28 de junio de 2013

Aula de inglés jurídico (X): Legalese

 
Legalese es una expresión inglesa que sirve para designar la jerga jurídica (legal jargon). ¿Tú en qué idioma hablas? Japanese, Portuguese... legalese! Qué duda cabe de que existe un lenguaje específico jurídico, que por su carácter técnico resulta de difícil comprensión para el lego en Derecho (the lay person). En el Reino Unido existe desde hace años un movimiento muy fuerte denominado "Plain English Campaign" que aboga por el uso de un inglés comprensible para el ciudadano medio y que apuesta por la simplificación y el uso de expresiones que sean accesibles para todos. También en nuestro país se está empezando a promover esta línea en los últimos años con la campaña de modernización del lenguaje jurídico,la promoción del derecho a comprender y el Informe de Recomendaciones de la Comisión para la Modernización del Lenguaje Jurídico que podéis descargar aquí.

Pese a ello, la realidad es que el lenguaje jurídico inglés sigue plagado de tecnicismos, latinismos y otras expresiones como las denominadas preposiciones sufijadas (hereby, hereinafter etc) que es útil conocer para poder entender los textos y para elevar, si es nuestro deseo, el registro que podamos estar empleando al redactar documentos jurídicos en inglés.

En esta entrada os ofrecemos un breve glosario de expresiones más formales y sus equivalentes menos formales y en sucesivas entradas abordaremos otros aspectos del legalese:


Como se puede apreciar, las palabras con origen en el latín o el griego se consideran de registro más formal en inglés.
Si queréis saber más sobre cómo escribir en plain English, podéis descargaros las guías gratuitas de la web oficial. Entre ellas encontraréis un completo glosario  A-Z que seguramente os resultará útil.

25 de junio de 2013

De Twitter al cielo: lectura recomendada


De Twitter al cielo es el sugerente título de un libro recién publicado cuyo autor es Óscar del Santo y que cuenta  además con las colaboraciones especiales de Daniel Iglesias  (storytelling y marca personal)  y Marco Conde (analizando el caso de éxito en Twitter del programa de televisión Punto Pelota). Su título completo es: "De twitter al cielo: guía para cumplir tus objetivos con Twitter". Recomendamos su lectura  a aquellos que ya usen esta red social; de hecho el propio autor lo advierte al comienzo de la obra: no es una guía para principiantes. Para aprender los rudimentos básicos de Twitter aconseja empezar por otros libros, como "Twitter en una semana", de Francesc Grau, o "Twitter para torpes"de Natalia Gómez del Pozuelo. De Twitter al cielo  profundiza en estrategias y técnicas para lograr sacar el máximo partido profesional a esta red. En coherencia con la línea que mantenemos en el blog, volvemos a insistir en la importancia de Twitter para ganar visibilidad profesional, mantenerse informado y entablar contactos profesionales relevantes. 

Óscar Del Santo  nos recuerda que estamos en una nueva era del marketing personal, en la que podemos hablar de una democratización del marketing. Twitter es un ejemplo más de herramienta que está al alcance de todos, no importando el tamaño ni, hasta cierto punto, los recursos de tu despacho; ya no es el privilegio de unos pocos. La cuestión está en saber emplear estas herramientas con inteligencia y constancia, y en el libro el autor  habla de los cuatro principios fundamentales del éxito, los principios que han de guiar tu presencia e identidad digitales para que se traduzcan en los resultados buscados. Enumeramos a continuación estos cuatro principios relacionándolos sucintamente con nuestro sector profesional. Os animamos a continuar con la lectura completa del libro como  guía para seguir avanzando en el uso de Twitter.

Los cuatro principios fundamentales que Óscar Del Santo destaca son:

Principio 1: Ganar contactos estratégicos. Las posibilidades de networking digital que nos ofrece Twitter es uno de sus grandes valores. Esta red nos pone en bandeja la oportunidad de conectarnos con otros compañeros abogados y de sacar rendimiento a estas conexiones  entablando colaboraciones de futuro. Twitter permite saltarnos todo tipo de barreras, empezando por las geográficas. Nos permite conectar con profesionales de primer nivel en su sector y comunicarnos con ellos.

Principio 2: Transmitir una imagen atractiva y atrayente que refleje nuestros valores y estilo. Cuidar la imagen va más allá de poner una bonita placa en la puerta de tu despacho. La propuesta es tomar las riendas de la gestión de tu propia comunicación, imagen y relaciones públicas, proyectando tu mejor reflejo y que éste sea coherente con los valores de tu firma.

Principio 3: Establecer nuestra credibilidad. Hemos hablado en otras ocasiones de la importancia de tener una presencia honesta en las redes y de fundamentar nuestra reputación online en la verdadera aportación. Lo que el marketing personal nunca logrará es tapar nuestras carencias, nos advierte Del Santo.

Principio 4: Generar entusiasmo en torno a nosotros y nuestros proyectos. Las redes contribuyen innegablemente a dar una imagen de éxito, la cual se logra transmitiendo esa ilusión por lo que hacemos, empleando un tono determinado cuando comunicamos y eligiendo qué comunicar.

El marketing personal 2.0 implica para nosotros, los abogados, un cambio de chip, una manera muy diferente de hacer las cosas respecto a como las veníamos haciendo. Requiere que nos actualicemos y nos pongamos al día y el consejo de todos los expertos es que nuestra presencia en el entorno 2.0 sea una presencia estratégica orientada a objetivos.

Hasta aquí esta breve reseña con la que ojalá hayamos  despertado vuestra curiosidad. ¡Esperamos que os animéis a llegar De Twitter al cielo!

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
- Tres errores críticos en el marketing de una firma jurídica
- Diez errores a evitar en Twitter
- Cómo incrementar el número de seguidores en Twitter
- La marca personal del abogado

Imagen inicial tomada de http://www.oscardelsanto.com

21 de junio de 2013

Modernización del lenguaje jurídico

Presentación de la jornada
El 82% de los ciudadanos no entiende las resoluciones judiciales. Este dato, facilitado por el Consejo General del Poder Judicial, se enmarca en un contexto de desconfianza hacia el mundo jurídico. El pasado 29 de mayo se celebró en Madrid la jornada sobre Adaptación del lenguaje jurídico al siglo XXI, organizada por el Consejo General de la Abogacía Española. La jornada pudo seguirse en directo a través del aula virtual del CGAE, así como a través de Twitter con la etiqueta #lenguajejurídico.
En esta entrada pretendemos destacar algunas de las razones que Salvador Gutiérrez Ordóñez (Catedrático de Lingüística General y miembro de la RAE) primer ponente, esgrimió para modernizar el lenguaje jurídico. Salvador Gutiérrez comenzó afirmando que hablar es comunicar. Para conseguir transmitir el mensaje, el lenguaje jurídico debe ser claro. Algo que se reclamaba ya en el Derecho Romano con máximas como “La simplicidad es amiga de las leyes”.Hoy en día el lenguaje jurídico no está cumpliendo esos principios de claridad y simplicidad. Podemos verlo a través de las dos paradojas de las que hablaba el ponente:
  • Paradoja del registro: existe una gran diferencia entre el registro de los profesionales del derecho y el registro de las personas a las cuales van destinadas tales documentos y actuaciones. Se habla al ciudadano en una jerga que no entiende.
  • Paradoja de la precisión: La búsqueda de una precisión exacta por ejemplo en el juez que dicta una sentencia le lleva a abusar de incisos, notas, referencias, terminando por construir un texto barroco y que difícilmente será comprendido.
Cuando nos referimos a un lenguaje claro, no nos olvidamos de la corrección. Salvador Gutiérrez centró su exposición en analizar algunas de las incorrecciones típicas del lenguaje jurídico: abuso de latinismos, giros poco reconocibles, entre otros. Vamos a ver a continuación ejemplos de algunos de esos errores.

Confusión con el verbo deber
  • deber + infinitivo > indica obligación
  • deber de + infinitivo > indica probabilidad
Número en expresiones latinas
  • como los ítem, los ítemes y los ítems (se prefiere la última opción) 
  • Se desaconseja el uso de ciertos plurales latinos en –a, como media, currícula, memoranda y se prefieren en su lugar las formas invariables (los corpus) o las adaptadas (los currículos, los medios, los memorandos, los referendos)
Uso innecesario de la pasiva:
  • por la demandante se manifiesta
  • debería decirse: La demandante manifiesta
También sobre el uso de la pasiva, el ponente citó ejemplos como:
  • “Por el Consejero de Sanidad se adoptará”
  •  lo más natural y  correcto sería decir: “El  Consejero de Sanidad adoptará"
Se recomienda evitar el uso del infinitivo con los verbos decir, señalar, indicar y otros similares. Es muy frecuente leer en todo tipo de demanda (desde mensajes de correo electrónico a escritos de demanda) frases que comienzan así: 
  •  comentar que
  •  informarles (de) que
  •  por último decir que
Se trata de una construcción incorrecta que, insistimos, debe evitarse.

Errores con preposiciones:
  • de conformidad a/  forma correcta: de conformidad con
  • con relación a/ forma correcta:  en relación con
  • con el apercibimiento que/  forma correcta: con el apercibimiento de que
Arcaísmos:
  • si no se les hubiere reconocido
  • el tribunal estimare  
  • practicada que fue a continuación información testifical
Ya no se habla así, sería mejor utilizar un lenguaje más actual.

Ortografía: algunos de los errores más habituales  de tilde.
  • dictamen (no lleva tilde)
  • monosílabos como dio, fue, fui (no llevan tilde desde 1959)
  • superfluo (no lleva tilde)
  • no poner la tilde en las mayúsculas. Debemos recordar que siempre la llevan.
Constantes errores en la puntuación y la coma.
  • Extensión de los párrafos: vemos ejemplos de sentencias con párrafos de más de veinte líneas, con al menos trece oraciones subordinadas. Este tipo de construcciones son prácticamente ininteligibles. Para evitarlo, se recomienda dividir los párrafos y de esta forma aumentará la claridad de la exposición.
Los valores en la lingüística han ido cambiando, se tienen en cuenta ahora otros valores  relacionados con la comunicación. Se busca transmitir un mensaje que sea no sólo correcto, sino coherente, adecuado a las circunstancias socio-lingüísticas de sus destinatarios.En resumen, Salvador Gutiérrez abogó por un lenguaje jurídico más simple, más natural y adaptado a los usuarios, sin caer en la incorrección ni en la imprecisión. Como consejo práctico insistió en la necesidad de que los juristas trabajemos consultando los diccionarios: Diccionario de la RAE, Diccionario de Manuel Seco, Diccionario María Moliner, Diccionario panhispánico de dudas, (también accesible desde la página web de la RAE) y la Gramática de la lengua española de la RAE.
Podéis encontrar un excelente resumen de las principales ideas expuestas en la jornada en el artículo “El lenguaje jurídico puede comunicarse correctamente sin perder ni tradición ni precisión”, que Cristina Carretero González, profesora de Derecho Procesal y Coordinadora del Grupo de Investigación: Derecho y Lenguaje (Universidad Pontificia Comillas) escribió en la web del CGAE.En su artículo Cristina Carretero incluye además pautas muy prácticas para una mayor corrección tanto en el lenguaje jurídico oral como en el escrito.También podéis ver todos los vídeos de la jornada en el Aula virtual del Consejo General de la Abogacía, mediante un sencillo proceso de registro, aquí. Como dijo Salvador Gutiérrez, hoy es siempre todavía y estamos a tiempo de cambiar y mejorar.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:


Imagen inicial tomada de www.lawyerpress.com

18 de junio de 2013

Aula de nuevas tecnologías para abogados: Introducción a Wordpress

En una entrada anterior hablamos de los blogs jurídicos y de beneficios de tener un blog profesional como plataforma para ganar visibilidad y posicionamiento en internet. En nuestra entrega de hoy vamos a aproximarnos a Wordpress para la creación de tu blog o de tu web profesional. Porque Wordpress es precisamente un gestor de contenidos para la creación de sitios webs y no sólo de blogs, y es sin duda el más popular en la actualidad. Si consultamos las estadísticas hoy, veremos que hay 67.256.511 sitios de wordpress en el mundo. El número crece a diario y el español figura como la segunda lengua más empleada en la redacción de blogs.
Existen otras alternativas, como el también conocido Blogger para la creación de tu blog, pero Wordpress presenta una versatilidad y unas posibilidades que hacen que sea la preferida de muchos blogueros y la opción perfecta para crear tu web. ¿Qué es lo que hace que Wordpress sea tan popular? Os damos aquí algunas razones:
  • Es gratuito
  • Facilidad de puesta en marcha y uso: crear tu sitio y empezar a publicar es sencillo a nivel de usuario y no es preciso tener conocimientos informáticos. Es cierto que si los tienes puedes aprovecharlos para hacer todos los cambios que desees tocando código, pero esto no es necesario y Wordpress te ofrece de por sí suficientes alternativas para adaptar tu sitio a lo que estás buscando.
  • Variedad de diseños: puedes elegir entre una variedad de diseños o plantillas (los denominados temas) y personalizarlo a partir de ahí. Hay diseños espectaculares que darán a la página de tu despacho un aspecto absolutamente profesional.
  • Es extensible. Puedes añadirle unos módulos que se denominan plugins o aplicaciones para personalizar tu web. Puedes  añadirle un plugin para la traducción de tu sitio a otros idiomas, para insertar formularios de contacto, o para protegerlo de ataques y spam. Hay más de 15.000 plugins que te permitirán añadir casi de todo a tu sitio, de ahí que se diga que es extensible.
  • Por contraposición a Blogger, que pertenece al Google y por lo tanto si Google cancelara la cuenta no se podría reclamar, tu sitio en Wordpress con tu propio hosting siempre será tuyo y no te lo podrán quitar.
  • Si creaste inicialmente tu blog con Blogger por ser más sencillo y con el tiempo decides pasarte a Wordpress por todo lo que éste ofrece, dispones de herramientas de importación de Blogger a Wordpress.
Lo primero que has de saber es que para crear tu blog o web con Wordpress hay dos opciones:
  1. Crear tu sitio con Wordpress.com
  2. Crear tu sitio con Wordpress.org
Tenemos por lo tanto dos posibles plataformas o formatos. En ambos casos se trata del mismo sistema de gestión de contenidos pero hay diferencias sustanciales entre ambas alternativas. Vamos a analizarlas brevemente para que tengáis un punto de partida  a partir del cual seguir investigando y tomar una decisión informada.

Wordpress.com
Es la opción más rápida y sencilla, pero también la que menos posibilidades te ofrece, aunque dispone igualmente de suficientes características que la hacen una opción a considerar. Si optas por este, en principio no tienes que pagar nada, porque la plataforma te ofrece también el hospedaje en su servidor.  Con Wordpress.com  no necesitas descargarte ni instalarte ningún software y no necesitas contratar tu propio hospedaje para tu sitio. Bastará con acceder a Wordpress.com crearte un usuario, elegir el nombre de tu sitio y voilá! listo para empezar a publicar. Pero como hemos señalado es una posibilidad con más limitaciones que Wordpress.org ya que tendrás menos variedad de diseños entre los que elegir y no podrás instalar plugins. Pero es más que suficiente para empezar en este mundillo (tienes  más de cien diseños distintos para elegir) y además en el futuro siempre podrás exportar tus contenidos a Wordpress.org. Cuando creas tu sitio web o blog con Wordpress.com en principio tu dirección será algo como: midespacho.wordpress.com. El resultado no es  demasiado profesional (ya hemos hablado otras veces de la importancia de tener tu propio dominio), así que te recomendamos que cuando lo crees optes por comprar un dominio; el sistema te dará la opción de comprar  un .com, .org o .net con el nombre de tu elección (por ejemplo tuabogadoenmalaga.com).

Wordpress.org
Esta es una versión autoinstalable  que precisa que te descargues el software desde la página de Wordpress.org y que lo instales en tu servidor web. Implica, por tanto, que has de tener tu propio dominio y hospedaje (el espacio en el que almacenar contenidos accesibles vía web, ya sea texto, imágenes o vídeo). No es un proceso difícil pero indudablemente requiere más pasos que en la versión antes analizada. Por otro lado, es probable que tu hosting disponga de la herramienta Fantástico de Luxe que nos evitará a su vez el proceso de descargar el software y lo hará todo por nosotros con un par de clics. Como este proceso requiere algo más de explicación lo dejamos para otra entrada del blog o para futuros cursos que se van a organizar en nuestro Colegio. 
¿Te animas  a probar y crear tu propia web o  blog?

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:

13 de junio de 2013

El gran escándalo de las participaciones preferentes

Autor: Gustavo Calero Monereo
Abogado, socio en C&D Solicitors


A finales del año 2008 las Cajas de Ahorro españolas, al igual que los bancos, ya tenían informes contrastados de que los tipos de interés que en ese momento eran elevados bajarían, así como que la burbuja inmobiliaria estaba a punto de estallar y todo ese negocio que las Cajas había llevado a cabo con pingües beneficios en el sector de la construcción a través de préstamos a promotores y concesión de hipotecas a los particulares, estaba a punto de irse al traste. Puesto que el principal negocio en el sector inmobiliario poco más iba a durar, al no poder la Cajas emitir acciones, como los bancos, con el fin de financiarse se “inventaron” la venta de un producto llamado participaciones preferentes.
Podemos definirlas  como emisiones de deuda sin un plazo definido en las cuales la entidad paga una rentabilidad según sus resultados, e incluso puede no dar nada, por lo que a pesar de que se ofertaban con intereses de hasta el 7%, al estar condicionado el pago a los beneficios de la entidad, con la caída del mercado inmobiliario y de las pérdidas de las Cajas, los beneficios fueron nulos. Además por si esto fuera poco, ni tienen derecho a voto, ni están garantizados con el Fondo de Garantía de depósitos el cual cubre hasta 100.000 euros y tienen vencimiento infinito, es decir son perpetuas. La mayoría de los inversores que adquirieron estas participaciones preferentes fueron minoristas, clientes de la propia entidad y la mayoría pensaba que eran similares a un depósito con renta fija. En la mayoría de los casos hablamos de clientes con nula cultura sobre  riesgo financiero, que no arriesgaban en sus ahorros, pues su dinero lo tenían en depósitos a plazo fijo, pero que un día recibieron la llamada de una persona del banco que les convenció de las “bondades” de contratar participaciones preferentes, aunque sin explicarle la mayoría de los contras, seguramente porque ni el propio empleado del banco sabía lo que vendía pues este seguiría las instrucciones de la propia entidad. 
RESULTADO: Hablamos de unas 300.000 personas afectadas por la adquisición de estas participaciones que pueden suponer unos 30.000 millones de euros, aunque probablemente la cifra sea superior. Para que una entidad financiera pueda vender este tipo de producto de alto riesgo, tiene que llevar a cabo la siguientes acciones: estudiar el perfil del inversor y llevar a cabo el llamado test de idoneidad, y es evidente que en la mayoría de estos casos si las entidades hubieran cumplido con sus obligaciones no deberían haber vendido dichas participaciones a la mayoría de los inversores minoristas que las compraron pues estos ni encajaban con el perfil para ese producto ni eran idóneos pues sus ahorros eran limitados y siempre se habían invertido en productos conservadores como depósitos a renta fija. 
Los propietarios de dichas participaciones tienen las siguientes opciones:

a) Acudir al mercado secundario para su venta pero venderían a pérdidas, teniendo en cuenta las actuales circunstancias. 
b) Canjear las mismas por acciones de la entidad (solución dada por la propia Caja de Ahorros), también canjearía a pérdidas, como ha pasado con Bankia hace un par de semanas habiendo perdido estas personas hasta el 70% de lo invertido en dicho canje. 
c) Acudir al arbitraje facilitado por el Gobierno, sinceramente desconfío de los resultados del mimo y el cliente también deberá asumir importantes pérdidas. 
d) Acudir a la vía judicial en vía civil para pedir la nulidad del contrato que sirvió de base para la contratación de las preferentes. Esta es la vía más aconsejable para todos los afectados pues las sentencias que se están conociendo están siendo favorables a los perjudicados y, aunque pueda llevar mayor tiempo recuperar el dinero invertido, el resultado será mucho más favorable.

Como recomendación final, si usted se encuentra dentro de los afectados por este asunto lo mejor que puede hacer es asesorarse antes de tomar una decisión para así estudiar en su caso particular todas sus opciones posibles.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
-Malas noticias, buen cine: V Ciclo de Cine y Derecho

Imagen superior tomada de http://www.resume.liberation.fr

11 de junio de 2013

Delitos informáticos. Cuestiones prácticas

Los ponentes, en su charla del 5 de junio
La pasada semana contamos en el Colegio de Abogados de Málaga con la presencia de Jacobo Fernández-Llébrez, Fiscal Delegado en Málaga del SCI (Servicio de Criminalidad Informática) y de Gregorio Ambrosio, Decano del Colegio Profesional de Ingenieros en Informática de Andalucía. Ambos ofrecieron una perspectiva de los delitos informáticos tipificados actualmente, de las características de los tipos, las dificultades probatorias y los riesgos que corremos.  España suscribió en su momento el Convenio sobre Ciberdelincuencia del Consejo de Europa que supuso una modificación del Código Penal 2010 con la inclusión de los distintos tipos penales, tales como acceso ilícito a televisión de pago, pornografía infantil, estafas, ciberterrorismo o usurpación de identidad. 

Ambos ponentes hicieron un repaso por los distintos tipos abordando cuestiones prácticas muy útiles para cuando se nos presente un caso de estas características y también, como usuarios de internet que somos. Así por ejemplo abordaron el tema de la usurpación de identidad planteando el caso de una persona que suplante a otra en Facebook y se haga pasar por él. El Fiscal nos aclaró que dicha conducta no es constitutiva de delito con el Código Penal en la mano. Es por tanto una usurpación de identidad no punible, no constituye una usurpación de estado civil, ya que el tipo exige un uso a lo largo del tiempo y la asunción por parte del sujeto de todos los atributos de la personalidad. Sí, es por el contrario, sancionable administrativamente por la Agencia Española de Protección de Datos y a tenor de las sanciones que dicha Agencia impone, sale perdiendo el infractor por esta vía. Hay que decirle por tanto a nuestros clientes que se vean en tal situación, que denuncien ante la AEPD. 

Por otro lado, el tipo del acoso sexual a menores de 13 años también es muy difícil de probar en la práctica, por la forma en que viene tipificado en nuestro Código. Para que se cumpla el tipo, se exige que el sujeto "proponga concertar un encuentro con el mismo a fin de cometer cualquiera de los delitos descritos en los artículos 178 a 183 y 189, siempre que tal propuesta se acompañe de actos materiales encaminados al acercamiento". Si no se da ese acercamiento o esos actos materiales, no habrá delito y la conducta, pese a ser reprobable, no será punible. El Fiscal manifestó la necesidad de un mejor diseño de estos delitos en nuestro Código Penal.

Pasando al delito de pornografía infantil, se nos facilitó el dato actual de la existencia de 99 acusados, sin un patrón común más allá del hecho de ser todos hombres. En este punto, los ponentes recordaron   la situación típica del cliente que nos refiere no saber que por el hecho de bajarse un archivo con Emule, ya está compartiendo. Gregorio Ambrosio especificó a este respecto  que desde el primer byte que nos bajamos, estamos compartiendo. El problema es que los archivos pornográficos llevan títulos de otras películas y aunque  creas que estás descargando  una película para tu hijo, en realidad te estás bajando, y compartiendo a través de la tecnología p2p, una película de pornografía infantil. Nos aclararon no obstante que por bajarse y compartir un archivo no se va a proceder penalmente, sino que se tiene en cuenta cuánto  se ha compartido ese fichero. 
A raíz de esta cuestión se plantearon los problemas para identificar la IP que llevará a la Policía o la Guardia Civil hasta el infractor. Para solicitar la identificación de las IP a las compañías se requiere resolución motivada (generalmente se trata de una providencia) del juez. Otras cuestiones destacadas sobre las direcciones IP destacadas por los ponentes:
  • son dinámicas y cambian cada vez que nos conectamos a internet,
  • la IP se le asigna a un router y por tanto cuando tenemos wifi y hay varios equipos conectados es difícil identificar al autor del delito. Es frecuente, de hecho, que los ciberdelincuentes dejen sus redes wifi abiertas como forma de eludir su responsabilidad, pues cualquiera puede conectarse a esa red. 
  • el caso de ONO, cuyas IPs se pueden clonar, cosa que no pasa con las demás compañías en las que las IPs son únicas en cada momento.
Como se puede apreciar fueron todas cuestiones muy prácticas que nos afectan en primer lugar como usuarios de Internet y en segunda instancia nos ayudan a prestar un mejor asesoramiento a nuestros clientes en el futuro. Si queréis acceder al contenido íntegro de la ponencia y conocer otros asuntos interesantes  como por ejemplo los riesgos del uso de Whatsapp que todos hemos incorporado a nuestras vidas, os dejamos aquí el vídeo de la jornada que está disponible en nuestro canal de Youtube.
 Si te gustó esta entrada, quizás te interese leer:
-Crónica del I Congreso de Digital law: Ciberdelincuencia
-Aula de nuevas tecnologías (V): La importancia de tener dominio propio
-Aula de Nuevas tecnologías (IV): Google calendar

7 de junio de 2013

Buenas prácticas en la gestión de despachos: el cliente extranjero

Hoy vamos a centrarnos en realidad en el cliente británico, fijándonos precisamente en cuestiones que son práctica común entre los abogados en el Reino Unido y sus clientes, con el fin de aprender a tratar con estos últimos y a la vez, aprender buenas prácticas que podemos aplicar con cualquier persona que solicite nuestros servicios.  Tras la entrevista inicial en nuestro despacho, en la que conocemos el caso que se nos encomienda, es frecuente remitir al nuevo cliente lo que se denomina la client care letter. Ya sólo la expresión implica una mentalidad y filosofía muy claras, en las que la atención al cliente se establece como el punto central de la relación contractual. También denominada terms and conditions letter, es una carta que se envía a todo nuevo cliente y en la cual se especifican y desglosan los términos y condiciones del servicio a prestar por el letrado en cuestión. En definitiva, constituye el contrato entre ambas partes, conforme al cual, el abogado presta sus servicios profesionales y el cliente paga por ellos
Esta carta tiene tres funciones principales:
  1. Abordar las cuestiones relativas a la gestión del caso
  2. Establecer las condiciones económicas del abogado
  3. Informar sobre ciertas cuestiones deontológicas a lo cual están obligados los solicitors
La carta en cuestión se convierte en el contrato cuando es firmada por el cliente. Entonces se denomina retainer letter, siendo el retainer el contrato de prestación de servicios que vincula a los firmantes. Sin duda podemos encontrar un paralelismo entre esta carta y nuestra hoja de encargo. Ya en una entrada anterior de esta sección nos referíamos a la importancia de incorporar la buena práctica de trabajar con hojas de encargo profesional, sea cual sea el tamaño de nuestro despacho. Y si trabajamos con clientes británicos, es útil saber que también en su país es práctica habitual.  En la carta que estamos analizando hoy, podemos además aprovechar para resumir lo hablado en la reunión con el cliente; el hecho de que la cita se haya mantenido en inglés puede implicar malos entendidos en la comunicación y será interesante asegurarnos de que hemos comprendido correctamente antes de empezar a lidiar con el asunto.
Las partes en las que se divide la client care letter son:
  1.  Saludo y agradecimiento por la confianza depositada para llevar el asunto
  2. Gestión del asunto (Management of matter): cuando se trata de un despacho colectivo, se informa al cliente de qué abogado concreto será el encargado de su caso. Igualmente se designa a la persona en el despacho que lidiará con las posibles quejas del cliente respecto a la labor del abogado asignado a su caso.
  3. Términos de la prestación de servicio (Terms of business): Esta sección se divide lógicamente en varios subapartados:
  •  Forma de minutar (Basis of charging)
  •  Provisiones de fondos (Payments on account): es práctica habitual, así que no olvidemos pedir provisión de fondos a nuestros clientes extranjeros
  • Periodos de facturación (Billing periods): con qué periodicidad vamos a minutar
  • Condiciones de pago (Terms of settlement). Se establece por ejemplo que las minutas habrán de abonarse en el plazo de 30 días desde su emisión, estableciendo un interés por mora y reservándose el despacho el derecho a cesar en la gestión del asunto en caso de que la minuta no sea atendida correspondientemente
4. Cuestiones deontológicas (Regulatory matters). De nuevo esta sección se divide en subapartados, como por ejemplo:
  • Blanqueo de capitales (Money laundering)
  • Protección de datos (Data protection)
  • Almacenamiento de la documentación (Storage of papers)
5. Otras cuestiones. La carta termina con:
  • Derecho aplicable (Governing law)
  • Firma

Para más información, podéis visitar la página específica de The Law Society,  el Colegio de Abogados de los solicitors con toda la información (en inglés) sobre las mismas y los requisitos que han de cumplir. También podéis encontrar ejemplos de client care letters de barristers, como esta. Hay múltiples ejemplos en internet que os servirán para confeccionar la vuestra propia y tenerla como modelo para futuros encargos profesionales. 

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:

Imagen inicial tomada de http://www.picc-guide.co.uk

4 de junio de 2013

Notas sobre la Ley 1/2013, de 14 de mayo

Pedro J. Morilla, ponente y Luis  M. Sánchez Parody, moderador
La Tertulia Jurídica Decano Agustín Moreno Cano contó con la presencia de  Pedro J. Morilla, Registrador de la Propiedad del Registro nº 9 de Málaga, el pasado 23 de mayo. La tertulia estuvo dedicada parcialmente al análisis de la Ley 1/2013 de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler socialLa Ley afecta principalmente a la Ley Hipotecaria, la Ley de Enjuiciamiento Civil y a la Ley de Regulación del mercado hipotecario (Ley 2/1981 de 25 de marzo)
En esta entrada destacaremos algunos de los comentarios que Pedro J. Morilla hizo sobre cada capítulo de la ley.

Capítulo 1º
El ponente destacó la medida excepcional y temporal que supone la suspensión durante dos años de los desahucios de las viviendas de deudores y sus familias que están en situación de especial riesgo de exclusión social.
Desde el punto de vista registral, esos deudores tienen que acreditar dicha situación. Para eso, tienen que  acreditar que esa vivienda habitual es la única que poseen. Deberán acudir al Registro de la propiedad correspondiente, y obtener una certificación que acredite que en ese Registro sólo es titular de esa vivienda. Además debe demostrarse que no posee otra vivienda en el territorio nacional. A tal fin, el registrador tiene la obligación de comprobarlo mediante el sistema de índices interno (sistema FLOTI) y hacerlo constar en  dicho certificado.

Capítulo 2º
Pretende introducir mejoras en la regulación del mercado hipotecario y  afecta a:
  • Ley Hipotecaria
  • Ley Mercado Hipotecario 1981
  • Ley de reforma de 2007
En este capítulo se resaltó la creación del nuevo art.21. 3 LH: se obliga a hacer constar el carácter de vivienda habitual o no en la escritura de préstamo hipotecario. Igualmente, el ponente llamó la atención sobre la introducción de un nuevo apartado en el art. 114 LH, que contempla  una limitación por la cobertura de los intereses de demora que queda fijada en un máximo de tres veces el interés legal del dinero. El objetivo de esta medida es reforzar la independencia de las entidades de tasación respecto de las entidades de crédito (el ponente afirma que es un objetivo bastante utópico aunque plausible)
Venta extrajudicial: se regula por primera vez de forma expresa en la Ley Hipotecaria, anteriormente se hacía una referencia pero realmente se regulaba en el Reglamento hipotecario. Este es un aspecto que genera mucho debate y controversia entre notarios y registradores.

Capítulo 3º
Este capítulo afecta especialmente a la LEC. Destacan las siguientes novedades:

  • Audiencia a las partes en materia de cláusulas abusivas,
  • Se facilita  el acceso de los postores a las subastas (se hace referencia en el debate a la puesta en marcha de un portal online sobre subastas, que aunque se recoge en la Ley aún no está en funcionamiento. Existen dudas sobre si es sólo para anuncios…)
  • Más novedades: obligación de fijar un valor de tasación como mínimo del 75% de la tasación que se hubiese efectuado siguiendo las normas del mercado hipotecario,  a efectos de los procedimientos de ejecución directa.

Capítulo 4º
Modifica el RD 6/2013 de 22 de marzo, de protección a los titulares de  determinados productos de ahorro e inversión y otras medidas de carácter  financiero.
La entrada en vigor de la Ley 1/2013 plantea muchas dudas.A este respecto,  Pedro J. Morilla recomienda visitar la web notariosyregistradores.com  donde se encuentran los trabajos al respecto de los compañeros, así como la  Guía de urgencia y criterios de calificación. Pedro J. Morilla  matizaba  que aunque la Ley Hipotecaria  contiene artículos relativos al procedimiento de ejecución directa, realmente este procedimiento se regula en la LEC desde al año 2000. También puso mucho énfasis en aclarar que desde la reforma de 7 diciembre de 2007 los registradores ya no califican las cláusulas abusivas

En resumen, el ponente afirmó  que la Ley contiene avances en la protección de los deudores hipotecarios, aunque  insistió en que su entrada en vigor sobre su aplicación en la práctica diaria de notarios, registradores y por supuesto abogados.
ACTUALIZACIÓN: Incluimos la tabla comparativa de disposiciones modificadas por la Ley 1/2013 proporcionada por la editorial Wolters Kluwer, aquí

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer: