16 de julio de 2012

Crónica del I Congreso de Derecho Digital (II): Hacia la abogacía 2.0

Javier Ribas, el pasado 28 de junio en Barcelona
En esta segunda crónica del Congreso de Derecho Digital celebrado el pasado 29 de junio en el Colegio de Abogados de Barcelona nos vamos a centrar en la mesa titulada “Hacia la Abogacía 2.0”, en la que se intentó definir qué es el abogado 2.0, el abogado de la sociedad digital el abogado de la sociedad de internet.  En la presentación de la mesa, Jordi Ferrer recordó la importancia  para el abogado de tener una estrategia. La abogacía se ve como una profesión antigua, clásica, decimonónica; pero también ha de entrar en la era digital. Esta labor es la que intentan realizar en el Icab desde la sección de Derecho de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.
El primer ponente de esta mesa y a quien dedicamos esta entrada, fue Javier Ribas, abogado especialista en Derecho Digital, bloguero y sin duda un referente en la disciplina, a la que lleva dedicado 25 años. Una muestra del reconocimiento hacia el trabajo de Javier Ribas en este sector es el premio al mejor abogado en Derecho Digital en los I Premios Lawyer & Digital, organizados por la Sección de Derecho de la Información y la Comunicación del Icab en colaboración con Inkietos
Javier comenzó señalando tres líneas fundamentales para el abogado hoy en día: especialización, marketing y 2.0. Con 2.0 se refiere a la posibilidad de un despacho, sea grande o pequeño de posicionarse en internet. Un despacho pequeño tiene hoy las mismas oportunidades que uno grande. Ahí es donde reside la llamada fuerza de la prescripción en internet.  Estamos en una economía de la atención, una economía en la que lo más difícil de conseguir es un minuto de atención y se hace fundamental tener una red de prescriptores y  generar un contenido que tenga un efecto viral de alto interés para los clientes. Aquí Twitter juega un papel fundamental al posibilitar que tus seguidores retwitteen tus mensajes y ello multiplique las visitas a tu blog o tu web.
Javier nos habló también de la posibilidad de crear entornos colaborativos como las wikis, para trabajar conjuntamente, por ejemplo en la elaboración de contratos. Como referente de trabajo en colaboración está el caso de la redacción de la demanda contra el canon digital, para la cual se creó una wiki desde la cual la demanda tuvo 1900 descargas y 400 aportaciones.
Las redes sociales pueden ser explotadas de una forma profesional muy relevante.  Javier prefiere crear una comunidad propia que emplear Facebook para temas profesionales, pero admitió que cada uno tiene sus gustos y tiene que ver el retorno de la inversión del tiempo y el dinero  que dedica. En cambio abogó por Twitter por haberle demostrado una gran eficacia y ser un perfecto sustituto de las circulares clásicas. Siendo importante separar el grano de la paja, no puede negarse el efecto viral fundamental de esta red social.  En cuanto a Linkedin, señaló que es muy importante para networking y para selección de personal  y buscar aportaciones nuevas para tu equipo.  Youtube tendría un enfoque más de divulgación, de formación.  Y por supuesto nos habló de los blogs como un elemento muy importante de comunicación, siempre que haya continuidad. Hay un porcentaje muy alto de fracaso debido a la disciplina que requiere un blog.  Aquí cobra importancia conseguir la vanguardia de la información y la investigación para que los contenidos tengan atractivo y sin duda la falta de tiempo es un enemigo muy importante. Un secreto es dedicar una hora al día, escoger la franja horaria que mejor te venga y tener esa rutina de escribir en tu blog.
Terminó refiriéndose a las amenazas y oportunidades de especializase en de Derecho digital. Una amenaza serían las nuevas hornadas de abogados, ya nativos digitales, que incrementan el nivel de competencia dentro de este sector y que se atreven con demandas muy especializadas.  Antes los abogados generalistas te prescribían como especialista.  Ahora un abogado generalista que sepa de tecnología ya se atreve a llevar temas tecnológicos.  Y con la crisis te prescriben menos porque si puedes llevarlo tú ya no se lo das a un especialista. 
Habló también de la amenaza 2.0 y es que puede darse la situación de que tengas más competidores como seguidores que clientes y cada vez que publicas algo estás haciendo una labor de divulgación que a ellos también beneficia.
Habló de la oportunidad estratégica de la super especialización y de la oportunidad táctica de aliarse a consultores, auditores, expertos en seguridad y prescribirse mutuamente o trabajar conjuntamente.  Cree que el futuro de la especialidad pasa por un equipo multidisciplinar. Se refirió también a una oportunidad tecnológica: las nuevas tecnologías nos permiten apostar por el volumen, es decir, conseguir una mayor eficiencia en la explotación de tus recursos yofrecer tus servicios a múltiples clientes, más volumen y menos coste.
Terminó recordando algo fundamental para todo abogado: que la oportunidad que sigue teniendo más fuerza, más que la tecnología y cualquier efecto viral, sigue siendo la relación personal, el enlace con las personas, el desarrollar una inteligencia emocional  para conseguir que un cliente pueda estar contigo toda la vida. Este es el mérito que no va a conseguir sustituir ninguna tecnología.
Para completar esta entrada, os dejamos el enlace al vídeo de la intervención de Javier Ribas en el Congreso de Derecho Digital, en la página de Lawyer Press TV

Imagen inicial tomada de  http://www.expansion.com/2012/07/02/juridico/1341223373.html

Si te gustó esta entrada, quizás te interese leer:
-Crónica del I Congreso de Derecho Digital (I): ciberdelincuencia
-En los momentos difíciles: innovar o morir
-Redes sociales: la democratización del marketing
-Marketing jurídico ¿caro? prueba a no hacer nada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario. ¡Gracias por participar en la conversación!