el marco de la manufacturación y distribución de los productos fuera de las fronteras de éstos, para un mayor, mejor y verdadero desarrollo del artículo tercero del Tratado de la Unión. La patente otorga un archivo con unidad de protección, teniendo como objetivo que en un futuro todos los miembros de la Unión gocen de una igualdad de protección en un sistema único. Así que con una sola concesión de patente se producen, en todos los Estados participantes, los mismos efectos.


Evolución de la Patente Única europea

De lo que se trata, en todo caso, es de la creación de una verdadera protección unificada de todos los estados miembros frente a terceros que claudiquen como suyos el derecho sobre la patente. Esta patente deberá ser entendida en los estados miembros con los mismos efectos que los de su respectiva patente nacional.
Los titulares del derecho otorgado por la patente deberán pagar un precio único, cuya tasa deberá ser renovada mediante un pago anual. Así el costo es mucho menor en todos los sentidos.
Este nuevo sistema es importante porque supone la creación de una legislación única para todo el grueso de países que se adhieren al documento junto a la de un Tribunal de Patente Única.
El siguiente texto de referencia es el “Council Regulation (EU) No. 1260/2012 de 17 de diciembre 2012, sobre la implementación de la mejora en la cooperación en el área de creación de patente unitaria con el fin de aplicar las disposiciones para la traducción, que determina que para que un sujeto “creador” de un objeto patentable pueda ser objeto de los derechos que la Patente Única Europea le otorga, debe ser presentado en Inglés y traducido, para ser validado, a las demás lenguas oficiales, el francés y alemán.
Además, en caso de alguna disputa ante derechos sobre un objeto patentado deberá realizarse en una de estas tres lenguas. Igualmente, el texto entrará en vigor el día 1 de enero del año 2014.
Junto con la Oficina de Patentes Europea, el Tribunal Unificado de Patentes es la institución más importante a los efectos de la Patente Única Europea.
El Tribunal Unificado de Patentes, es un órgano especializado con jurisdicción exclusiva para litigios en materia tanto de Patentes Europeas y Patentes Europeas con efecto Unitario. Está integrado por una primera instancia, con sede en París y dos secciones una en Viena y otra en Londres, un tribunal de apelación y un registro. Este Tribunal nace a raíz del documento “Agreement on an United Patent Court and Statute - document 1635/12 of 11.01.2013”, firmado el día 19 de febrero del presente año.
La Patente Única Europea, frente a la Patente Europea, nace para 25 países, hasta ahora, de la Unión Europea, realizando una única solicitud y un título único, otorgando protección uniforme y mismos derechos para todos. Solo se necesita una activación y existencia de mecanismos totales y unificados en caso de la transmisión de los derechos que le son inherentes; también resuelve los problemas de jurisdicción, que será la del lugar, el Estado, en el que el solicitante tenga su domicilio, el centro de su actividad cuando solicitó la patente o, en su defecto, la sede en Múnich.
El último tema a tratar sobre esta Patente es el de Italia y España, países conocidos como “disidentes". Centrándonos en nuestro país, su negativa se sustenta en que, según los expertos, la adhesión no es buena para nuestros empresarios ya que contiene una “discriminación lingüística” puesto que el Reglamento 1260/2012,  determina que las solicitudes y validaciones, de las patentes, han de ser expresadas en inglés, alemán y francés.
La dicotomía surge al considerar si realmente es favorable o no para nuestras empresas cuando, por un lado, aquellas que pueden considerarse más débiles como las PYMES están exceptuadas de los gastos de traducción gracias a los sistemas de compensación y reembolso del Reglamento. Por otro lado, es cierto que si el castellano es reconocido en organismos de carácter internacional como lo son la Oficina de la Marca Comunitaria y la Oficina Mundial de la Propiedad Intelectual, por qué no va a serlo para el caso de la Patente Europea. En todo caso, España, al igual que nuestra vecina Italia, tiene hasta el 1 de enero del año 2014 para cambiar de parecer y, dejando a un lado los problemas menores de "discriminación lingüística" adherirse a la Patente Única europea, que, creemos, sería un muy interesante movimiento para ayudar a nuestra maltrecha economía.

Si te gustó esta entrada, tal vez te gustará leer:
-El concepto de residencia habitual en el nuevo Reglamento europeo de Sucesiones

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!