28 de junio de 2012

¿Qué hago este verano con el inglés?



En las fechas en las que estamos es frecuente que nos empecemos a plantear si un viaje al extranjero podría ayudarnos a mejorar significativamente nuestro nivel de inglés. "¿Será esta la solución? Me voy un mes a Londres, a Brighton o a Dublín y vengo con la papeleta resuelta, además de vivir una seguramente estupenda experiencia. Me apunto a un curso intensivo de 15 días, bastante caro por cierto, y seguramente podré lograr lo que años de clases en España no han logrado". 
Pero aprender una lengua es un trabajo de fondo, una labor a realizar durante todo el año, no algo que se vaya a lograr en 15 días por muy lejos que te vayas. Viajar es un placer en primer lugar, y, para este fin , un complemento estupendo que puede ayudar, pero principalmente por la motivación que implica la experiencia de verse fuera y compartir unos días inolvidables con un grupo de estudiantes internacionales. Pero es eso: un complemento, una motivación para seguir adelante, una prueba de fuego para verse oobligado a hablar Constituye una  mejor inversión de tiempo y de dinero el tener una rutina de clases a lo largo del año. Un profesor particular es sin duda lo ideal, pero no se puede negar que es también más caro, y el elemento social de unas clases en grupo puede ser igualmente muy positivo. Gastarse el dinero de esas vacaciones en Londres en tus clases semanales durante el año es mucho más productivo y si además estudias, entonces verás realmente los resultados.

Así, durante el año tienes múltiples alternativas. Si quieres inglés jurídico, nuestro Colegio lleva años ofertando los cursos de Legal English en dos niveles (uno comienza en noviembre y el siguiente en febrero) . Puedes además buscar motivación extra asistiendo a un grupo de intercambio lingüístico, como los que organiza en Málaga Pachange, una iniciativa estupenda que consiste en  poner en contacto a personas de nacionalidad diversa para quedar cada dos semanas y hablar un rato en una lengua y otro rato en otra, produciéndose así el intercambio.
Otro plan interesante, si lo que quieres es mejorar tus dotes de hablar en público (algo esencial para nosotros los abogados/as), es hacerte miembro de Toastmasters Marbella (o del grupo que también hay en Málaga, más reciente pero muy activo), un club cuyo lema es "Give voice to your potential" (da voz a tu potencial) y que te ayudará a mejorar esta destreza de hacer presentaciones en público en inglés.

No se trata de disuadiros de salir fuera, sino de intentar concienciaros y motivaros a que mejoréis vuestro nivel de inglés de manera constante, pues de verdad que no hay fórmulas mágicas.  Algo realmente productivo  estar al día leyendo, viendo series, estudiando, durante el año.Y después,  ¿qué tal la idea de irte un mes a un país angloparlante a hacer un curso de fotografía, por ejemplo, en el que además tus compañeros no sean igualmente estudiantes de inglés con igual o peor nivel que tú, sino gente local? En muchos casos, el aprendizaje es algo que se produce mientras haces algo distinto, algo que te motiva. 

Entonces, ¿qué vas a hacer tú este verano? ¿y el resto del año?

25 de junio de 2012

Protección de datos: una obligación de todos



Pese a que la LOPD no es nueva, realmente no parece que en general nos lo estemos tomando muy en serio, y lo es, a tenor de las sanciones que se están imponiendo. El primer error es pensar que esta ley no va con nosotros. Y es que realmente la LOPD no ha empezado a sonar hasta que la Agencia Española de Protección de Datos ha empezado a imponer sanciones. La Agencia, que al parecer empezó con unas 8 personas en Madrid, ahora tiene 800 personas por toda España y se mantiene de las propias sanciones que impone.  Esto está dando lugar a una proliferación de cursos respecto de la LOPD, a cada vez más negocios adaptándose a los requisitos de la ley y en definitiva a una preocupación y una concienciación creciente por las consecuencias de no cumplirla. Por cierto, la AEPD no avisa. Últimamente se están registrando casos de empresas que te mandan una carta haciéndose pasar por la AEPD (logotipo de la Agencia incluido) anunciando inspección y posteriormente te llaman identificándose como empresa especializada que ofrece los servicios de adaptar tu negocio a la ley.  Es importante estar advertidos de este tipo de prácticas y avisar igualmente a las empresas que tengamos como clientes para que no caigan en la trampa.
Dato es toda información que una empresa u organismo tiene de las personas físicas que permiten su identificación. Por decirlo de forma sencilla: es cualquier información que nos lleve a esa persona física. Esto incluye también las fotos, por ejemplo las que podamos en nuestra página profesional en Facebook:  la imagen está incluida en el ámbito de protección si permite identificar a la persona. Las empresas antes eran reacias a dar esos datos porque entendían que eran suyos y no es así, los datos son de las personas. La LOPD regula claramente el derecho del afectado de estar informado de la recogida, almacenamiento, tratamiento, uso de datos personales y cesión de los datos, pudiendo el afectado oponerse. En definitiva: si tengo un conjunto organizado de datos (fichero) la ley me obliga a hacer algo con ello. Todo esto se aplica tanto a datos en soporte informático como en formato papel. Los requisitos a cumplir dependen del nivel de sensibilidad del dato.  Es lógico: no se le puede exigir lo mismo a un electricista que a otras empresas que tratan datos más sensibles. A mayor sensibilidad del dato, mayor nivel de seguridad. Identificado el nivel de seguridad, tenemos que tomar una serie de medidas. En ningún caso se trata exclusivamente de comunicar a la Agencia la existencia del fichero.  Por mencionar sólo algunas de las obligaciones del nivel básico, podemos destacar la obligación de realizar copias de seguridad de nuestros ficheros automatizados mínimo semanalmente, la obligación de hacer un inventario de soportes o la necesaria periodicidad en el cambio de contraseñas.
Entre los incumplimientos habituales de la LOPD, podemos reseñar, por habituales, los siguientes:
-          Envío de emails a destinatarios múltiples sin copia oculta: cuando remitimos un email a varios destinatarios, la precaución es sencilla: empelar la copia oculta o CCO, pues de lo contrario se puede entender como una cesión de datos sin la autorización del afectado.
-        Envío de emails con fines comerciales sin consentimiento del afectado: es importante superar la tentación de publicitarnos por esta vía. El email marketing es sin duda una herramienta que podremos emplear para darnos difusión pero tendremos que cumplir con la normativa vigente (la LSSI) de cara a no incurrir en infracciones administrativas serias.
-         Desechar documentación en la vía pública: es decir, tirar datos a la papelera. Esto debe hacerse tomando las precauciones necesarias que impidan el acceso o recuperación posterior de esos datos. Lo mejor, la máquina destructora de papel.
Ponernos al día con la LOPD es cosa de todos, no esperemos a ser sancionados para cumplir con la norma.

Imagen inicial tomadada del Blog Lawoutlaw

21 de junio de 2012

División material de la vivienda domicilio conyugal


Autor: Juan José Reyes Gallur, abogado
Sección de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Málaga

Una vez más el Tribunal Supremo viene a sorprendernos en materia de Familia, abordando la posibilidad de división material  del domicilio conyugal para ser utilizado por ambos progenitores, algo que hasta ahora era una cuestión muy controvertida.

La reciente sentencia de fecha 30 de abril de este año dos mil doce, casando una sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Málaga, sección sexta, viene a establecer la posibilidad de dicha división material, pero siempre y cuando se den los siguientes requisitos: que sea posible la división desde el punto de vista material:
  • a) que las unidades resultantes tengan condiciones de habitabilidad, 
  • b) que no exista conflictividad entre los cónyuges y
  •  c) que ello beneficie el interés del menor.
Aborda la sentencia las diferentes  resoluciones que en esta materia se han dictado y admitiendo que el cauce del proceso de familia no es el adecuado para la división material del inmueble, sí que admite la división material que no jurídica del mismo, o lo que denomina como " una redistribución de espacios en el inmueble que no altera su régimen, pero permite obtener una funcionalidad adecuada para satisfacer los intereses presentes en este caso, ya que al ser posible esta nueva distribución",
Resultando además de destacar que con esta fórmula, y en este caso especial, " se protege el interés de los hijos menores y el del propio marido, ya que no puede privarse del uso y disfrute de la propiedad a quien es su titular, sin vulnerar sus derechos reconocidos tanto en el art. 33 CE, que reconoce el derecho de propiedad privada a nivel constitucional, como en el art. 47 CE, que consagra el derecho de los españoles a disfrutar de una vivienda digna y adecuada."
Desde esa doble protección,  se formula la siguiente doctrina jurisprudencial: "cabe la división material de un inmueble en el procedimiento matrimonial, cuando ello sea lo más adecuado para el cumplimiento del art. 96 CC EDL 1889/1 , es decir, la protección del interés del menor y siempre que la división es posible y útil por reunir las viviendas resultantes las condiciones de habitabilidad."
Pero además es interesante esta sentencia desde el punto de vista del interés casacional, cuando recuerda que " el Acuerdo de la Sala 1ª, de 30 diciembre 2011, sobre criterios de admisión de los recursos de casación y los recursos extraordinarios por infracción procesal, donde se dice que “cuando a criterio de la Sala 1ª del TS, la parte recurrente justifique debidamente la necesidad de modificar la jurisprudencia en relación al problema jurídico planteado porque haya evolucionado la realidad social o la común opinión de la comunidad jurídica sobre una determinada materia” podrá admitirse un recurso de casación en la modalidad del interés casacional.", vía que sin duda nos abre el acceso en el derecho de familia al Tribunal Supremo.

Imagen inicial tomada de http: idealista.com

18 de junio de 2012

Productividad vs multitarea






¿Consultas tu móvil mientras caminas por la calle? ¿Contestas un email mientras hablas por teléfono en tu despacho? ¿Olvidas con frecuencia las conversaciones mantenidas con clientes, amigos o familiares? En definitiva, ¿realizas o intentas realizar permanentemente varias cosas a la vez de forma continuada?
La tan meritada multitarea que se ha instalado con fuerza en nuestras vidas y a la que nos hemos entregado sin rechistar, es un gran obstáculo para la productividad real y para disfrutar de nuestro trabajo. No poner nuestra atención plena en aquello que estemos realizando en cada momento no puede traer buenas consecuencias en cuanto a la calidad del trabajo que estemos realizando o de las relaciones (profesionales o personales) que estemos entablando. Hemos aceptado la idea de cuanto más mejor y posiblemente muchos acusen desde hace tiempo síntomas y hayan experimentado consecuencias poco agradebles de esta nueva forma de funcionar: irascibilidad, olvido de un plazo para presentar un escrito, dependencia del teléfono móvil o pensar constantemente en lo siguiente que tengo que hacer cuando termine esto que estoy haciendo ahora mismo.
Esperar no está de moda, ahora todo nuestro tiempo tiene que ser productivo. Y el smartphone es nuestro tamagochi insaciable: ¿Que hay cola en la frutería? No pasa nada, consulto mis mails. ¿Que tengo que esperar a alguien? Ningún problema, consulto Facebook en mi móvil. Me despierto por la mañana y lo primero que hago es ver cuántos mails tengo y consultar Twitter... 
No es de extrañar que desde hace ya unos años una pequeña minoría en el mundo haya empezado a rebelarse contra la cultura de la prisa, por medio del movimiento Slow. En el libro "Elogio de la lentitud", el periodista canadiense Carl Honoré hace un repaso de los distintos ámbitos de nuestra vida en los que el culto a la velocidad está haciendo mella, y realmente son todos. El libro, lejos de ser un manual de autoayuda, es una lectura muy recomendable como llamada de atención y punto de partida para empezar a plantearse bajar el ritmo.
La realidad es que la multitarea es la forma menos productiva de trabajar, hace que disminuya la calidad de nuestro trabajo, no hay concentración real en lo que hacemos y afecta inevitablemente a nuestro estado de ánimo y a nuestras capacidades intelectuales. Como siempre se ha dicho: quien mucho abarca poco aprieta.
Algunas pautas para dejar de ser multitarea:
  1. Vuelve a ser monotarea: tan sencillo y evidente como práctico y necesario. Concédete permiso para realizar sólo lo que estés haciendo en cada momento y piensa que es lo único que tienes que hacer en todo el día. Si te mandan un whatsapp mientras estás enfrascado en una tarea, espera a terminarla para enzarzarte en una conversación diferente.
  2. Prioriza varias veces al día: no todo tiene que ser realizado ya. Seguro que si lo haces mañana o pasado, no habrá diferencia. No tienes que contestar todos los mails recibidos hoy de forma inmediata; hay que volver a educarnos en respetar los tiempos de respuesta pues son muchos los mails que todos recibimos a diario.
  3. Limita tu acceso al correo electrónico: no chequees tu móvil cada 5 minutos. Puedes reservar momentos concretos para el correo. Hay personas que no lo consultan en días; no es esa la sugerencia, pero consultarlo compulsivamente tampoco.
  4. Concédete tiempos para pensar: para tí, en definitiva, para conectar contigo mismo y reflexionar sobre tu vida. Los tiempos de silencio son fundamentales. 
  5. Recupera el placer de esperar: si estás en la frutería, escucha a la gente, aprende de lo que ves.
  6. Recupera el placer de no hacer nada.
  7. Respeta tus horarios: como abogado, es difícil marcharse del despacho y vencer la tentación de seguir adelantando trabajo para mañana. Pero mañana haremos lo mismo con el día siguiente y el siguiente con el próximo. 
La realidad es que prácticamente no hay nada tan importante que no pueda hacerse mañana (con la excepción de un plazo que nos venza inminentemente) y que siempre tendremos tareas pendientes en la lista. Como dice un refrán inglés: hoy es el mañana por el que nos preocupábamos ayer.  Apuesta por la calidad frente a la cantidad, vuelve a ser monotarea, ¿te atreves?

 Imagen inicial tomada de: http://spiritwomen.blogspot.com.es

14 de junio de 2012

La pensión compensatoria y la liquidación del régimen económico matrimonial.


Autor: Juan José Reyes Gallur, abogado
Sección de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Málaga

La reciente Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 24 de noviembre de 2011, siendo ponente Dª Encarnación Roca, analiza la naturaleza de la pensión compensatoria, la razón del desequilibrio y la liquidación de la sociedad de gananciales  llega  a la conclusión de que la liquidación de gananciales puede suponer una alteración del artículo 100 y por consiguiente afectar a la pensión compensatoria.


La citada sentencia realiza una interpretación de las sentencias del Tribunal Supremo en esta materia, citando la de fecha 3 de octubre de 2008, de la que  nos indica  que en esta sentencia, la referencia a la liquidación es un “énfasis añadido. De donde hay que concluir que la doctrina de dicha sentencia no se funda en la simple atribución de los bienes gananciales como consecuencia de la liquidación de la sociedad, sino que el desequilibrio se producía por otras causas, expuestas en el argumento de la sentencia, causas que no desaparecían con la adjudicación.”

Continúa la sentencia afirmando que:
                        “La segunda sentencia citada como infringida es la 162/2009, de 10 marzo. Señala que se ha acreditado totalmente la existencia de desequilibrio y que “ni la adopción de este régimen resulta incompatible con el derecho a pensión, ni la disolución y liquidación del régimen legal de gananciales que venía rigiendo es incompatible con la generación del desequilibrio, en tanto siguió subsistiendo el matrimonio y la convivencia, y la esposa no recibió más que la mitad de lo que legalmente le correspondía, pero no la compensación por el desequilibrio que le produjo la ruptura y que, más allá de que le correspondieran bienes en igual valor que los de su marido, viene determinado por el hecho de haber dedicado 29 años de su vida a la familia y a subvenir con su dedicación a los éxitos económicos y empresariales de su esposo, y por el hecho de que, al separarse, su falta de experiencia y formación profesional, junto a su edad, la sitúan en desventaja frente al marido, al no tener la esposa otro patrimonio que el recibido, pero con dificultad de administrarlo adecuadamente o de incrementarlo con su trabajo, como ha quedado dicho”.
                               Es decir, no pueden admitirse como vulneradas unas sentencias que fundan el mantenimiento del derecho a la pensión en la existencia de desequilibrio a pesar de la liquidación de la sociedad de gananciales.
                               En cambio, la recurrente no cita, pudiendo hacerlo dada la coincidencia temporal, la sentencia de este Tribunal, número 864/2010, de 19 enero, del Pleno de esta Sala y posterior a las citadas como infringidas, en la que se declara la siguiente doctrina jurisprudencial “para determinar la existencia de desequilibrio económico generador de la pensión compensatoria debe tenerse en cuenta básicamente y entre otros parámetros, la dedicación a la familia y la colaboración con las actividades del otro cónyuge, el régimen de bienes a que ha estado sujeto el patrimonio de los cónyuges en tanto que va a compensar determinados desequilibrios (énfasis añadido) y su situación anterior al matrimonio”.
                               En consecuencia de lo anterior y debiendo aplicar la Sala la doctrina actual que ha sido dictada para unificar doctrina contradictoria de las Audiencias Provinciales, en virtud de lo dispuesto en el art. 477.2,3 LEC EDL 2000/77463, debe declararse que la posterior adjudicación a Dª María Rosario de bienes gananciales en exclusiva por un valor superior a los 4 millones de euros determina la concurrencia de una alteración sustancial en su fortuna, porque a partir del momento de la adjudicación ostenta la titularidad exclusiva de los bienes adjudicados, lo que le va a permitir una gestión independiente. Por ello es también adecuado que se acuerde una pensión temporal, tal como ha efectuado la sentencia recurrida.

Como vemos esta sentencia viene a unificar doctrina y establecer que es preciso determinar primero cuáles fueron los argumentos en los que se fundó el juzgador para conceder y establecer la pensión compensatoria (“la dedicación a la familia y la colaboración con las actividades del otro cónyuge”) , y una vez analizados éstos, determinar si “el régimen de bienes a que ha estado sujeto el patrimonio de los cónyuges en tanto que va a compensar determinados desequilibrios (énfasis añadido) y su situación anterior al matrimonio”  realmente es una alteración de las circunstancias, y en consecuencia, limitar temporalmente o incluso suprimir la pensión compensatoria establecida.

 Realmente el cauce que deja esta sentencia es estrecho, aunque  hace referencia tanto a gananciales como a cualquier otro régimen de bienes en común, pero seguro que los abogados de familia podremos hacer uso de ella tanto para defender la alteración como para argumentar que la misma no existe, pues como sabemos en el derecho, dos más dos no tienen por qué ser cuatro.       

Imagen tomada de
http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Poder_Judicial/Tribunal_Supremo

11 de junio de 2012

La protección de los deudores hipotecarios sin recursos


Autor:  Alfredo Martínez Muriel, abogado
Sección de Derecho de Consumo del Colegio de Abogados de Málaga y delegado de AUSBANC en Málaga

El pasado 11 de marzo entró en vigor el Real Decreto Ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos.
Como su propia exposición de motivos recoge, la dramática situación en la que se encuentran miles de familias en paro que no pueden atender sus préstamos hipotecarios, les está llevando a perder su casa (dejando en papel mojado el artículo 47 de la CE que consagra el derecho a una vivienda digna), y a seguir debiendo al banco importantes cantidades de dinero debido a la depreciación de la vivienda.
Dicho Real Decreto permite que ciertos deudores puedan finalmente quedar liberados de sus préstamos hipotecarios mediante la ya famosa dación en pago.
Ahora bien, teniendo en consideración el excesivamente restrictivo ámbito subjetivo y objetivo de aplicación, es obvio que tan solo va a resolver el problema de una mínima parte de los deudores hipotecarios con serios problemas económicos.
Ámbito Subjetivo de aplicación:
Respecto del deudor hipotecario: se aplica a los contratos de préstamos hipotecarios cuyos titulares se encuentren en situación del umbral de exclusión. Lo que ocurrirá siempre y cuando concurran todas estas circunstancias:
  1. Que todos los miembros de la unidad familiar (deudor, cónyuge o pareja de hecho y los hijos que residan en la vivienda) estén en paro y no cobren pensiones, prestación por desempleo, etc.
  2. Que la cuota hipotecaria resulte superior al 60 % de los ingresos netos de la unidad familiar. Requisito este último difícil de entender pues partimos de la inexistencia de ingresos.
  3. Que la unidad familiar carezca de otros bienes o derechos patrimoniales suficientes con los que hacer frente a la deuda.
  4. Que el préstamo recaiga sobre la vivienda habitual del deudor.
* en caso de existir avalistas, en los garantes deben concurrir estas circunstancias.
Respecto de la entidad financiera acreedora: actualmente y durante al menos dos años se aplicará a todas las entidades financieras (pues todas ellas se han adherido).
Una vez acreditadas tales circunstancias ante la entidad financiera, se produce como efecto inmediato una moderación de los intereses moratorios quedando estos reducidos al interés remuneratorio más 2,5 %.
Ámbito objetivo de aplicación.
Se aplicará a los préstamos hipotecarios referidos a viviendas cuyo precio de compra ascienda como máximo a:
  • 200.000 €, en caso de municipios de más de 1.000.000 de habitantes.
  • 180.000 €, en caso de municipios de entre 500.001 y 1.000.000 de habitantes (caso de Málaga).
  • 150.000 €, en caso de municipios de entre 100.001 y 500.000 habitantes (caso de Marbella).
  • 120.000 €, en caso de municipios de hasta 100.000 habitantes.
Medidas previstas en el Real Decreto (recogidas en el código de buenas prácticas).
Medidas previas a la ejecución hipotecaria. Reestructuración de deudas hipotecaria.
Siempre y cuando el deudor no se encuentre en un proceso de ejecución en el que se haya anunciado subasta, la entidad está obligada a ofrecer las siguientes medidas conjuntas:
  • Concesión de carencia  de 4 años.
  • Ampliación del plazo de amortización hasta un máximo de 40 años a contar desde la concesión del préstamo.
  • Reducción del tipo de interés aplicable a Euribor + 0,25 %
Si pese a ello, la operación es inviable (definiéndose ésta como aquella en la que la cuota hipotecaria, tras la aplicación conjunta de las referidas medidas, no supere el 60 % de los ingresos que perciban la unidad familiar) o el deudor se encuentra en proceso de ejecución en el que se haya señalado fecha para subasta, la entidad financiera podrá ofrecer (voluntariamente) una quita .
Dación en pago de la vivienda.
Si no resulta viable la operación con la restructuración y la posible quita, las entidades financieras están obligadas a admitir la dación en pago siempre y cuando hayan trascurrido 12 meses desde la solicitud de reestructuración y el deudor no se encuentre en procedimiento de ejecución en el que se haya señalado subasta, ni la vivienda esté gravada con cargas posteriores.

7 de junio de 2012

La venia


La venia como regla de consideración entre letrados-compañeros es algo tan sencillo (aunque reconozco, que a veces, puede resultar extremadamente tedioso), como  la comunicación a un compañero solicitando la Venia para actuar en un asunto encomendado por el cliente. Sin embargo se ha convertido en tónica general, el no solicitarla y así, el letrado nuevo o el sustituto actúa sin el consentimiento ni conocimiento del sustituido.

Esa forma algo irregular está sancionada según el artículo 26 como pena grave con la suspensión del ejercicio profesional por un plazo no superior a tres meses.
 
El nuevo abogado debe dejar constancia por escrito y constando la recepción de la comunicación e igualmente sería falta de consideración no contestar al compañero, aunque si no se contesta se entiende concedida, pues sabemos sobradamente que la no concesión no impide al letrado sucesor personarse y actuar en nombre de su cliente.

Ocurre que dicha solicitud se pierde entre la multitud de papeles que inundan la mesa, porque en pocos casos se contesta, o en esa carpeta de nuestro servidor de Correos que no abrimos y no leemos y si lo hacemos no la contestamos.

Solo por deferencia y consideración, tal y como dicen el Estatuto y el Código Deontológico, no deberíamos perder de vista, en ningún momento, que ante todo, el respeto entre compañeros debe primar, y no obviar esas comunicaciones que no son baladí.Pues bien Compañeros, es solo un minuto solicitarla, incluso añadir al texto la coletilla de  “que haremos lo posible en caso de haber honorarios pendientes con el letrado anterior para que estos sean abonados”, o sea colaborar diligentemente en la gestión de pagos....

Incluso facilitar la documentación que conservemos del cliente y que pudiera ser de interés para el cliente. En definitiva, hablamos de un minuto de ida y otro de vuelta, nos lo merecemos por no ser compañeros fantasmas y así entre otras cosas no perder de vista ese respeto y/o consideración que tiene que existir entre Letrados.

Otro minuto más para aquellos que lo quieran dedicar a leer los arts. 26 y 85 del Estatuto General de la Abogacía y el art. 9 del Código Deontológico, por ser de interés generalizado para todos los letrados.

4 de junio de 2012

Redes sociales: la democratización del marketing


El pasado 23 de mayo, tuvimos la ocasión de asistir a una nueva jornada organizada por la sección de Gestión de Despachos de nuestro Colegio. En esta ocasión se trataba del Taller: Cómo sacar partido de las redes sociales e internet y adelántate a tu competencia a cargo de Elisabete Amate de En la trastienda.


La ponente intentó trasladar al numeroso público asistente la importancia y las ventajas de utilizar el social media marketing, esto es, de estar presentes profesionalmente en las redes sociales.  De manera introductoria, nos hablaba de cómo han cambiado las reglas del juego y de la reinvención del boca a boca pues con un solo clic tenemos acceso a leer las opiniones de otros sobre un producto o servicio.
Una de las ventajas esenciales que nos proporciona el marketing de redes sociales es la posibilidad de medir realmente el retorno de la inversión que realicemos. Con herramientas de muy bajo coste podemos saber de forma precisa si nuestra inversión se está transformando en negocio. Hoy en día invertir sin medir ya no tiene sentido, tenemos que saber si estamos invirtiendo donde realmente interesa.  Las redes permiten pasar  de la suposición al concepto de analítica real.

Las redes sociales han conseguido democratizar el marketing ya que los costes de marketing han bajado drásticamente gracias a las nuevas tecnologías aprovechando la web 2.0 y la creatividad. Como pequeño o mediano despacho podemos hacer exactamente lo mismo que las grandes firmas en estos canales.

Además, nos señalaba, este tipo de marketing goza de una mayor credibilidad frente al marketing clásico: ya no se trata de mandar mensajes intrusivos y machacones. Se trata de hablar con tus clientes de una manera más cercana, más 2.0. Tendremos una mejor imagen de marca (branding) ya que nuestros servicios no serán intrusivos, ni molestarán a nuestro público.

Otra gran ventaja es la optimización de la comunicación con nuestro público: les escuchamos, conversamos con ellos, vemos lo que necesitan o quieren para empaquetarlo en un producto o servicio. Nos permite fidelizar a nuestros clientes.

Indudablemente tenemos que añadir la posibilidad de generar nuevos contactos profesionales y llegar a los potenciales clientes. Las redes sociales nos aseguran una repercusión: tener presencia va a reforzar nuestra marca, posicionándonos como mínimo en buscadores.
Nos garantiza una imagen moderna y de innovación, que puede traducirse en oportunidades de negocio.  En definitiva: tenemos que estar donde están nuestros clientes, adaptando el mensaje al canal.

Elisabete continuó su charla indicándonos errores comunes que hay que evitar. Nos señaló que esto no es algo sólo para frikis y para jóvenes enganchados a las nuevas tecnologías; de hecho la gama de edad es impresionante (llega a los 65 y el fuerte está en los 45) Pero por mucho que sea gratis, hay que tener cuidado. No hay que estar en todas las redes: estudiemos nuestro sector, nuestros clientes y veamos dónde interesa estar presentes. En definitiva, la gestión implica tiempo. Insistió en la importancia de tener una estrategia y preguntarse: ¿por qué y para qué estoy haciendo esto?
Por otro lado nos advirtió de la importancia de ser uno mismo: no hay que hablar como si fuésemos otros. Las redes sociales requieren de cercanía y de un toque más informal (sin dejar de ser profesional)
No hay que tener miedo al diálogo. Si el dialogo no lo inicias tú, lo van a hacer igualmente tus clientes. Ese miedo clásico a tener una página en Facebook “¿y si empiezan a hablar mal de mi marca?” Lo van a hacer estés o no estés. Por lo menos si estás sabes lo que están diciendo de ti y puedes reaccionar. Demostrarás así que te interesas por su opinión y aportarás más valor a la relación. Ya no tienes que gastarte el dinero en encuestas para ver qué opinan sobre ti. Hoy podemos aprovechar esos datos a nuestro favor, transformarlo en oportunidades. Nos recordó la importancia de una queja bien gestionada.
En conclusión, internet no es la gallina de los huevos de oro pero es importante ser visibles: hay casos de éxito, hay que estar ahí, pero no va a ser la panacea. Hace falta creatividad, saber qué decir y tener algo que decir. Hay que tener una estrategia y establecer objetivos realistas. El elevado número de asistentes dio buena cuenta del interés del mundo de la abogacía por estos nuevos canales, si bien, ante la pregunta de la ponente "¿quién está presente ya en estas redes?", nadie levantó la mano. Estar, hay que estar, pues ahí se encuentran ya tus clientes, en tu mano está adelantarte a tu competencia.