31 de mayo de 2013

La conspiración de Redford: democracia y división de poderes

Escena de La conspiración
La  conspiración (The Conspirator, Robert Redford 2010) fue la película elegida para la tercera sesión de la V edición del Ciclo de Cine y Derecho que, como cada año, organiza nuestro Colegio. La   película  analiza  el proceso penal a los sospechosos de organizar el asesinato del presidente, centrándose  en el caso de Mary Surratt,  única mujer entre los acusados.
Emilio Calderón, escritor e historiador (su obra más reciente es La Biblioteca) fue el encargado de presentar la película. Para empezar,  situó el contexto histórico. La acción transcurre en el año 1865, punto álgido de la guerra de Secesión entre el Norte y el Sur de Estados Unidos, que se inició precisamente con la llegada al poder de Lincoln en 1861. Emilio Calderón señaló que en sus orígenes, el plan de John Booth (autor material del magnicidio) y sus colaboradores era secuestrar al presidente, para forzar una negociación y un posterior intercambio de prisioneros. Sin embargo, el  plan cambió al conocerse la intención del presidente de otorgar el derecho de sufragio a los esclavos. Este hecho determinó que el objetivo pasase a ser el asesinato del presidente. Los conspiradores querían desestabilizar todo el sistema, asesinando  también al vicepresidente Johnson, al General  Ulysses S. Grant (general en jefe del ejército de la Unión) y al secretario de Estado, William H. Seward y derrocar así al gobierno.
En la introducción, Emilio Calderón adelantó  los principales temas que surgirían en el debate: la tensión política presente en toda la película, la vinculación del mundo político y el jurídico, así como el hecho de que los acusados, civiles, fuesen sometidos a un juicio militar. Por último avanzó algunas de sus críticas a la película: su supuesta falta de objetividad y el  hecho de no mostrar toda la complejidad del proceso judicial. Para él la película, a pesar de su corrección formal se ve lastrada por la presencia nada sutil de las tendencias políticas de su director, Robert Redford.
Precisamente ese fue el reproche que parte de la crítica cinematográfica nacional e internacional hizo a la cinta de Redford, acusándola de ingenua por un lado, en cuanto al tratamiento y fría en cuanto a la capacidad de emocionar e interesar al espectador. Es innegable la huella personal de su realizador en la película, cuya trayectoria siempre ha reflejado su compromiso personal en la defensa de los valores democráticos.
Desde el punto de vista jurídico, queremos destacar tres aspectos que fueron objeto de discusión en el debate
  • Uso político de la justicia: si la base de la democracia es la división de poderes, la película cuestiona  la continua intromisión del  poder político la labor del poder judicial, intentando controlar y determinar el resultado del proceso.
  • Legitimidad de los procesos judiciales y policiales utilizados. Ya  se ha mencionado el hecho de que el proceso se llevó a cabo ante un tribunal militar, con las consecuentes diferencias en cuanto a las garantías procesales para los civiles. La película  describe con detalle las penosas condiciones en las que están recluidos los acusados (es evidente la denuncia de Guantánamo en este punto) que permanecen encapuchados y se les quita la capucha sólo cuando están ante el tribunal. Mary Surratt, por su parte, permanece incomunicada durante un mes tras su detención.
  • La ética del abogado ante la defensa de determinados clientes, que se refleja en las dudas personales que atormentan al joven  abogado y convencido defensor de la lucha del Norte, Frederic Aiken (James Mc Avoy en una acertada actuación) cuando se ve obligado a aceptar el caso de Mary Surratt (interpretada por Robin Wright). La evolución del personaje de Mc Avoy ensalza el derecho a la defensa como garantía fundamental, por encima de otras consideraciones. En la narración del proceso volvemos a encontrarnos con el trasfondo del 11-S. Tras un suceso que cambia radicalmente el entorno, el poder político quiere una justicia rápida y eficaz, lo que puede chocar, como sabemos, con los fundamentos de un  Estado de Derecho.

Es inevitable hacer el paralelismo con Kennedy cuando se analiza el asesinato de Lincoln, como nos recuerda Francisco Fernández Zurita (coordinador del Ciclo) en la ficha sobre la película: conspiraciones frente a lobos solitarios, defensa de ideales que levantan ampollas entre sectores poderosos de la sociedad y la economía y una coincidencia curiosa: en ambos casos, los presidentes asesinados fueron sucedidos por un vicepresidente apellidado Johnson. No podemos adentrarnos más sin desvelar detalles de interés, por lo que os animamos a ver o a revisar la película.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interesará leer:

Imagen inicial tomada de http://theamericanfilmcompany.com

28 de mayo de 2013

Aula de inglés jurídico (IX): Business law

Si se da el caso de que uno de tus clientes extranjeros acude a tí para montar un negocio (set up a business) en España, será útil conocer qué formas jurídicas (types of business structure) existen en Derecho inglés para poder explicarle las opciones posibles en nuestro sistema empleando terminología lo más precisa posible. Algunos términos y expresiones esenciales varían del inglés norteamericano al británico y esto será importante tenerlo en cuenta según la procedencia del cliente en cuestión.

En cuanto a las formas jurídicas podemos hablar fundamentalmente de cuatro, a las cuales daremos la traducción más aproximada teniendo en cuenta el sistema legal inglés y que no será posible encontrar equivalencias 100% exactas pero sí terminología que nos permitirá aproximarnos bastante. De forma general podremos distinguir entre:
  • El empresario individual (sole trader), cuya principal característica es que se trata de una única persona que es autónoma (self-employed) y tiene responsabilidad ilimitada (is personally liable) por las deudas de su negocio. La constitución es sencilla (setting up is easy) pero las prestaciones de la seguridad social son bajas (fewer social security benefits) y el riesgo es elevado.
  • La sociedad civil (partnership), tiene ventajas y desvantajas similares al empresario individual (similar pros and cons), pues se puede constituir con escasas formalidades (very few formalities), si bien la responsabilidad de los socios (partners) es ilimitada (unlimited liability) pero además solidaria (joint and several).
  • Las sociedades mercantiles (companies). Una sociedad mercantil es una persona jurídica (a legal entity), tiene personalidad jurídica (legal personality) separada de la de sus socios (shareholders or members). La constitución (incorporation) conlleva más formalidades y papeleo (paperwork), hay un capital social mínimo (a minimum share capital) y las cuentas anuales son generalmente más complicadas  (annual accounts are generally more complicated). La propia disolución de la sociedad (the winding-up), por ejemplo en caso de insolvencia (insolvency), es más compleja. Para su constitución es preciso redactar (draft) la escritura de constitución (memorandum of association) y los estatutos (articles of association), y registrarla en el Registro Mercantil (Companies House). Podemos distinguir entre la sociedad limitada (similar a la private limited company) y la sociedad anónima (próxima a la public limited company). Sólo las public limited companies pueden cotizar en Bolsa (may be listed on the Stock Exhange). El capital social mínimo para su constitución es muy superior y parte de el mismo ha de ser desembolsdo (must be paid up). Las siglas finales que acompañan al nombre de todo sociedad mercantil en nuestro sistema, ya sea S.L. o S.A., se correspondería respectivamene con Ltd. y PLC.
  • La sociedad comanditaria (limited liability partnership or LLP), un híbrido entre la sociedad civil y las mercantiles, en la que hay dos tipos de socios: los colectivos (general partners), que tienen responsabilidad limitada (limited liability) y los comanditarios (limited partners), con responsabilidad limitada al capital que hayan invertido en el negocio.  Como curiosidad, señalar que los despachos de abogados en Inglaterra tienen que tener la forma de partnership, es la única forma jurídica posible si quieres asociarte con otros solicitors para montar un bufete. Dados los niveles de riesgo que implica una sociedad de este tipo, parece lógico que la LLP sea una opción más habitual.
Para terminar, un breve glosario de expresiones útiles dentro de esta rama de especialidad (area of expertise):
  • Activo y pasivo: assets and liabilities
  • Acuerdo de accionistas: Shareholders' agreement
  • Concurso de acreedores: babkruptcy/insolvency
  • Consejero Delegado: Managing director
  • Consejo de Administración: Board of directors
  • Cuenta de pérdidas y ganancias: Profit and loss account
  • Domicilio social: Registered office
  • Facturación: Turnover
  • Junta extraordinaria: Extraordinary General Meeting (EGM)
  • Junta general de accionistas: Annual General Meeting (AGM)
  • Objeto social: objects/corporate purpose
  • Orden del día: Agenda
  • Presidente: Chairperson


Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer: 

Imagen inicial tomada de iflipacademy.com

24 de mayo de 2013

Despacho de abogados, entorno digital y redes sociales

Autor: Marco Esteban, abogado
Socio director en Esteban Abogados

En un entorno competitivo cada vez mayor, los despachos de abogados tienen que analizar las múltiples opciones y fórmulas para conectar de manera más eficiente con el público y sus clientes. En este sentido, potenciar la imagen corporativa es imprescindible para conseguir mayor visibilidad y autoridad y las nuevas tecnologías y, concretamente, las herramientas sociales, han creado un nuevo escenario de competencia para los diferentes bufetes.

La nueva realidad no pasa de largo en el panorama legal español y pocos  pueden discutir la necesidad de existir en internet. Tener página web, logo y generar una comunicación directa con los clientes a través de los medios sociales permite que se conozca nuestro proyecto en el entorno digital pero aún así, en muchos casos todavía surgen dudas y cuesta justificarlo.

¿Debe estar nuestro despacho  en redes sociales? Cuando nos planteamos esta pregunta, debemos atender principalmente a tres factores fundamentales: el perfil del cliente, la especialización del despacho y los objetivos de éste.Lo que está claro es que el uso de las redes sociales como herramientas de conexión entre empresa y cliente está más que justificado y el sector legal se adapta poco a poco a esta nueva realidad social utilizando principalmente redes profesionales como LinkedIn o más generalistas como Twitter.

Algunas ventajas de las redes sociales para los despachos de abogados son:
  • Consolidar  la marca del despacho como referencia a través del vertido de conocimiento e ideas.
  • Mucha gente buscará en internet referencias acerca del despacho y en este sentido la identidad digital es clave para reforzar la reputación del despacho y sus integrantes.
  • Crear y mantener una conversación acerca del despacho. Saber qué se opina y que se está diciendo del despacho en la red también es un buen instrumento para poder satisfacer a los clientes de manera más eficiente.
  • Acceso a información relevante del sector a través de la opinión e información de otros usuarios.
En última instancia, el diseño de una estrategia digital y su ejecución dependerán del grado  de  implicación de los integrantes del despacho.

21 de mayo de 2013

Comentario STS 30 abril 2013: Nacimiento de nuevos hijos y cambio de circunstancias.


Autor: Juan José Reyes Gallur, abogado
Sección de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Málaga 
La cocina, Carl Larsson
Nuevamente el Tribunal Supremo viene a dictar una sentencia que crea doctrina jurisprudencial en esta materia del derecho, materia que día a día se actualiza y adapta a la realidad social. Me refiero a la sentencia de 30 de abril del año en curso, de la que es ponente D. Jose Antonio Seijas Quintana, y que resuelve la controversia existente entre las distintas audiencia provinciales respecto de si la nueva descendencia es o no una causa o motivo suficiente como para instar la modificación de los alimentos fijados en anterior sentencia o convenio.
Hasta ahora teníamos Audiencias Provinciales que consideran que el nacimiento de nuevos hijos, fruto de una relación posterior, no supone, por sí solo, una alteración de circunstancias que permita reducir las pensiones alimenticias establecidas para con los hijos de una relación anterior, toda vez que dicha situación deriva de un acto voluntario y consciente de las obligaciones  asumidas que no puede perjudicar a aquellos 
(SSAP de Valencia de 6 de marzo de 2.008 y 19 de junio 2012 - Sección 10ª-; Madrid de 3 y 13 de febrero de 2.009 -Sección 22ª-; Málaga , de 17 de octubre de 2.007 - Sección 6ª-; Pontevedra de 15 de febrero de 2.006 -Sección 3ª-; Sevilla , de 29 de diciembre de 2.003 -Sección 8ª-; Cuenca 28 de junio 2011 - Sección 1ª-; Santa Cruz de Tenerife de 16 de febrero 2012 -Sección1 ª-, entre otras).
En contra, otras Audiencias Provinciales resuelven sobre la base de que las pensiones se fijan atendiendo al caudal y medios del obligado y a las necesidades del beneficiario y la igualdad de todos los hijos por lo que consideran que el nacimiento de un nuevo hijo es un hecho nuevo susceptible de alterar la situación preexistente y, con ello, de reducir las prestaciones establecidas a favor de los hijos de una anterior relación (SSAP de A Coruña, de 3 de noviembre de 2.005 -Sección 4ª-; Badajoz, de 4 de diciembre de 2.002 -Sección 1ª-; Cádiz , de 22 de enero de 2.002 - Sección 5ª-; Las Palmas , de 2 de febrero de 2.001 –Sección 4ª- ;Vizcaya, de 20 de diciembre de 2.006 - Sección 4 ª-, entre otras).
Pues bien, la citada sentencia formular como doctrina jurisprudencial: “que el nacimiento de nuevos hijos fruto de una relación posterior, no supone, por sí solo, causa suficiente para dar lugar a la modificación de las pensiones alimenticias establecidas a favor de los hijos de una anterior relación, sino que es preciso conocer si la capacidad patrimonial o medios económicos del alimentante es insuficiente para hacer frente a esta obligación ya impuesta y a la que resulta de las necesidades de los hijos nacidos con posterioridad”.
Si efectivamente esta argumentación es absolutamente lógica, supone traer al proceso judicial un material probatorio de un tercero ajeno al mismo, sin ser parte procesalmente hablando.
Ahora, tras esta sentencia, en el proceso de modificación de medidas no sólo hay que probar que el obligado al pago de los alimentos vea reducida su capacidad económica, sino que hay que probar los ingresos de la nueva pareja conviviente al objeto de determinar si tiene ingresos o recursos propios que le permitan hacer frente  a los alimentos de estos nuevos hijos, puesto que esta nueva pareja está también obligada al amparo del artículo 145 del CC a la obligación de alimentos, puesto que, como afirma la sentencia, lejos de disminuirse la capacidad económica del obligado,  “puede incluso haber mejorado en razón al patrimonio de su pareja y madre de los hijos”.
Y al hilo de esa argumentación, me pregunto ¿Cuándo no exista descendencia y el obligado al pago conviva con una pareja con medios económicos también hay que probar sus ingresos para determinar su capacidad económica?. Si en alguna rama del derecho hay  creatividad, sin duda lo es en el derecho de familia.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:


Imagen superior tomada de http://commons.wikimedia.org/

17 de mayo de 2013

Apuntes sobre la prisión permanente revisable




José Luis Díez Ripollés, durante su ponencia
La Sección de Derecho de Penal del Colegio organizó el día 26 de abril una Jornada dedicada al estudio del Anteproyecto de Reforma del Código Penal. Los ponentes fueron José Luis Díez Ripollés, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Málaga, Ricardo Puyol Sánchez, Magistrado-Juez del Juzgado de lo Penal nº4 de Málaga y Luis Ángel Baeza Díaz-Portales, Fiscal Jefe de Marbella.Luis Ángel Baeza es además colaborador habitual en las actividades formativas del Colegio de Abogados de Málaga y profesor de la Escuela de Práctica Jurídica Antonio Naya del Colegio.

A lo largo de una intensa mañana se analizaron las líneas generales de la modificación, tanto de la parte general como de la especial del futuro texto. En esta entrada nos centraremos en el análisis que durante la jornada se hizo  de la prisión permanente revisable. Desde que se aprobó el Código Penal de 1995, se han realizado 26 modificaciones del mismo, señalaba Díez Ripollés, primer ponente. La modificación proyectada afecta a más de 200 artículos de los 600 que tiene el Código. Díez Ripollés llamaba la atención sobre el dato de que España es el segundo país en cuanto a porcentaje de encarcelamiento en el seno de la Unión Europea. La pena de prisión, afirmaba, es la protagonista de nuestro sistema penal.
Señalamos a continuación los principales rasgos de la modificación, destacados por los tres ponentes:
  1. Persistencia en el reforzamiento de la tendencia rigorista: Continúa la línea de endurecimiento de las penas, compartida por los dos partidos mayoritarios. Además esta reforma afecta a derechos y libertades fundamentales. Se produce un endurecimiento de los delitos tradicionales contra la propiedad, con un sesgo clasista, en opinión de Díez Ripollés. Luis Ángel Baeza, por su parte, concluía que  esta es la reforma más dura de todas las que se han hecho, no sólo por el incremento de las penas, sino por la introducción de figuras nuevas que  considera muy peligrosas para la función del Derecho Penal.
  2. Populismo: Los ponentes coincidieron al hablar de “populismo legislativo”. En este punto, Luis Ángel Baeza fue especialmente crítico, llamando la atención sobre el hecho de que en la propia Exposición de Motivos del anteproyecto se dice que se busca mejorar la imagen de la Administración de justicia (cita textual a continuación)
"La necesidad de fortalecer la confianza en la administración de justicia hace necesario  poner a su disposición un sistema legal que garantice resoluciones judiciales previsibles  que, además, sean percibidas en la sociedad como justas"
Centrándonos ya en la prisión permanente revisable nos encontramos, en palabras de Díez Ripollés, con una cadena perpetua que exige cumplir veinticinco años antes de la posibilidad de una revisión. De esos veinticinco, los primeros quince han de cumplirse en régimen de primer grado. En España, la cadena perpetua dejó de existir en 1870. En otros países, la cadena perpetua se empieza a revisar en torno a los quince años (en los países nórdicos esta cifra se reduce a ocho años). Cuando tenemos penas de cumplimiento efectivo de cuarenta años, ya estamos en la práctica ante una cadena perpetua.

Por su parte, Ricardo Puyol también se detuvo en la prisión permanente revisable, manifestando el punto de vista del Consejo General del Poder Judicial y haciendo referencia al informe que este órgano emitió sobre el anteproyecto. La prisión permanente revisable es una pena nueva, sin embargo, afirmaba Puyol, el legislador no ha querido llamar a las cosas por su nombre. Como se dice en el citado informe del CGPJ:
"La prisión permanente revisable no se incluye en el catálogo de penas del artículo 33 vigente, dando así a entender que se trata de una simple pena grave de prisión superior a cinco años. Tampoco se describe su contenido en el artículo 35, cuando define la pena de prisión. En consecuencia, si el anteproyecto fuera aprobado en su actual redacción, en ninguna parte del Código penal estaría definida esta nueva pena, debiendo suponerse entonces que se trata de una pena de prisión perpetua, aunque ni siquiera se utiliza este ‘nomen iuris’, sino el de prisión permanente.
Esta técnica legislativa no es admisible en la legislación penal, que está sometida a los principios de seguridad jurídica para evitar ámbitos de incertidumbre, inconcreción y, en suma, de inseguridad jurídica (artículo 25.1 de la Constitución). Según aquilatada doctrina constitucional, la garantía material derivada del artículo 25.1 de la Carta Magna lleva consigo la exigencia de que la norma punitiva permita predecir con suficiente grado de certeza las conductas que constituyen infracción y el tipo y grado de sanción del que puede hacerse merecedor quien la cometa."
La prisión permanente revisable según el CGPJ  podría por tanto conculcar el principio de legalidad, más que el de reinserción como fin de la  pena. En este sentido, el CGPJ se basa en  que no se excluye al  penado de prisión permanente revisable del régimen general de beneficios.Las críticas del CGPJ se refieren también a  la indeterminación de la duración de la pena, basándose en jurisprudencia europea. En países como Alemania, Italia o Francia se contempla la cadena perpetua pero con plazos de revisión perfectamente tasados, a los que ya nos hemos referido. Además, no debería dejarse en manos de los tribunales la determinación de los plazos de revisión, para evitar disparidad de criterios. Ricardo Puyol coincide con Díez Ripollés en la crítica a la Exposición de Motivos del anteproyecto: la introducción de la prisión permanente revisable no tiene una razón político-criminal que la justifique. Así se deduce de los datos sobre criminalidad incorporados en el informe del CPGJ.

Queremos terminar con algunas de las reflexiones de Luis Ángel Baeza,  quien afirmaba que el problema no está  en el Código Penal, sino en nuestra Ley de Enjuiciamiento Criminal y en el pretendido Código Procesal Penal. ¿Es realmente necesario reformar el Código Penal? Una reforma del Código Penal debe ser reflexionada y sobre todo consensuada. Las modificaciones legislativas deberían ir acompañadas de una memoria económica, ya que, como ocurre en este caso, muchas de las modificaciones propuestas no son viables económicamente. 

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
- Los derechos del detenido. Directivas europeas vinculantes 
- El ¿secreto? sumarial: VI Café Criminis.

14 de mayo de 2013

Tres errores críticos en el marketing de una firma jurídica

Autor: Marc Gericó, consultor de despachos de abogados
Executive partner at Gericó Associates

El sector de la abogacía española está experimentando cambios y una tremenda necesidad de evolución. Hay despachos que se están adaptando mejor que otros, aunque algunos no sepan qué rumbo tomar. Lo que me llama poderosamente la atención es que algunas firmas creen que no hay oportunidades en el contexto actual. Observan temerosamente las circunstancias, conformándose solamente con conservar su cuota de mercado. Pretenden no cambiar nada, con el pensamiento –utópico-  de que serán sus circunstancias externas las que cambiarán. Otros piensan que sí hay oportunidades, pero no saben qué estrategias seguir para llevarlas a cabo. Y entonces es cuando pensamos en atraer clientes y nos viene a la mente una palabra. Marketing… esa bonita palabreja tan incomprendida por los abogados, aunque no sólo por los abogados… 

La gran incomprensión del concepto viene dada porque muchas empresas (y algunos despachos) han asignado tareas al departamento de marketing que sólo incluyen el rol de una de las 4 ‘P’: Promoción. ¡Y el marketing es mucho más que eso! Recordemos que, en servicios profesionales, se acostumbra a decir que el marketing mix de un despacho está formado por ‘las 4 P’s’ + 1:

1.    Producto/servicio,
2.    Precio
3.    Promoción
4.    Plaza (ubicación)
5.    Personas

El objetivo del marketing jurídico es buscar nuevas oportunidades de negocio, ejecutar minuciosamente la segmentación de clientes, el targeting (identificar el cliente objetivo) y el posicionamiento adecuado. Hay que tener en cuenta que el marketing incluye una serie de tareas en cadena. Si no seguimos una coherencia, o se rompe, no estaremos creando el impacto que buscamos. Llegados a este punto, algunos se preguntan ¿qué errores de marketing cometen más habitualmente los despachos de abogados? 

1. Errores de estrategia

El despacho no se ha planteado, profundamente, qué clientes anhela. ¿Me sabría usted decir 10 clientes que les gustaría tener a partir de hoy mismo? ¡Anótelos! Si ha tardado más de lo debido es que no lo tiene suficientemente claro. 
Solución: Escriba ahora mismo la respuesta a las siguientes reflexiones: ¿cómo podemos atraerles? ¿Somos el tipo de despacho que este cliente quiere? Puede que sí, o puede que nos falten competencias. ¿Nos falta innovación tecnológica? ¿Mayor conocimiento del sector del cliente? ¿Qué nos falta?

2. Errores de táctica

Muchos siguen la estrategia de ‘y yo también’. Es lo que provoca una insuficiencia de ideas y de orientación al mercado. Muchos se dejan guiar por lo que hacen en otros despachos, sin tener en cuenta que cada despacho cuenta con un ADN propio y unos atributos propios. ‘¿Has captado 2 nuevos clientes haciendo un desayuno empresarial en tu despacho? Entonces, yo también lo haré.’
Solución: Analice sus atributos. Partiendo de su peculiar misión, trace su propia estrategia, para alcanzar su propia visión, no la de otros. Y eso se articula desde sus valores y desde la cultura corporativa de su despacho, con un target (cliente objetivo) muy concreto. ¡Atienda las peculiaridades de su firma! Su despacho es único, con unos profesionales únicos y con singularidades propias, así que no imite.

3. Ignorar la realidad del Branded content  o Marketing de contenidos

Muchos abogados suelen decir que no tienen tiempo para generar contenido. ¿Sus abogados no escriben artículos por ‘falta de tiempo’? No desespere, es un problema muy común. Es lo que dice la mayoría… o simplemente no lo hacen porque no ven claro el retorno. El marketing de contenidos es fundamental. Los anglosajones no se cansan de repetirlo: ‘Content is king’ (“El contenido es el rey”). Tenemos que convertir a nuestros profesionales en broadcasters o difusores de nuestro valor añadido o de nuestras virtudes. En la función de promoción de su despacho, es de gran relevancia la difusión de contenidos propios.

Solución: Para salvar el problema de abogados que quieren escribir, pero que no terminan de hacerlo, hemos tenido que recurrir a fórmulas creativas. El abogado ya no escribe, el abogado habla y se realiza una  grabación de voz. Posteriormente se redacta el contenido, se revisa concienzudamente por ambas partes y se publica en el medio elegido. Los beneficios del marketing de contenidos (branded content) no se ven tanto al corto plazo, pero sí marcan la diferencia en un medio y largo plazo. No sólo se trata de generar más visitas a nuestra página web, si no de convertirse en una marca robusta, y que, por ende, se note en la cuenta de resultados de la firma.

Nos dejamos algunos errores en el tintero como el ‘saber delegar’ o el entender que el diseño de una estrategia exitosa de futuro supone una inversión y que lo de ‘bueno, bonito, barato’ difícilmente tiene cabida. Pero para concluir, quiero destacar que los despachos son empresas en las que el capital humano es fundamental, por lo tanto debemos potenciar la comunicación interna. Reúnase con su equipo semanalmente y con el orden del día bien programado. Lidere a su equipo con proactividad: es la mejor manera de sacar máximo partido a las reuniones con su equipo. ¿Es usted un líder? Bien, como líder plantee de forma minuciosa un plan de desarrollo de negocio que le sitúe como una referencia. Ilumine ese camino, guiando a sus profesionales en la implementación de un marketing que marque la diferencia en el mercado.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:

10 de mayo de 2013

Malas noticias, buen cine: V Ciclo de Cine y Derecho

Fernando Grande-Marlaska durante la presentación
El V Ciclo de Cine y Derecho organizado por el Colegio de Abogados de Málaga arrancó ayer de nuevo en el Cine Albéniz  con la presencia de Fernando Grande-Marlaska, presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, como ponente.Queremos agradecer un año más la labor de Francisco Fernández Zurita y Carlos Font Felíu al frente del equipo que trabaja en la organización de este ciclo.
La película elegida para la primera sesión  fue Malas noticias (Too big to fail, Curtis Hanson, 2011). En la trayectoria de Curtis Hanson destacan sobre todo títulos como L.A. Confidential (1997) y Jóvenes prodigiosos (Wonder boys, 2000). La película (producida por HBO y concebida en principio como una mini serie) se basa en el best-seller  de Andrew Ross Sorkin, que participó además en el guión. 
Malas noticias es una película con un ritmo frenético que a lo largo de hora y media cuenta la caída de Lehman Brothers y la gestión de la crisis por parte del Secretario del Tesoro,  Hank Paulson (interpretado por William Hurt). De hecho, la historia muestra una continua negociación entre Paulson y su equipo, por un lado y,  en el otro extremo, los presidentes y directivos de los principales bancos y empresas de servicios financieros del país. Completan el cuadro el Presidente de la Reserva Federal, y los congresistas republicanos y demócratas en el tramo final de la cinta, con el objetivo de dar respaldo legislativo al plan de Paulson y su equipo.  La película se apoya en un reparto coral que combina a viejos conocidos como James Woods,  Bill Pullman, Mathew Modine, Edward Asner (el mítico Lou Grant) interpretando a Warren Buffet, con rostros más jóvenes como Topher Grace o Billy Crudup. 
El título en inglés  “too big to fail” (demasiado grande para fracasar) hace referencia a los bancos y empresas del mercado financiero que se vieron implicadas en el estallido de la crisis de 2008 en Estados Unidos (además de Lehman Brothers Merryll Lynch, Goldman Sachs, Morgan Stanley o la aseguradora AIG, entre otras). Detrás de ese “demasiado grande” se encuentran, como iremos descubriendo a medida que avance la historia los intereses  de los grupos de poder  económico y sus vínculos con todos los estamentos de las instituciones gubernamentales y políticas del país.

Grande-Marlaska insistió en dos conceptos durante el coloquio posterior a la proyección:
  • Desregularización: la ausencia de algún tipo de normativa por parte del Estado que protegiese los derechos de los ciudadanos tanto en la prevención de las conductas abusivas como en la protección frente a las consecuencias que finalmente terminan haciéndose realidad tras los desmanes de las empresas implicadas.
  • Confianza: la necesidad absoluta de generar confianza  para mantener la economía a salvo. Confianza e inyección de capital a los bancos para volver a poner en marcha la concesión de créditos. El Presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke (interpretado con exquisita sutileza por Paul Giamatti, quien fue nominado a un Globo de Oro como mejor actor secundario)  afirma en un momento crítico de la película que la necesidad de generar crédito era absolutamente vital para mover la economía, citando el ejemplo de la Gran Depresión de los años 30. Bernanke, al igual que  otras figuras relevantes, sigue desempeñando su cargo en la actualidad, bajo la administración Obama.
Para Grande-Marlaska, la película hace que nos planteemos qué tipo de sociedad queremos. ¿Podemos regular la economía de mercado?  La economía de mercado es un bien jurídico protegido en el art. 38 de la Constitución, pero no hay que olvidar que los derechos que se ven afectados por ella también gozan de protección constitucional.En la película, vemos como se ofrece una solución, pero ¿hasta cuándo es válida esa solución y cuál es su precio?
Cabe resaltar además la figura del  del presidente del SEC (equivalente a nuestra Comisión Nacional del Mercado de Valores) y su reticencia a participar en la estrategia  emprendida por Paulson. Como se comentó en el coloquio, se cuestiona la diligencia de actuación de este organismo (algo que también se ha planteado en nuestro país, por ejemplo con el caso de las preferentes).
Grande-Marlaska recuperó al final de su intervención las dos ideas que destacó ya en la presentación anterior a la proyección: ¿Cuál debe ser el papel del Estado en la economía? ¿Qué conductas deben ser punibles en este tipo de situaciones?
Además insistió en el importante papel de la prevención, que funcionen realmente los órganos reguladores y de control, y no sólo actuar a posteriori en la represión de dichas conductas. Llamó la atención sobre la importancia de una adecuada labor docente en este sentido. En muchas ocasiones se destacan como positivos los valores o principios de los llamados “tiburones financieros” cuando las cosas van bien. Pero hemos de tener cuidado con ese tipo de modelo.  Es importante recuperar la idea de una ética pública: educar en valores. Esta educación en valores se aplicaría al Derecho mediante la Sociología jurídica.
Nos gustaría destacar igualmente  la idea de responsabilidad, en la que también hizo hincapié Fernando Grande-Marlaska a lo largo de la tarde. Responsabilidad de todos los agentes implicados en la génesis, gestión y solución de la crisis. Y como plantea de forma inquietante la película en su última  escena ¿podemos confiar en que van a cumplir su parte del trato?

Otras películas y documentales relacionados:
  • Inside Job (Charles Ferguson, 2010) (documental)
  • Margin call ( J.C. Chandor, 2011)
  • Enron: los tipos que estafaron a América (Alex Gibney, 2005). Hemos incluido este documental también ya que, aunque se sitúa en un momento anterior a la crisis de 2008, creemos que merece la pena revisarlo por su interés.
 Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer: