9 de julio de 2012

Mi primo Vinny: la formación de los abogados




Hoy recuperamos la segunda sesión del IV Ciclo Cine y Derecho, organizado por el Colegio de Abogados de Málaga y celebrado el pasado mes de mayo en el Cine Albéniz. La película elegida fue Mi primo Vinny (My cousin Vinny , Jonathan Lynn, 1992) y la presentación de la misma corrió a cargo de Luis Sánchez Parody, abogado y experto cinéfilo, como demostró a lo largo de su intervención. En la mesa estuvieron también presentes Francisco Jiménez-Villarejo, Fiscal Anticorrupción de la Audiencia de Málaga  y Francisco Zurita, director del comité organizador  del ciclo. 

La inclusión de Mi primo Vinny en este ciclo puede sorprender  ya que a priori se trata de lo que podríamos llamar “una típica comedia americana” (nortemericana) alejada de la imagen más seria de las clásicas películas del género judicial.  Las claves de su éxito en tanto que comedia recaen en la gran complicidad de la pareja protagonista: Joe Pesci y Marisa Tomei (esta última ganó- no sin polémica- el Óscar a la mejor actriz secundaria por su trabajo en la película)  y en el  excelente guión de  Dale Luner. Como curiosidad, en el reparto aparecen también Fred Gwynne (recordado por su papel de Herman Monster en la famosa serie La familia Monster) y el  antiguo ídolo adolescente Ralph Macchio (protagonista ,entre otras, de  Karate Kid).

A continuación expondremos  algunas de las razones que hacen de Mi primo Vinny no sólo una excelente comedia, sino una  amena y muy recomendable muestra de cine judicial . De hecho, esta cinta ocupa el tercer puesto en la lista de las mejores 25 películas del género judicial de todos los tiempos, elaborada por la American Bar Association. 

Para Sánchez Parody, llama la atención en primer lugar la vocación docente de la película: ofrece un acercamiento muy práctico al proceso y es una estupenda lección de práctica forense, por ejemplo en lo que se refiere a la preparación de un interrogatorio. En este sentido, Sánchez Parody  resaltó como, por lo general, al salir de la facultad  no hemos estado nunca en una sala (prácticamente como le ocurre al protagonista) por lo que no medimos los tiempos ni controlamos la puesta en escena, dos aspectos fundamentales en la labor del abogado. Jiménez-Villarejo añadía, por su parte, que  hay personas que tienen cualidades innatas para interrogar, pero esto no es lo habitual, por lo que debe potenciarse también la formación en estas habilidades. La regla de oro de la abogacía es ganarse  la confianza del cliente, otro aspecto de suma relevancia que queda expuesto a lo largo de la cinta.

En segundo lugar  nos detenemos en la prueba pericial. El desmontaje de la prueba pericial juega un papel de gran importancia en el argumento, lo que sirvió al ponente para reflexionar sobre este elemento al que en su opinión no se presta la atención suficiente. En los delitos económicos, por ejemplo, existe una gran dificultad para aprender y aún más para transmitir al Tribunal y a las partes las cuestiones que no son específicamente jurídicas. Por eso, Sánchez Parody afirmó que falta formación sobre estos aspectos del ejercicio de la abogacía. 

Un tercer elemento sería la ética: la  deontología profesional encarnada en la película por el Juez, que intenta establecer el origen profesional del peculiar abogado Vinny Gambini. Esta trama de la película nos instruye sobre la importancia de la existencia de los Colegios profesionales 
 
Más aspectos interesantes: el papel del Fiscal, aquí más bien reducido a una caricatura, al contrario de lo que ocurría en Fracture (película que fue objeto de análisis en una entrada anterior) y con muchos menos matices que el personaje del juez. Jiménez-Villarejo destacó además otros aspectos que aparecen en la película de una forma más secundaria: la crítica a la pena de muerte y a un sistema en el que los medios económicos determinan el acceso a una defensa efectiva (que se plasma en la figura ridiculizada del abogado de oficio) y que, como se ve en la película, puede suponer que  una persona se vea privada de asistencia legal en su toma de declaración inicial.

No podríamos seguir comentando sin desvelar el contenido de la trama, así que os animamos a ver esta película y a reflexionar sobre la importancia de una formación práctica y de calidad para los futuros abogados.

Imagen inicial: presentación de la película en el Cine Albéniz. Área de Comunicación del Colegio, coordinada por Jesús Periago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!