2 de julio de 2013

El escenario de la mediación


Trinidad Bernal Samper, en el Colegio de Abogados de Málaga
Trinidad Bernal Samper es experta en emoción, relaciones interpersonales, conflicto y mediación y cuenta con una amplia experiencia en formación. Dirige el centro APSIDE dentro de la Fundación ATYME y es autora de numerosas publicaciones. La más reciente es La mediación en escena. La pasada semana tuvimos el placer de contar con ella en dos talleres que se llevaron a cabo en la Delegación de Marbella primero, y en la sede del Colegio de Abogados en Málaga capital, después. En esta entrada os ofrecemos un breve resumen del taller realizado en Málaga.

El taller  comenzó con la descripción del escenario de la mediación. Es un contexto emocional muy difícil, en el que el mediador debe  cambiar la visión antagónica de la situación que tienen las partes. Hay que cambiar la orientación por la mediación y cambiar la visión antagonista que las partes tienen de la situación. Además hay que fomentar la participación, cambiar el rol: los mediadores no son los protagonistas.

Es necesario el cambio perceptivo, cognitivo y emocional del mediador. En la mediación convergen la respuesta emocional de las partes con la propia respuesta de los mediadores, que puede llegar a condicionar la gestión del conflicto. Es lo que se denomina contaminación emocional. Aquí debe atenderse tanto a la comunicación verbal como a la no verbal, especialmente la respuesta gestual. El mediador puede transmitir su estado de inquietud personal a las partes.

Trinidad Bernal destacó la necesidad de entender el conflicto. Una cosa es la teoría del conflicto (que en principio toda persona dedicada a la mediación conoce) y otra diferente es la práctica. En efecto, en nuestra vida diaria  sí nos alteramos ante un conflicto porque no hemos asimilado internamente que el conflicto es consustancial a la naturaleza humana. Otra tesitura difícil a la que se enfrenta el mediador es la falta de identidad profesional: faltan conocimientos sobre el estatus profesional del mediador.

A lo largo del taller se señalaron varias de las causas que provocan estrés en el mediador.
Relacionadas con las condiciones de trabajo:
  • trabajo en solitario: la falta de retroalimentación influye mucho en los mediadores que están trabajando solos
  • mucho trabajo,
  • temáticas conflictivas,
  • presiones de tiempo,
  • cambios profesionales
  • no remuneración por el trabajo hecho: incertidumbre económica asociada al hecho de estar realizando un trabajo que aún tiene  solidez social
Relacionadas con las circunstancias personales:
  • agotamiento físico y emocional,
  • excesiva responsabilidad por las personas (implicación en los casos)
  • dificultad para abordar el conflicto
  • baja autoestima
  • no saber cortar con el trabajo/desconectar
  • área familiar y social: todo lo relacionado con las circunstancias personales y emocionales (familia, pareja, escasas relaciones sociales...y de ocio). 
Algunas estrategias para enfrentarse a estos problemas serían:
-a nivel laboral: definir competencias y responsabilidades
-estrategias a nivel individual:
  • relajación
  • flexibilizar la mente
  • equilibrio racional-emocional
  • el cuidado de uno mismo: autoconocimiento (identificar los puntos fuertes y débiles). El autoconocimiento es fundamental en la estrategia individual de cuidado del mediador .Los mediadores deben ofrecer credibilidad. Para eso hay que trabajar desde la autenticidad.
La ponente recomendó además algunos ejercicios sencillos que se pueden practicar de forma individual:
  • realizar pausas
  • experimentar sensaciones: centrar la mente en sentir las sensaciones del cuerpo
  • mirarse al espejo
  • un pequeño descanso con música
  • ejercitar el pensamiento positivo
  • practicar la comprensión: preguntar sobre la intención de las personas
Para finalizar, Trinidad Bernal insistió en la necesidad de  divulgar la mediación: si no se conoce, no puede elegirse. Precisamente, en este sentido recomendamos la Guía ¿Conoces la mediación? de la Fundación ATYME.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:
- La mediación como alternativa a la rutina procesal.
- Asesoramiento legal: lo barato puede salir caro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!