13 de diciembre de 2012

Buenos propósitos para 2013


Ahora que ya vamos viendo alumbrado navideño por las calles de la ciudad, ahora que estamos reservando  fechas para las diversas cenas o comidas de Navidad con compañeros, amigos y familia, ahora es también el momento de volver a hacer balance y de plantearse nuevos objetivos. Cuando regresamos de las vacaciones de agosto os presentamos una lista de buenos propósitos para septiembre. En ella os planteábamos objetivos que abarcaban desde la formación en idiomas a la implantación de la política de protección de datos en el despacho, pasando por establecer una estrategia de crecimiento o por actualizarnos en el ámbito de las nuevas tecnologías. 

Sería cuestión de releer esos propósitos a modo de checklist y  de preguntarte: ¿he hecho algo por cambiar desde que volviera de las vacaciones de verano? ¿He cumplido con alguno de esos propósitos? O una pregunta aún mejor: ¿me planteé algún propósito de mejora acaso? Si la respuesta a estas preguntas es negativa, no te preocupes, aún estás a tiempo. No en vano en España tenemos una segunda oportunidad fundamental en el año para plantearnos cambios y nuevos comienzos si en septiembre no lo hicimos. 

En esta entrada te vamos a plantear unos propósitos relacionados con el marketing de tu despacho. Recuerda que por pequeño que sea, todos son objetivos realizables y que marcarán la diferencia con otros despachos que seguirán anclados en el pasado. He aquí nuestras propuestas fundamentales:
  • Crear la página web del despacho o modernizarla/actualizarla si ya tienes una. La web es absolutamente fundamental pues es en internet donde tus clientes te van a buscar, ya sea para incrementar su confianza en ti, para tener referencias, para leer tu blog y descubrir que eres un experto en la materia, o simplemente para encontrar tu dirección y teléfono.
  • Abrir perfiles/cuentas en las principales redes sociales: Facebook, Twitter o LinkedIn básicamente. Por medio de tu interacción con clientes y compañeros conseguirás incrementar tu red de contactos y sin duda esto tendrá una reversión positiva en términos de negocio. No caigas en el error de pensar: yo no lo necesito, me va estupendamente. Hay que buscar clientes cuando se tiene el estómago lleno, sabio consejo. No esperes por tanto a que las cosas vayan mal para cambiar de estrategia y buscar nuevas fuentes de negocio.
  • Haz que tu web sea móvil, es decir, que esté optimizada para que se adapte a dispositivos móviles. ¿Cómo hago esto? Aquí tienes una entrada en la que te damos unas pistas.
  • Da de alta tu despacho en Google Places para posicionarlo en el buscador y lograr que los clientes te encuentren más fácilmente. Te explicamos cómo hacerlo paso a paso en esta entrada.
  • Crea tu propio blog y posiciónate como experto en una materia. O, si la rutina de mantener un blog propio es difícil de asumir por tu carga actual de trabajo, colabora en blogs externos como éste del Colegio que está abierto a los colegiados o en otros blogs de periódicos, revistas o webs y que seguramente estarán interesados en tener la colaboración de un abogado/a. Para contribuir en nuestro blog, sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros en redessociales@icamalaga.org.
Te proponemos por último un reto. Haz tu propia lista de propósitos de año nuevo y compártelos con la comunidad jurídica en Twitter con el hashtag #propositosabogacia2013. ¿No sabes qué es un hashtag/etiqueta? ¡Anótalo entre tus propósitos!

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
-Buenas prácticas en la gestión del despacho ¿qué dice tu sala de reuniones de ti?
-Nuevos escenarios, nuevos retos
-¡No hay otro momento mejor que éste!: las nuevas competencias del abogado

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!