15 de noviembre de 2012

Los idiomas, una ventaja competitiva


Con motivo del lanzamiento de los nuevos cursos de idiomas en el Colegio, con los que se amplía la oferta a alemán jurídico, francés jurídico, inglés para conversación e inglés básico, escribimos esta entrada para insistir en la importancia de hablar otras lenguas como clara ventaja competitiva frente a otros abogados y despachos. La semana pasada precisamente estuvimos presentes en el I Foro Ser Emprendedor en Málaga, una feria del autoempleo en la que distintos profesionales, consultores y especialistas nos dieron pinceladas sobre lo que es fundamental para tener éxito en el mercado actual y en la era de la Economía digital. Se habló así de fomentar la cultura de la innovación, de la importancia de la formación, de la creatividad y muchos fueron quienes insistieron en la necesaria internacionalización. Y no puede entenderse la internacionalización de nuestros servicios sin idiomas. Que estamos en crisis todos lo sabemos, pero esta crisis es menor o inexistente en otros países y si sabemos llegar a ellos, tendremos una clara ventaja competitiva.

Para ello hay que formarse en idiomas, afrontar la eterna asignatura pendiente y dejarse de excusas, porque es factible. Hablar un idioma, poderse comunicar en otra lengua requiere simplemente algo de dedicación. De nada sirve apuntarse a clases si no se practica o estudia. No es muy útil  irse un mes a Inglaterra si luego no se continúa trabajando durante el año, algo a lo que ya nos referimos en una entrada anterior titulada: ¿Qué hago este verano con el inglés?

Los idiomas son o deben ser parte del perfil del abogado actual. Y esto no tiene edad. Que los jóvenes vienen pisando fuerte con las lenguas no deja de ser un cliché. En las aulas tenemos estudiantes de Derecho y abogados más jóvenes cuya formación en idiomas es cuanto menos mejorable y eso pensando sólo en el inglés. Si realmente te dedicas un año a invertir en tu formación en otra lengua, con un compromiso real, verás el progreso porque las lenguas son muy agradecidas a poco que les dediques. Nunca antes fue tan fácil encontrar oferta para aprender, recursos gratuitos en internet, películas y series en versión original, videos en Youtube, podcasts, etc. El cielo es el límite. Lo importante es el compromiso. Y el convencimiento de que es relevante y puede ser tu solución para captar una clientela que en este momento puede que tengas  literalmente abandonada. Si no te sobran los clientes, ¿por qué no  invertir en esta línea de negocio? Una vez más, los grandes despachos lo tienen claro. Como ejemplo, este artículo en el que desde Garrigues se afirma que "No saber inglés hoy es como ser analfabeto y no conocer partes de la realidad". Pero el cliente de grandes despachos es un cliente muy concreto, ¿qué pasa con el resto?

Los nuevos cursos del Colegio comienzan en enero. Actualmente se está impartiendo el curso de inglés jurídico, que lleva ya 12 años celebrándose en nuestra sede. Además están los clubs de conversación gratuitos, como el Conversation Club que actualmente tiene lugar todos los martes en La Cosmopolita, organizado desde Educación Digital. La Cámara de Comercio ofrece formación en idiomas, múltiples academias te preparan para los exámenes de Cambridge, en el Colegio hay un grupo de preparación del ILEC International Legal English Certificate, de Cambridge), el chino es una opción creciente en Málaga, el árabe es otra posibilidad muy interesante... Lo importante es que hables contigo mismo y te digas: Yes, I can.

Si te gustó esta entrada, tal vez te interese leer:
-Aula de inglés jurídico (I): La profesión de abogado en Inglaterra
-Aula de inglés jurídico (II): El proceso civil
-Aula de inglés jurídico (III): El proceso penal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!