24 de diciembre de 2012

Resumen de 2012 en el blog


Con el fin de daros lecturas para las vacaciones y teniendo en cuenta que se acaba el año, hemos realizado una compilación de todas las entradas que hemos publicado en este blog desde que saliera a la luz en abril de este año. Es, como sabéis, un blog abierto a vuestras aportaciones y participación. Un lugar en el que publicar, leer y ser leídos que ya ha superado la franja de las 14.000 visitas. Os animamos a enviarnos vuestros artículos para 2013 y aprovechar así este espacio institucional de difusión, información y colaboración. 

He aquí las entradas clasificadas en varias categorías. Algunos artículos encajan en más de una y así lo hemos reflejado. En miscelánea encontraréis varias entradas que son únicas en su temática hasta la fecha y por eso no se ha generado aún categoría para englobarlas. 

Un año 2012 en el que iniciamos nuestra andadura como blog institucional y en el que como véis, ha habido mucha actividad bloguera. Gracias muy especiales a los colaboradores y por supuesto a quienes nos leéis 
¡Feliz 2013 a todos!

Gestión y marketing de despachos
Blogs jurídicos
Marketing jurídico, ¿caro? Prueba a no hacer nada
Montar un despacho en plena crisis
¿Qué hago este verano con el inglés?
Protección de datos, una obligación de todos
Productividad vs multitarea
Redes sociales: la democratización del marketing
La venia
En los momentos difíciles, innovar o morir
Los abogados y la prevención de blanqueo de capitales
Buenos propósitos para septiembre
Sinergología: el lenguaje no verbal
Abogado, ¿profesión de alto riesgo? 
La estrategia de acudir a congresos
Buenas prácticas en la gestión de despachos: la hoja de encargo profesional
La marca personal del abogado
¡No hay otro momento mejor que este! Las nuevas competencias del abogado
Economía Digital para abogados
Los idiomas, una ventaja competitiva
Nuevos escenarios, nuevos retos   
¿Por qué tu despacho debe tener una web optimizada para móvil?  
Buenas prácticas en la gestión de despachos: ¿qué dice tu sala de reuniones de tí?
¿Cómo incrementar tu número de seguidores en Twitter? 
Buenos propósitos para 2013
Diez errores a evitar en Twitter
Crónicas de eventos
Aula de inglés jurídico
Reclamaciones
Aula de tecnología para abogados 

20 de diciembre de 2012

La comunicación del despido objetivo


Gonzalo Alonso Sierra
El pasado jueves, 13 de diciembre volvía a celebrarse la  Tertulia Jurídica Decano Agustín Moreno en el Colegio de Abogados de Málaga. En esta ocasión, el ponente fue Gonzalo Sierra Alonso, Magistrado del Juzgado de lo Social nº 7 de Málaga. Su intervención se centró en el análisis de determinados criterios jurisprudenciales relacionados con el despido objetivo. 
En esta entrada queremos detenernos especialmente en aquellos referidos a los aspectos formales, concretamente a la carta de despido.
Comenzaba el ponente  destacando que la mayoría de los despidos objetivos está  concluyendo con sentencias desestimatorias, principalmente por motivos formales. Cabe recordar que los requisitos formales del despido objetivo se contemplan en el art. 53 del Estatuto de los Trabajadores (en lo sucesivo, ET). En este sentido normalmente los problemas se concentran en la carta de despido.

Uno de estos problemas es el relativo a la escueta motivación. El art. 55.1 ET, en materia de despido disciplinario, especifica que en la comunicación por escrito deben figurar los hechos que lo motivan y la fecha en que tendrá efectos, al igual que el art. 53.1 para el despido objetivo.Y la jurisprudencia añade un tercer elemento: que se fije la cuantía de la indemnización por despido.

Estos requisitos son vinculantes de acuerdo con lo establecido en el art. 105.2 de la Ley 36/2011, reguladora de la Jurisdicción Social: “Para justificar el despido, al demandado no se le admitirán en el juicio otros motivos de oposición a la demanda que los contenidos en la comunicación escrita de dicho despido.”
Por lo tanto, el incumplimiento de algunos de estos requisitos no es un defecto de forma subsanable a posteriori, como puso de manifiesto el TS en  Sentencia de 30 de septiembre de 2010. No se puede entrar a valorar algo que no viene en la carta de despido. También en este sentido, la  STS 8 de noviembre de 2011.
Gonzalo Sierra llamó la atención sobre el problema más frecuente en los últimos meses: la entrega de la carta al representante de los trabajadores. A este respecto señaló la STS  de 7 marzo de 2011. En el supuesto de hecho de la sentencia recurrida, se entrega la carta al trabajador, pero no se facilita copia al representante de los trabajadores. Como se dice en el propio texto de la sentencia:

“En suma, la información sobre la decisión extintiva origen de la controversia fue proporcionada a todos los representantes de los trabajadores en una reunión formal del comité de empresa. Pero lo cierto es que no es exactamente esta comunicación personal, sino la entrega de copia del escrito de preaviso (o de documento equivalente) el medio que prevé la Ley para dar noticia a los representantes de los trabajadores del despido por causas empresariales de un empleado comprendido en su ámbito de representación.
 (…)
El tenor literal del precepto exige dar copia del escrito de preaviso de la carta de despido, a los representantes de los trabajadores, lo que supone la entrega de una reproducción de la carta de despido que se ha entregado al trabajador, no consiste simplemente en dar información a los representantes de los trabajadores, sino en facilitar dicha información de una determinada forma, cual es la entrega de copia de la carta de despido.”

Es decir, no basta con que el representante conozca el contenido de la carta de despido, que tenga información sobre el despido, ni siquiera  que esté presente cuando se le entregue la carta al trabajador. Hay que respetar la literalidad de la ley: el representante tiene que llevarse copia de la carta de despido.
En la citada sentencia de 7 de marzo de 2011,  Martín Valverde expresaba su desacuerdo mediante voto particular, afirmando que:
“En la sentencia recurrida ha habido información a los representantes de los trabajadores, y tal información se ha producido no de manera ocasional sino en una reunión oficial del comité de empresa. Es seguro que esta forma de comunicación es irregular, en cuanto que lo que en puridad debería haber hecho la empresa es la entrega de copia de la carta de despido. Pero no es tan seguro privara priori de toda virtualidad práctica a la información efectuada en el litigio de la sentencia recurrida.”  
Sin embargo, Gonzalo Sierra volvía a insistir en la necesidad de que el representante tenga una copia de la carta de despido. Ni siquiera es suficiente con que firme como testigo de la entrega de esa carta al trabajador, debe llevarse una copia. Para él está claro: si no hay comunicación escrita al representante del trabajador, el despido es improcedente.
Podéis consultar el contenido completo de la interesante ponencia de Gonzalo Sierra en esta lista de reproducción de nuestro Canal de Youtube.

 Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:

18 de diciembre de 2012

Diez errores a evitar en Twitter

Cada vez más abogados estamos en Twitter y tuiteamos de forma regular. Hemos considerado interesante reflexionar aquí sobre algunos errores comunes a evitar cuando escribes tus tuits. Aunque estar en Twitter parece sencillo, hay una serie de acciones que no funcionan, pueden incluso ser molestas para otros usuarios y no aportan calidad al contenido que compartimos, convirtiéndose en una suerte de spam tuitero que nos puede llevar  a perder seguidores que ya habíamos logrado  Y ese no es el plan. En definitiva, si lo hacemos, lo hacemos bien. Para ello basta seguir una serie de pautas sencillas y lógicas.

He aquí una primera entrega con diez de los errores que más frecuentemente detectamos en el uso de Twitter:
  1. No tener foto de perfil ni completar tu biografía. Esto es algo básico. Como en cualquier otra red social, un perfil incompleto no ofrece confianza, ya que no sabes realmente a quién estás siguiendo. Además demuestra dejadez, al no tomarte siquiera los 5-10 minutos que te lleva completar el breve perfil en Twitter.
  2. Comprar seguidores. Existen empresas que te ofrecen aumentar tu número de seguidores por una módica suma. Así 1000 seguidores te cuestan unos 20€. Estos seguidores son irreales, por supuesto, es lo que se denominan fakes (falsos en inglés). Si ves a alguien de tu competencia que pasa rápidamente de 100 a 1000 seguidores, puedes intuir lo que ha pasado y además puedes comprobarlo con una aplicación que lo detectará en cuestión de segundos, llamada Fakers. Por muy sugerente que pueda ser, no caigas en la tentación de contratar uno de estos servicios; construye tu comunidad de followers de manera honesta y verídica. Y valora la calidad frente a la cantidad.
  3. Escribir telegráficamente. El límite de los 140 caracteres que tenemos para escribir mensajes en Twitter no significa que debamos  escribir en plan indio, con palabras sueltas que hay que interpretar para entender el mensaje. Las redes sociales son para conectar, la comunicación debe ser fluida, comprensible y bien escrita. Es preferible escribir varios mensajes que uno sólo pero sin verbos ni preposiciones y sólo con las palabras clave.
  4. Seguir a gente sólo para lograr seguidores. Si quieres sacarle el máximo partido a Twitter, no es una buena estrategia. Lo mejor de Twitter es la cantidad de información que se comparte en cada minuto. Seguir a otros perfiles sin criterio y con el objetivo de que al seguirlos ellos te sigan a tí también, no es una garantía de éxito en absoluto (pues nadie está obligado a seguirte sólo porque tú le sigas)  y además, cuando entres en Twitter no sabrás por dónde empezar con la cantidad de tuits e información que puede ser realmente abrumadora. Seleciona a quienes quieres seguir porque la información que comparten te interesa realmente.
  5. Seguir a muy poca gente. Es tan poco recomendable como seguir a demasiados. Hay que encontrar el equilibrio. Si no sigues a gente no estás sacando potencial a Twitter a beneficiándote de la cantidad de información que se está compartiendo.
  6. Abusar de las menciones. Cada vez que citas a otro usuario de Twitter es una mención que le será notificada a ese otro usuario. Es de agradecer que te mencionen, ayuda a tu visibilidad y viralidad de los mensajes en los que apareces. Las menciones son de hecho un pilar fundamental en el funcionamiento del mundo interconectado en Twitter. Pero cabe la posibilidad de que citar constantemente a otro usuario desvirtualice el sentido de la mención, la cual se suele emplear para premiar/castigar/consultar algo a la persona mencionada.
  7. Automencionarse en los tuits. La persona que redacta un mensaje no debe automencionarse en su propio tuit. Esto no tiene sentido cuando eres tú mismo quien escribe. Es algo que da muy mala impresión, puede sonar a autobombo. Una práctica definitivamente a evitar.
  8. Mezclar lo personal y lo profesional. Si nuestra presencia en Twitter es como abogados/despacho, ojo con los comentarios de corte más personal que podamos enviar. A saber: valoraciones políticas, comentarios sobre equipos de fútbol, lenguaje inadecuado, etc. No se trata de usar un tono distante y profesional todo el rato, pero no podemos perder de vista que lo que se escribe, escrito queda. Puede ser preferible tener dos perfiles separados (el personal y el del despacho) y recordar que es importante ser profesional siempre.
  9. Abusar de los hashtags: no hay que excederse en el uso de los hashtags en nuestros mensajes. Los hashtags son fundamentales en Twitter pero no debemos plagar nuestro mensaje con estas etiquetas; de nuevo el consejo es redactar mensajes correctos y fácilmente leíbles. Además, si tienes vinculada tu cuenta de Twitter a Facebook (algo de hecho muy útil) y estos mensajes aparecen automáticamente también en tu página o perfil de Facebook, aquellos que te sigan en esta red social y desconozcan qué es #, no comprenderán muy bién la literalidad de tu mensaje ni lo que quieres comunicar.
  10. Abusar de los retuits. Una vez más, los retuits son parte crucial en el funcionamiento de Twitter. Gracias a ellos nos llega la información tuiteada por alguien a quien no seguimos y son realmente fundamentales para la circulación de la información. Si bien, en términos de tener una presencia sólida en Twitter, tu actividad no debe basarse casi exclusivamente en retuitear lo que otros comparten. Crea tu propio contenido, tus propios mensajes, aporta no sólo haciendo recircular la información; ello te traerá más seguidores que con la otra estrategia o como mínimo, tus seguidores te valorarán más positivamente y ello te ayudará a posicionarte como experto en tu área de especialidad. 
Hasta aquí el análisis de hoy. Si has detectado algunos errores que te son aplicables, es muy fácil corregirlos y mejorar tu presencia en Twitter, porque #masvaletardequenunca.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
- Cómo incrementar el número de seguidores en Twitter
- ¿Por qué tu despacho debe tener una web optimizada para  móvil?
- La marca personal del abogado
- Aula de nuevas tecnologías para abogados: Organizar tus favoritos
Imagen superior de www.sparkboutique.com

13 de diciembre de 2012

Buenos propósitos para 2013


Ahora que ya vamos viendo alumbrado navideño por las calles de la ciudad, ahora que estamos reservando  fechas para las diversas cenas o comidas de Navidad con compañeros, amigos y familia, ahora es también el momento de volver a hacer balance y de plantearse nuevos objetivos. Cuando regresamos de las vacaciones de agosto os presentamos una lista de buenos propósitos para septiembre. En ella os planteábamos objetivos que abarcaban desde la formación en idiomas a la implantación de la política de protección de datos en el despacho, pasando por establecer una estrategia de crecimiento o por actualizarnos en el ámbito de las nuevas tecnologías. 

Sería cuestión de releer esos propósitos a modo de checklist y  de preguntarte: ¿he hecho algo por cambiar desde que volviera de las vacaciones de verano? ¿He cumplido con alguno de esos propósitos? O una pregunta aún mejor: ¿me planteé algún propósito de mejora acaso? Si la respuesta a estas preguntas es negativa, no te preocupes, aún estás a tiempo. No en vano en España tenemos una segunda oportunidad fundamental en el año para plantearnos cambios y nuevos comienzos si en septiembre no lo hicimos. 

En esta entrada te vamos a plantear unos propósitos relacionados con el marketing de tu despacho. Recuerda que por pequeño que sea, todos son objetivos realizables y que marcarán la diferencia con otros despachos que seguirán anclados en el pasado. He aquí nuestras propuestas fundamentales:
  • Crear la página web del despacho o modernizarla/actualizarla si ya tienes una. La web es absolutamente fundamental pues es en internet donde tus clientes te van a buscar, ya sea para incrementar su confianza en ti, para tener referencias, para leer tu blog y descubrir que eres un experto en la materia, o simplemente para encontrar tu dirección y teléfono.
  • Abrir perfiles/cuentas en las principales redes sociales: Facebook, Twitter o LinkedIn básicamente. Por medio de tu interacción con clientes y compañeros conseguirás incrementar tu red de contactos y sin duda esto tendrá una reversión positiva en términos de negocio. No caigas en el error de pensar: yo no lo necesito, me va estupendamente. Hay que buscar clientes cuando se tiene el estómago lleno, sabio consejo. No esperes por tanto a que las cosas vayan mal para cambiar de estrategia y buscar nuevas fuentes de negocio.
  • Haz que tu web sea móvil, es decir, que esté optimizada para que se adapte a dispositivos móviles. ¿Cómo hago esto? Aquí tienes una entrada en la que te damos unas pistas.
  • Da de alta tu despacho en Google Places para posicionarlo en el buscador y lograr que los clientes te encuentren más fácilmente. Te explicamos cómo hacerlo paso a paso en esta entrada.
  • Crea tu propio blog y posiciónate como experto en una materia. O, si la rutina de mantener un blog propio es difícil de asumir por tu carga actual de trabajo, colabora en blogs externos como éste del Colegio que está abierto a los colegiados o en otros blogs de periódicos, revistas o webs y que seguramente estarán interesados en tener la colaboración de un abogado/a. Para contribuir en nuestro blog, sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros en redessociales@icamalaga.org.
Te proponemos por último un reto. Haz tu propia lista de propósitos de año nuevo y compártelos con la comunidad jurídica en Twitter con el hashtag #propositosabogacia2013. ¿No sabes qué es un hashtag/etiqueta? ¡Anótalo entre tus propósitos!

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
-Buenas prácticas en la gestión del despacho ¿qué dice tu sala de reuniones de ti?
-Nuevos escenarios, nuevos retos
-¡No hay otro momento mejor que éste!: las nuevas competencias del abogado

11 de diciembre de 2012

Cómo incrementar el número de seguidores en Twitter

Recientemente Carlos Guerrero ha publicado en su blog dos rankings de interés: "Los 10 abogados españoles con más seguidores en Twitter" y "Los 20 despachos de abogados con más seguidores en Twitter". Sin entrar a analizar los perfiles que aparecen en  estas listas, está claro que ambos rankings nos ofrecen una buena pista de a quién seguir, tanto  para los que se estén iniciando en Twitter como para los usuarios más avanzados. Y... ¿cómo se hace para tener un número de seguidores de 4 cifras en adelante? Este es el tema en el que nos vamos a centrar en la entrada de hoy.

Es bastante sencillo seguir a gente en Twitter: basta con encontrar aquellos perfiles que te interesa seguir y hacer clic en follow/seguir. Igualmente puedes decidir dejar de seguir a alguien, haciendo clic en unfollow/ dejar de seguir. Tienes así control casi total de a quiénes sigues. Incluso si ellos no te siguen a tí, tú puedes seguir siendo su follower/seguidor hasta cuando decidas. Sólo si una cuenta de Twitter tiene protegidos sus tuits, necesitarás permiso de ese usuario para poder seguirle. Y también existe la posibilidad de que un usuario te bloquee, en cuyo caso no podrás seguir sus tuits ni enviarle mensajes. 

Conseguir seguidores  es otra cosa bien distinta. El porqué  de que la gente te siga o no  no es fácil de averiguar. Puede ser simplemente que tú decidas seguir a un usuario y éste, al recibir la notificación de Twitter, decida seguirte a tí también. Puede que haya ocurrido con ocasión de haber retuiteado a ese usuario, haberle mencionado, estar en un evento tuiteando la jornada... . Como usuario tú también puedes proteger la privacidad de tus tuits o bloquear a ciertos seguidores no deseados. En líneas generales, no obstante, no suele ser algo que tenga mucho sentido, sobre todo si la idea es emplear Twitter como un motor de marketing de tu despacho. Lo normal es que busquemos atraer al mayor número de seguidores posible, con el fin de dar la máxima proyección a nuestras publicaciones. 

Estupendo, pero entonces: ¿cómo hacer que la gente me siga? No existe una fórmula mágica para conseguir un gran número de seguidores relevantes de inmediato. Lo importante es dar con las claves necesarias para que los usuarios quieran seguirte. He aquí algunas pautas fundamentales a seguir para incrementar tu audiencia en Twitter:

  1. Sé constante en cuanto a la relevancia de tu contenido y el nivel de tus tuits en tu área de especialidad. Comparte contenido interesante propio, no sólo retuitees convirtiéndose en un lector de RSS cualificado.  Contribuye con personalidad propia. Participa, pero también genera conversación.
  2. Establece la frecuencia con la que vas a tuitear y sigue ese plan. No desaparezcas luego. Planifica tu rutina y comiénzala sólo si realmente ves que vas a poder manenerla. Piensa esto de antemano, que abrirte una cuenta en Twitter no sea sólo un impulso pasajero. Porque en tal caso, mejor no abrir la cuenta. Será normal (y altamente aconsejable) desconectar durante los fines de semana y las vacaciones. En estos períodos puedes si quieres tuitear un mensaje tipo "Estoy fuera de la oficina/de vacaciones" o bien programar tuits para que sean publicados cuando tu decidas. En resumen, si mantienes tu regularidad y contribuyes a la conversación dentro de tu nicho estableciedo una presencia sólida en Twitter, será más sencillo ganar seguidores de forma natural.
  3. Lo importante no es la cantidad de seguidores, sino la calidad. En Twitter, como en la vida real, querrás rodearte de personas con las que compartas intereses, personas que podrán ayudarte en tu desarrollo y crecimiento profesional. Este tipo de seguidores llegarán a tí naturalmente, mientras que las formas artificiales de crecer en número de seguidores darán lugar a una red de personas que tendrán poco o interés nulo en lo que tengas que decir y por tanto no hará circular tus publicaciones (vía retuits u otros métodos). Por tanto, no es aconsejable pagar por servicios que prometen conseguirte followers/seguidores de manera masiva, ni seguir a otras cuentas para ver si te siguen ellos también,  ni seguir a todo el que te siga.
Ganar seguidores de manera natural es el mejor camino y el que te ayudará, con el tiempo, a desarrollar una cantera sólida de seguidores que estén realmente interesados en lo que publiques y en definitiva interesados en ti.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
- ¿Por qué tu despacho debe tener una web optimizada para  móvil?
- La marca personal del abogado
- Aula de nuevas tecnologías para abogados: Organizar tus favoritos

7 de diciembre de 2012

Aula de inglés jurídico (IV): Derecho Internacional



Hoy nos vamos a centrar en el vocabulario en inglés del Derecho Internacional (International law), dentro del cual podemos distinguir entre Derecho Internacional Público (Public International law or Law of Nations), el Derecho Internacional Privado (Private Intenational law or Conflict of laws) y el Derecho supranacional (Supranational law). El Derecho Internaciónal Público regula (governs) los conflictos y los tratados (treaties) entre los estados, mientras que el Internacional Privado resuelve y trata de evitar los conflictos (solves and tries to avoid conflicts) entre personas físicas o jurídicas (individuals or companies)  pertenecientes a sistemas legales diferentes (belonging to different jurisdictions). Finalmente, cuando nos referimos a un marco legal supranacional (supranational legal framework), hablamos de un tipo de organización cuyo poder es superior al de los estados miembros (member estates) que la integran, de tal manera que ninguna norma de un estado miembro puede entrar en conflicto con (may conflict with) la normativa supranacional. Hasta la fecha sólo existe el ejemplo del Derecho comunitario (Community law).

Nos centramos en el Derecho Internacional Privado, que es en el ámbito en el que se nos pueden dar más casos: unos clientes ingleses que se quieren divorciar (to divorce each other) en España, un finlandés que quiere dejar testamento (make a will) en nuestro país, etc. Son todo cuestiones de Derecho Internacional Privado por ser casos con un elemento transnacional (cross-border cases). En este área hay dos cuestiones fundamentales a resolver: ¿qué órgano es competente para conocer del caso? (what jurisdiction will deal with the case?) y qué ley se ha de aplicar (what laws are to be applied?). Habrá que tener en cuenta también la ley del reenvío (law of renvoi) que entra en juego en algunos casos, por ejemplo como lo determina el derecho inglés en relación con la ley a aplicar en el caso del patrimonio en territorio español cuando un ciudadano inglés desea otorgar testamento.

Además está una práctica no poco común, que es el forum shopping. ¿En qué consiste? Pues precisamente en los casos con elemento transnacional y por tanto con varias jurisdicciones posiblemente competentes, en elegir los tribunales de aquel país que previsiblemente vayan a fallar en nuestro favor (find in our favour) si decidimos interponemos una demanda (file a lawsuit). Es el caso de múltiples divorcios en los que la parte más débil económicamente decide interponer la demanda de divorcio (file the divorce petition) en Inglaterra. ¿Por qué tal elección? Resulta que en el sistema inglés donde no existe un régimen económico-matrimonial (a matrimonial property regime) en sí, mientras las partes están casadas, se funciona como si existiera una separación de bienes (separation of assets). Sin embargo, llegado el caso de divorcio, el juzagdo considerará todos los bienes de los cónyuges, incluso los anteriores al matrimonio. Como ellos dicen: todo va a la olla (everything goes into the pot). No es de extrañar que la exmujer de Paul MacCarney eligiera Inglaterra para interponer allí su demanda de divorcio.Si quieres leer más sobre esta práctica del forum shopping, puedes hacerlo en inglés en este artículo: Spouses who go forum shopping for divorce.  Es en definitiva una rama del Derecho compleja e interesante en cuyas aguas frecuentemente nos veremos nadando si tenemos clientes de otras nacionalidades, por lo que es interesante estar al día de su terminología esencial.
Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer: